El Ubrique FS no pudo ayer revalidar el título de campeón de la Copa Nacional de Clubes ANFS y terminó perdiendo por 7 – 4 en lo que fue una reedición de la final del pasado año ante los roteños del Gym Scorpion. Una vez más, el partido en el que se decidió el título dejó un choque entre dos equipos muy igualados en fuerza y clase, pero en esta ocasión el equipo de Rota fue capaz de aguantar las arremetidas ubriqueñas y sentenciar la final en los últimos minutos.

El partido se le puso de cara muy pronto al Gym Scorpion, que a los 20 segundos consiguió adelantarse en el marcador y poco después se puso con un 2 – 0. Sin embargo, los ubriqueños consiguieron darle la vuelta al marcador antes del descanso e irse a vestuarios con un 2 – 3. En el segundo acto, el Ubrique FS gozó de alguna ocasión para aumentar su renta, pero fueron los roteños los que lograron el empate en una contra tras una gran ocasión de Montero que rechazó el guardameta roteño con fortuna. El gol espoleó al Gym Scorpion que consiguió dos tantos más para adelantarse otra vez en el luminoso (5 – 3), mientras que el Ubrique FS buscó a la desesperada igualar el marcador, logrando el 5 – 4 y teniendo muy cerca el empate en un mano a mano de Montero. En la siguiente jugada el Gym Scorpion no perdonó y se puso con un 6 – 4 a tres minutos del final. A pesar de todo, el Ubrique FS no cejó en su empeño de pelear por la final, aunque ya solo dio tiempo a que el Gym Scorpion lograra el 7 – 4 definitivo de doble penalti.

El fútbol sala ubriqueño volvió a brillar en esta Copa Nacional de Clubes ANFS que se disputó durante todo el fin de semana en Valladolid. El Ubrique FS terminó la primera fase como campeón del grupo B, tras conseguir la victoria en los 4 partidos que disputó. Rompió el hielo ante el equipo local de El Colmadito, al que superó por un cómodo 0 – 4, para posteriormente ganar por idéntico marcador al CD Horche FS de Guadalajara. En los partidos de la tarde del sábado se impuso al Renedo Cundo por 5 – 3 y a los vitorianos del Yoango FS por 2 – 4, de manera que logró el pase directo a la semifinal sin tener que esperar a los resultados d ella quinta jornada de grupos. En semifinales los serranos se vieron las caras con el Área de Tamajón de Guadalajara, un equipo al que ya se enfrentó el año pasado y al que en esta ocasión logró vencer por 3 – 2 gracias a un gol a 13 segundos del final, lo que nos da una idea de lo igualado que estuvo el encuentro.

Sobre este torneo hemos podido hablar hoy con Salva Villalba, componente de la expedición ubriqueña que se ha mostrado muy satisfecho con el rendimiento del equipo durante el fin de semana, en el que han vuelto a demostrar el potencial que hay en el fútbol sala ubriqueño. El entrenador ubriqueño ha afirmado que su equipo tuvo sus opciones de llevarse la copa en este torneo, compitiendo con un equipo en el que los jugadores apenas ha podido jugar juntos antes de esta cita y contra conjuntos que han contado con jugadores que juegan en categorías nacionales o equipos que compiten durante todo el año.