Con la idea de alcanzar los niveles de participación y popularidad que tenía no hace mucho ha vuelto a rodar el balón en lo que al fútbol sala ubriqueño se refiere. Tras más de un año y medio de parón por la pandemia, la competición volvía hace unas semanas con un trofeo de pretemporada que sirviera como preparación para los 21 equipos que arrancarán la temporada 2021-22, diez en División de Honor y once en Primera División.

En este primer torneo, Morgan’s Estudiantes y Morgan’s Marca 91 se han mostrado como los más fuertes, alcanzando la gran final que se disputará mañana sábado, 27 de noviembre, a partir de las 12:30 horas en el Pabellón Polideportivo Municipal. No lo han tenido fácil a tenor de la igualdad y competitividad con la que se ha disputado estos primeros partidos, tal y como nos ha relatado el presidente del CLFSU, Daniel Villanueva. Un trofeo en el que, como siempre, ha habido gratas sorpresas como la del Construcciones y Reformas GyG, equipo de nueva creación a partir de jugadores que salieron del Marca 91 y que ha llegado hasta semifinales apeando a un clásico en cuartos como el Revolución. Daniel Villanueva también ha destacado el ímpetu y la ilusión de equipos como el Apps Pymes.

Sobre los finalistas, Villanueva ha subrayado que se trata de un clásico del fútbol sala ubriqueño y que sobre la cancha siempre suele haber esa nostalgia cuando se miden entre ellos, más aún en un gran partido como este. Pese a que llegaran a los últimos 30 segundos de la semifinal perdiendo 2-1 frente al KDK, Estudiantes se presenta como favorito tras reforzarse con tres jugadores de Arcos con experiencia en categorías provinciales. No obstante, no lo tendrá fácil ante un Marca 91 que se ha mostrado sólido hasta semifinales, eliminatoria que resolvió por 7-0 ante el mencionado Construcciones y Reformas GyG. Para esta primera gran cita de la temporada post pandemia, el comité ha preparado una serie de sorteos con los que pretenden atraer a más público para que se viva una fiesta en torno al fútbol sala ubriqueño.

Al margen de ello, Daniel Villanueva ha explicado que, pese a que en asamblea se decidió que no se jugaría en puentes, de cara al inicio de temporada ha anunciado que someterá a votación el hecho de que la liga arranque la próxima semana, algo que sucederá si la mayoría de equipos así lo estima. Para esta competición liguera el comité dispone de 6 árbitros y 7 auxiliares de mesa por lo que consideran cubierta esa necesidad ya que cada fin de semana se disputarán un total de 10 partidos entre ambas divisiones. Daniel Villanueva ha anunciado igualmente que se han dispuesto dos ascensos de Primera División a División de Honor y dos descensos en el sentido opuesto y se creará un playoff final a modo de Copa de Campeones en División de Honor para compensar las jornadas de más que se juega en Primera, sin que ello afecte al campeón de liga.