Por tercer año consecutivo, el Deportivo Ubriqueño infantil afronta una nueva temporada con mucha ilusión, a pesar de la situación atípica que se está viviendo en todas las facetas de la sociedad, incluida la deportiva. El equipo que este año dirige José Antonio García viene trabajando desde el pasado mes de septiembre, “pero con unos entrenamientos muy desiguales. A lo mejor, una semana entrenamos un día nada más, ninguno o incluso los tres”. Para García, está siendo “una temporada muy atípica que vamos capoteando conforme van viniendo los problemas, las nuevas normas que nos ponen la Junta de Andalucía y la Federación. Nos vamos adaptando con mucho trabajo y paciencia”.

El Deportivo Ubriqueño cuenta esta temporada con una plantilla de 19 jugadores, de los que tan solo tres permanecen con respecto al pasado curso. El resto proviene de la Escuela de Fútbol y ésta será su primera experiencia en el fútbol federado. En opinión de su entrenador, aunque “les falta ese ritmo de la competición federada”, se trata de “un equipo comprometido”, con unos jugadores “muy disciplinados, que atienden muy bien y hacen los ejercicios”.

José Antonio García ha señalado que, en estos meses en los que han estado trabajando sin que se supiera a ciencia cierta cuándo iba a empezar la liga, han intentado que “los entrenamientos sean divertidos y a la vez que tengan un aprendizaje bueno”. “Intentamos que ahora mismo los entrenamientos sean más con balón para que se motiven un poco más, además de realizar juegos para que tengan ganas de ir al día siguiente a entrenar, sin quitar la disciplina que tiene que tener un entrenamiento”, ha añadido.

El técnico del Deportivo Ubriqueño ha afirmado que va a intentar “mantener el nivel que puso Luis Miguel” la pasada temporada, para lo que considera que tiene un buen equipo. En esta línea ha manifestado: “Me gustaría que mi equipo jugara sabiendo que tienen un balón en los pies, que tocara el balón. Mi idea es intentar adaptar el fútbol 7 que ellos traen al fútbol 11, hacer una reestructuración para que no jueguen tan cerraditos”. José Antonio García se sentiría satisfecho “haciendo una campaña en la que los jugadores se diviertan y lo pasen bien. La posición me daría exactamente igual, aunque siempre nos gusta ganar, pero sobre todo que se lo pasen bien y se ilusionen con el fútbol y el deporte”.

Sobre el inicio de la competición, programado ahora para el 16 de enero, García se ha mostrado optimista y espera que, al ser los grupos tan cortos, la liga se pueda disputar a dos vueltas. A ese respecto, ha anunciado que “vengo siendo optimista desde agosto” y que “lo tengo todo preparado para empezar”.