El corredor ubriqueño Eduardo Gómez consiguió el pasado domingo pulverizar su marca personal en la XXVIII Media Maratón de Sevilla con un tiempo de 1h07’36’’, mejorando en casi dos minutos el registro que en junio de 2022 estableció en 1h09’20’’ en el Campeonato de España de Media Maratón de Paterna. De esta manera, Eduardo Gómez se mantiene como el ubriqueño más rápido en la prueba de media maratón, ya que las dos anteriores marcas (1h09’20 y 1h09’50’’) también fueron establecidas por él.

El vencedor de la carrera fue Andework Walelegn con un tiempo de 1h00’28’’, seguido de Obqe Kibrom Ruesom (1h01’01’) y Benjamín Choquert (1h02’20’’). Además de Edaurdo Gómez, otros ubriqueños que estuvieron en Sevilla fueron Juan María Ordóñez (1h12’45’’), Isaac Cañamaque (1h16’00’’), Francisco Javier Lobato (1h23’35’’), Dorian Ramírez (1h38’43’’), Elena Fernández (1h44’30’’), Natalia Denisse Cabezas (1h47’22’’) o Helena Corrales (1h56’45’’).

Eduardo Gómez nos ha hablado sobre sus sensaciones en la media hispalense, en la que tenía depositada muchas esperanzas para volver a hacer plusmarca personal. El ubriqueño nos ha contado que “tras ver que había corrido en Paterna en 1h09’20’’, en un circuito que no era para conseguir buena marca porque era durillo, quería ser ambicioso con la marca a conseguir en Sevilla y quería moverme entre 1h08’”. Así, el martes anterior a la prueba llevó a cabo un test en el que “me encontré con muy buenas sensaciones y pude mover los ritmos a los que me quería mover. Ese entrenamiento me aportó la confianza que eché de menos cuando empezaba la preparación de la media”. Gómez se planteó que “tenía que correr a 3’13’’ el km para intentar acercarme lo máximo posible a 1h08’”. Ya en carrera, “en los primeros 5 km me veía corriendo muy fácil, las sensaciones acompañaron en toda la carrera y supe gestionar bien el tema de quedarme solo”. Eduardo Gómez ha destacado que “fui capaz de clavar los parciales como un reloj” y que “cuando llegué al km 15, que era donde empecé a sufrir de verdad, sabía que iba a hacer buena marca y estuve mentalizado para saber que los dos últimos km iban a ser muy duros y había que remar para llegar a meta”.

El corredor ubriqueño ha explicado que uno de los motivos que pueden explicar su progresión ha sido el cambio de la metodología de entrenamiento en el último año: “El año pasado estaba entrenando con Jesús Montiel y este año he empezado a entrenarme yo mismo y el cambio ha consistido básicamente en que el volumen de entrenamiento de carrera semanal se ha visto reducido drásticamente, puesto que he cambiado las sesiones de rodaje de carrera por sesiones de bici. Con la bici he conseguido ahorrarme todo el impacto de la carrera y, a parte, el estar bien adaptado a la bici ha sido positivo para mí, ya que me ha permitido compaginar más disciplinas”. Resumiendo, “lo que he hecho básicamente es meter calidad corriendo y luego, para asimilar esos entrenamientos de calidad corriendo, meter la bici suave”. En esta línea ha reconocido que “con la progresión que tengo, en la mayoría de las pruebas estoy consiguiendo bajar la marca, pero ahora lo que toca es seguir entrenando, seguir estable en esos ritmos siendo constante, que al fin y al cabo es la clave de esto, ser constante, nunca tirar la toalla y saber que van a haber momentos en los que vas a estar mejor y momentos en los que vas a estar peor”.

Eduardo Gómez ha adelantado sus planes deportivos para los próximos meses, subrayando que “ahora me voy a focalizar más en pruebas como el duatlón o alguna prueba de ciclismo y voy a dejar un poco de lado la carrera”. De esta manera, el próximo 12 de febrero tomará parte en Águilas en el clasificatorio para el Campeonato de España de Duatlón, que será su primera prueba combinada de 2023. Unos días después, del 17 al 19 de febrero participará en la Challenge VII Vuelta Ciclista a Almería y en el mes de marzo tiene previsto correr dos pruebas de la Liga Nacional de Duatlón por Equipos y el Campeonato de España Individual de Duatlón, que tendrá lugar en Soria del 25 y 26 de marzo. Por último, en abril estará en la última prueba de la Liga Nacional de Duatlón por equipos y a partir de ahí se centrará más en el ciclismo.

En otro orden de cosas, el equipo federado del Club de Billar de Ubrique, que milita en el grupo B de la 2ª División Andalucía 3 Bandas, perdió el pasado domingo su encuentro correspondiente a la 11ª jornada con el equipo del Club de Billar La Palma por 3 – 5, después de vencer una partida, empatar otra y perder dos. Actualmente, el Club de Billar de Ubrique ocupa la penúltima posición del grupo B con 2 victorias, 2 empates y 7 derrotas.