El ubriqueño Eduardo Gómez participó el pasado sábado en el Campeonato de España de Duatlón que se disputó Avilés, en donde finalizó en la 83ª posición de la categoría Élite tras completar la distancia sprint (5 km de carrera a pie, 20 km de bici y 2,5 km de carrera a pie) en un tiempo de 1h01’09’’. El vencedor de la prueba en esta categoría fue su compañero del equipo Montilla – Córdoba Triatlón Emilio Antonio Martín, que empleó para ello 56’15’’, seguido de Genis Grau (56’24’’) y Fernando Zorrilla (56’28’’). Esta prueba era el segundo duatlón en el que tomaba parte Eduardo Gómez, que debutó en la modalidad el pasado 20 de marzo en el XXVII Duatlón Carnavales de Águilas, en Murcia. En su primera toma de contacto con esta disciplina combinada logró cruzar la meta en la 34º plaza de la categoría Élite con un tiempo de 58’11, lo que le supuso además conseguir billete para la cita de Avilés, ya que esta prueba era clasificatoria para el Campeonato de España.

Eduardo Gómez se ha mostrado muy contento con el rendimiento que ha dado en sus dos primeras incursiones en el mundo del duatlón. “Estoy bastante satisfecho con lo poco que he entrenado y lo bien que han salido las competiciones”, ha asegurado el ubriqueño, destacando que quizás “la preparación haya sido un poco corta para el duatlón”, ya que tras cerrar su temporada de cross entrenó bici de forma específica durante dos semanas y poco antes de la prueba de Águilas practicó un poco las transiciones. A pesar de todo, el resultado de su primera experiencia fue satisfactorio porque su objetivo era la clasificación para el Campeonato de España. No obstante, antes de la celebración de este Campeonato, Eduardo Gómez tuvo un contratiempo importante en Semana Santa, ya que dio positivo por coronavirus y no pudo llevar a cabo su plan de entrenamiento. En este sentido ha comentado: “Por suerte no me ha mermado nada. Estuve dos días más malo con un poco de fiebre y dolor de cabeza, pero al tercer día ya estaba entrenando en casa con un rodillo”. Eso sí, “lo malo fue que no pude entrenar la carrera hasta el décimo día”. A pesar de todo, el corredor ubriqueño ha confesado que llegó a la cita asturiana en buena forma, aunque echando de menos “entrenos específicos de carrera para coger un poco de chispa”. De esta manera completó los dos primeros segmentos con buenas sensaciones, pero los últimos 2,5 km de carrera a pie se le hicieron bastante duros.

Cabe destacar que debido a la situación actual y al cumplimiento de los protocolos anticovid, la prueba se realizó bajo formato contrarreloj, en el que los participantes tomaban la salida de manera individual cada 15 segundos, por lo que tenías que luchar contigo mismo, tratar siempre de ir a tope”. Tras estas dos carreras, Eduardo Gómez ha manifestado que de cara a próximas citas “quizás lo que tengo que pulir son las transiciones, tratar de entrenarlas lo máximo posible para tardar menos tiempo”. Para el ubriqueño, “lo peor del duatlón es tener que bajarte a correr después de la bici. Es bastante duro puesto que en la bici solo hay contracciones concéntricas musculares y cuando retomas la carrera hay componentes elásticos y cuesta mucho al principio”. Desde su punto de vista, “principalmente es el problema de la musculatura porque cardiovascularmente la bici y la carrera son bastante compatibles”. Eduardo Gómez ha subrayado que “el duatlón es un buen descubrimiento ya que conjuga dos disciplinas que se me dan bastante bien, tanto la carrera como la bici. Tengo que aprovechar mi potencial en bici también”.

En otro orden de cosas, cabe destacar que el ubriqueño Rafael Enrique Carrillo también estuvo presente en este Campeonato de España de Duatlón, compitiendo en la categoría junior. Con una altísima participación en su categoría, Carrillo finalizó en la 72ª posición con un tiempo de 24’33’’. El vencedor fue Juan González con 21’42’’, seguido de Jorge Figueras (22’04’’) y Carlos Vizcaíno (22’10’’).