El pasado mes de marzo, las hermanas Mari Ángeles y Ana Pino volvían a compartir convocatoria con la selección española, algo que no ocurría desde 2016. Las diferentes probaturas de la seleccionadora y el altísimo nivel de la vigente campeona de Europa nos habían privado de una imagen que sí se repetía en un cuadrangular, de carácter amistoso, pero en el que se daban cita cuatro de las máximas potencias mundiales de este deporte (Portugal, Brasil y Japón además de España). El torneo no fue del todo positivo para las de Clàudia Pons, que contaron por derrotas sus respectivos partidos. Las ubriqueñas sueñan con poder seguir defendiendo los colores nacionales durante un año que se antoja crucial para preparar tanto el Europeo de 2025 como el primer Mundial que FIFA anunció para el próximo año pero del que todavía no han trascendido demasiados detalles.

Tan solo se sabe que estará formado por 16 equipos, con una fase de grupos y otra de eliminatorias y donde Europa estará representada por cuatro selecciones (cinco en el caso de que la cita se celebre en este continente). España ha solicitado formalmente la organización del torneo, que se antoja histórico por las insistentes demandas del mundo del fútbol sala. De lo contrario, se vería abocada a una fase de clasificación ya que el ser actualmente bicampeona europea no le garantiza su participación.

A nivel de clubes, Mari Ángeles y Ana Pino preparan igualmente su próxima participación en la Copa de la Reina con el La Boca Te Lía. Lo harán cerca de casa, concretamente en la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre del 12 al 14 de abril. Allí se medirán en cuartos de final al Castro Bloques Cando. De pasar a semifinales tendrían que vérselas contra el máximo favorito y vigente tetracampeón del torneo, el Pescados Rubén Burela, o uno de los grandes aspirantes a derrotarlo, el Atlético Navalcarnero. En cuanto a la competición doméstica, el equipo murciano marcha octavo a siete jornadas para el final de la liga regular. Con 34 puntos, se encuentran a once de los puestos que dan acceso al playoff por el título.

De todo ello hemos hablado con Mari Ángeles Pino, quien ha confesado que la convocatoria conjunta les pilló por sorpresa una vez se publicó en las redes sociales de la Federación Española. Casualmente se encontraban juntas y compartieron el momento con su familia. A diferencia de hace ocho años, Melli considera que en la actualidad hay “muchas jugadoras pisando fuerte y hay una gran rivalidad por entrar”. Las sensaciones también han sido distintas, ya que por entonces “llevábamos poco tiempo en Primera. Ahora tenemos más experiencia en la élite y es más mediático. Antes apenas teníamos nuestras fotos y ahora salimos en la tele”. Ambas han visto cambiada su posición en su club esta temporada. Mientras Mari Ángeles ha pasado a ejercer también como pívot, Ana ha empezado a entrar en los planes de Clàudia Pons a raíz de jugar como cierre.

Melli reconoce que disputar un Mundial “es el sueño de cualquier jugador o jugadora, más en este caso que va a ser el primero que se dispute”. Sin embargo, apostillaba que aún “no tenemos ni fecha exacta”. La noticia surgió a raíz de la reivindicación y del vídeo publicado por la asociación de jugadoras de la que forman parte. “La FIFA sacó un tuit que luego fue borrado y luego hicieron el anuncio, pero no hay más”, reconocía.

Con respecto a su club, la ubriqueña apuntaba que en las últimas fechas “se está abriendo la ventana de la cuarta plaza” y que estarán pendientes “por si suena la flauta”. No obstante, su mayor reto e ilusión es la Copa de la Reina, que supondrá el debut del equipo en una fase final. “Se viene trabajando bastante bien para estar entre las mejores de España, tenemos muchas ganas y poco que perder”, sentenciaba.