El Ubrique UD ultima su preparación exprés para lo que va a ser “el partido más importante de nuestra historia y el que nos puede permitir subir a División de Honor”, en palabras de su entrenador, Miguel Domínguez, para el que el playoff de ascenso “no era uno de nuestros objetivos pero que ahora que tenemos la oportunidad no la queremos desaprovechar”.

El equipo lleva más de un mes preparando su enfrentamiento contra el Puerto Real por una plaza en la final de los playoffs de ascenso, una experiencia que “puede ser la recompensa al trabajo que hemos venido haciendo estos años atrás”. El míster ubriqueño ha señalado que “es muy bonito lo que vamos a vivir aunque sea en las circunstancias que nos están rodeando” y que “vamos a ir con la única mentalidad de intentar ascender”.

Miguel Domínguez es consciente de que “en teoría somos el rival más débil tanto económica como futbolísticamente”, pero que, a pesar de la dificultad que entraña esta eliminatoria, “es un orgullo estar metido en estos playoffs compitiendo con equipos como Puerto Real o Jerez Industrial que tienen una historia que nos puede triplicar a nosotros”.

Con relación al tipo de partido que se puede encontrar, Domínguez ha manifestado que ahora mismo “todo es una incógnita” porque se desconoce cómo van a estar los dos equipos después de 3 meses parados. Lo que sí tiene claro es que “si el Puerto Real quiere estar en la final va a tener que correr el doble que nosotros”. “No creo que vayan a venir con mucha alegría arriba, quizás esperando un poco más e intentando enganchar contras con José Mari arriba, que es bastante rápido”, ha afirmado. Dado que lo único que le vale al Ubrique UD es la victoria, el técnico ubriqueño apuesta por “un partido con mucho ritmo y eso lo tenemos que hacer desde que nos montemos en el autobús para ir a Arcos”.

Miguel Domínguez ha reconocido que tienen muy claro lo que tienen que hacer y que, en ese sentido, no le preocupa el planteamiento de su rival. Para ello cuenta con toda una plantilla enchufada que “está entrenando bien e intentando meter ritmo de partido”.

Por último, el entrenador del Ubrique UD ha adelantado que el próximo lunes los componentes de la plantilla se desplazarán a la clínica Beiman de Jerez de la Frontera para pasar el segundo test de detección del coronavirus, que tendrán que superar satisfactoriamente para poder disputar el playoff.

Etiquetado en: