La XXV Subida Ubrique contará con 65 equipos participantes

La XXV Subida Internacional Ubrique – Benaocaz que se disputará el próximo fin de semana contará finalmente con la participación de 65 equipos, una cifra que, aunque es menor que la de las últimas ediciones, muestra el buen estado de salud de una prueba que tuvo que ser suspendida por causa mayor en los dos últimos años y que vuelve al Campeonato de España de Montaña (CEM) por todo lo alto. Además, entre los inscritos están los grandes espadas nacionales como Javi Villa (CRC BR53), Humberto Janssen Porsche 911 GT), Jose Iraola (Norma M20), José Antonio López Fombona (Lamborghini Huracán), Manuel Maldonado (Porsche 997) o Manuel Avilés (Ginetta G50), pasando por los habituales del certamen andaluz o la decena de ubriqueños que también estarán en la línea de salida.

El presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, ha reconocido que este número de participantes era el que se esperaba, al tratarse, en su opinión, de un año de transición por muchos motivos, pero especialmente por el contexto de pandemia. De esta manera, ha confirmado algunos de los cambios que tendrá la prueba a nivel organizativo que ya adelantó la semana pasada y que estaban a la espera del visto bueno de Sanidad. Así, ha comentado que la prueba podrá albergar público, aunque estará limitado a 2.000 personas entre los distintos puntos del recorrido. La organización ha establecido seis bolsas de público (Las Pitas, Las Cumbres, La Gasolinera, la zona de la Cruz Roja, el Pluviómetro y el Rocódromo) a las que solo se podrá acceder previa solicitud on line. Aquellos que se puedan inscribir recogerán posteriormente una pulsera con la que podrán acceder a esta zona, abonando la cantidad simbólica de un euro.

Otro cambio importante será el del parque de trabajo, que se dividirá en dos zonas: la avenida Jesulín de Ubrique, que acogerá a los equipos del Nacional que lleven mayor infraestructura, y la plaza de las Palmeras, donde serán ubicados el resto de equipos.

La XXV Subida Internacional Ubrique – Benaocaz echará a andar el viernes 25 de junio a partir de las 14 horas con las verificaciones técnicas que se llevarán a cabo en la plaza de las Palmeras. El espectáculo del motor arrancará el sábado a partir de las 12:30, cuando se dé la salida a la manga de entrenos de los pilotos prioritarios del CEM, las dos mangas de entrenos oficiales y la Carrera 1. El domingo los vehículos tomarán la salida a las 9 de la mañana con la disputa de una manga de entrenamiento y, posteriormente, la Carrera 2 y la Carrera 3. Cabe destacar que el corte de carretera en la jornada del sábado será desde 11 de la mañana hasta final el final de la prueba y el domingo desde las 7:30 horas.

Por otro lado, el portavoz y componente de la directiva del Ubrique UD, Modesto Barragán, ha criticado el convenio de filialidad que recientemente ha firmado el Deportivo Ubriqueño con la WEA Sierra de Cádiz Juzzt al considerar que “esto es hacerle daño al fútbol de Ubrique” ya que desde la pasada semana, un miembro de la WEA está poniéndose en contacto con jugadores del Ubrique UD para que abandonen su disciplina y se sumen al nuevo proyecto junto al Deportivo Ubriqueño: “Hay un tal Antonio Moreno de Jerez, que viene mandado por la WEA, que está tocando ya a estas alturas y desde la semana pasada a todos los jugadores del Ubrique UD. Si pretenden hacer amigos de esta manera se equivocan”.

Barragán ha recordado que “el Ubrique UD hoy por hoy tiene 12 equipos en competición, está saneado económicamente y aquí hay una parte sentimental. […] Esto no funciona como en Jerez, que se quitan los jugadores unos a otros y están todos los equipos peleados. Esto no funciona aquí así, pero parece ser que él quiere crear ese ambiente aquí”. En ese sentido ha culpado de esta situación “a los palmeros que tiene detrás, entre ellos bastantes ubriqueños”. El directivo del Ubrique UD ha aclarado que en realidad el daño no se lo hacen a ellos, sino que “le están haciendo daño al fútbol de Ubrique” y ha asegurado que solo hay un “un interés económico. El Ubrique UD no tiene ánimo de lucro, pero el otro club sí, no el Deportivo Ubriqueño, sino el que viene encubierto, el que viene tapado”. “El día que le falte el dinero se van”, ha añadido.  Modesto Barragán ha afirmado que “la WEA pueda meter la cabeza era algo que ya se preveía. Ya la ha metido a través del Patronato Municipal de Deportes (PMD) y ahora la mete a través de la invitación de un club ubriqueño”. Desde su punto de vista, “cuando algo se divide tiene más visos de ruptura que de crecimiento”. En esta línea ha comentado: “Esto me recuerda a aquella época del Ubrique Industrial, el Ubrique UD y el CD Elio, todo el lío aquel en el que al final el Ayuntamiento fue el que pagó todo aquello, pagó las deudas y tuvo que asumir todo el problema”.

Modesto Barragán también se ha referido hoy a la temporada del Ubrique UD infantil A, al que ha dirigido desde el banquillo, mostrándose satisfecho con el trabajo de sus jugadores a pesar de las circunstancias: “Se trata de un grupo con el que me siento identificado después de 4 años. Estoy muy contento con ellos”. En lo referente al trabajo realizado durante este curso, Barragán ha señalado que “básicamente se ha tratado de vernos, de hacer partidillos cuando hemos podido, y si no, a medio campo, que para un equipo de fútbol 11 ya se sabe lo que conlleva. Hemos tenido que hacer mucho ejercicio con balón, sobre todo pachanguitas y partidillos para intentar tener motivados a los chiquillos para que fueran a entrenar el máximo de jugadores posible e intentar tenerlos preparados para cuando se pudiera jugar”. En su opinión, la temporada “ha merecido la pena porque hemos tenido a un grupo de chavales haciendo deporte. En cuanto a lo competitivo, no porque todo ha estado descafeinado, jugando en un grupo de 6 equipos”.

Rosa Sierra y Esther de la Torre participan en los rallyes de Almanzora y Castelo Branco

Las copilotas ubriqueñas Rosa Sierra y Esther de la Torre tomaron parte el pasado fin de semana respectivamente en el VII Rally Valle del Almanzora y en el Rali de Castelo Branco, dos pruebas automovilísticas de primer nivel en las que con mayor o menor fortuna lograron finalizaron cumpliendo con los objetivos iniciales de sus equipos.

Por un lado, Rosa Sierra participó en el VII Rally Valle del Almanzora, puntuable para el Campeonato de Andalucía Rallyes de Asfalto, en el que acompañó por primera vez a Carlos Domínguez Prado con un Wolkswagen Golf en la modalidad de Regularidad Sport. La ubriqueña, que afrontaba por tercera vez esta prueba almeriense, acudió tras aceptar la propuesta de un Domínguez que no pudo contar con su copiloto oficial debido a un accidente doméstico. Para ello, tuvo que adaptarse a marchas forzadas a un sistema de medición como es el rallymeter con el que hasta el momento no había tenido ninguna experiencia.

Así, el Rallye arrancó en la tarde del viernes con un tramo de 4 km en el que finalizaron en 4ª posición a dos segundos del pódium. En los tramos de la mañana del sábado la organización había establecido unas medias bastante altas, en opinión de los equipos de Regularidad Sport. A pesar de ello, Rosa Sierra ha confesado que en esta primera toma de contacto “las sensaciones que el coche me pudo dar fueron increíbles y con Carlos iba bastante segura y tranquila”. Tras el primer reagrupamiento, la organización decidió hacer un cambio de media, algo de lo que no fueron avisados ni Carlos Domínguez ni Rosa Sierra antes afrontar la segunda pasada por el primer tramo de la mañana, a lo que hubo que sumar un pequeño incidente a mitad de tramo cuando se encontraron circulando un turismo particular ajeno a la carrera: “Nos llevamos un susto impresionante que ya nos descolocó y desconcentró”. Por todo ello, el equipo ya quedó bastante lastrado en la lucha por el pódium para los tramos de la tarde. Aun así, la copilota de Ubrique ha reconocido que los disfrutó “como una niña pequeña, el coche iba magníficamente”. Finalmente, la victoria fue para la pareja José Ignacio García y Pepe Casado (Golf GTI), seguido de Juan José Vargas y Fernando Guerrero (Citroën AX) y Francisco Javier Sánchez y Alejandro Sánchez (Aud iCoupe Quattro). Carlos Domínguez y Rosa Sierra terminaron en 4ª posición final.

Rosa Sierra se ha mostrado satisfecha con el balance general de la prueba: “He salido muy contenta por todos los conceptos nuevos que he ido aprendiendo”. En esta línea ha afirmado que su primera experiencia con el rallymeter se le dio “bastante bien e incluso conseguimos adivinar más funciones del programa”. Sierra ha señalado que, aunque su intención esta temporada es seguir el Campeonato de Regularidad Clásica, “lo he disfrutado tanto en ese Golf que no me importa haber perdido esa puntuación”.

Otra prueba que contó con participación de deportistas de la Sierra de Cádiz fue el Rali de Castelo Branco, prueba puntuable para el campeonato de Rallyes de Asfalto de Portugal y segunda cita de la Copa Suzuki Swift que está siguiendo la pareja formada por el gastoreño Ernesto Salguero y la ubriqueña Esther de la Torre. En esta ocasión los gaditanos se enfrentaron a un rallye bastante accidentado en el que llegaron a neutralizarse tres de los ocho tramos previstos. En la Copa Suzuki la victoria final fue para Diego Félix, por delante de Diego Ruiloba y Aingeru Castro. Ernesto Salguero y Esther de la Torre finalizaron en la 13ª posición de la Copa.

Ernesto Salguero se ha referido hoy a la dureza de esta prueba portuguesa, que además se complicó en la jornada del sábado por una climatología hostil con fuertes aguaceros durante la carrera: “Nunca habíamos rodado en agua con el Suzuki. Aparte, en la Copa no nos dejan poner gomas de agua, así que con gomas de seco y sin haber rodado nunca en agua fuimos navegando poco a poco y, respecto a nuestros compañeros, perdimos mucho tiempo. Además, en el siguiente tramo perdimos la 5º y 6º marcha, por lo que también tuvimos muchos problemas mecánicos”. No obstante, el equipo pudo solventar estos problemas de cara a la jornada del domingo, en la que “cuando estuvimos cómodos y pudimos hacer algún tramo bien, el menor tiempo que marcamos fue un 10º del scrash de la Copa, que creo que para los tiempos que tuvimos en el primer rallye de Sierra Morena estuvo bastante bien”.

Salguero se ha mostrado satisfecho con el trabajo que están realizando en su primer año en esta copa monomarca, consciente de que todavía tienen mucho trabajo por delante para adaptarse al vehículo, a las pruebas nuevas y a la gran competencia que hay: “Este año creo que en modo test va a ser todo lo que vayamos a correr. Todos los kilómetros que haga en el Suzuki son pocos porque el ritmo y el nivel que hay en la Copa Suzuki no lo hay ahora mismo en ninguna copa de España. Son pilotos que llevan muchos años corriendo”. El piloto de El Gastor ha reconocido que todavía necesitan adaptarse a la nueva montura, con la que se estrenaron en competición en el Rallye de Sierra Morena para posteriormente correr algunas pruebas regionales con la idea de hacer el mayor número de kilómetros posible. Desde su punto de vista, el pilotaje del Suzuki Swift es muy diferente al de su anterior montura: “El Suzuki es prácticamente un coche de calle. La verdad es que tiene muy buen paso por curva y unas suspensiones muy buenas, pero como coche de competición y comparado con el Peugeot 208, son dos coches totalmente opuestos”.

“Lo que más me está costando – ha explicado – es el turbo y que sea un coche sin autoblocante, ya que si metes mucho el volante estás perdiendo tracción o si frenas muy tarde, como podía hacer con el Peugeot, la curva se te va cerrando más y pierdes tracción. Nos está costando mucho, pero poco a poco y haciendo kilómetros creo que vamos a conseguir rodar rápidos en el Suzuki”. Sobre su copilota Esther de la Torre ha señalado que “poco a poco se va sintiendo más cómoda. El nivel que teníamos para un regional estaba muy bien. Es verdad que cuando hemos salido fuera nos hemos chocado con la realidad, hemos visto que teníamos que trabajar duro y hacer cursos, que ya los hicimos”. Por todos estos motivos ha recordado que “el proyecto es de dos años. Este año queremos aprender, hacer kilómetros, descubrir todos los rallyes y disfrutar de la experiencia” y que para para la próxima temporada, “cuando estemos más rodados y tengamos confianza con el coche, intentar ver dónde podemos estar”.

Un Rallye de Jerez con marcado acento ubriqueño

El pasado fin de semana se celebró el IX Rally Ciudad de Jerez, segunda prueba puntuable para el Campeonato de Andalucía de Rallyes de Asfalto, en el que uno de sus tramos se disputó en el término municipal de Ubrique y además contó, entre sus más de 60 inscritos, con más de una quincena de equipos con representación ubriqueña, entre los que destacaron el tándem formado por el jerezano Javier Galán y el ubriqueño Antonio Pérez (Citroën Saxo Kit Car), que finalizó en la 5ª posición del scrash, o los equipos de Juan Miguel García y José Antonio Jiménez (Mitsubishi EVO VIII) y Esteban Gutiérrez y Javier Zaldívar (Renault Clío Sport) que fueron 6º y 7º de la general y 2º y 3º del grupo IV respectivamente. La victoria absoluta se le llevaron José Antonio Aznar y Crisanto Galán (Porsche 997 GT3), que fueron los mejores en 6 de los 9 tramos y que, de esta manera, consiguen su primera victoria de la temporada tras el traspiés de Sierra Morena. En la modalidad de regularidad clásica, Vicente Diosdado y Rosa Sierra (Renault 5 GT) acabaron en la 4ª posición, mientras que, en regularidad sport, José Antonio Chacón Corpas y Abraham Espinosa también finalizaron en la 4ª plaza.

La mayoría de equipos con ubriqueños se estrenaron esta temporada en la prueba jerezana. No fue el caso precisamente de la copilota Esther de la Torre, que volvió a acompañar al gastoreño Ernesto Salguero (Suzuki Swift Sport) logrando acabar en la 11ª plaza de la general y la segunda del grupo II. Por su parte, Antonio Toro y Miguel Blanco (Seat León Cupra) finalizaron el rallye la 15ª posición del scrash, mientras que Sergio Álvarez y Conchi Gil (Renault Clío Sport) lo hicieron en la en la 18ª y Juan Luis Calvillo y Cristina Gutiérrez (Renault Clío Williams) en la 20ª. De la misma manera, Alberto Domínguez y José Luis López (Peugeot 206 XS) lograron la 21ª plaza del scrash y la 2ª de la Copa FAA, Rafael Santana y Juan Manuel Chacón (Renault Megane Cup) fueron 22º, Francisco Javier Varo y Juan José Cañas (Peugeot 206 XS) finalizaron en la 26ª posición, Juan José Carrasco y Manuel Mendoza (Renault Clío 16v) en la 31ª y Francisco Alejandro Reyes y Pepe Reyes (Citroën Saxo VTS) en la 32ª. Tan solo hubo que lamentar un abandono por avería mecánica, el del Peugeot 106 S16 de Sebastián Zapata y Jorge Domínguez.

En el día de hoy hemos aprovechado para conocer el Rallye de Jerez desde dentro con Juanmi García, que volvía a una prueba que ya corrió en 2018 y lo hacía con una nueva montura y un nuevo copiloto: “Un rally que conocíamos de la edición de 2018 pero que no habíamos vuelto a correr hasta este mismo año. Nos surgieron algunas dudas, pero lo hemos afrontado de la mejor forma posible, lo entrenamos, lo preparamos bien y el resultado salta a la vista”. García ha confesado que, después de tanto tiempo sin competir se notó “oxidadísimo” hasta el punto de que “el domingo tuve agujetas por el cansancio, tantas horas en el coche, el estrés, etc”. No obstante, ha afirmado que disfrutó mucho durante toda la jornada. En el tramo del viernes en el circuito de Jerez ha señalado que empezaron más lentos y que quizás habrían podido “exprimir mejor el Mitsu y sacar mejor tiempo”. Los ubriqueños tampoco terminaron contentos con la primera pasada del tramo de San José del Valle en la jornada del sábado, “pero en el tramo de Alcalá de los Gazules apuramos bien e hicimos buen tiempo”. “En el primer tramo siempre sales un poco más frío. Montamos neumáticos duros por la intensa degradación que llevan y en los primeros compases estuvimos algo perdidos. […] El segundo tramo estaba hecho más a nuestro coche. Es un tramo en subida, el asfalto es más rocoso, con lo cual agarra más el coche, y ya ahí decidimos atacar un poco más y nos fue bastante mejor”. De esta manera y tras la neutralización del tramo 5, Juanmi García y José Antonio Jiménez acabaron los tramos de la mañana en la 6ª posición del scrash. Por la tarde, el equipo siguió mostrando una gran regularidad e incluso llegó a conseguir el tercer mejor tiempo absoluto de la primera pasada del tramo de Ubrique. A pesar de ello, el piloto ubriqueño ha reconocido: “No mirábamos la clasificación general porque era nuestro primer rallye juntos y no queríamos meternos presión. En los de la tarde nos encontramos muy a gusto”, aunque en las dos últimas pasadas “decidimos no apretar mucho más e intentamos mantener el tiempo que llevábamos al perseguidor”.

Juanmi García ha comentado que esta prueba ha sido la primera en la que han podido sacar conclusiones sobre su nuevo Mitsubishi, que adquirió el pasado año. En este sentido ha señalado que “hace mucho tiempo que empezamos a mover hilos para buscar una unidad que fuera más competitiva que el Saxo”. “En 2020, como se puso la cosa con el coronavirus, nos liamos la manta a la cabeza y empezamos a buscar un coche de estas características. Es el modelo que más nos gusta de los Mitsubishi Lancer y con el tiempo llegó esta unidad, se nos puso a tiro, hicimos un esfuerzo económico y de ganas y lo compramos”, ha contado. En comparación con su antiguo Citroën Saxo, García ha explicado que “en prestaciones no tiene nada que ver. Es un coche súper dócil, tira de las cuatro ruedas, con lo cual es paso por curvas es un pelín más lento, pera salimos con mucha más potencia. […] Eso en la sierra es un espectáculo. Es un espectáculo llevarlo, escucharlo y verlo a simple vista”. Del mismo modo, ha señalado que se entendió bastante bien con su nuevo copiloto, José Antonio Jiménez, que llevaba varios años como asistencia y ahora ha dado el salto al asiento derecho del Mitsu.

Por otro lado, también hemos tenido la ocasión de hablar hoy con Antonio Toro, que se ha mostrado igual de satisfecho por su actuación en este IX Rallye de Jerez, al que acudía con la unidad de Seat León Cupra que volvió a adquirir y a la que le hizo una serie de mejoras que dieron el resultado esperado. “Le he hecho muchas mejoras y he estado adaptándome a él, aunque todavía me queda porque es un coche muy rápido que hay que saber llevarlo”, ha exsplicado. Toro se hizo acompañar en esta ocasión por Miguel Blanco, que volvía a montarse en un coche de competición después de más de diez años: “Miguel no quería al principio ya que la última vez fue hace unos diez años con David Suárez, también tiene su coche y desde su accidente en el Sierra de Cádiz no había vuelto a competir”. No obstante, el copiloto ubriqueño finalmente le dio el sí para Jerez y Antonio Toro se ha mostrado esperanzado en que le pueda acompañar esta temporada en alguna que otra prueba.

Con respecto a este Rallye, Toro ha reconocido que se sintió súper cómodo con su montura, que ya había probado en el Rallysprint de diciembre y en la última edición de la Subida Estepona – Peñas Blancas: “Los nervios siempre están ahí, pero la verdad es que me fue muy bien. En el circuito fuimos muy bien, muy rápidos y confiados, y el copiloto estuvo muy bien”. Así, en el primer tramo de la mañana del sábado siguió con las mismas sensaciones, pero su ritmo se vio alterado en el segundo tramo que se encontraba muy roto y bacheado: “Mi coche es muy grande y es difícil de llevarlo allí. Además, las suspensiones que le he puesto están un poco duras”. En los tramos de tarde fue a más, destacando también su 6ª posición en la primera pasada del Mojón, en su opinión, “una pista estupenda porque cualquier rueda que pusiéramos agarraba”. Del mismo modo, en el tramo a Puerto Gáliz, a pesar del estado del piso, también se desenvolvió bien porque lo conocía perfectamente y sabía dónde estaban los baches más grandes.  Por último, Antonio Toro no ha podido asegurar su presencia en la próxima Subida a Ubrique: “Ubrique es tu pueblo y casi que estamos obligados a hacerlo, pero estoy más centrado en el tema de los rallyes”.

Nuevos contactos para ir preparando la celebración en junio de la XXV Subida Ubrique

Representantes de Escudería Ubrique mantuvieron el pasado viernes un nuevo contacto con la alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez, con el fin de exponer la situación en la que se están moviendo actualmente para que la XXV Subida Ubrique – Benaocaz pueda celebrarse finalmente los próximos 25, 26 y 27 de junio. “Estamos haciendo todo lo que tenemos que hacer porque la prueba hay que prepararla y nos estamos poniendo al día con el Ayuntamiento sobre todas las novedades que van surgiendo y comentando todo el proceso. En definitiva, exponiendo todo lo que llevamos hecho y nos queda por hacer”, ha explicado el presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, que se ha mostrado confiado en que finalmente la prueba se pueda organizar en la fecha prevista y ha destacado el acierto de haber cambiado de fecha porque “si llegamos a quedarnos en lo que teníamos preparado de años anteriores, que era en abril, hubiera sido imposible”.

El máximo responsable de Escudería Ubrique ha contado que en esta reunión institucional las partes coincidieron en que “hay que guardar las medidas de seguridad en todos los aspectos y tenemos que ceñirnos a la normativa que haya vigente en el momento. La idea nuestra es hacerlo lo más estricto posible, ceñirnos exclusivamente al plan”. En este sentido, ha insistido en que espera que la situación sanitaria y las cifras de incidencia vayan mejorando en las próximas semanas, lo que unido al aumento de personas vacunadas es lo que permite que “las perspectivas sean buenas”.

Pedro Carlos García ha subrayado que “en función de cómo vaya la situación, así tendremos que adaptarnos” y que todos los detalles definitivos se sabrán “a pocos días vista”. No obstante, ha aclarado que, a pesar de todo, desde la Escudería no conciben la organización de una Subida Ubrique sin presencia de público: “La Subida no la veo sin público. Que esté el público controlado, sí; que sea un número determinado en determinados puntos, sí; pero sin público no me parece”. Por ello ha recordado que “la idea nuestra y la idea de esperar ha sido por tener la mayor asistencia de público posible”. El presidente de Escudería Ubrique ha anunciado además que varios componentes del equipo se trasladarán este fin de semana a Asturias para trabajar en la organización de la Subida Internacional al Fito, prueba puntuable para el Campeonato de Europa de Montaña y primera cita del Campeonato de España. García ha afirmado que esta experiencia les servirá para conocer de primera mano “las ventajas e inconvenientes de haber probado cómo irá todo dentro del protocolo covid que se exige y ver cómo funciona”.

La celebración de la prueba asturiana es, sin duda, un paso importante y la prueba fehaciente de que la temporada del Nacional de Montaña se va a poder llevar a cabo en este 2021. Por todo ello, ha manifestado que “a falta de mes y medio ya estamos metidos en el ajo por completo. La documentación ya está presentada, estamos limando cuatro detalles y ya nos queda la preparación del tramo y cosas así”. En este sentido ha anunciado que una de las novedades más importantes que va a presentar la Subida a Ubrique va a ser la cobertura en streaming de la prueba, que contará este año hasta con siete puntos fijos a lo largo del tramo en los que se ubicará una cámara para seguir la carrera on line.

Presencia ubriqueña en el XXXVIII Rallye de Sierra Morena

Córdoba fue el centro automovilístico patrio durante el pasado fin de semana con la disputa del XXXVIII Rallye de Sierra Morena en el que se dieron cita los mejores pilotos y equipos nacionales que este año van a seguir el Súper Campeonato de España de Rallyes, la Copa de España de Rallyes o cualquiera de las copas monomarca que se organizan esta temporada. Con un ambiente fantástico por ser la primera gran prueba del calendario nacional, el Sierra Morena respondió a las expectativas y dejo emoción y espectáculo en casi todos los certámenes para los que puntuaba. Con más de 150 equipos inscritos, esta prueba también contó con la presencia de deportistas ubriqueños, como los copilotos Antonio Pérez, que acompañó a Cristóbal García (Volkswagen Polo R5) y Esther de la Torre que lo hizo junto a Ernesto Salguero (Suzuki Swift). El equipo García – Pérez terminó en la 20ª posición del scrash nacional y en la 4ª del campeonato de Andalucía, mientras que Salguero – De la Torre ocuparon la 13ª posición de la Copa Suzuki y la 8ª del Andaluz.

Antonio Pérez ha mostrado feliz por la celebración de “una gran prueba aquí en Andalucía”, así como por la buena organización y la cantidad de equipos inscritos. A pesar de que esta temporada está inmerso en un proyecto junto al madrileño Carlos Moreno, para la ocasión el copiloto ubriqueño se sentó al lado del malagueño Cristóbal García, con el que ya compartió asiento en 2017 cuando formaron equipo en el Campeonato de España de Rallyes. Más de tres años después ambos formaron equipo para este Sierra Morena: “Se ha fraguado todo a última hora. Hemos contado con un equipo de primer nivel como AR Vidal y un coche de primer nivel como el Volkswagen Polo Rally 2. Y con Cristóbal, muy bien. Lo único es que nos ha costado más de la cuenta el Rallye porque Cristóbal llevaba tres años y medio sin hacer ninguna prueba. Ya el tema de las notas le costó bastante el primer día. En el primer tramo ya nos dimos cuenta de que íbamos con falta de ritmo”.

Aun así, Antonio Pérez ha resaltado fueron de menos a más en este Rallye: “Tramo a tramo creo que fuimos mejorando un poco. El segundo día hicimos unos cambios en el vehículo que permitieron mejorar los tiempos e incluso marcamos dos scrasch del Andaluz”. No obstante, “a falta de dos tramos tuvimos un pequeño toque con una arqueta que nos hizo pinchar y perder tiempo, pero acabamos el Rallye”. El ubriqueño ha reconocido que no esperaban estar tan atrás en los tiempos, aunque “nos hemos dado cuenta de que estábamos en un Campeonato de España en el que había mucho nivel y en el que la gente se había preparado muy bien”. En referencia a la montura que han llevado este pasado fin de semana, Pérez ha elogiado un coche “con el que cualquier piloto puede ganar un Campeonato de España o cualquier prueba del Mundial de Rallyes 2”. A pesar de todo ha dejado claro que “llevar este tipo de vehículos es fácil, pero sacarle los tiempos es muy complicado. Tienes que ir muy concentrado, llevar unas notas muy precisas y llevar una conducción casi al límite porque son coches que ganan tiempo en los pasos por curvas y en la frenada”. En este sentido ha afirmado que “el piloto acusó que llevaba tres años y medio sin montarse”.

En otro orden de cosas, Antonio Pérez también se ha referido a una de las sensaciones del Rallye, el piloto cordobés Germán Leal que, acompañado por el algarense Pablo Sánchez no solo lograba la primera posición del scrash en el Campeonato de Andalucía, sino que se llevaba la victoria en la exigente y prestigiosa Copa Clío Trophy. Para Pérez, que fue copiloto del cordobés en sus inicios, “lo de Germán ha sido increíble”. “Siempre he dicho que si hubiera tenido los medios que puede tener cualquier piloto, hoy en día estaría en el Mundial de Rallyes porque Germán es un piloto muy rápido”, ha manifestado, mostrando su alegría por Leal y aconsejando que “tenga mucha paciencia, que va a haber rallyes en los que le va a tocar sufrir. Son pruebas que no conoce con un nivel muy alto. […] Si tiene que quedar quinto porque no puede ir a más y en otro rallye estar luchando por la cabeza, pues que tenga esa serenidad de saber cuándo tiene que correr y cuándo no”. “Lo veo maduro y paciente. Me gustaría que este año tuviese una temporada buena y ojalá ganase la copa, porque ganar la copa es ganar el volante oficial, es decir, ser piloto oficial de Renault”, ha añadido.

En esta misma línea también ha tenido palabras para otro piloto con el que compartió proyecto, Ernesto Salguero, al que ahora copilota su pareja, la ubriqueña Esther de la Torre. Bajo su punto de vista, “lo que tiene que hacer es lo que han hecho: aprender. El Campeonato de España es muy rápido y hay gente que corre mucho. Ellos lo que tiene que tener es paciencia y no cometer errores”. Antonio Pérez ha señalado que “han hecho algunos tramos destacados. Es verdad que a Ernesto le está costando el tema del Suzuki, no se llega a adaptar todavía a él, pero yo confío también en él porque tiene valores de buen piloto”. De esta manera ha destacado que “ahora vienen rallyes complicados para él y lo que tiene que hacer es trabajar en el coche y en el tema de las notas. Ojalá tenga un campeonato en el que aprenda porque estoy seguro que al final los resultados van a llegar”.