Esther de la Torre y Conchi Gil, en el pódium de Féminas del Andaluz de Rallyes

El V Rallye de la Alpujarra Oriental puso fin al Campeonato de Andalucía de Rallyes de este 2021 en el que no solo los pilotos ubriqueños han podido competir por los primeros puestos en sus respectivas clases, sino que ha contado con un buen ramillete de copilotos que incluso han peleado por los puestos altos de la clasificación general de copilotos, destacando sobre todo el papel de las copilotas ubriqueñas, ya que dos de ellas, Esther de la Torre y Conchi Gil, han acabado 2ª y 3ª respectivamente de la Clasificación de Féminas.

Tras los puntos logrados en Ugíjar, Conchi Gil, que ha acompañado a Sergio Álvarez durante toda la temporada, se aupaba a la 3ª posición de la general de copilotas, además de llevarse el subcampeonato de Andalucía de la clase IX. A la última cita del Campeonato acudían con la intención de pelear por el título regional ante los también ubriqueños Esteban Gutiérrez y Javier Zaldívar, que finalmente se llevaron el gato al agua. “Ellos han hecho una temporada impecable, no se podía rascar mucho más, también son muy buenos y lo hacen muy bien. Y tampoco me habría sabido igual la victoria por un fallo de ellos. Gusta más una victoria luchada que esperar a que el que va delante falle”, ha afirmado la pilota ubriqueña.

Conchi Gil ha señalado que han disfrutado en este V Rally de la Alpujarra Oriental, aunque ha resaltado que había sido un rally complicado “en el que resbalaba mucho la carretera. Nosotros por un problema en la frenada fuimos más atrasados en los dos primeros tramos, ya que se nos iba el coche un poco y nos costó coger el ritmo”. No obstante, por la tarde pudieron solucionar parcialmente los problemas y “se pudo disfrutar más que por la mañana”.

Sergio Álvarez y Conchi Gil afrontaban esta temporada con un nuevo vehículo, un Renault Clío Sport, al que se han ido adaptando poco a poco para sacarle un gran rendimiento en las últimas pruebas: “Hemos estado mucho tiempo montados en el coche y muy contenta con mi piloto. Al fin y al cabo, se trata de hacernos el uno al otro y al coche. Ha sido evolutivo, hemos ido de menos a más disfrutando muchísimo. Es un coche cien por cien fiable que era lo que buscábamos”. Según Gil, “falta hacerle algunos reglajes en cuanto a potencia y demás, pero muy contenta con un coche que da mucha tranquilidad y confianza y también llevado por Sergio que lo hace muy bien”.

Tras su debut en Jerez, en el que tuvieron un problema con el reglaje de la suspensión, “en el Sierra de Cádiz ya fuimos adaptándonos muy bien, conociendo el coche y compenetrándonos con él, le hemos ido sacando cada vez más partido y rendimiento y hemos estado más a gusto”. Conchi Gil ha adelantado que para 2022 tienen la intención de volver a hacer el Campeonato de Rallyes y “seguir aprendiendo y disfrutando. La idea es hacer el máximo de pruebas dentro de nuestras posibilidades”.

En otro orden de cosas, hoy también hemos hablado con Esther de la Torre, que tras haber liderado durante la mayor parte de la temporada la Clasificación de Copilotas, se veía relegada a la segunda posición final tras la prueba de Ugíjar, a la que no acudió. En principio, la ubriqueña tenía el título asegurado, ya que sus dos principales rivales no se inscribieron para el V Rallye de la Alpujarra Oriental, pero a última hora la Federación Andaluza de Automovilismo decidió invitar a Mercedes Cano a participar en el rallye como reconocimiento a su victoria en la Copa Dacia Sandero.

En una temporada en la que “todos los rallyes que hemos corrido en el Andaluz los he ganado como copiloto femenino excepto Sierra Morena”, Esther de la Torre se ha lamentado de que el Campeonato de Copilotos femenino era prácticamente suyo y se le ha escapado por una cuestión ajena: “En el último rallye me han dejado en fuera de juego y no me han dado tiempo a reaccionar para poder defender mi título. […] La chica que venía detrás de mí en el Campeonato corrió Ugíjar a última hora y yo no tuve tiempo para reaccionar y poder correrlo también, fue todo a última hora”. A pesar de que “este título es muy bonito conseguirlo”, la ubriqueña tenía claro que “este año íbamos centrados en correr el Nacional completo”. “Ha sido un año maravilloso en el que nunca hubiera esperado que iba a estar donde he estado y un año en el que hemos luchado muchísimo, sobre todo yo que, a nivel de copiloto, me he esforzado mucho por aprender y llegar adonde he estado”, ha añadido. En esta línea, ha contado que “veo mis cámaras interiores del principio y las veo ahora y yo misma me asombro con lo que he mejorado”. Eso sí, Esther de la Torre ha aclarado que “me he dedicado por y para el Nacional. Cuando no estábamos corriendo un rallye, fuera del trabajo estaba viendo mis cámaras interiores con las notas, viendo los fallos, aprendiendo y cogiendo notas en carretera”.

La copilota ha recordado su debut en la Copa Suzuki Swift, que tuvo lugar en el Rallye de Sierra Morena: “Íbamos con la moral muy alta y con mucho ánimo y cuando llegamos a meta del primer tramo vimos que estábamos casi 2 o 3 minutos de la cabeza. […] A raíz de ahí fuimos mejorando poco a poco. A la vista están los resultados de todo el año y ya en el RACC conseguimos el mejor resultado de todo el año”. De la Torre se ha referido a las pruebas en las que han participado en esta Copa, destacando los del norte: “Me encantan los rallyes en Galicia. Son muy complejos y no tienen nada que ver con los de Andalucía. Son tramos rotos, sucios, piedras, es alucinante correr un rallye allí”. Aunque de todos, como es lógico, el que más le ha dejado marcada es el RACC: “Es como soñar despierta todo el tiempo. No me podía creer lo que estaba viviendo y lo que estaba pasando. Es un recuerdo que jamás en la vida se me va a olvidar”. Al debut hubo que añadir el buen resultado deportivo: “Después de hacer todo el Nacional, de cometer muchas novatadas, llegar a la prueba del Mundial y terminar con el mejor resultado de todo el año es una sensación única”. Sobre la temporada que viene, la ubriqueña ha anunciado que aún no sabe en qué proyecto se embarcará, ya que Ernesto Salguero y ella van a separar sus caminos. “Yo estoy abierta a correr y disponible en todo lo que me salga”, ha concluido.

Esteban Gutiérrez y Alberto Domínguez cierran la temporada con los títulos regionales en sus respectivas clases

El Campeonato de Andalucía de Rallyes de Asfalto llegó a su fin el pasado fin de semana con la disputa de la última prueba del calendario 2021, el V Rallye de la Alpujarra Oriental, al que acudieron 4 equipos ubriqueños con opciones de pelear por el título regional en sus respectivas clases en dos duelos ‘fratricidas’. Por un lado, Esteban Gutiérrez y Javier Zaldívar (Renault Clío Sport) acudían a esta cita granadina liderando cómodamente la clase IX, pero con la obligación de finalizar la prueba dado que Sergio Álvarez y Conchi Gil (Reanult Clío Sport) ocupaban la segunda posición y, aunque remotas, tenían todavía opciones de arrebatarles el campeonato a Gutiérrez y Zaldívar. Una situación parecida, aunque más igualada, se vivía en la clase III, en la que Sebastián Zapata y Jorge Domínguez (Peugeot 106) y Alberto Domínguez y José Luis López (Peugeot 206) iban a pelear directamente por el Campeonato de Andalucía. En el primero de los duelos, Esteban Gutiérrez mantuvo su posición en la general gracias a su 10ª posición en el scrash final y la 2ª en la clase IX, mientras que su rival terminó en la 15ª del scrash y la 4ª de la clase IX. En el otro enfrentamiento, Alberto Domínguez superó a Sebastián Zapata y le arrebató la primera posición final de la clase III. De esta manera, Esteban Gutiérrez y Alberto Domínguez se proclamaron campeones regionales de las clases IX y III respectivamente en la clasificación de pilotos, mientras que Javier Zaldívar y José Luis López lo hicieron de la clasificación de copilotos.

Con Esteban Gutiérrez hemos tenido la ocasión de charlar en la tarde de hoy para hacer balance de la gran temporada que ha completado con este broche final en Ugíjar. Además de la victoria en su grupo, el piloto ubriqueño ha terminado en la 4ª posición de la clasificación general final del Campeonato de Andalucía, por lo que ha mostrado su satisfacción con el desarrollo deportivo de este 2021: “El Campeonato se nos ha dado muy bien, hemos hecho el mínimo de pruebas para puntuar y hemos logrado ser campeones de Andalucía de nuestra clase, con lo cual ha sido sobresaliente”.

“Los tres primeros, Aznar, Adorna y Morillo han estado en el 99% de las pruebas y nosotros con cuatro rallyes, hemos acabado detrás de ellos, lo que quiere decir que lo hemos hecho muy bien”, ha señalado el piloto ubriqueño a la vez que ha puntualizado que incluso llegaban a Ugíjar con opciones de entrar en el pódium final si Morillo o Adorna tenían algún problema y no lograban terminar el rallye. Gutiérrez ha manifestado que su objetivo en esta carrera granadina era “estar cerca de Sergio” sin necesidad de arriesgar en exceso, pero que tras los primeros tramos se fueron sintiendo cómodos y seguros por lo que en el resto “fuimos a más y a divertirnos”. No obstante, ha recalcado la dificultad que presentaba una prueba a la que acudían por primera vez: “Hemos visto que no es tan fácil estar en el top ten cuando hemos salido en Ugíjar, que era el primer año que salíamos, yendo a lo que nosotros podíamos ir […], hemos salido a correr y era difícil estar con los pilotos de la zona”.

Sobre el rallye ha destacado que tenía “tramos muy bonitos que tienen de todo, zonas lentas, zonas rápidas, bajadas, subidas. Una cosa muy bonita que no tiene ningún rallye de Andalucía es que pasa por medio de pueblos”. En el mismo sentido, se ha referido “a un rasante en el primer tramo que, aunque no quisieras, saltabas y volabas con el coche”. En relación con su rival, ha afirmado: “Para mí ha sido un placer estar midiéndonos con Sergio y compitiendo con él porque nos llevamos bien y la competición en los rallyes es sana”. En esta línea ha valorado que para ellos “es el primer año que corrían con ese coche y se tienen que adaptar todavía mucho, nosotros también les hemos dado consejos de cómo se lleva y tal”. Esteban Gutiérrez ha manifestado también que todavía estén pendientes de la publicación oficial de las puntuaciones, ya que Javier Zaldívar podría hacerse todavía con la 3ª plaza. “Si se lleva el 3º del scrash, pues más que merecido, porque Javier ya se prepara los rallyes mejor que yo, tiene un sistema de notas, de cantar y de llevar los tiempos y de prepararlo todo como un profesional”, ha añadido. Sobre la próxima temporada ha confesado que siempre le gustaría dar un pasito más, pero que lo considera muy complicado por todo el presupuesto que se necesita.

Por otro lado, también hemos contado con la presencia de Alberto Domínguez, que nos ha hablado sobre esta última cita del calendario y sobre la temporada en la que ha conquistado el título de campeón de Andalucía de la clase III. Con respecto al V Rallye de la Alpujarra Oriental ha explicado que “ha sido difícil porque nos ha llovido en algunos tramos y, en aquella zona de las Alpujarras, en dos curvas estaba lloviendo y en las siguientes dos estaba el sol fuera. Eso hacía que fuese complicada la elección de neumáticos y a eso se le sumaban los participantes de aquella zona y de Almería que corren muchísimo”. En lo puramente deportivo ha resaltado la igualdad del duelo que mantuvo con su paisano Zapata: “Desde primera hora comenzamos con mucha igualdad. Estábamos rodando en los mismos segundos, uno ganaba un tramo y el otro ganaba el otro. Incluso en un tramo conseguimos exactamente el mismo tiempo, el mismo segundo, la misma décima y la mismas centésimas”. Esa igualdad se rompió en el quinto tramo, cuando Sebastián Zapata tuvo que abandonar, aunque después se pudo enganchar en la modalidad súper rallye. A partir de entonces, Domínguez fue con la intención de asegurar: “Te lo tomas de otra manera porque ya le llevas una cierta ventaja y no es necesario arriesgar más de lo necesario. Simplemente con seguir manteniendo la distancia con él no era necesario aumentarla”.

Sobre la temporada ha calificado 2021 como un año “increíble”, ya que para él era impensable poder correr una temporada completa de rally. “Nuestro planteamiento era participar en las pruebas de aquí de la zona, pero a mitad de temporada íbamos dominando la clasificación, hasta Sevilla, en donde Sebastián nos adelantó, por lo que nos obligamos ya a terminar con la última prueba”, ha añadido. En este sentido ha reconocido que ya en la primera prueba que hicieron, en Jerez, las cosas les fueron muy bien, acabando en la 2ª posición de la Copa FAA, a pesar de que fue la primera carrera en la que estrenaron su Peugeot 206: “Nos dimos cuenta de que teníamos posibilidades de hacer algo más”, ha aclarado por lo que después del buen resultado del Sierra de Cádiz “decidimos completar la temporada entera”. Con relación a su Peugeot 206, Alberto Domínguez ha afirmado que tanto él como José Luis López han terminado “muy contentos porque comenzamos con este nuevo vehículo y tanto él como yo hemos ido aprendiendo rallye a rallye, mejorando en cada prueba y al final eso se nota”. “El Peugeot 206 se ha portado bastante bien. Sí es verdad que, como hemos participado en la Copa FAA, tenemos que llevar reglajes específicos y unas piezas que no permiten que tenga demasiada potencia”, ha reconocido el piloto ubriqueño que también ha adelantado la intención “de hacerle algunas mejoras porque en las zonas de pendiente echo en falta un poco más de potencia”.

Histórica actuación de los ubriqueños en el XXIV Rallye Sierra de Cádiz

El XXIV Rallye Sierra de Cádiz quedará en la retina de los ubriqueños por la sublime actuación de sus pilotos, culminada con la consecución de la tercera posición del scrash final por parte de Esteban Gutiérrez y Javier Zaldívar (Renault Clío Sport), el top ten de Esther de la Torre junto a Ernesto Roldán (Suzuki Swift Sport), de Sergio Álvarez y Conchi Gil (Renault Clío) y de Juan Luis Calvillo y Cristina Gutiérrez (Renault Clío Williams) o la gran actuación sin premio final de Juanmi García y Antonio Pérez, que pelearon desde el principio por las primeras posiciones, llegando incluso a liderar el rallye durante tres tramos, y a los que dos pinchazos en las pasadas por el tramo de Las Palomas les privaron de terminar en la segunda posición final.

La jornada arrancó con el malagueño Óscar Gil (Opel Adam) marcando el mejor crono en la primera pasada de la Ribera, pero en el enlace hacia el segundo tramo se quedaron sin frenos y tuvieron que abandonar, por lo que la primera posición de la general provisional la pasó a ocupar el equipo formado por Juanmi García y Antonio Pérez, que además de marcar el segundo mejor tiempo del primer tramo, lograron el scrash en el segundo. Al frente de la clasificación se mantuvo la pareja ubriqueña hasta el último tramo de la mañana en el que fueron superados por Aznar. Por detrás, a pesar de hacer un trompo en el primer tramo, Esteban Gutiérrez y Javier Zaldívar iban remontando posiciones y ya ocupaban el octavo puesto de la general en el ecuador del rallye.

Ya por la tarde y en el tramo de Las Palomas, donde normalmente decide el rallye, Juanmi García sufría el primero de los pinchazos, que por suerte se produjo cerca de la meta y solo le hizo perder unos 20 segundos, mientras que Esteban Gutiérrez marcaba un tiempazo que le permitía conseguir el tercer mejor crono. Posteriormente, en la primera pasada de la bajada de Benaocaz a Ubrique, los ubriqueños, en general, mostraron su conocimiento y dominio del trazado y estuvieron en las primeras posiciones, destacando la 2ª y 3ª de Gutiérrez y García.

En la segunda pasada por Las Palomas, la suerte volvió a serle esquiva a Juanmi García, que esta vez volvía a pinchar en medio del tramo y se veía obligado parar para cambiar la rueda, lo que le hundió definitivamente en la clasificación. Por su parte, Esteban Gutiérrez volvía a marcar el tercer mejor tiempo y, a falta del último tramo, ascendía hasta la tercera posición de la general. La última pasa al tramo de Benaocaz – Ubrique no dejó grandes cambios, de manera que José Antonio Aznar e Iván Urea se proclamaban campeones del XXIV Rallye Sierra de Cádiz, seguidos de los hermanos Jesús y Marcelo Adorna (Peugeot 208 R5) y Esteban Gutiérrez y Javier Zaldívar, que también se llevaron loa victoria en la Agrupación IV. La cuarta posición fue para Ernesto Salguero y Esther de la Torre, mientras que Sergio Álvarez y Conchi Gil terminaron en la 9ª posición de la general y 2ª de la Agrupación IV, y Juan Luis Calvillo y Cristina Gutiérrez en la 10ª del scrash y la 3ª de la Agrupación IV.

Muy cerca del top ten se quedaron Sebastián Zapata y Jorge Domínguez (Peugeot 106), undécimos del scrash, y Antonio Toro y Miguel Blanco (Seat León Cupra), que terminaron en la 12ª posición de la general y la 3ª de la Agrupación III. Tras ellos, Alberto Domínguez y José Luis López (Peugeot 206) finalizaron en la 16ª plaza, mientras que Juanmi García y Antonio Pérez acabaron en la 17ª posición final. Por su parte, Curro Reyes y Pepe Reyes (Citroën Saxo) completaron el rally en la 19ª posición, seguidos de Francisco Javier Varo y Juan José Cañas (Peugeot 206) en la 22ª plaza, Juan José Carrasco y María Jesús Trenas (Renault Clío) en la 34ª y Pablo Teixeira y Ana Rodríguez (Citroën AX) en la 38ª.

Sobre esta edición del Sierra de Cádiz hemos hablado hoy con un exultante Esteban Gutiérrez que ha calificado su actuación como “un resultado fue espectacular”. El ubriqueño ha reconocido que no esperaba un resultado como este y que, como siempre, su objetivo era “estar entre los diez primeros, que eso es ya para nosotros un logro, y luchar por nuestra categoría”. Gutiérrez ha señalado que “quitando un fallito en el primer tramo, en donde en la tercera o cuarta curva hicimos un trompo, desde el principio empezamos a marcar buenos tiempos y ahí está el resultado”. Fue tras la disputa de los tramos de la mañana cuando, tanto él como su copiloto Javier Zaldívar, empezaron a ser conscientes de que tal como estaba la competición había opciones de meterse arriba: “Veíamos que teníamos dos tramos en los que éramos muy buenos y podíamos ser fuertes. Íbamos octavos en la general y sabíamos que había por lo menos cuatro por delante que nos podíamos quitar”. En su opinión los tramos “nos salieron perfectos, las notas estaban impecables, el coche no protestó en ningún momento y nosotros estuvimos de diez”. Esteban Gutiérrez ha recalcado que sus buenos tiempos en el tramo de Las Palomas fue lo que les permitió subir puestos en la clasificación, por lo que no ha dudado en afirmar que para ellos “marcar en las dos pasadas el tercer tiempo del scrash es la perfección absoluta”. Para el piloto ubriqueño, la clave estuvo en “ser constantes, ser rápidos y no cometer fallos”. Esteban Gutiérrez ha adelantado también que su intención a corto plazo es participar en los rallyes de Sevilla y Granada para pelear por la primera posición de su categoría.

Uno de los grandes protagonistas de este rallye fue sin duda Juanmi García, con el que también hemos hablado en la tarde de hoy. García se ha mostrado “satisfecho por una parte porque disfrutamos mucho del Rallye y de estar en esos puestos de cabeza, pero ya el domingo los ánimos se te vienen abajo porque nunca esperas estar ahí y, cuando estás, lo que no esperas es que la mala suerte actúe en forma de doble pinchazo”. No obstante, el ubriqueño es consciente de su gran actuación, aunque no tuviera premio final, y ha asegurado que no esperaba rodar tan rápido desde el principio: “Mi único objetivo era aprender mucho de Antonio [Pérez], de sus notas y de su forma de vivir los rallyes. Sabíamos que, tanto por copiloto como por coche, podíamos hacer un buen papel, pero nunca pensamos en pelear ni con Aznar ni con Adorna”. El piloto ubriqueño ha reconocido que “sin arriesgar más de la cuenta salieron buenos tiempos por la mañana” y que tenían “el ritmo suficiente para hacerle carrera a Adorna o a Reina”. Las cosas se empezaron a torcer en la primera pasada de Las Palomas, aunque “salvamos la pelota del primer pinchazo”, algo que no pudieron hacer en el segundo en el que ya tuvieron que pararse a cambiar la rueda. No obstante, Juanmi García ha valorado esta experiencia de poder pelear por los primeros puestos y de comprobar que puede estar ahí arriba. El piloto del Mitsubishi EVO VIII ha confirmado también que con el Sierra de Cádiz ya da por cerrada la temporada.

 

Janssen, Villa y Asenjo dominan la Subida Ubrique en su regreso al Nacional

Humberto Janssen, Javi Villa y Mario Asenjo se adjudicaron la victoria en sus respectivas categorías en el regreso de la Subida Ubrique – Benaocaz al Campeonato de España de Montaña después de dos años de ausencia, en una prueba marcada por las restricciones de público y las altas temperaturas registradas durante todo el fin de semana. Además, en esta XXV edición de la Subida se aplicó la normativa de la Federación Española de Automovilismo en lo referente a los vehículos prioritarios y al orden de salida de los pilotos, algo que no se había llevado a cabo en Ubrique hasta el momento y que no tuvo buena aceptación por parte de los aficionados al considerar que se pierde algo de espectáculo. Tampoco gustó la división del parque de trabajo a los equipos ubicados en la plaza de las Palmeras, que en la jornada del domingo fueron trasladados por la organización a la zona del botellódromo. Lo que sí pareció gustar a todos los pilotos fue el tramo nuevo que se incluyó en la primera parte del recorrido.

En Categoría I el fin de semana ha dejado un bonito duelo entre Humberto Janssen (Porsche 911) y José Antonio López Fombona (Lamborghini Huracán) que se decidió por tan solo tres décimas en favor del piloto sexitano. Así, en la Carrera 1 Janssen se llevó la victoria con un tiempo de 02:28.682, mientras que Fombona se hacía con la segunda plaza con 02:29.901. La tercera posición se la adjudicaba el malagueño Lolo Avilés con su Ginetta G50, aunque a cierta distancia de los dos primeros clasificados. En la Carrera 2 se repitió el guión, aunque en esta ocasión solo 2 décimas separaron a Janssen (02:29.598) de Fombona (02:29.743), y en la Carrera 3 fue el asturiano el que le ganó la partida a Janssen, llevándose el tramo con 02:28.733, por el 02:29.473 del piloto del Porsche. En ambas mangas de carrera oficial la tercera posición volvió a ser para Lolo Avilés. De esta manera, la clasificación final estuvo encabezada por Humberto Janssen con 04:58.155, seguido de José Antonio López Fombona (04:58.476) y Lolo Avilés (05:06.556).

En Categoría II Javi Villa sumó su séptima victoria en Ubrique tras un fin de semana de intenso trabajo de desarrollo de la montura por parte de todo el equipo de Bango centrados en la electrónica del motor y la técnica del chasis. Eso hizo que en la carrera del sábado no fuera el piloto más rápido y viera como Raúl Ferre (Silver Car CS) le ganaba la partida con 02:18.599 por los 02:21.956 de Villa. En esta manga, la tercera posición fue para Antonio de los Ríos (Silver Car S2) y la 5ª para el joven Gonzalo Cabañas (Norma FA20), que posteriormente no podrían acabarían la Subida por avería mecánica el segundo y por accidente sin consecuencias importantes el primero. En las carreras de la jornada del domingo, Villa volvió por sus fueron y se llevó las dos mangas de carrera bajando el crono hasta los 02:13.367 y 02:13.442 respectivamente, mientras que Raúl Ferre se mantuvo en el tiempo del día anterior, es decir, en 02:18.440 en la Carrera 2 y 02:18.703 en la Carrera 3. De esta manera Javi Villa consiguió la primera plaza final con 06:13.165, seguido de Raúl Ferre (04:37.039) y Francisco Javier Aguilar (04:56.857) con Radical PR6.

Por último, en Categoría III, la más igualada de todo el fin de semana, el líder del Campeonato, Mario Asenjo (Silver Car S3), hizo honor a su condición y se llevó la victoria tras dominar dos de las tres mangas de carrera en un apretado duelo con Benito Pérez (BRC B49) y Edgar Montella (Silver Car S3). Asenjo finalizó con 04:48.275 por delante de Pérez (04:49.411) y Montella (04.50.825).

En cuanto a los pilotos locales, todos los inscritos ubriqueños lograron finalizar la prueba sin ningún incidente y sin verse condicionados por las averías mecánicas, con lo que la sensación general fue de satisfacción. Juanmi García (Mitsubishi EVO VIII) fue el mejor de los locales al terminar en la 9ª posición del scrash del Nacional. Tras él, Juan Luis Calvillo (Renault Clío) terminó en la 15ª plaza de la general, Sergio Álvarez (Renault Clío Cup) en la 19ª, Javier Zaldívar (Citroën Saxo) en la 24ª, Curro Reyes (Citroën Saxo) en la 25ª, Sebastián Mateo Zapata (Peugeot 106) en la 28ª, Cristina Gutiérrez (Renault Clío) en la 30ª, Juan Antonio Gallego (Citroën Saxo) en la 34ª, Alberto Domínguez (Peugeot 206), Daniel Martínez (Opel Kadett) en la 38ª, Manuel Mendoza (Renault Clío) en la 40ª, Samuel García (Nissan Micra) en la 41ª, Juan José Carrasco (Renault Clío) en la 43ª y Javier Jiménez (Opel Corsa) en la 47ª.

En la tarde de hoy hemos hecho balance organizativo con el presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, que no ha dudado en calificar esta edición como una de las más complicadas por todo el contexto de pandemia en que se ha tenido que organizar, por todas las novedades reglamentarias que se aplicaron por primera vez y por el tremendo calor que se registró, sobre todo en la tarde del sábado. Con todo esto tuvo que lidiar Escudería Ubrique después de dos años de ausencia del Campeonato de España con el fin de que la prueba volviera de nuevo a convertirse en una cita referencia en el calendario automovilístico nacional.

Savia ubriqueña en la Subida

Casi una quincena de pilotos ubriqueños participarán este fin de semana en la XXV Subida Internacional Ubrique – Benaocaz, siguiendo esa tendencia de los últimos años en los que la prueba suele contar con una amplia representación de pilotos locales, algunos debutando en una competición automovilística y otros ampliando su experiencia con un tramo que conocen de sobra. La expedición ubriqueña está compuesta este año por Juanmi García (Mitsubishi EVO VIII), Sergio Álvarez (Renault Clío Cup), Javier Zaldívar (Citroën Saxo), Juan Antonio Gallego (Citroën Saxo), Curro Reyes (Citroën Saxo), Juan Luis Calvillo (Renault Clío), Juan José Carrasco (Renault Clío), Manuel Mendoza (Renault Clío), Alberto Domínguez (Peugeot 206), Sebastián Mateo Zapata (Peugeot 106), Samuel García (Nissan MICRA), Daniel Martínez (Opel Kadett), Javier Jiménez (Opel Corsa) y Cristina Gutiérrez (Renault Clío), que además será la única pilota de toda la parrilla.

En nuestro programa de hoy nos hemos querido acercar a la Subida en clave local para conocer las impresiones de algunos pilotos ubriqueños. Uno de los que va a correr por primera vez en la Subida es Curro Reyes, que ya debutó en una prueba oficial hace un mes en el Rallye de Jerez y que, de cara a este fin de semana, ha asegurado estar “anormalmente tranquilo. Parece que parte de los nervios de inicio de una carrera los perdí en el Rallye de Jerez y la preparación del coche ha sido más sencilla de lo que esperaba. Supongo que los nervios llegarán hoy viernes cuando haya que pasar las verificaciones y el sábado cuando toque ponerse el mono”. Este joven ubriqueño ha estado casi toda su vida ligado a la Subida Ubrique: “He pasado de ser un pequeñín que repartía panfletos a pertenecer a la organización e incluso a pasarme al lado de la mecánica con mi tío Luis y el Lancia”. Ahora, ha reconocido que cumple el sueño de poder correr en su casa. Su prueba de fuego antes de Ubrique fue el Rallye de Jerez, que ha afirmado que fue toda una odisea: “Más que un rallye fue una carrera de obstáculos. Como lección en tema de automovilismo fue bastante buena. Con el coche fue mejor de lo que esperaba, me vi muy bien, muy seguro, sabiendo lo que hacía en cada momento e incluso con todos los problemas que tuvimos que más de una vez nos podían haber dado un susto bastante fuerte. En términos generales fue una pasada. Tanto lo bueno como lo malo lo disfruté”.

Curro Reyes estará al volante de un Citroën SAXO, “un coche ideal si quieres aprender a pilotar de manera rápida. Es un gran coche escuela, además de que el mantenimiento es bastante más bajo que uno de homologación FIA más reciente”. “El coche lo revisamos hace poco, he tenido que hacer unos añadidos por el tema del reglamento y el coche está perfecto. No se ha movido ni un tornillo, no pierde líquido por ningún lado y la suspensión está bastante bien”, ha añadido. El piloto ubriqueño ha señalado que el objetivo que se plantea para este XXV Subida es “aprender un poquito más del coche. Aprovechando las circunstancias de que ya conozco el trazado, quiero probar las limitaciones del coche, aprender las relaciones de marchas para el paso por curva y buscar la velocidad. En definitiva, crecer un poquito como piloto”. Sobre la pequeña modificación del trazado ha señalado que “el nuevo tramo lo hace un poquito más técnico. Desde mi punto de vista son curvas de media y alta velocidad. Ahora lo hace un poco más interesante, no tienes ese respiro que tenías en la recta. […] La zona de las Cumbres está bastante bien, la curva está peraltada, va transmitir seguridad y, aparte, creo que va a ser más rápida de lo que pueda aparentar”.

Por otra parte, también hemos charlado con otro piloto que ya conoce la prueba, pero que este año la va a afrontar con una nueva montura. Hablamos de Sergio Álvarez, que ya estrenó su Renault Clío Cup en el Rallye de Jerez: “Fuimos de menos a más, puesto que fue la primera carrera del coche que adquirimos hace un par de años. Prácticamente, casi que lo estrenamos en rallye con todas las modificaciones de suspensiones y demás”. Según Álvarez, “fue una toma de contacto con el coche puesto que es súper diferente al que teníamos anteriormente, tanto en suspensiones como en cambio, así que nos lo tomamos un poquito como reglaje. El resultado no lo miramos porque no era ese nuestro objetivo, pero contento con la sensación del coche, que es muy fiable y puede llegar a ser muy rápido”.

Así a todo, el joven piloto ubriqueño se ha mostrado con muchas ganas, “puesto que es la subida de casa, la que estamos esperando todo el año para correrla, y se echaba de menos después de 2 años sin poder participar”. En su opinión, “es un trazado espectacular, único”, a lo que hay que sumar la motivación extra de correr en casa ante amigos y familiares, a pesar de que este año las restricciones impedirán una presencia de público como en años anteriores. Sergio Álvarez ha explicado que su vehículo llega a la Subida en buen estado, después de Jerez y de todas las modificaciones que han tenido que hacerle por provenir de un campeonato de circuito. Del mismo modo ha asegurado que no espera “ningún resultado especial, simplemente intentar sacar el mejor tiempo que se pueda sin arriesgar el coche”. Desde su punto de vista, todavía le queda mucho trabajo de adaptación a esta nueva montura: “Es un coche que frena mucho más rápido que el anterior, permite un paso por curva bastante más bueno, pero al fin y al cabo tienes que hacer muchos kilómetros y en un rallye no te da tiempo a cogerle el feeling”. Por último, ha señalado que el nuevo tramo de las Cumbres puede beneficiar a vehículos como el suyo en comparación con las monturas más potentes: “Creo que vamos a mejorar los tiempos de años anteriores”.