El Ubrique UD se lleva el derbi de la Sierra con dos goles en el descuento

El Ubrique UD sumó ayer ante la UD Villamartín una nueva victoria que se volvió a materializar en el epílogo del partido, tal como ocurriera la semana pasada ante Chipiona. Si entonces, los goles de Parra y Paco sirvieron para darle la vuelta al marcador en diez minutos, en esta ocasión la actuación del delantero juvenil de tan solo 17 años fue determinante gracias a un gol y una asistencia en el descuento que le permitió a su equipo ganar el partido por 2 – 0. Con este resultado, y a falta de dos jornadas para cerrar la primera vuelta, el Ubrique UD depende de sí mismo para meterse en los puestos que le permitirían jugar por el ascenso en la segunda fase.

Ambos equipos saltaron al terreno de juego siendo conscientes de que la victoria era esencial para mantener sus opciones de terminar la primera fase entre los cinco primeros, aunque fue la UD Villamartín el que tuvo las ideas más claras y salió algo mejor que un Ubrique UD incapaz de conectar tres pases seguidos ante la presión del rival. No obstante, las ocasiones brillaron por su ausencia en la primera parte, siendo lo más destacado un remate de cabeza a la salida de un córner del villamartinense Lirio que se marchó por encima del larguero.

Ya en la segunda parte, los de Miguel Domínguez le metieron más ritmo al partido y desde el primer minuto se pudo ver a un equipo más ambicioso y con la intención de llevar el control del partido. La tuvo Peluca en el 46’, pero su remate de cabeza se fue fuera cuando lo tenía todo a favor. La respuesta la dio Nene en el 55’ con un tiro desde fuera del área que Alberto mandó a córner. A reglón seguido, Peluca gozó de la oportunidad más clara del partido cuando se plantó solo ante Cristian tras recibir un buen pase al hueco de Luisrru, pero el portero visitante fue capaz de aguantarle y evitar el intento de vaselina del ubriqueño con una gran mano. Así se llegó hasta el último cuarto de hora, en el que los locales se volcaron sobre el área culiblanca, mientras que el equipo visitante salía peligrosamente a la contra.

En el 80’ llegó la jugada polémica, al anular Galán Gutiérrez a estancia de su juez de línea un gol de Lean por un más que discutido fuera de juego de Gabi. De esta manera y cuando parecía que el partido estaba condenado a terminar sin goles apareció la figura de Parra en el minuto 94. El delantero luchó un balón a la defensa rival, superando a los dos centrales en la pelea y plantándose solo ante Cristian, que no pudo hacer nada para evitar que su fuerte tiro cruzado se colara en la portería. El delirio llegó a la grada de un Antonio que volvió a acoger público casi dos meses después. Tras el gol El Villamartín intentó buscar el empate a la desesperada, cosa que aprovechó nuevamente Parra en el 96’ para robar un balón en el centro del campo, organizar una contra y asistir en el último momento a Fran para que empujara el balón y pusiera el definitivo 2 – 0. Alegría en el equipo ubriqueño solo manchada por la lesión de Carlos Gil, que abandonó el terreno de juego con evidentes gestos de dolor en uno de sus brazos, confirmándose posteriormente que se había producido una luxación de codo, que lo mantendrá alejado de los terrenos de juego unas cuantas jornadas.

Tras el choque, José Antonio Parra mostró su felicidad por haber podido contribuir de forma notable a la victoria de su equipo: “Llevaba muchos partidos sin meter goles. Esta victoria y el gol que ha ayudado al equipo, para mí es muy importante”. El delantero juvenil destacó la importancia de haber superado a un rival directo que se queda a seis puntos, aunque aclaró que “hay que ir partido a partido y no perder la cara a esta liga porque jugar la fase de ascenso sería algo bonito para el equipo”. Parra recordó que ha estado algún tiempo lesionado y que le había costado coger el ritmo, pero que en estos momentos se encontraba muy bien físicamente y que creía que se encontraba en su mejor momento. Por último, sentenció que, a pesar de estar siendo una temporada difícil por los resultados, “ahí está el Ubrique UD otra vez”.

Por su parte, Miguel Domínguez reconoció que “cuando se gana en los minutos finales es un auténtico éxtasis, pero tenemos que analizar. El partido no ha sido muy bueno por nuestra parte. En la primera mitad no hemos estado y lo mejor ha sido el resultado, que nos hayamos ido 0 – 0 al descanso”. En esta línea, afirmó: “No sé qué nos ocurre en las primeras partes, pero también hay que sacar su parte buena y ver que el equipo, hasta el final, pelea el objetivo. No se puede jugar en el alambre porque un día seguramente caigas”. En su opinión, el partido se había decidido por los pequeños detalles en un partido en el que las ocasiones más claras fueron para su equipo. El míster quiso también destacar la actuación de Parra señalando que “sabíamos cómo estaba el partido y que era su momento. Un jugador que en media hora te podía revolucionar el partido, como al final lo ha hecho”. Domínguez quiso dedicar la victoria a Carlos Gil: “Va para él, es nuestro líder y esperemos que esté le menos tiempo posible fuera”.

Para el entrenador de la UD Villamartín, Manolo Holgado, su equipo había completado un buen partido y había estado durante noventa minutos bien plantado en el terreno de juego. “Hemos generado ocasiones y creo que se mascaba más el gol visitante que el local. Es verdad que en una jugada desgraciada en el minuto 93, ganan un balón por alto a Casillas y se cuela Parra por el centro de nuestra defensa, cuando jugamos con tres centrales, y nos meten el 1 – 0”, añadió a la vez que, en su opinión, “lo más justo hubiera sido el empate”. Para el villamartinense, “ellos han tenido más presencia en nuestra área en los últimos 15 minutos. Antes de eso, las ocasiones más claras las hemos tenido nosotros”. Holgado explicó que esta derrota pone “muy difícil engancharnos a los cinco primeros” y se mostró resignado con que su equipo tendrá que luchar en la segunda fase por evitar el descenso. Por último, reconoció que “una derrota en el descuento duele mucho” y que en estos momentos de la temporada su equipo era “muy irregular y hay que tener cuidado con eso porque nos podemos meter en peligro en la segunda fase si seguimos así”.

El Ubrique UD B se lleva un valioso punto del Manuel Irigoyen

El Ubrique UD senior B consiguió un valioso empate a un gol ante el Ciudad de Cádiz gracias a un tanto de falta directa de Francis en las postrimerías del partido, cuando los locales ya se veían con los tres puntos en la buchaca. El del domingo fue un partido del que, a priori, se esperaba mucho por estar en juego el liderato de la Tercera Andaluza entre dos equipos empatados a casi todo. Sin embargo, fue un encuentro con mucho centrocampismo, poco fútbol y escasas ocasiones por parte de ambos.

El Ciudad de Cádiz sorprendió por su planteamiento en el día que podía hacer valer su rol de anfitrión para dar un golpe de autoridad al campeonato con una victoria ante un rival directo. El cuadro gaditano salió al campo con un dibujo bastante conservador, respetando en exceso al equipo serrano y esperando en su campo para sorprender al contragolpe. Por su parte, el Ubrique UD tampoco se volvió loco y se adaptó a las circunstancias, consciente de que era Ciudad de Cádiz el que necesitaba más la victoria y que, por tanto, tendría que ser el que más arriesgara. Con este panorama, no es difícil imaginar lo que dejó la primera mitad, contadas llegadas y pocas ocasiones, con un Ubrique UD que no pudo desplegar el juego con el que se siente más cómodo ni apenas llegar al área rival.

En la segunda mitad, el Ciudad de Cádiz quizás buscó con más ahínco la portería de Pedro Pazo hasta que, en el minuto 70, Antonio Bruzón consiguió poner a su equipo por delante con un gol logrado en una jugada de córner en la que pudo conseguir el primer gol de su equipo aprovechando un error de marca de la defensa ubriqueña. Con el 1 – 0, el Ciudad de Cádiz se replegó aún más esperando que los ubriqueños se volcaran en ataque para matar el partido a la contra. Sin embargo, los de Mario Casillas siguieron con el plan inicial esperando llegar vivos a los últimos minutos del partido. Y así. Cuando el Ciudad de Cádiz que ya se veía como nuevo líder de la nueva categoría llegó el gol del empate que tiraba por tierra sus planes. En el 89’, Francis daba buena muestra de su calidad a balón parado y, en una falta lateral, enchufó el balón por la escuadra de la portería defendida por Francisco Vega para poner el 1 – 1. El Ciudad de Cádiz intentó enmendar la situación, pero ya era demasiado tarde. El empate hizo justicia a un planteamiento excesivamente conservador de los locales y permite al Ubrique UD mantener la primera plaza y superar a los gaditanos en el goal average.

Para Francisco Javier Gago, componente de la plantilla del Ubrique UD senior B, el punto logrado fue bastante valioso porque, con independencia de la importancia que tiene a efectos clasificatorios, “el partido fue bastante intenso y duro y nos llevamos la recompensa en el último minuto”. En su opinión, “la primera parte fue un toma y daca, un careo en el que ninguno de los dos nos metimos mano”, sin apenas ocasiones y en la que “el balón se jugó sobre todo en el centro del campo y a base de pelotazos”. La historia cambió en el segundo período, ya que “ellos salieron un poco más fuerte y durante unos 30 minutos estuvieron atosigándonos hasta que marcaron el gol”. Sin embargo, tras el gol, “se echaron muchísimo más atrás. Nos dieron el balón y apenas lo tocaron en los últimos 15 minutos. Gracias a ello pudimos gozar de varias oportunidades”. Gago ha reconocido que por el hecho de ser líderes tras la primera vuelta son ahora el rival a batir, aunque ha aclarado que también tienen la ambición de dar lo mejor de sí ante los equipos que los superaron en la primera vuelta, como es el caso de su próximo rival, el Nexstars, ante el que tienen como objetivo “ganarles e incluso ganar el goal average, que va a ser difícil porque allí fue una victoria bastante abultada”. A pesar de todo, el defensor ubriqueño se ha mostrado cauto y, ha señalado que ahora mismo su equipo está “con la moral alta y los pies en el suelo porque en un partido tonto podemos perder y tirar la liga”.

El Ubrique UD remonta al Chipiona en el último suspiro

El Ubrique UD senior logró ayer una importante victoria por 3 – 2 en el último suspiro del partido tras culminar una remontada en apenas 10 minutos, cuando perdía por 1 – 2. Un gol de Paco en el minuto 90 permitió a su equipo superar al Chipiona CF y sumar tres puntos que le acercan un poco más a la zona alta.

En una mañana lluviosa, ambos equipos, necesitados de puntos, saltaron al terreno de juego conscientes de la importancia del choque para mantener sus aspiraciones de meterse en el grupo que jugará por el ascenso en la segunda fase. Sin embargo, ninguno de los dos fue capaz de hacerse con la situación en los primeros compases, en los que tampoco se vio ninguna ocasión clara de gol. Hubo que esperar hasta el primer cuarto de hora, para que el visitante David Lorenzo intentara sorprender a Alberto con un fuerte tiro raso cruzado que se fue lamiendo el poste. Pero sería el Ubrique UD el que consiguió ponerse por delante en el marcador en el minuto 21, cuando Peluca solventó la asistencia de Ángel Román desde la zona de tres cuartos con un toque que superó la salida del guardameta rival para colarse en la portería. Fue el único remate a puerta del cuadro local en toda la primera parte, en la que solo hubo un par de ocasiones más de un rival, que las aprovechó para empatar. Avisó en el minuto 28, cuando David Castaño remató un centro de cabeza por encima del larguero de la portería de Alberto. Tan solo un minuto después, David Lorenzo conectaba otro centro desde la derecha de Pedro Montalbán con un empalme que se fue al fondo de las redes. Poco más dejó el primer acto, dejando un partido igualado en el luminoso en el escaso número de ocasiones.

Tras el descanso el Chipiona salió con las ideas más claras y se fue haciendo con el control del juego hasta el punto de marcar el 1 – 2 en el minuto 65. En este caso fue Pedro Montalbán el que tras recibir el balón en un saque de banda y abrir a la derecha, se internó en el área para recibir posteriormente un centro raso que logró rematar a las mallas. Con todo a favor, parecía que los chipioneros habían hecho lo más difícil y que ahora les tocaba esperar. No obstante, el equipo se encerró atrás y el Ubrique UD puso toda la carne en el asador buscando el empate. Los de Miguel Domínguez llevaban la iniciativa y dominaron el balón, pero no terminaban de encontrar espacios claros, llevando peligro más `por empuje que por juego. Así, en el minuto 81 un centro desde la derecha de Paco fue conectado en el segundo palo por Parra que, con un remate de cabeza, consiguió el 2 – 2. Un gol que dio alas a los locales mientras que al Chipiona pareció hacérsele largo el duelo. En el 84’ los locales reclamaron un penalti por unas claras manos dentro del área chipionera que el colegiado no vio y ya en el 90’, Paco cogió un balón en el borde del área y tras darse la vuelta coló el balón por bajo y pegado al palo con un latigazo al que no pudo llegar el portero Salvador Troncoso.

Un gol que sirvió para dar una victoria importantísima al Ubrique UD y que, como tal, valoraron sus componentes. Así, Miguel Domínguez afirmó que quizás su equipo se había llevado “un botín que a lo mejor no merecíamos”, aunque ello venía a compensar las veces que “sí lo hemos merecido y no lo hemos conseguido”. Domínguez explicó que “no ha sido un gran partido, pero los 3 puntos, en el momento en el que estamos de la temporada, era lo más importante y los hemos podido conseguir”. En esta línea quiso destacar “ese orgullo de vernos con un 1 – 2. Si nos coge hace un mes, hubiera sido otro resultado. Hoy lo hemos podido solventar”. A pesar del resultado, el técnico ubriqueño fue autocrítico: “En la primera parte solo hemos disparado la de Peluca, hemos estado espesos. Somos los primeros que sabemos que no ha sido un buen partido, pero en la segunda parte, sin ser ese equipo que somos otras veces que tenemos bastantes oportunidades, en 8 minutos de orgullo hemos conseguido el 3 – 2”. Por último, Miguel Domínguez se quejó de la actuación arbitral: “El arbitraje nos ha sacado un poco del partido. No puede ser que, en 75 minutos, en un partido de esta categoría, te piten una falta a favor nada más. Ha habido una pena máxima que se ha comido porque le ha dado la gana. Un balón que va para portería, lo sacan con la mano y dice que es involuntaria. Eso no lo he escuchado en los 38 años que tengo de vida”.

Por su parte, Juan Gabriel Domínguez ‘Juangra’ también mostró su felicidad por la victoria conseguida in extremis: “Parecía que se nos escapaba ya. El equipo contrario ha entrado en el rol de jugar a la contra, de ida y vuelta, y al final nos han dejado los espacios que hemos sabido aprovechar”. El defensa comentó que tras el gol inicial del Ubrique UD, “ellos han sido un poco listos y han metido mucha gente por dentro. Hasta que no hemos reforzado el centro del campo, nos han creado bastantes ocasiones, aunque al final lo hemos controlado bien”. Juangra reconoció la dificultad de “una liga igualada, que se va acercando a su final y cuesta la vida ganar un punto”. Por eso, y tras esta última victoria, adelantó que “ahora tenemos dos partidos en casa y puntuando en los dos puede ser que nos metamos en la parte de arriba y no pasemos apuros”.

Por último, el entrenador del Chipiona, Carlos Martínez, manifestó que el partido había sido igualado y se había decantado “del lado del que ha tenido la cabeza más fría”. En su opinión, cuando su equipo dominaba el marcador, tuvieron un par de lesiones por las que hubo que “reestructurar al equipo y se ha descontrolado la defensa. En los minutos finales el físico nos ha bajado un poquito y el Ubrique, con el segundo gol, se ha venido arriba hasta que ha encontrado el tercero”. Martínez también se quejó de la actuación arbitral: “El trío arbitral no ha estado a la altura del partido, totalmente fuera. Ha habido acciones importantes que no las han señalizado como debieran y hay otras que, sin peligro, han pitado. Han cortado el partido mucho, con muchas faltas y muchas tarjetas”. El técnico chipionero recordó que su equipo partió esta liga “con el objetivo del ascenso. Habíamos formado un equipo potente, con refuerzos de garantía”. Las circunstancias de la pandemia, con situaciones como el cierre de instalaciones, la falta de entrenamientos o los jugadores que dejan de jugar por falta de motivación han provocado que hacen que los objetivos hayan cambiado.

El Ubrique UD se viene de vacío de Trebujena

El Ubrique UD se vino de vacío de Trebujena tras caer por la mínima en un partido que se decantó por el gol de David en el minuto 38 que finalmente no pudieron igualar los ubriqueños a pesar de intentarlo por todos sus medios en la segunda mitad. El conjunto serrano tuvo un buen inicio de partido, dominando la situación en los primeros compases, aunque sin que se tradujeran en ocasiones de gol claras. Sí tuvo acercamientos, pero le faltó ese último pase o buenas decisiones a la hora de ejecutar y finalizar las jugadas. El Trebujena CF tampoco dispuso de ocasiones claras en esta primera mitad hasta el minuto 38, cuando Peru sacó un centró al corazón del área ubriqueña en el que la defensa dejó un balón muerto sin despejar que fue aprovechado por David para fusilar a Alberto y lograr el 1 – 0. Cabe destacar que el en esta primera mitad el colegiado no vio un claro penalti de Carlos Gil por manos en el área, lo que en cierta manera compensaría en la segunda mitad en la que tampoco consideró como penalti un claro derribo de Peluca en el área trebujenera.

Tras el descanso, el Ubrique UD dio un paso adelante y se volcó sobre el área local, encerrando a un rival que se defendía y esperaba para intentar matar el partido a la contra. Fruto de este empuje llegaron las ocasiones para los visitantes, pero ni Aníbal ni Peluca lograron batir la portería rival. El Trebujena pudo ampliar su diferencia en el 65’, pero Alberto evitó el 2 – 0 con una parada a bocajarro. Los ubriqueños lo intentaron hasta el final, pero el marcador ya no se movió y el choque terminó con el definitivo 1 – 0.

En la tarde de hoy hemos podido hablar de este partido con el delantero ubriqueño Antonio Domínguez ‘Peluca’, que volvió a una convocatoria después de haber superado su infección por COVID – 19 que le había dejado varias semanas en el dique seco. En su opinión, “en el cómputo general el partido no fue para llevarnos una derrota de Trebujena, sino más que nada un empate o, por acercamientos a portería, incluso un poco más a favor para nosotros. Tuvimos un inicio de partido muy bueno, en el que teníamos controlado perfectamente el partido, pero tuvimos 10 minutos de pájara en los que ellos aprovecharon un fallo individual en defensa y nos metieron el 1 – 0”. “En la segunda parte el arreón nuestro fue importante y ellos estuvieron bien atrás. Si hubiésemos estado más acertados o incluso teniendo más tranquilidad a la hora de generar en ataque, hubiésemos podido conseguir el gol” ha añadido a la vez que ha reconocido que “esta temporada, por un tema de confianza o lo que sea, nos cuesta hacer gol, y no pudimos conseguir el empate”. En esta línea, Domínguez ha asegurado que el equipo rondó mucho el área trebujenera y que “ocasiones clarísimas no, pero es verdad que nosotros sí llegamos a zonas del borde del área e incluso tiramos dos o tres centros peligrosos que no conseguimos rematar”.

Peluca ha animado a sus compañeros a seguir trabajando en la misma línea en esta recta final de la primera fase para intentar colarse en el grupo de la fase de ascenso. Por ello ha señalado que “nuestro principal objetivo es intentar quedar entre los 5 primeros para evitar la segunda liguilla en la que nos jugaríamos el descenso, aunque por la situación en la que estamos no podemos mirar más arriba, ni ponernos metas excesivas esta temporada porque, la verdad, no nos lo estamos mereciendo”. En este sentido ha considerado como fundamentales los tres partidos que le quedan por disputar en casa al Ubrique UD: “En el Barbadillo estamos bien. A diferencia de otras temporadas en las que sacábamos muchos más puntos fuera que en casa, este año está siendo al revés”. No obstante, ha advertido del peligro del próximo rival: “Chipiona es un equipo que hace las cosas muy bien. Las dos veces que hemos jugado contra ellos allí en su campo han sido superiores. Este año tenían chavales del juvenil que eran buenísimos y nos dieron un meneo”. Por todo ello, ha considerado que “hay que estar al cien por cien, tanto mental como físicamente, e intentar que se queden los tres puntos aquí”.

Una manita para cerrar la primera vuelta como líderes

El Ubrique UD senior B consiguió una contundente victoria por 5 – 0 ante el equipo sanroqueño de La Rock Puente para cerrar la primera vuelta del campeonato liguero como líderes de la categoría empatados a puntos con el Ciudad de Cádiz. El equipo de Mario Casillas completó un partido muy serio, sabiendo esperar su momento para, a base de goles, imponerse a su rival y dejar el choque prácticamente sentenciado al descanso.

En los primeros compases del encuentro ya se vio a un conjunto serrano bien asentado y a un Rock Puente voluntarioso que tampoco hacía ascos al juego ofensivo. De hecho, en el minuto 17 el visitante Joselito tuvo la primera ocasión clara al estrellar un balón en el larguero. Con el paso de los minutos el Ubrique UD B fue haciéndose con el dominio de la situación, apretando a su rival en la salida del balón y recuperando la posesión rápidamente. A la media hora, Pedro Barragán vio como un defensa sacaba bajo palos su tiro a puerta tras una jugada embarullada en el área sanroqueña. Se barruntaba el gol y tan solo 5 minutos después, Pablo inició una jugada internándose por la derecha y poniendo un balón raso en el corazón del área, en donde, tras un primer remate errado, Oliva cogió el rechace y empujó el balón para establecer el 1 – 0. El tanto desajustó momentáneamente a La Rock Puente, algo que le salió bastante caro, ya que en el 36’ Iván inició una jugada por la izquierda que finalizó otra vez Oliva con un lanzamiento desde fuera del área que se coló por la escuadra. Adri la tuvo en el 44’ pero el meta Joselu mandó fuera y en el 45’ Juandi aprovechó un balón suelto en el área tras un mal despeje de la defensa visitante en un saque de banda para poner el 3 – 0.

Con este panorama, se fue el partido al descanso y tras la reanudación el Ubrique UD B siguió con el mismo guión, que tan buen resultado le había dado en el primer acto, moviendo el banquillo continuamente para dar minutos a todos los jugadores. De esta forma, en el 56’ Juandi disfrutó de una buena ocasión, pero su intento de vaselina se fue por encima del larguero. La réplica la dio el visitante Antoñito, aunque su tiro lo mandó a córner Pedro con una buena intervención. El Ubrique UD B era dueño y señor del partido y, a pesar de los cambios, el equipo siguió rindiendo a buen nivel, toda vez que físicamente también se mostró más entero que su rival. La goleada la completaron Pablo en el minuto 64, con un trallazo desde el pico del área que entró por la escuadra, y Pedro Barragán en el 75’, tras recibir un buen pase de Álex de la Torre y ganarle la partida al portero rival en su salida.

Con este resultado, el Ubrique UD B no solo acaba como colíder de la Tercera Andaluza gaditana, sino que además lo hace como máximo goleador de la categoría, con 18 tantos en 7 partidos, y como equipo menos goleado, junto al Nextstars, con 7 goles en contra. Unos números para disfrutar y soñar en la segunda vuelta.

Tras el encuentro, el segundo entrenador del Ubrique UD B, Manuel Pérez Hinojos, mostró su satisfacción con el trabajo y el juego de su equipo, considerando este resultado como el premio al trabajo de toda la semana: “Había que poner la guinda al trabajo que están haciendo los chavales porque es digno de ver como entrenan. Unas ganas, una armonía y un buen rollo que se ha visto plasmado aquí. Han participado todos, todos han tenido minutos y el resultado es más que justo”. El componente del cuerpo técnico ha confesado que no se fiaban de un rival que había puntuado con los dos equipos ante los que ha perdido el Ubrique UD B, pero que “conforme han ido pasando los minutos nos hemos hecho dueños del partido y ha sido cuestión de tiempo que llegaran los goles”. Para Manuel Hinojos, “la clave ha estado en la paciencia, en no querer ganar el partido al principio, jugando tranquilos, asentándonos en el campo e intentando conocer los puntos débiles del otro equipo”. Además, a esto le ha sumado el hecho de que su equipo ha estado físicamente más entero. Con respecto a la primera vuelta, el segundo entrenador ubriqueño ha visto cierto paralelismo con el CD Elio, cuyo recordado ascenso cumple 30 años esta temporada: “El CD Elio era también un grupo de amigos que nos encontramos con la sorpresa del ascenso. Ellos están trabajando con la misma ilusión y yo estoy intentando inculcarles ese espíritu que teníamos entonces”. No obstante, Manuel Pérez Hinojos ha querido ser cauteloso y ha reconocido que en la segunda vuelta serán el equipo a batir. “Ahora hay que ver dónde tenemos esa madurez para aguantar la presión”, ha sentenciado.

Pablo Arenas, uno de los protagonistas del partido, se mostró también exultante con la actuación de su equipo: “Se nota que el equipo entró con ganas. Al principio nos vimos un poco dudando de las jugadas porque ellos estaban dando pelotazos y no nos venía bien ese juego. Somos jóvenes y todavía solemos entrar en este tipo de disputas en las que perdemos la calidad de nuestro juego. Pero a las 15 o 20 minutos fuimos encontrando la esencia de este equipo y el trabajo se ve aquí”. Del mismo modo ha destacado que “el banquillo ha estado más fuerte que nunca y todo el que ha entrado ha hecho bien su trabajo” y que “estamos teniendo la suerte en la que 4 o 5 personas distintas han marcado gol y eso da mucha confianza a los jugadores”.  En cuanto al buen momento por el que pasa este Ubrique UD B, Pablo ha señalado que “el equipo ahora tiene ese rodaje, nos están saliendo las cosas y el cuerpo técnico está dando con la tecla”, a la vez que ha aclarado que pelear por el ascenso no es una obsesión: “Hemos venido a disfrutar, no a ganar la liga. Luego que pase lo que tenga que pasar”.

Por último, Pepe Jiménez, entrenador de La Rock Puente consideró el resultado como “un castigo excesivo”. Para el sanroqueño, “hasta el minuto 38 hemos aguantado bien el 0 – 0, incluso con un tiro al larguero y algunas llegadas, pero un fallo colectivo por la banda nos ha matado. Después otros dos errores han hecho que en 8 minutos se nos haya ido el trabajo de toda la primera parte”. “En la segunda parte salimos con los ánimos un poquito bajos, con un 3 – 0 y como visitante es muy difícil levantar esa losa. Nos volcamos en ataque y a la contra nos han matado”, apostilló. Jiménez ha constatado que, al ser un equipo joven y de reciente creación, está falto de experiencia y madurez en la categoría. No obstante, ha achacado esto a las dificultades por las que están pasando: “Empezamos este proyecto en el mes de agosto sin tener instalaciones municipales dignas donde poder entrenar. El Ayuntamiento de San Roque, por el motivo que sea, que a día de hoy lo desconozco, no nos la da y no tenemos instalación. Cuando tú llevas a 25 chavales con ilusión por entrenar y jugar y tienes que estar entrenando en un parque o en un colegio, el ritmo de los partidos y de la competición no los tienes”.