Rafael Carrillo, 2º junior en el Triatlón Ciudad de Guadix

El ubriqueño Rafael Enrique Carrillo se subió al pódium el pasado domingo en el VI Triatlón Ciudad de Guadix – Memorial Pepe Ariza, en el que consiguió la segunda posición de la categoría junior y la 34ª de la general en una prueba que contó con casi trescientos participantes. En esta prueba de distancia olímpica (2 km de natación, 34 de bici y 10 de carrera a pie) la victoria absoluta recayó en Fernando Alarza que completó el recorrido en 1h46’04’’, seguido de Lasse Lurs (1h48’15’’) y Roberto Sánchez (1h48’55’’). En la categoría junior Pablo Abad fue el más rápido con 2h02’03’’, por delante de Rafael Carrillo (2h19’48’’) y Juan Ángel Sánchez (2h21’55’’).

El triatleta ubriqueño, que ya estuvo presente la semana pasada en el Campeonato de España de Duatlón de Avilés, disputó su primer triatlón de este año y terminó muy contento con el resultado final, “sobre todo con el último sector, el de la carrera a pie, porque la natación se me fue un poco de las manos y la hice más lenta de lo que esperaba”. Rafael Carrillo ha comentado que “no esperaba encontrarme tan delante en la general porque no consideraba que había hecho tan buena carrera a pie como para mejorar la natación”, a la vez que ha resaltado la baja temperatura del agua del embalse en el que se llevó a cabo el segmento de natación. “Tuve la suerte de que cuando salí de la transición con la bicicleta me encontré con un compañero y, como el drafting no está permitido, tuvimos que ir en paralelo y supimos mantener un buen ritmo suficiente para no reventar”, ha relatado Carrillo, que posteriormente afrontó el último sector de carrera a pie “con unas sensaciones buenísimas. De hecho, ese último segmento fue el que mejor me salió. En parte creo que fue porque llevé la suplementación muy bien porque salí de la TC2 encendido y en ningún momento tuve molestias”.

No obstante, el triatleta de Ubrique ha reconocido que no llegó todo lo bien que hubiera querido para afrontar la natación, ya que semanas antes se tuvo que confinar y “estuve cerca de 14 días sin poder tocar el agua, hasta tres o cuatro días antes. Así que se me fue un poco la natación de los entrenos”. Además, aunque el fin de semana antes se pudo probar en el Duatlón de Avilés, “no tenía mucha idea de mi estado físico porque pasaba del Campeonato de España, que duraba 25 minutos como mucho, a esta prueba en la que eché unas 2h20’. Son unas pruebas muy distintas. La primera es salir a piñón hasta que entras y la de este fin de semana tienes que ir con la cabeza fría para no pasarte en los primeros sectores”.

Esta prueba de Guadix era el segundo triatlón de distancia olímpica en el que ha participado Rafael Carrillo: “Hice uno hace dos años, pero con la diferencia de que sí había drafting, con lo que en la natación podía ir a pie y en la bici a rueda. Este, debido al coronavirus, era en la modalidad contrarreloj y se salía de forma individual cada 20 segundos”. En este sentido, ha reconocido que le viene mejor el formato clásico porque “no soy un muy buen nadador y me beneficiaba de los pies de otros”. Como ventaja, con el modo contrarreloj los triatletas se ahorran muchos golpes en la salida y en la primera boya de la prueba de natación, aunque para Rafael Carrillo “eso forma parte de la esencia del triatlón, saber imponerte y sacar pecho”. Por todo ello no ha mostrado sus preferencias por ninguno de los dos formatos en particular: “Creo que me da un poquillo igual”.

Eduardo Gómez debuta en el Campeonato de España de Duatlón

El ubriqueño Eduardo Gómez participó el pasado sábado en el Campeonato de España de Duatlón que se disputó Avilés, en donde finalizó en la 83ª posición de la categoría Élite tras completar la distancia sprint (5 km de carrera a pie, 20 km de bici y 2,5 km de carrera a pie) en un tiempo de 1h01’09’’. El vencedor de la prueba en esta categoría fue su compañero del equipo Montilla – Córdoba Triatlón Emilio Antonio Martín, que empleó para ello 56’15’’, seguido de Genis Grau (56’24’’) y Fernando Zorrilla (56’28’’). Esta prueba era el segundo duatlón en el que tomaba parte Eduardo Gómez, que debutó en la modalidad el pasado 20 de marzo en el XXVII Duatlón Carnavales de Águilas, en Murcia. En su primera toma de contacto con esta disciplina combinada logró cruzar la meta en la 34º plaza de la categoría Élite con un tiempo de 58’11, lo que le supuso además conseguir billete para la cita de Avilés, ya que esta prueba era clasificatoria para el Campeonato de España.

Eduardo Gómez se ha mostrado muy contento con el rendimiento que ha dado en sus dos primeras incursiones en el mundo del duatlón. “Estoy bastante satisfecho con lo poco que he entrenado y lo bien que han salido las competiciones”, ha asegurado el ubriqueño, destacando que quizás “la preparación haya sido un poco corta para el duatlón”, ya que tras cerrar su temporada de cross entrenó bici de forma específica durante dos semanas y poco antes de la prueba de Águilas practicó un poco las transiciones. A pesar de todo, el resultado de su primera experiencia fue satisfactorio porque su objetivo era la clasificación para el Campeonato de España. No obstante, antes de la celebración de este Campeonato, Eduardo Gómez tuvo un contratiempo importante en Semana Santa, ya que dio positivo por coronavirus y no pudo llevar a cabo su plan de entrenamiento. En este sentido ha comentado: “Por suerte no me ha mermado nada. Estuve dos días más malo con un poco de fiebre y dolor de cabeza, pero al tercer día ya estaba entrenando en casa con un rodillo”. Eso sí, “lo malo fue que no pude entrenar la carrera hasta el décimo día”. A pesar de todo, el corredor ubriqueño ha confesado que llegó a la cita asturiana en buena forma, aunque echando de menos “entrenos específicos de carrera para coger un poco de chispa”. De esta manera completó los dos primeros segmentos con buenas sensaciones, pero los últimos 2,5 km de carrera a pie se le hicieron bastante duros.

Cabe destacar que debido a la situación actual y al cumplimiento de los protocolos anticovid, la prueba se realizó bajo formato contrarreloj, en el que los participantes tomaban la salida de manera individual cada 15 segundos, por lo que tenías que luchar contigo mismo, tratar siempre de ir a tope”. Tras estas dos carreras, Eduardo Gómez ha manifestado que de cara a próximas citas “quizás lo que tengo que pulir son las transiciones, tratar de entrenarlas lo máximo posible para tardar menos tiempo”. Para el ubriqueño, “lo peor del duatlón es tener que bajarte a correr después de la bici. Es bastante duro puesto que en la bici solo hay contracciones concéntricas musculares y cuando retomas la carrera hay componentes elásticos y cuesta mucho al principio”. Desde su punto de vista, “principalmente es el problema de la musculatura porque cardiovascularmente la bici y la carrera son bastante compatibles”. Eduardo Gómez ha subrayado que “el duatlón es un buen descubrimiento ya que conjuga dos disciplinas que se me dan bastante bien, tanto la carrera como la bici. Tengo que aprovechar mi potencial en bici también”.

En otro orden de cosas, cabe destacar que el ubriqueño Rafael Enrique Carrillo también estuvo presente en este Campeonato de España de Duatlón, compitiendo en la categoría junior. Con una altísima participación en su categoría, Carrillo finalizó en la 72ª posición con un tiempo de 24’33’’. El vencedor fue Juan González con 21’42’’, seguido de Jorge Figueras (22’04’’) y Carlos Vizcaíno (22’10’’).

Jorge López Janeiro repite en una prueba BTT por etapas con al vista puesta en la Cape Epic

Los ubriqueños Jorge López Janeiro y Andrés Cintado participaron el pasado fin de semana la Al Andalus Bike Challenge, prueba BTT de dos etapas que se disputó en la localidad malagueña de Cártama y que se corrió bajo el formato de parejas. De esta manera, Jorge López compitió en la categoría Máster 40 junto a su eterno compañero Manolo Rojo, finalizando en la 4ª posición de la clasificación, mientras que Andrés Cintado lo hizo en la categoría Élite junto a Francisco Javier Castilla, acabando en la 11ª plaza. En esta línea, cabe destacar que el equipo Symisur Centauro Bikes tuvo representantes en hasta 9 equipos entre las distintas categorías.

En Cártama, Jorge López Janeiro se juntó por primera vez esta temporada en una prueba por parejas con su eterno compañero Manolo Rojo, con el que volverá a participar en esta temporada en la Cape Epic si la situación sanitaria mundial lo permite. De hecho, el ciclista ubriqueño ha confesado que en Cártama estrenaron la ropa que habían hecho para la edición de la Cape Epic de este año, que en principio se iba a disputar en marzo y que posteriormente se aplazó a finales de octubre. “Teníamos muchas ganas de correr juntos. La verdad es que nos congeniamos bastante bien, con un nivel muy parecido entre él y yo. Eso sí, los años van pesando y van apretando por abajo”, ha comentado.

En lo referente al pasado fin de semana, la prueba malagueña contó con dos etapas, una especie de prólogo de 16 km y otra con formato de maratón BTT, pero con una distancia de tan solo 40 km y más de mil metros de desnivel positivo acumulado. La salida de la primera jornada fue tipo rallye BTT, en la que cada dos minutos salía una categoría, algo que condicionó la competición porque, a pesar de ser un circuito muy exigente, era muy difícil adelantar. Por esa razón, rápidamente la cabeza de Máster 40 cogió a los rezagados de otras categorías y hubo un momento de apelotonamiento en el que no se pudo adelantar. Según López Janeiro, “eso enturbió un poco el prólogo porque no era un prólogo limpio”. La segunda etapa contaba con un recorrido con dos puertos pronunciados con rampas exigentes en los primeros 25 km y un largo descenso por un arroyo seco. En esta ocasión, tuvieron que lidiar con un pinchazo que les hizo perder algo de tiempo, aunque al final pudieron defender la cuarta posición.

Esta era la segunda prueba por etapas que afrontaba Jorge López Janeiro en este 2021, tras su participación en la Mediterranean Epic, en la que también se vio lastrado por problemas mecánicos. Aun así, el componente del Symisur Centauro Bikes ha calificado esta prueba como “una de las mejores carreras a la que he asistido en cuanto a organización. Estoy deseando que llegue el año que viene para poder ir otra vez”. De cara a ese gran objetivo de la temporada, la Cape Epic, López Janeiro ha señalado que su celebración “va a depender de cómo vaya el ritmo de vacunas, no solo aquí, sino también allí en Sudáfrica” y que “hasta 31 de julio tenemos plazo para poder posponer la inscripción al año 2022”. Por último, ha adelantado que sus próximas citas serán las dos primeras pruebas del Open de Andalucía XCO, en Moclín (Granada) el 24 de abril, y en Estella del Marqués, el 9 de mayo. Para esta última carrera ha resaltado que su equipo contará con hasta 71 inscritos entre alumnos de la escuela y componentes del Symisur Centauro Bikes.

Andrés Cintado vuelve a la competición BTT un año y medio después

La localidad castellonense de Oropesa del Mar acogió hace un par de semanas la edición 2021 de la Mediterranean Epic, prueba internacional de MTB por etapas del calendario UCI XCM en la que participaron los ciclistas ubriqueños Jorge López Janeiro, Andrés Cintado y Carlos Javier Arenas, todos ellos integrantes del equipo jerezano Symysur Centauro Bikes. Los tres ciclistas, que compitieron en la categoría Máster 40, lograron, con más o menos suerte, finalizar una prueba bastante dura en la que se dieron cita algunos de los mejores ciclistas de montaña del panorama nacional e internacional. La Mediterranean Epic constó de 4 etapas en las que los participantes afrontaron importantes desniveles y tramos muy técnicos en los que la bici sufría bastante y los problemas mecánicos estuvieron a la orden del día.

En lo que a la clasificación se refiere, en Máster 40 Andrés Cintado terminó en la 12ª posición con un tiempo total de 10h12’12’’, mientras que Jorge López Janeiro (10h46’43’’) lo hizo en la 30ª plaza y Carlos Javier Arenas (10h58’11’’) en la 39ª. El vencedor en esta categoría fue Alfredo Padilla con 9h38’40’’. En la clasificación por equipos, el Symysur Centauro Bikes, del que también formaron parte Cristina Barberán, Raúl Mena y Carlos Martín, finalizó en la 4ª plaza con un tiempo total de 31h32’20». El vencedor ha sido el Italian Cycling Federation con un tiempo de 26h56’41».

El mejor de los ubriqueños, Andrés Cintado, volvió a la competición después de más de año y medio sin hacerlo. Fue en septiembre de 2019 cuando una caída le produjo una rotura de clavícula que lo mantuvo algún tiempo en el dique seco. Cuando ya pudo volver de nuevo a subirse a la bici se encontró con la llegada de la pandemia con todo lo que supuso para la competición ciclista, por lo que fue en esta Mediterranean Epic donde se reencontró nuevamente con el ambiente de las carreras ciclistas. Es por ello, que el ciclista ubriqueño nos ha confesado hoy que recuperó “sensaciones muy agradables que echaba ya de menos”. “He terminado muy contento, cuatro días sin un solo calambre. Es verdad que tampoco da uno el 110% como en otro tipo de competiciones porque tenía que tantearme después de un año y medio sin competiciones y quería guardar un poco para llegar al último día”, ha manifestado recalcando que “no arriesgué mucho porque no me vi como para arriesgar y sacrificar más de la cuenta”. No obstante, Cintado ha reconocido que “después de año y medio, esa picardía que tienes en la carrera, esa pequeña sabiduría, todo eso, cuesta mucho continuar con ese ritmo que llevabas”.

Sobre el hecho de volver a la competición con una prueba por etapas de la exigencia de la Mediterranean Epic, el componente del Symisur Centauro Bikes ha explicado: “Pensaba que una carrera UCI internacional era muy difícil que te la echen para atrás por el tema del confinamiento. Pensé en tirar a lo grande porque va a ser un año de disfrute en el que no sabemos qué se va a poder correr”. Andrés Cintado ha señalado que este 2021 será un año “para probar y ver qué sensaciones tenemos”, por lo que ha insistido en que su idea es “intentar correr todas las que crea que se van a disputar y en las que pueda inscribirme”, que en principio serán pruebas UCI. No obstante, ha adelantado que este fin de semana estará en la Al Andalus Bike Challenge, prueba de dos etapas que se corre por parejas y que se disputará en la localidad malagueña de Cártama.

Alejandro Gómez, metido de lleno en la nueva temporada con el equipo junior del Indeso Bike Jerez

El joven ciclista ubriqueño Alejandro Gómez se encuentra ya preparando el que va a ser su primer año en la categoría junior, con la ilusión puesta en un nuevo proyecto al que se ha incorporado esta temporada. Tras su buena actuación el pasado año en el Campeonato de Andalucía cadete, Alejandro Gómez fue seleccionado para incorporarse al equipo junior del Indeso Bike Jerez, con el que pretende participar en este 2021 en algunas pruebas de la Copa de España. “Iban a hacer una preselección de corredores, pero debido a las restricciones finalmente no se pudo hacer. Me puse en contacto con Jesús Díaz, que es el que lleva al equipo, y me dijo que de prueba iba a tener el Campeonato de Andalucía. Finalmente, con los resultados que obtuve entré en el equipo”, ha explicado el joven ciclista de 17 años.

Alejandro Gómez debutó en la competición oficial en la categoría cadete el pasado año, en el que se había planteado como objetivo “obtener la mayor experiencia posible dentro del pelotón”. La pandemia truncó sus planes y solo pudo disputar tres pruebas. Por ello, ese trabajo lo tendrá que realizar en su primer año como junior, lo que supondrá el doble esfuerzo de adaptarse al pelotón y a una nueva categoría mucho más exigente. Sobre su nuevo equipo, el ubriqueño ha asegurado que “hay muy buen ambiente y buen rollo entre compañeros” y que este, junto con la cercanía de Ubrique, fue uno de los motivos por el eligió el Indeso Bike Jerez. El equipo jerezano pertenece a la Escuela Municipal de Ciclismo Bike Jerez y cuenta con una dilatada trayectoria en el ciclismo base de la provincia. Su equipo junior cuenta en este 2021 con 16 ciclistas 16 de toda Andalucía, con corredores procedentes de otras provincias como Málaga, Granada o Sevilla.

Alejandro Gómez ha afirmado que el nivel de su nuevo equipo “es bastante alto, son corredores bastante buenos que llevan ya mucho tiempo compitiendo”. Del mismo modo ha señalado que “la idea es hacer las máximas concentraciones posibles para ir conociéndonos para que después, a la hora de estar disputando una prueba, sepamos trabajar en equipo y cuáles son los límites de cada uno”. Para el ubriqueño el contar con una estructura de equipo como la del Indeso Bike Jerez “aporta seguridad a la hora de ir a las concentraciones y saber que llevas un coche detrás y otro delante, se minimizan riesgos”, además de ser de gran ayuda a la hora de las competiciones “poder llevar un coche de apoyo por si pinchas o falta agua”. Gómez ha reconocido además que “el día que fui a la primera concentración me gustó mucho porque estoy acostumbrado a ir solo o con gente más mayor. El hecho de entrenar con corredores de mi misma edad me gustó. Se comparten cosas diferentes”.

El ciclista ubriqueño ha comentado que el equipo tiene como objetivo disputar las dos primeras pruebas de la Copa de España y “según como vaya posicionado alguno del equipo, si va bien, pues seguir disputando la Copa y si no, parar un poco y correr todas a nivel andaluz y en verano ir a correr vueltas de 2, 3 y hasta 4 días”. En cuanto sus planes en el apartado individual, ha apuntado a “coger la máxima experiencia” y “estar en el grupo del equipo que vaya a ir a la Copa de España”. No obstante, ha comentado actualmente está “a la espera de que el director del equipo nos mande el calendario que tenemos que hacer” tras descartar la participación la pasada semana en la Prueba Ciclista Puerto de Almería debido a las medidas restrictivas de movilidad en Andalucía.

Durante estas semanas, Alejandro Gómez continúa con su preparación bajo el amparo de su equipo y del también ciclista ubriqueño Rafa Rincón: “Yo sigo con el que me estaba preparando, que es Rafa Rincón, y sigo igual que el año pasado, pero exigiendo un poco más en los entrenamientos porque el cambio de esta categoría es un poco más duro”. Ante la incertidumbre del calendario, Gómez ha aclarado que “Rafa no quería que estuviera a tope, pero ahora sí voy en progresión buscando el pico de forma”, que pretende alcanzar en los meses de junio, julio y agosto, “que es cuando están las pruebas más importantes”. Por ello, y teniendo en cuenta el salto a la categoría junior, en este 2021 le está metiendo más horas, kilómetros e intensidad a sus entrenamientos. De hecho, ha contado que en un buen bloque semanal de entrenamientos puede hacer entre 400 y 450 km o puede estar entre 13 y 15 horas sobre la bici. No obstante, ha aclarado que “todo tiene que estar compaginado con los estudios, si no, poca bicicleta”.