Alejandro Gómez y Paco Benítez, en el Campeonato de Andalucía de Ciclismo

La localidad jiennense de Bélmez de la Moraleda acogió el pasado fin de semana el Campeonato de Andalucía de Ciclismo en Ruta y contrarreloj (CRI) al que acudieron los ubriqueños Alejandro Gómez, para competir en las dos pruebas, y Paco Benítez, para hacerlo solo en la contrarreloj. Mientras que Gómez terminó en la 6ª posición en la CRI y la 18ª en la prueba en ruta, Benítez sufrió una avería mecánica que, aunque no le impidió finalizar la prueba, le hizo perder mucho tiempo en la clasificación de la crono. Aun así, se pudo desquitar dos días después en la IV Clásica Ciclista Ciudad de Cazorla, puntuable para la Copa de España Máster, en la que tuvo una actuación destacada.

El Campeonato arrancó en la jornada del pasado viernes con la prueba CRI con un recorrido de 8 km que arrancaba desde la localidad de Bélmez con una bajada que enlazaba con una carretera general que picaba hacia arriba y volvía al pueblo con un último km en subida. Los primeros en romper el hielo fueron los juniors, entre los que se encontraba Alejandro Gómez como uno de los tres ciclistas que el Indeso Gold Bike Jerez eligió para disputar la prueba. El vencedor fue Adrián Benito con 11’56’’, seguido de Jesús Valero (12’22’’) y Alejandro Tapia (12’23’’). José Cristóbal Ruiz fue el primer ciclista del Indeso en 4ª posición con 12’32’’, mientras que Alejandro Gómez acabó en la 6ª plaza con 12’47’’ y Álvaro López lo hizo en la 10ª posición con 13’16’’. Por su parte, Paco Benítez sufrió un problema mecánico con la cadena tras la primera bajada, haciéndole perder varios minutos que le descartaron para la pelea por el pódium. La victoria en Máster 60 fue para Juan Moreno, con 13’50’’.

El domingo se disputó la prueba en ruta para todas las categorías salvo los Máster, cuyo campeonato se disputará en septiembre. En la categoría junior la prueba se decidió en la penúltima vuelta de las 6 que había que dar a un circuito de 13, 38 km, en la que tres ciclistas se lanzaron con todo en una bajada, abrieron hueco y llegaron a meta juntos, llevándose la victoria al sprint Adrián Benito con 2h16’03’’, seguido de David García (2h16’09’’) y del componente del Indeso Gold Bike Jerez Diego Mancilla (2h16’25’’). Alejandro Gómez logró meterse en el grupo cabecero formado por unas 20 unidades, manteniéndose en él hasta esa penúltima vuelta en la que no pudo seguir el ritmo.

El joven ciclista ubriqueño se ha mostrado satisfecho con su rendimiento y el del equipo en estos campeonatos, “pero siempre queriendo un poquito más y sabiendo que todavía me puedo exprimir mucho más de cara a las próximas carreras”. El Indeso Gold Bikes Jerez ha conseguido una medalla de bronce en ruta, en donde también metió a otros dos corredores en el top ten, mientras que en la CRI rozaron el pódium y también colocó a sus tres corredores entre los tres primeros. Alejandro Gómez ha reconocido estar muy contento con su nuevo equipo: “Es un equipo muy familiar en el que se apoya a todos los corredores y en carrera todo lo que te falta te lo proporcionan”. “El director me exige que tengo que estar ahí entre los mejores, que tengo la capacidad y la fuerza para poder disputar las carreras y estar metido entre los mejores. Cuando pase esta época de estudios que me ponga las pilas y esté ahí con los mejores”, ha añadido. Gómez ha confesado que “todavía me falta muchísimo que aprender. En cada carrera siempre hay cositas en las que estoy aprendiendo para mejorar, pero de momento me veo bien y suelto”. Sobre sus primeros meses de competición de la temporada ha señalado: “Me esperaba que, por el cambio de categoría y por haber competido tan poco, iba a ser más duro, pero de momento me veo bien”. En esa línea ha afirmado que “este año noto que he dado un salto de calidad bastante grande que no me esperaba que lo diera tan pronto”.

Ahora tiene por delante la primera prueba del CAREBA, la VIII Subida al Santuario Virgen de la Sierra en Cabra, que se disputará este próximo domingo, aunque la mente la tiene puesta en las próximas pruebas por etapas que va a disputar con su equipo durante este verano: “Las que más ganas tengo de probar, a ver cómo reacciona mi cuerpo porque son carreras de nivel nacional, con los mejores equipos del panorama nacional y en las que te puedes comparar con corredores muy buenos”.

Por su parte, Paco Benítez se ha lamentado del problema mecánico que lo dejó prácticamente fuera de carrera en la CRI Máster 60, aunque después pudo quitarse la espinita con una buena actuación en la IV Clásica Ciclista Ciudad de Cazorla, en la que estuvo a punto de subir al pódium. Para el componente de Ciclos Castillo, en esta prueba de la Copa de España Máster “el nivel era muy grande y poder entrar con el grupo que entré, con el tiempo que echamos y teniendo en cuenta el estado de forma en el que estoy, que no tengo ritmo de competición, me siento súper satisfecho”.

Esta prueba se desarrolló sobre un recorrido de casi 70 km y un desnivel de unos mil metros, en el que el pelotón formado por ciclistas Máster 50 y 60 rodó muy rápido desde el inicio, con una media final de 37 km/h. Benítez se pudo meter en un segundo grupo de cabeza a poca distancia del primero en el que logró colarse un Máster 60. En este segundo grupo se metieron, además del ciclista ubriqueño, otros tres Máster 60 que se jugaron las otras dos plazas del pódium. En esta ocasión, Paco Benítez fue 5º, en una prueba en la que finalizar ya fue todo un éxito, teniendo en cuenta que más de la mitad de los participantes de Máster 50 no pudieron acabar la carrera.

Paco Benítez ha contado que “físicamente estoy bastante bien. No estoy en el mismo peso que en 2019, estoy un poquito por encima, me hace falta afinar un poco más, pero estoy bastante bien para la edad que tengo”. El ubriqueño, de 62 años, ha señalado que “con esta edad lo único que cuenta es que te respete la salud y así, más o menos, se puede estar ahí”. Y es que durante este año el uibriqueño del Ciclos Castillo ha tenido problemas físicos de espalda con unas molestias en la zona lumbar que no terminaban de remitir y que le obligaban a parar cada dos semanas. Superados esos problemas, parece que en estas últimas semanas está logrando tener continuidad en los entrenamientos, aunque ha reconocido que “el estado de forma bueno te lo da las competiciones, el competir te da ese saltito que entrenando nunca coges”. Paco Benítez, que también estará en Cabra este fin de semana, ha adelantado que dos de sus objetivos serán el Campeonato de Andalucía Máster en Ruta, en septiembre, al que esperaba llegar “en mejor momento y con muchas carreras hechas” y el Campeonato de España Máster de Valladolid del próximo mes de julio.

Jorge López Janeiro suma a su palmarés otro subcampeonato de Andalucía de XCO

El ciclista ubriqueño Jorge López Janeiro se hizo el pasado sábado con la medalla de plata en la categoría Máster 45 del Campeonato de Andalucía de BTT XCO que se disputó en Antequera. Esta es la cuarta medalla que consigue en estos últimos años, tras otras dos de plata y el oro conquistado el año pasado en El Almendro, en donde se impuso al vencedor de este año, el arcense José María Fernández.

En esta ocasión, Fernández se puso en cabeza desde el inicio en una primera larga subida en la que el componente del Symysur Centauro Bikes no se sintió cómodo y no pudo seguir su rueda, pasando un momento de crisis en la primera parte de la carrera. Ahí, el ciclista de Arcos cogió una importante ventaja que fue en aumento hasta que, mediada la prueba, López Janeiro pudo reaccionar, recuperar sensaciones y al menos  pelear por el subcampeonato. Finalmente, José María Fernández se llevó la victoria con un tiempo de 1h17’33’’, por delante de Jorge López Janeiro (1h19’43’’) y Antonio Sánchez (1h20’50’’). Jorge López ha contado: “Desde el inicio no encontré sensaciones de carrera, no me pude meter como el año pasado en El Almendro, que desde un primer momento pude llevarle un marcaje y hacerme con el Campeonato. En esta ocasión había de inicio una subida muy larga que no era para mis características y me sacó algo de distancia. A partir de ahí fue una carrera de mucha cabeza, pero las piernas son las que tenían que andar y costaba bastante más. Pude rehacerme a mitad de carrera”.

Aunque ha afirmado que está satisfecho con su resultado, le queda “la espinita de haber luchado más hasta el final con el justo ganador”. El ciclista ubriqueño ha asegurado que llegaba físicamente bien a la prueba y que “la preparación era idónea y era para ese objetivo. Aunque llevamos compitiendo toda la temporada, uno de los objetivos principales era el Campeonato de Andalucía”. En este sentido ha señalado: “Yo muchas veces no busco el resultado, sino más las sensaciones. Si hubiese quedado segundo y hubiese tenido unas sensaciones de carrera buenas, pues sí me hubiese quedado más satisfecho”. Ahora su próximo gran objetivo será el Campeonato de España de XCO en Sabiñánigo el 12 de julio, con el que podrá fin a la primera parte de la temporada

En otro orden de cosas, el ubriqueño Rafael Carrillo consiguió el pasado sábado la victoria en la categoría junior del XXIII Triatlón Cross ‘Minas de la Reunión’, que tuvo lugar en la localidad sevillana de Villanueva del Río y Minas, en donde Carrillo completó una destacada actuación de lo que da fe la consecución también de la 12ª posición de la general. En esta prueba de distancia sprint, el triatleta ubriqueño marcó el 13º mejor tiempo en el segmento de nada y el 6º en la carrera a pie, de manera que completó todo el recorrido en un tiempo de 49’59’’, aventajando en casi dos minutos al segundo junior, Pedro Peláez, y en casi 6’ al tercero, Miguel Ángel Daza. El vencedor absoluto de esta carrera fue Sergio Lorenzo, que cruzó la meta con 46’26’’, por delante de Samuel Migueles (46’54’’) y Juan Carlos Nieto (47’12’’).

Rafael Carrillo se ha mostrado muy contento con el resultado, ya que después de varias pruebas ha sido la primera en la que ha podido pisar el peldaño más alto del pódium. Consultado sobre su buen segmento de natación en comparación con otras pruebas anteriores, el ubriqueño ha señalado que en el triatlón cross el nivel en natación es algo más bajo que en los triatlones de carretera, aunque, “aparte de eso, aquí desde el segundo 1 salí a fuego”. Tras completar los 500 metros de distancia en 8’52’’, consiguiendo el 13º mejor tiempo, Rafael Carrillo afrontó 12 km de ciclismo en un circuito muy rodador, sin bajadas importantes y en su mayor parte por un carril amplio, completando el segmento en 29’16’’. Ya  en el último segmento logró finalizar los 3 km de carrera a pie en 11’49’’, siendo la 6ª mejor marca de la general en esta disciplina. A pesar de que hasta el momento no se ha prodigado mucho esta temporada en el triatlón cross, el componente del AD Sevilla ha confesado que le gustan las dos modalidades, tanto la de carretera como la de cross, y que desconoce cuál de los dos se le da mejor: “Depende del circuito, si el de montaña es muy técnico o tipo carrileo”.

Más pódiums para un Rafael Carrillo que vive un momento dulce

El ubriqueño Rafael Carrillo volvió a subirse a un pódium en una prueba de triatlón el pasado sábado, con lo que últimamente cuenta todas sus participaciones por medallas. En esta ocasión fue en el Triatlón Marbella 2021, una prueba de distancia súper sprint (400 metros de natación, 10 km de bici y 3 km de carrera a pie) en la que se hizo con la tercera posición de la categoría junior con un tiempo de 32’57’’, consiguiendo además la 15ª posición de la clasificación general. El vencedor absoluto fue Juan José Durán, que empleó un tiempo de 30’29’’, mientras que el ganador en la categoría junior fue Rafael Arroyo, con 31’26’’. Esta medalla se suma a la lograda una semana antes en el I Triatlón de San Fernando, en el que también subió al tercer escalón del pódium.

El joven triatleta del AD Sevilla se ha mostrado satisfecho con su actuación: “De los tres triatlones que llevo este ha sido en el que la natación se me ha dado mejor. […] Lo que más perdí fue en la bicicleta. Era un circuito en el que cada trescientos o cuatrocientos metros había un giro de 180°, similar a una rotonda, y ahí no supe mantener la misma intensidad durante los 10 km y fui a trompicones”. Pero sobre todo, lo que ha querido destacar ha sido el segmento de carrera: “De la carrera a pie es de lo que estoy más contento. Creo que tengo ya una base bastante sólida. Me puedo bajar todo lo reventado que sea de la bicicleta que consigo tirar para adelante con la carrera a pie”. Carrillo ha reconocido que no esperaba terminar tan adelante en la clasificación general: “Sí que me esperaba estar en un top 30 o top 25, pero 15º no. Alegrías que te da la vida”

Cabe destacar, que las tres últimas pruebas en las que ha conseguido medalla han sido de distancias diferentes. Si en Guadix fue distancia olímpica y en San Fernando sprint, en esta ocasión afrontó una prueba más corta y explosiva que las anteriores. A este respecto ha afirmado que en esta prueba “no se puede pensar en guardar un poquito para la carrera a pie ni nada. Aquí era todo el rato a piñón” y que pequeños detalles como ponerte mal las zapatillas o dejar el desarrollo en la bicicleta para salir bien de la transición te pueden hacer bajar o subir un puesto en la clasificación. Rafael Carrillo ha reconocido también que ahora se encuentra en mejor estado de forma: “Los entrenamientos de ahora son los que más rápidos estoy metiendo en los 4 años que llevo en el triatlón. Quitando las competiciones, es ahora cuando más fuerte estoy”. Sus próximos compromisos serán un triatlón cross en Sevilla el 5 de junio y el 10 de julio un triatlón de distancia olímpica de San José del Valle.

En otro orden de cosas, el ubriqueño José Antonio Nieto comienza mañana viernes su ‘Reto Solidario 2.200 Kilómetros’ con el que pretende recorrer a pie esa distancia siguiendo varios itinerarios del Camino de Santiago con el fin de dar visibilidad y colaborar con la recaudación fondos que sufraguen la adquisición de unas prótesis que permitan volver a andar al ubriqueño Daniel Gómez Oñate. La idea es recorrer el Camino del Norte, para enlazar después con los epílogos de Muxía y Finisterre, tomar el Camino Francés en dirección contraria hasta Astorga y bajar por la Vía de la Plata hasta Ubrique. De esta manera, mañana arrancará su periplo desde Irún, con una primera etapa de 47 km que le llevará hasta Lezama. José Antonio Nieto tiene la intención de completar los 2.200 km en 48 etapas a una media de entre 42 y 50 km diarios. A pocas horas de comenzar su reto, Nieto ha reconocido que “los nervios están a flor de piel” y que “dormir, he dormido poco, pero estoy preparado física y mentalmente”.

Este componente del Club Senderismo 3 Caminos está totalmente concienciado con la responsabilidad de afrontar una empresa de esta envergadura: “Es un reto complicado, esto no lo he hecho nunca, no soy un profesional de esto y no tengo un equipo detrás que me esté apoyando, aunque sí tengo muchos compañeros del Club de Senderismo 3 Caminos y compañeros del trabajo que ahí están apoyándome y dándome ánimos”. Eso sí, una de sus preocupaciones que tiene a esta hora es el tema de la pernocta: “Lo que más me preocupa es encontrar sitio donde poder descansar y dormir. El 95% de los albergues están cerrados y de las 48 etapas tengo entre 20 y 23 etapas que no encuentro donde dormir. Tengo que ir solucionando el problema conforme se vaya presentado”. José Antonio Nieto va a cubrir una distancia diaria superior a las que marcan las etapas oficiales del Camino porque “si lo marco por etapas iba a necesitar 3 meses para poder terminar. Físicamente creo que estoy bien, pero eso lo van a decir los kilómetros poco a poco”. “Me he marcado un reto, unas etapas y tengo que ir mentalizado de cumplirlas más o menos y llevarlas casi a rajatabla. Todo va a depender de la forma física en la que me vaya encontrando y también un poco de los pies, que son los que van a mandar en el Camino”, ha añadido.

También se ha referido a la última parte del reto, la que le llevará a recorrer las comunidades de Extremadura y Andalucía en pleno verano, con la dificultad añadida de las altas temperaturas y la mayor dispersión existente entre los núcleos urbanos. Por ello ha explicado: “Estoy concienciado de que, si tengo que caminar de noche y descansar de día, lo voy a hacer”. Por último, José Antonio Nieto ha manifestado: “Yo tengo mi reto por delante que son 2.200 km y el pueblo de Ubrique tiene otro reto, que es intentar colaborar con un donativo e intentar que se puedan llevar esos dos retos conjuntamente”.

Las contribuciones económicas a beneficio de la familia Gómez Oñate se podrán realizar en dos números de cuentas de entidades bancarias (Santander y Unicaja) y a través del Bizum 628 735 654.

El Montilla Córdoba de Eduardo Gómez cierra la Liga Nacional de Duatlón con un oro

El Montilla Córdoba Triatlón, en el que milita el ubriqueño Eduardo Gómez, se llevó la victoria el pasado fin de semana en última prueba de la Liga Nacional de Clubes de Duatlón, el Campeonato de España de Duatlón por Clubes de Valladolid, con lo que han conseguido auparse hasta la tercera posición de la clasificación final de la Liga.

En este Campeonato de distancia sprint, en el que participaron un total de 18 equipos compuestos por diez duatletas, se sumaban los puntos logrados por todos los componentes en función de la posición que ocuparan en la clasificación. Así, el equipo cordobés consiguió una gran puntuación gracias a buena actuación coral de todo el equipo, en el que destacaron Emilio Martín, que se llevó la victoria absoluta, y Cristóbal Valenzuela, que finalizó en quinta posición. De igual manera, Sergio Ortiz fue 18º; Cristóbal García, 21º; Raúl Espejo, 23º; Pedro Ramos, 37º; Alberto Rubio, 41º; Sergio Fernández, 46º; Eduardo Gómez, 70º y Sergio Espejo, 84º.

Eduardo Gómez se ha mostrado muy orgulloso “por haber conseguido este oro en el Duatlón por Clubes, ya que era el principal objetivo del año, y por aportar mi granito de arena al equipo en mi primer año”. El ubriqueño ha recordado que el Montilla Córdoba ha estado persiguiendo este título durante los últimos cuatro años, en los que ha ocupado posiciones de pódium, pero todavía no había alcanzado el oro. El ubriqueño ha destacado: “Teníamos un equipo bastante homogéneo y nos quedamos con que los 5 primeros de nuestro equipo entraron en las 30 primeras posiciones y logramos cerrar nuestro equipo en la posición 84”. A pesar de todo ha dejado claro que “más que las posiciones, fue la actitud que mostramos cada uno, ya que lo dimos todo hasta la meta”. En cuanto a su actuación individual ha comentado: “Me fue bien, aunque bastante inconforme con mi primera carrera porque en el kilómetro 3 dejé de sufrir y me agobié un poco con tanta gente. Después, al coger la bici recuperé un poco. Fuimos bastante rápidos en un grupo de 20 o 30 personas y en la última vuelta conseguimos contactar con el grupo de delante. En la última carrera, estuve sufriendo todo lo que podía y terminé contento porque llegando a meta pude adelantar varios puestos”. A todo esto, cabe destacar que con esta medalla de oro el Montilla Córdoba Triatlón ha escalado puestos en la clasificación final de la Liga Nacional de Clubes de Duatlón en la 1ª División, terminando en la 3ª posición tras el Club Triatlón Diablillos de Rivas y Cidade Lugo Fluvial.

Eduardo Gómez se ha mostrado muy satisfecho con lo logrado en su primera temporada con el equipo, agradeciendo la buena acogida que ha tenido: “Más allá de las competiciones el buen ambiente que tenemos cada fin de semana. Más que un club de competidores somos un club de amigos”. El ubriqueño ha reconocido que cada competición le ha servido de aprendizaje y que “el año que viene habrá que volver a pelear y espero estar mejor que este año. […] Mi intención es seguir el año que viene y preparar de mejor forma el duatlón tras el cross”. Según Gómez, lo hecho esta temporada era “lo que me hacía falta para el año que viene y quién sabe si en un futuro me pongo a nadar y hago también un triatlón, aunque a corto plazo no me lo planteo todavía”. Por último, ha adelantado que quiere cerrar esta primera parte de la temporada ste próximo fin de semana en el Campeonato de Andalucía de Atletismo sub 23, en el que tiene como objetivo hacer marca en la prueba de los 5.000 metros: “Mi marca personal es de 15’53’’ y creo que estoy para bajarla de sobra”.

Por otra parte, el ubriqueño Carlos Javier Arenas completó la pasada semana su tercera participación en la prestigiosa Andalucía Bike Race, prueba de MTB de 6 etapas que se disputa en las provincias de Jaén y Córdoba y que es puntuable para la UCI Mountain Marathon Series. En esta ocasión, el ciclista del Symisur Centauro Bikes formó pareja con Jesús Arturo Bracho, lo que le llevó a quedar encuadrado en la categoría Élite, en la que finalizó en la 48ª posición con un tiempo de 20h15’45’’ tras 364 km y 11.330 metros de desnivel positivo acumulado. El ciclista ubriqueño ha asegurado que, a pesar de partir en una categoría tan exigente, esta edición ha sido “la mejor que he hecho”. Arenas ha comentado que se había preparado a conciencia para “competirla en condiciones”, aunque la baja de su compañero original le obligó a buscar una nueva pareja más joven que él. Aun así, ha señalado que no se arrepiente de haber corrido en la categoría Élite y que “lo bueno que tiene correr en Élite es que sales en el primer cajón y te quitas todos los tapones”.

Desde su punto de vista, “es una de las carreras más duras que hay por los kilómetros, el desnivel y el calor que normalmente hace en Jaén y Córdoba”. También ha querido destacar la gran organización de la prueba, especialmente en unos momentos difíciles como los actuales, en los que incluso llegaron a hacer tres test de detección de covid a todos los participantes antes, durante y después de la prueba. En lo puramente deportivo ha explicado que “esto es una carrera de supervivencia. Tienes que estar en Jaén guardando un poquito porque cuando llegas a las tres etapas de Córdoba, tanto si llueve como si hace calor, es criminal”. En su opinión es un recorrido rompepiernas en el que “se te ponen las piernas como palos y nunca llegas a coger el ritmo”.

En este sentido, y a pesar de que su rendimiento ha sido bastante bueno durante las seis etapas, Carlos Arenas ha confesado que “la última etapa ha sido la peor que he pasado de las seis etapas. Era la más corta, pero era un continuo sube y baja y no fui capaz de coger el ritmo”. “La salvé como buenamente pude. La hice bien, pero sufriendo mucho”, ha añadido. Después de haber hecho esta prueba y la Mediterranean Epic, Carlos Arenas tiene a la vista la Mágina Bike Race, prueba de 3 etapas que se disputará este fin de semana en Jaén, y posteriormente la Rioja Bike Race y la Asturias Bike Race. Después del verano, quiere participar en la Cataluña Bike Race y la Vuelta a Andalucía MTB.

 

Bronce para Eduardo Gómez en el Campeonato de España de Duatlón Súper Sprint

El ubriqueño Eduardo Gómez consiguió con su equipo el Montilla Córdoba Triatlón la medalla de bronce en la modalidad de relevos por parejas del Campeonato de España de Duatlón Súper Sprint que se disputó el pasado fin de semana en la localidad alicantina de La Nucía, que también acogió los Nacionales de clubes y de clubes 2X2 en la misma distancia. Gómez formó equipo con Pedro Ramos, Sergio Fernández, Alberto Rubio, Raúl Espejo y el tres veces campeón del mundo y campeón de Europa Emilio Martín, en un formato en el que los equipos se dividían en tres parejas que tenían que completar, cada una, un circuito de 2 km de carrera a pie, 5 km de bici y 1 km de carrera a pie. El conjunto ganador fue el Diablillos Rivas, que finalizó con un tiempo de 52’20’’ seguido de Alusigma Peñota Dental Portugaletekoa (52’ 23’’) y Montilla Córdoba Triatlón (53’03’’).

Eduardo Gómez ha hablado hoy sobre esta prueba, resaltando la exigencia de la misma: “Fue una prueba súper rápida y súper agónica. Estás compitiendo durante unos 20 minutos y los detalles marcan la diferencia. Tienes que hacer las transiciones bastante rápido y no relajarte en ningún momento”. En cuanto a su actuación, ha explicado: “Hicimos el primer dos mil por debajo de los seis minutos. Después, en el segmento de bici fuimos remontando hasta coger al grupo cabecero y en el último mil conseguimos correr sobre 3:15 y se nos distanció un poquillo el grupo de delante. Tras esto, le entregamos a nuestros compañeros de la última posta y ellos consiguieron remontar hasta la tercera posición”.

Eduardo Gómez se ha mostrado muy contento de formar parte del Montilla Córdoba Triatlón y poder conseguir algunos éxitos a pesar de llevar poco tiempo compitiendo en esta disciplina. El ubriqueño ha comentado que se siente bien cuidado y bien rodeado y que “es un orgullo poder compartir equipo con todos estos cracks”. “Más que las competiciones en sí, es el buen ambiente que tuvimos durante todo el fin de semana. Eso es lo que se queda para uno, el buen ambiente, las ganas de competir y pasarlo bien”, ha añadido. En cuanto al hecho de formar equipo con toda una eminencia del duatlón como Emilio Martín, ha dejado claro que tiene “mucho que aprender de él y esperemos que dure todo lo que le permita el cuerpo en el equipo y siga compitiendo con nosotros”.

En cuanto a los próximos compromisos, el duatleta ubriqueño ha adelantado que el próximo 22 de mayo estarán en el Campeonato de España de Duatlón por Clubes que se celebrará en Valladolid: “Este año tenemos un equipazo para la última jornada que se disputa en 22 de mayo en Valladolid. Será un duatlón distancia sprint en el que seremos diez participantes por cada club y se sumarán los puntos según el orden de llegada”. En este sentido, ha reconocido que “es el principal objetivo de esta temporada”. De cara al futuro, Eduardo Gómez ha explicado que su idea para el próximo año es compaginar el duatlón con el cross y “tratar de entrenarlo de manera más específica”. Por lo pronto, tras el Campeonato de Valladolid su intención es cerrar la temporada de duatlón, “correr algún cinco mil en pista y a finales de junio descansar un poco”.