Jorge López Janeiro, campeón de Andalucía de BTT XCO Máster 45

El ciclista ubriqueño Jorge López Janeiro se proclamó el pasado sábado en la localidad onubense de El Almendro campeón de Andalucía de BTT XCO en la categoría Máster 45, tras una prueba en la que terminó con más de tres minutos de ventaja sobre el segundo clasificado, el arcense José María Fernández, y más de cinco sobre el tercero, David Delgado. De esta manera, el componente del Symisur Centauro Bikes conquista un título que lleva persiguiendo varios años, en los que ya había logrado dos medallas de plata. De hecho, el año pasado en el Campeonato de Villamartín se quedó a poco más de 20 segundos del oro, que entonces consiguió el mismo José María Fernández.

La prueba se desarrolló sobre un circuito muy completo, al que había que dar 5 vueltas, que comenzaba con una subida bastante exigente que después se convertía en un recorrido técnico, suelto y con mucha piedra. Consciente de que José María Fernández era su principal rival, desde un primer momento Jorge López Janeiro decidió seguir a rueda del arcense y dejar que llevara la iniciativa. “El marcaje era él. Lo dejé que llevará la batuta de la carrera al principio y me desentendí totalmente de la carrera. Mi rueda era la de José María”, ha explicado a los micrófonos de Radio Ubrique a la vez que ha contado en qué momento se rompió la carrera: “Estuve dos vueltas con él y hubo un momento, a mitad de la tercera, en el que decidí dar el ataque en una subida muy técnica y aproveché que él tuvo ahí un bajón”. A partir de ahí el ubriqueño era consciente de que tenía que ir a tope hasta el final y así lo hizo, cruzando la meta con un tiempo de 1h07’08’’, seguido de Fernández (1h10’27’’) y Delgado (1h12’41’’). Además del oro en Máster 45, López Janeiro consiguió el 5º mejor tiempo de la clasificación combinada de 40 y 45.

Esta medalla ha sido el quinto metal (y el primer oro) conseguido por el ciclista del Symisur Centauro Bike en la competición regional. Por ello ha mostrado su felicidad, ya que “parecía que se me había atravesado, me había quedado varios años rozando el larguero y por fin este año lo hemos conseguido”. Además, ha mostrado su satisfacción por el papel global de su equipo, que además de su oro ha conseguido la primera posición en Máster 30 con Raúl Mena, en Máster 40 femenino con Cristina Barberán y en la categoría infantil con Hugo Franco, del que no ha escatimado en elogios, asegurando que “puede llegar lejos en esto del ciclismo”. Por último, ha querido felicitar tanto “al Club San Bartolomé como a la Federación Andaluza de Ciclismo por haber sacado un evento en estos difíciles momentos”.

Rafael Carrillo vuelve a la competición casi 8 meses después

El ubriqueño Rafael Enrique Carrillo participó el pasado fin de semana en el Campeonato de España de Duatlón que se celebró en Soria, en lo que fue su vuelta a la competición oficial casi 8 meses después. La prueba, que se disputó bajo un estricto protocolo sanitario, con inscripciones limitadas e importantes medidas de seguridad, fue la tercera cita de este 2020 para un Rafael Carrillo que debutaba este año en la categoría junior. Sobre un circuito de 5 km de carrera a pie, 20 km de bici y 2,5 km de carrera a pie, el gallego Manuel Menéndez se llevó la victoria con un tiempo de 56’02’’, seguido de Aitor Díaz (56’12’’) y Carlos Vizcaíno (56’13’’). Carrillo cruzó la meta en la 38ª posición con 1h04’52’’.

El componente del Triatlón Tíjola – Ociodeporte Baza ha reconocido que el resultado no respondió a las expectativas que tenía, pero que terminó satisfecho: “Estoy contento porque dentro de lo que uno espera, yo sabía hasta dónde estaban mis posibilidades”. Del mismo modo ha comentado que terminó con “sensaciones maravillosas después de 8 meses sin competir. Iba buscando buenas sensaciones para seguir entrenando feliz”.

Carrillo ha confesado que físicamente no llegaba en su mejor nivel, ya que, entre otras cosas, la confirmación oficial de la celebración de la prueba tuvo lugar solo una semana antes. Además, ante la incertidumbre del calendario competitivo de este año ha señalado que venía “de un parón de casi dos meses de entrenamiento porque me faltaba motivación para entrenar”. “Me faltaba ambición para sufrir en los entrenamientos al no haber competición”, ha explicado.

En lo puramente deportivo, el triatleta ubriqueño ha contado que se planteó el primer sector de carrera a pie “como si solo fuera un 5.000. Me vi bastante sólido hasta que a falta de 2 km empecé a perder velocidad. No acabé tan rápido como pensé”. Tras esto afrontó un duro sector de ciclismo, con un recorrido rompepiernas. “Me encantó el circuito. Aunque pegaba mucho el viento, me encantó, y más todavía porque era sin drafting, por lo que no se formaron los grupos en los que te sueles relajar un poquito. Fueron los 20 km a fuego”. No obstante, en el último sector de carrera a pie notó el desgaste de los dos anteriores: “Ha sido la vez que más castigado me he bajado de la bici. Los primeros 500 metros sufrí calambres en los gemelos, pero al final se me pasaron”. Con vistas al futuro, Rafael Carrillo ha subrayado que para mejorar su rendimiento en carrera tendrá que “dosificar en la bici y entrenar más la respiración intensa de la carrera a pie”.

Con relación a los meses de confinamiento, Carrillo ha afirmado que se encontraba a muy buen nivel justo antes del cierre: “Nunca había estado tan rápido en la carrera a pie como en la contrarreloj de Úbeda”. El ubriqueño, que se encontraba en esos momentos en Málaga como deportista becado interno en el Centro de Tecnificación Andaluz de Triatlón, regresó a Ubrique, en donde ha permanecido desde entonces, descartando su vuelta para esta temporada. Para el joven triatleta “se ha perdido el año competitivamente hablando, pero deportivamente no. Las mejoras hechas por cada uno durante este período pueden ser importantes para la temporada que viene”. Por último, ha anunciado que tiene vistas algunas pruebas de aquí a final de año y que intentará acudir si finalmente no se suspenden, como ha ocurrido con la mayor parte del calendario. Sin embargo, no es algo que le obsesione ya que su planteamiento es competir según vayan surgiendo las pruebas.

Reencuentro con la competición en la Vuelta a Madrid Non Stop


En nuestro regreso a la actualidad deportiva hoy hemos hablado con el ciclista ubriqueño Jorge López Janeiro, que hace un par de fines de semana participaba junto a Manolo Rojo y el isturjitano Tomás Muñoz en la Vuelta a Madrid Non Stop, una prueba de 10 etapas consecutivas en las que los ciclistas tenían que relevarse. El equipo Sporting Pursuits consiguió la segunda posición de la categoría Trío y la séptima de la general tras más de 36 horas en las que cubrieron los 766 km y 11.000 metros de desnivel de un recorrido que arrancó y finalizó en la localidad madrileña de Villanueva del Pardillo bajo un severo protocolo de seguridad anti covid.

El ubriqueño nos ha contado la experiencia de participar en una prueba de estas características que concibe más como un reto físico que como una cita competitiva. Con el hándicap de la autosuficiencia, los tres componentes se repartieron las etapas en función de sus características y preferencias, intentando que el reparto de km y desnivel fuera lo más equilibrado posible. La apuesta salió bien y los andaluces subieron al segundo escalón del pódium de su modalidad. La estrategia jugó un papel importante con experiencias nuevas como la de realizar una etapa al amparo de la noche.

Esta Vuelta a Madrid Non Stop ha sido la segunda prueba competitiva en la que ha podido participar Jorge López Janeiro desde que se declarara la pandemia de coronavirus, ya que el pasado mes de agosto tomaba parte en el Desafío Cero, una contrarreloj BTT de 6 km que se disputó en la localidad onubense de San Bartolomé de la Torre. En esta carrera logró la victoria en la categoría Máster 40 y 5ª posición de la general con un tiempo de 14’01’’, aventajando en más de 10’’ al segundo clasificado, Manuel Ángel Tristancho.

Por último, Jorge López nos ha hablado de los planes que tiene en los próximos meses si las circunstancias lo permiten, destacando el Campeonato de España XCO que se celebrará en Valladolid este próximo fin de semana y el Campeonato de Andalucía que tiene previsto disputarse a finales de octubre.

Ciclismo en tiempos de pandemia

Hoy nos hemos acercado al mundo del ciclismo para conocer de qué manera está afectando la actual crisis sanitaria y qué consecuencias puede tener en un futuro cercano para competición amateur. En esta primera incursión nos hemos centrado en el MTB, para lo que hemos contactado con el ciclista ubriqueño Jorge López Janeiro que es un habitual de las pruebas provinciales, autonómicas y nacionales. En este caso, la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria le pilló fuera de nuestro país y a punto de tomar la salida, junto a Manolo Rojo, en la prestigiosa Absa Cape Epic, prueba de MTB por etapas que se disputa todos los años en Sudáfrica y que congrega a los mejores especialistas del mundo. No obstante, la crisis del coronavirus emergente en aquellos días obligó a la organización a cancelar la prueba a 24 horas de su comienzo. La pareja andaluza vivió todo un periplo para regresar a casa sin haber podido disfrutar de su gran objetivo de la temporada. Como mal menor, la organización ha reservado la plaza a todos los inscritos para las próximas ediciones, con lo que Jorge López y Manolo Rojo van a formalizar su participación en 2021 con un 75% de reducción de la inscripción.

Aparte de esto, el ubriqueño nos ha hablado de cómo ha compaginado la actividad física durante el estado de alarma, aclarando que  “las plataformas virtuales nos han salvado el confinamiento”, a pesar de que reconoce que no es muy amigo del uso del rodillo. En la actualidad entrena como si estuviera en pretemporada, con la vista puesta en el Campeonato de Andalucía de XCO que la Federación Andaluza de Ciclismo ha calendado para el 31 de octubre si todo marcha por buen camino. López Janeiro ha recalcado que todavía se desconoce en qué condiciones volverá la competición y qué protocolos o medidas habrá que adoptar. Por último, se ha referido también a la Escuela de Ciclismo Centauro Bikes, afirmando que en el momento que se permita harán una convivencia con los alumnos para ir preparando la próxima temporada que espera que se pueda iniciar en septiembre.

Rafa Rincón logra la 3ª posición en la Subida al Santuario Virgen de la Sierra

El ubriqueño Rafa Rincón subió al pódium Máster 40 de la VII Subida al Santuario Virgen de la Sierra, primera prueba del Ránking andaluz de ciclismo en ruta que se disputó el pasado viernes en Cabra. Sobre un recorrido de unos 21 km, el componente del Ciclos Castillo volvió a demostrar en esta prueba cordobesa lo bien que se le dan los recorridos en los que el terreno pica para arriba. Rincón peleó por una victoria que finalmente se llevó José Ignacio Rubio con 41’06’’, por delante de Francisco Toledo, a 53’’, y del propio Rafa Rincón, a 59 segundos. Al igual que años anteriores, el ubriqueño ha arrancado la temporada tocando metal y buscando una victoria en su categoría. En este 2020 Rafa Rincón pretende competir en las pruebas de la Copa y en los campeonatos de Andalucía de ruta y CRI. Aunque participará en alguna carrera del Ránking, el ciclista de Ubrique ha descartado pelear por esta competición debido al gran número de pruebas que la componen, lo que le obligaría a sacrificar muchos fines de semana, tal como le ocurrió hace dos años, cuando se proclamó campeón de la Copa y del Ránking Máster 40.

En esta cita de Cabra también estuvo presente el cadete Alejandro Gómez, del club Capi Bike, que debutó en competición oficial logrando una 9º posición a 6’19’’ del vencedor, Alejandro Tapia (42’32’’), y aprobando con nota su primera toma de contacto con el asfalto competitivo. Rafa Rincón ha señalado que Alejandro Gómez le recordó sus inicios en este deporte y que se vio reflejado en él, resaltando las cualidades del joven ciclista ubriqueño y el gran margen de mejora que todavía tiene.

De la misma manera, la pasada semana se disputó en tierras de Jaén y Córdoba la X Andalucía Bike Race, prueba de MTB por etapas que de desarrolló durante 6 días y en la que participó el ubriqueño Carlos Javier Arenas Chacón que, tras 365 km y casi 12.000 metros de desnivel positivo, finalizó en la 18ª posición de la categoría Máster 40 con un tiempo de 19h54’34’’. La prueba arrancó en Jaén con una cronoescalada de 24,5 km con un desnivel positivo de 1.217 metros que se tenía que superar en casi su totalidad en 11 km. Posteriormente se disputaron dos etapas en Sierra Mágina y Andújar, de unos 70 km cada una y unos 2.000 metros de desnivel, para posteriormente pasar a tierras cordobesas en donde se disputó una etapa en Priego de Córdoba, otra en Cerro Muriano y una última en los alrededores de Córdoba capital. Carlos Javier Arenas ha explicado que afrontó esta Andalucía Bike Race con el único objetivo de poder finalizarla en las mejores condiciones posibles, por lo que optó, teniendo en cuenta sus cualidades, por ir de menos a más. Así, el ciclista del Symisur Centauro Bikes fue sintiéndose mejor con el paso de los kilómetros, lo que le permitió ir remontando posiciones en la clasificación general cada día. El ubriqueño ha alabado el trabajo de la organización de la Andalucía Bike Race, a la que ha calificado como una de las mejores pruebas por etapas de España, algo que lo confirma el hecho de que pertenezca al calendario UCI. De igual manera, Chacón ha adelantado algunas de las citas a las que pretende acudir en este 2020, como la Taberna Desert, la Gran Fondo Valle del Genal, la Rioja Bike Race o la Vuelta a Andalucía MTB.

En esta línea, el pasado sábado se celebró también en Cerro Muriano el IV Rally Cerrobike, prueba puntuable para Open de Andalucía XCO en el que Jorge López Janeiro consiguió la 5ª posición de la categoría Máster 40 tras completar los 15 km de recorrido en 1h07’00’’. La victoria en esta categoría fue para Manuel Lucena (1h03’56’’), seguido de Jesús María Ric (1h05’35’’) y Bruno Cuesta (1h06’57’’). Cabe resaltar que también participaron dos jóvenes ciclistas del Capi Bike: Rafael Gómez, que logró la 4ª posición de la categoría de principiantes en su primera carrera de montaña, y Helena Flores, que se situó entre las 10 primeras de la categoría alevín.