Panadero pone rumbo a Zamora

El delantero ubriqueño Francisco Panadero ha sido anunciado como nuevo fichaje del Zamora CF para la temporada 2022 – 2023 en la que el equipo que militará en la 2ª RFEF tras descender este curso de la 1ª RFEF. El equipo castellano leonés ha puesto sus ojos en el ubriqueño tras su más que aceptable temporada en la Unión Popular de Langreo, en la que ha logrado 8 goles en los 23 partidos que ha llegado a disputar. Panadero seguirá en el mismo de la 2ª RFEF en el que ha militado con la UP Langreo, aunque con un objetivo diametralmente opuesto como el ascenso a la 1ª RFEF. De cara a la nueva temporada, el equipo zamorano ha iniciado una renovación de su plantilla, intentando mezclar gente joven con hambre y veteranos que conocen la categoría.

Panadero se ha mostrado «muy contento por firmar allí y unirme a este proyecto que se ve que vamos a por grandes cosas este año y con mucha ilusión ganas de empezar ya». «Me he encontrado un club muy profesional, un club que quiere hacer las cosas muy bien y apostar por llegar al fútbol profesional más tarde o más temprano, pero siempre con calma y haciendo las cosas bien», ha explicado el ubriqueño que ha reconocido también que «al final las decisiones fueron fáciles de tomar porque cuando te encuentras un proyecto tan ilusionante y atractivo y tan cercano al fútbol profesional, no puedes dudar».
Según el delantero, «el Zamora, por ciudad, afición y por todo, es un histórico de nuestro fútbol. Es un club que tiene unos medios muy buenos, tiene un estadio muy bonito y una afición que siempre está ahí. Lo podemos considerar como un histórico que tiene que estar como mínimo en esta 1ª RFEF».

Sobre su año en la UP Langreo, Francisco Panadero ha afirmado que «quitando esa primera vuelta en la que he pasado por la lesión con otros tres meses fuera de los terrenos de juego, la segunda vuelta ha sido muy positiva. He hecho goles y asistencias, he jugado prácticamente todo y al final cuando juegas y tienes esa confianza de que las cosas te salen, todo lo valoras mucho mejor y te da ese plus de seguridad que necesitas para la temporada siguiente». En cuanto a su equipo ha señalado que, a pesar de los altibajos, logró el objetivo de la salvación, aunque ha reconocido que «si no hubiéramos tenido tantas lesiones y tantos momentos en los que en la plantilla nos faltaban muchos jugadores, creo que podríamos haber conseguido algo más porque yo veía equipo como para estar luchando hasta el final por el playoff».

Con respecto a la nueva estructuración del fútbol no profesional que se puso en marcha esta temporada, Panadero ha manifestado que «la 1ª RFEF mejora la antigua Segunda B porque al final son menos equipos, más contrastados y con proyectos más decididos», aunque ha criticado «el producto no se está gestionando como se tiene que gestionar». En su opinión, «la Federación tiene ahí unos jugadores, unos equipos y unos clubes que son de una categoría superior a la 1ª RFEF, que por circunstancias están ahí. Hablamos de históricos como el Dépor o el Córdoba, pero quizás no están sabiendo venderlo como deben». En este sentido ha dejado claro que «no puede ser que un club de 1ª RFEF desaparezca en medio de una liga, como pasó con el Extremadura, o que existan muchos clubes como el Tudelano y otros con impagos durante toda la temporada». Desde su punto de vista, «eso hay que mejorarlo si queremos al final crecer como fútbol en general».

En otro orden de cosas, Ubrique acogerá este fin de semana el Campeonato Andalucía Sur de fútbol sala que organiza la Asociación Malagueña de Fútbol Sala, con la colaboración del Comité Local de Fútbol Sala de Ubruique, y en el que, a pesar de que en un principio estaba anunciada la participación de 12 equipos de Málaga, Sevilla, Jaén y Cádiz, finalmente serán 8 los conjuntos de Málaga y Cádiz que compitan por una plaza para el campeonato de España que se disputará la próxima semana en Estepona.

Los equipos malagueños de 320 A, Cantas FS, Benaka, Cortijo Alto y Rosemburg y los gaditanos de KDK, Mesón Pan Frito y Gallery son los que finalmente participarán en este campeonato que arrancará con una primera fase de grupos que se disputará en la jornada del sábado. El domingo por la mañana se jugarán las semifinales y a partir de las 17 horas la gran final. El presidente de la Asociación Malagueña de Fútbol, Carlos Alcaide, ha hecho hincapié en que la elección de Ubrique como sede de este Campeonato se debe a que «Ubrique nos trata y nos acoge de la mejor manera posible, es un encanto. Nos abre los brazos y estamos como en casa y luego la organización es completa, no nos hace falta nada».

Alcaide ha dejado claro que los equipos «son del mismo nivel deportivo y puede ganar cualquiera», aunque ha considerado que quizás el conjunto grazalemeño de Mesón Pan Frito es favorito porque «he jugado contra ellos y el nivel era bastante superior con respecto el nivel que tienen los equipos míos». De igual modo ha recordado que el ganador de este Campeonato conseguirá una plaza para el Campeonato de España de Estepona de la próxima semana y 650 euros para pagar la plaza, gastos y estancia.

Nuevo subcampeonato para el equipo de Pepe Rodríguez Soto

El Deportivo Ubriqueño alevín B ha terminado esta temporada logrando el subcampeonato del grupo 8 de la 4ª Andaluza tras completar una liga en la que la plantilla ha vuelto a exhibir un gran fútbol y un alto nivel competitivo, hasta el punto de haber ganado 21 de los 24 partidos disputados, algo que, sin embargo, no le ha bastado para llevarse el título liguero. Y es que el nivel de exigencia ha vuelto a ser altísimo en ese mano a mano que ha vuelto a protagonizar con el Xerez Deportivo FC, a la postre campeón de liga con tres puntos de ventaja sobre los ubriqueños.

El entrenador del Deportivo Ubriqueño alevín B, Pepe Rodríguez Soto, se ha mostrado satisfecho con la temporada de su equipo, aunque ha lamentado que debido a la covid no ha gozado de la continuidad que le hubiera gustado, ya que “tuvimos que aplazar muchos partidos, bien por los niños que tenían covid o por sus familiares”. Soto ha reconocido que tanto su equipo como el Xerez Deportivo FC han estado muy por encima del resto y que finalmente la liga se ha terminado decidiendo en los duelos directos, en los que se han podido ver “grandes partidos, muy interesantes y muy bien jugado por ambas partes, con alternancias en ambos partidos”. En este sentido ha reconocido que en años anteriores ya han mantenido esta rivalidad con el equipo jerezano, con la diferencia que “ellos son niños escogidos y yo mantengo casi siempre el mismo equipito. Con 10 niños hemos hecho lo que hemos hecho”.

Buena culpa de ello lo tiene el buen trato de balón de sus pupilos, que han vuelto a desplegar un juego que se ha ganado el reconocimiento de entrenadores y padres rivales. “Siempre hemos jugado de la misma forma porque yo no entiendo el fútbol de otra manera, parando el balón y quererlo jugar. Yo no quiero que mis niños peguen voleones”, ha explicado. En este sentido, Pepe Rodríguez Soto ha señalado que con el paso de los años sus jugadores “van mejorando, se van dando cuenta y yo me encuentro con que quieren más, hacer más cosas […]. Hacen cosas que antes no hacían, tener más el balón, saber cuándo se la tienen que echar al compañero. Eso va con el tiempo”. Para el entrenador ubriqueño, lo bueno de sus jugadores es que “siguen teniendo hambre, que quieren hacerlo mejor y superarse”. No obstante, también ha dejado claro que todo esto es fruto del trabajo y que el suyo “es un equipo en el que tiene que trabajar todo el mundo”. “Se tienen que corregir, que no se crean que esto está hecho, aunque ellos lo saben de sobra. Saben que conmigo entrenando hay que darlo todo y jugando lo mismo. Al futbolista lo que le tienes que pedir es que corra, después le pueden salir las cosas bien o malamente, pero que por lo menos corran”, ha añadido.

Soto ha reconocido que esta temporada han tenido una plantilla muy corta y que la suerte ha estado de su parte porque ningún jugador se ha lesionado. Eso sí, ha manifestado que para encarar una temporada “por lo menos 12 o 13 niños son necesarios”. Sobre la salida en bloque del cuerpo técnico y gran parte de la plantilla de la disciplina del Ubrique UD para incorporarse al Deportivo Ubriqueño en lo que ha sido esta última temporada, ha explicado: “Nos dieron tanto a Villa como a mí 17 futbolistas y yo les dije que eso eran muchos futbolistas y que había que dejar a niños sin jugar e iba a ser un problema con los padres. Mi proposición fue que hicieran tres equipos con 12 futbolistas y ellos dijeron que no podía ser. Los padres dijeron que no seguían ahí y a mí la directiva me echó. Entonces los padres apostaron por mí”. En este sentido ha señalado que en su primer año como equipo del Deportivo Ubriqueño “no hemos tenido problema ninguno porque nosotros nos dedicamos a entrenar, a jugar y a nada más”. Por último, Pepe Rodríguez Soto ha querido dar las gracias “tanto al presidente y compañero, como a padres y madres por su implicación, incluyendo a mi delegado Javier Bautista y a mi segundo, mi amigo Paco Caro”.

En otro orden de cosas, en la tarde de hoy también hemos repasado la andadura del Ubrique UD benjamín en una temporada en la que ha finalizado en la 6ª posición de la clasificación del grupo 8 de la 3ª Andaluza con un balance de 11 victorias, 1 empate y 12 victorias. El equipo entrenado por Antonio Barragán tuvo un inicio de liga irregular, en el que le costó tiempo conseguir su primera victoria. No fue hasta la novena jornada y a partir de ahí la racha se invirtió hasta el punto de lograr 9 victorias en las siguientes diez jornadas, de manera que el equipo ha ido de menos a más y quizás ha cerrado la liga en su mejor momento de la temporada. Por eso, Antonio Barragán ha calificado la temporada como “muy positiva”, a pesar de que al equipo le costó coger el ritmo de competición al ser, en su mayoría, una plantilla con escasa experiencia en el fútbol federado.

El Ubrique UD benjamín ha contado en esta temporada con una plantilla de 20 jugadores, que según su entrenador “no ha estado muy compensada, el escalón se ha notado”. “Entre medio de los que han jugado casi todos los partidos y los que han jugado menos, me ha faltado alguien que nivelara el equipo. Yo estoy muy contento con todos los niños, los que han jugado menos que no habían competido nunca han avanzado muchísimo”, ha añadido. En esta línea, ha señalado que “los niños que han entrado nuevos y van a subir a alevines ya van rodados y los que se quedan ya tienen este año de experiencia”. Por ello, el entrenador del Ubrique UD benjamín ha lamentado que la liga haya terminado “cuando ya el equipo ha cogido la racha, se ha acomodado a la categoría y tienen más confianza”.

En lo referente al grupo 8 en el que ha militado esta temporada, Antonio Barragán ha comentado que “salvo 4 o 5 equipos, los demás han sido de nuestro nivel” y que, en su opinión, “estamos en el sitio donde nos hemos merecido estar. Los equipos que han quedado más arriba los he visto más fuertes que nosotros”. Barragán se ha mostrado satisfecho en líneas generales con el juego de su equipo hasta el punto de afirmar que “como entrenador he salido contento de muchos de los partidos que hemos perdido”. El míster del Ubrique UD benjamín ha asegurado que “llevo muchos años entrenando y no recuerdo un año que haya disfrutado tanto con los niños como este año. Han tenido un comportamiento sensacional, tanto los niños como los padres”. Del mismo modo, ha querido destacar “el avance que han pegado todos. Hay un par de niños que no sabían darle a la pelota, le daban al aire. Ahora ya le dan a la pelota, la paran y hacen cositas”.

 

El Deportivo Ubriqueño cadete B termina una temporada de menos a más

El Deportivo Ubriqueño cadete B adelantó al pasado sábado el final de la temporada al disputar su último compromiso liguero ante el colista Pueblo Nuevo La Granja, al que superó por 7 – 2 gracias a los goles de Álvaro Tardío (2), Luis Fabero, Carlos Domínguez (3) y Javier Montero. Con este resultado y a la espera de que este fin de semana se jueguen los partidos que restan de la jornada, el conjunto dirigido por José Antonio García acaba su primera temporada en la categoría cadete en la 10ª posición del grupo 1 de la 4ª Andaluza, con 12 victorias, 3 empates y 15 derrotas, algo que ha dejado a su técnico un “buen sabor de boca”, ya que “han ido de menos a más”. “La primera vuelta, mientras le cogíamos el rodante a competir en cadetes, nos costó trabajo, pero la segunda vuelta sin embargo la hemos hecho muy buena”, ha señalado García a la vez que ha destacado que “en el último partido los zagales estaban todavía como motos. Después de una temporada larga, que lleguen con una forma física tan buena está muy bien”. Y es que, aunque al Deportivo Ubriqueño le costó sacar buenos resultados en la primera parte de la liga, en las últimas 10 jornadas ha jugado a un nivel muy alto, consiguiendo 6 victorias, 2 empates y tan solo 2 derrotas.

José Antonio García ha explicado que la irregularidad de las primeras jornadas fue debida a “la adaptación a la competición y al sistema de juego. Al final creo que lo han conseguido y ahora están como una perita en dulce para el año que viene. Los zagales son esponjas, lo absorben mucho, son disciplinados y no falta ninguno a los entrenamientos. Eso se nota a lo largo del año”, En su opinión, el equipo “ha ido superándose partido a partido”. Para el entrenador ubriqueño, “en el aspecto que han crecido es en hacer un equipo consolidado, con compañerismo, todos trabajando a una, ninguna individualidad. Hemos jugado como equipo, en ese aspecto es donde hemos crecido, tácticamente han aprendido a sacar la pelota, a tocar, a moverse dentro del campo, cosa que el año pasado nos costó mucho trabajo”. Además, ha añadido que “hemos creado un equipo en el que están muy parejitos todos los jugadores; meta al que meta, lucha y le pone garra”. Sobre la categoría en la que han competido ha afirmado que “la Cuarta División parece que es una división menos, pero, aparte de ser más larga, los equipos son también más fuertes”. En esta línea ha manifestado que “excepto Sanlúcar, no he visto ningún equipo que haya sobresalido demasiado, ha estado todo muy competido”.

En otro orden de cosas, el también presidente del Deportivo Ubriqueño ha hecho balance de la temporada del club, en la que ha llegado a tener hasta 6 equipos en competición: “Ha sido una buena temporada en general porque, aparte de los resultados, tenemos que ver otros aspectos como los valores que ha cogido el niño, los equipos que hemos hecho y la amistad que han hecho los niños”. En esta línea, se ha mostrado “orgulloso de los valores que les hemos aportado”, haciendo hincapié en que “somos el segundo club de Andalucía que tiene un jugador al que le han sacado tarjeta verde y eso te enorgullece”. Por ello ha subrayado que “son valores que traen de casa, pero como club tenemos que reforzar este tipo de comportamientos antes que ganar 10 – 0. Primero hay que crear buenas personas y después futbolistas”.

Del mismo modo, ha comentado que “al final del año pasado no pensábamos hacer tantos equipos. A nosotros no nos importa tener todas las categorías e incluso vamos a luchar por tener todas las categorías, lo que pasa es que no creíamos que las íbamos a tener tan pronto”. Así ha dejado claro que “a nosotros nos gustaba la cosa paso a paso para poder ir aprendiendo. Este año, como presidente me he equivocado muchísimas veces porque me he visto con mucha gente. Lo bueno es que te equivocas y aprendes para no cometer los mismos errores”. Por último, ha adelantado que mañana viernes ya se podrán recoger en la librería Alambique las inscripciones para la próxima temporada, en la que pretenden sacar equipos desde la categoría benjamín hasta la juvenil.

El Ubrique UD infantil B, campeón liguero de su grupo de la 4ª Andaluza

Con su victoria por 5 – 0 ante la UD Villamartín en la última jornada del campeonato, el Ubrique UD infantil B se proclamó hace dos semanas campeón de liga del grupo 4 de la 4ª Andaluza infantil tras haber dominado la clasificación durante la mayor parte del año. El conjunto ubriqueño ha sumado 18 victorias en 24 partidos, por tan solo 2 empates y 4 derrotas en una temporada en la que comenzó con velocidad de crucero y que le permitió desde el inicio estar en las primeras posiciones de la tabla. De hecho, una mala racha en las últimas 5 jornadas, con dos derrotas y un empate, es lo que le ha impedido cantar el alirón mucho antes y tener que esperar hasta la última jornada para asegurarse el título. Los ubriqueños han sido además el equipo menos goleado de la categoría y el tercer equipo más goleador.

El entrenador del Ubrique UD infantil B, Ángel Román, ha calificado de excelente la temporada realizada por sus pupilos: “Era mi primer año con ellos. Trabajamos dos o tres cositas, un poquito de físico, de motivación y de táctica. Venían de años anteriores de haberlo pasado regular, con pocos efectivos, con no muy buenos resultados y yo, sinceramente, iba a ciegas, no sabía lo que me iba a encontrar. Pero el grupo de niños ha sido excelente, todo lo que les hemos dicho lo han transmitido en el campo y nos ha salido un pedazo de temporada”. El míster ha contado que el equipo tuvo un buen comienzo de temporada, en la que poco a poco se fue consolidando en los puestos de arriba hasta asaltar el liderato al final de la primera vuelta. A partir de ahí, “hubo enfrentamientos directos, sacamos una buena renta y esperábamos terminar la liga con tres partidos de antelación, pero en estos últimos momentos es cuando hemos tenido la peor racha”. En su opinión, “se nos ha hecho larga por el ansia de ganarla. Ya eran más por los nervios de los niños que larga por lo físico”.

Sobre este grupo 4, Román ha señalado que la pelea por la liga ha estado muy igualada y que “los resultados entre los de arriba han sido muy parejos, aunque es verdad que se ha igualado al final por los tropiezos nuestros”. De su equipo ha destacado “las ganas, la intensidad. Salían a plasmar lo que hacíamos en el entrenamiento, con muchas ganas de ganar, de conseguir victorias. Es verdad que en algunos partidos técnicamente no hemos estado al nivel de otros, pero en intensidad hemos estado por lo alto de casi todos”.

El Ubrique UD infantil B ha encajado esta temporada tan solo 30 goles, lo que le ha convertido en el equipo menos goleado. Por ello, el entrenador ubriqueño no ha dudado en alabar a los suyos: “La parte defensiva y el centro del campo han hecho un gran trabajo. Nuestro portero ha sido el menos goleado y para mí, junto con mi defensa, han sido los mejores de la liga”. Esta faceta, unida a su potencial ofensivo es lo que ha posibilitado que el Ubrique UD haya estado arriba toda la temporada, destacando la aportación anotadora de Jorge Ríos y Daniel Hidalgo. “Entre los dos han hecho la mitad de los goles del equipo. Un equipo que defensivamente trabaje bien y arriba meta goles va a estar siempre en posiciones altas”, ha añadido.

El equipo Veterano del Club de Pádel se consolida en la segunda posición de la liga provincial

El equipo veterano del Club de Pádel de Ubrique consiguió el pasado domingo su tercera victoria liguera ante el Pádel Extreme Sanlúcar – Manzanilla Sanlúcar, al que superó por 2 – 1. Con esta victoria el equipo ubriqueño se mantiene con solidez en la segunda posición de la 2ª División gaditana de Veteranos con 11 puntos, tras sumar 3 victorias y tres derrotas hasta el momento, aventajando en tres puntos al equipo sanluqueño, que tiene el mismo balance de victorias y derrotas, y a 5 puntos del líder, el Reverend Peer Pádel, que además será su próximo rival. En este último enfrentamiento, la pareja formada por Pedro Romero y José Manuel Fernández Rivera consiguió el primer punto superar a su rival por 6 – 3 y 6 – 1, mientras que en el segundo partido, José Lamela y Jorge Coronil cayeron por 3 – 6 y 2 – 6. El punto definitivo lo lograron José Antonio Maza y Sixto Menacho, que vencieron por 7 – 6 y 6 – 2.

Uno de los componentes del equipo Veterano del Club de Pádel de Ubrique, José Antonio Parra, nos ha contado hoy que el partido “fue bastante fuerte, ya que, además, ellos llevaban el mejor equipo que podían llevar, el de más nivel, porque quieren disputarnos la segunda plaza. La verdad es que los enfrentamientos fueron bastante duros. En uno nos ganaron claramente con un 6 – 2 y 6 – 3, y en los otros que ganamos, en uno estuvimos en el tie break y el segundo fue un poco más fácil, pero también fue durillo”.

Parra se ha mostrado ambicioso y ha señalado que “ahora hay que confirmarlo este domingo y ganar también a los de San Fernando, que son los primeros clasificados, aunque no podamos adelantarles en la clasificación porque nos llevan cinco puntos, pero al menos para dar ese golpe en la mesa”. El palista ubriqueño ha reconocido que tras un comienzo de liga en el que pagaron su inexperiencia en las primeras jornadas, “ahora estamos un poquito más puestos en la categoría, cómo tenemos que ir con el tema de las edades y estamos haciendo las parejas más competitivas”. Aun así, ha confesado que no esperaban estar al nivel de los mejores en su primer año: “En principio lo teníamos como una toma de contacto y creíamos que íbamos a perder casi todos los partidos 6 – 0 y 6 – 0 porque el nivel en federados no es lo mismo que jugar aquí en el pueblo en un partido amistoso. […] Sin embargo, los resultados están ahí, hemos sabido afrontarlos y no nos esperábamos estos resultados, no esperábamos estar segundos de la clasificación”. Con todo, José Antonio Parra ha adelantado que “queremos afianzar el 2º puesto porque después vienen los playoffs regionales. Tenemos que dar el do de pecho y asegurar ese 2º puesto”. Según el componente del Club de Pádel de Ubrique, “alcanzar el primer puesto va a ser matemáticamente imposible. Lo que queremos es afianzarnos en la segunda posición y que nos toque un equipo más débil en los playoffs e ir aumentando hasta ver si nos podemos clasificar para los regionales”. Con todo ello, Parra ha explicado que todos los componentes del equipo están con muchas ganas y que “hay muy buen feeling entre todo el equipo y ganas de hacerlo bien”.

Por otro lado, se ha querido referir también al equipo de la categoría Absoluta del Club de Pádel de Ubrique, destacando la primera victoria que lograron la pasada semana: “Lo que queríamos es que fuera una toma de contacto, que se pusieran en la competición. De ese equipo nada más que habían competido 2 personas de 16”. Por ese motivo ha resaltado la dificultad a la que se ha enfrentado este equipo porque “las parejas se desconocían, ellos han sido todo el equipo nuevo y es complicado compenetrar las parejas, hacerlas para que sean competitivas”.

Con todo, José Antonio Parra ha adelantado que para la próxima temporada tiene la intención de contar con un equipo en la categoría Veteranos y con 2 en la categoría Absoluta, aprovechando las peticiones que tiene el Club para formar parte del equipo: “Ahora con toda la gente que tenemos detrás que quieren entrar, queremos intentar hacer dos equipos, uno para entrar en la 2ª y otro en la 3ª División”. Desde su punto de vista, “lo importante es que se presente gente como tenemos en este momento, en el que está otra vez el pádel en un boom, que hay mucha gente joven jugando y que se aproveche esas ganas para hacer un equipo más fuerte en absoluto y otro más bajo para iniciarse en la competición”.

En otro orden de cosas, la localidad de Ronda acogió el pasado fin de semana, tras dos años de ausencia, una nueva edición, la 23ª, de los 101 Km en 24 horas que volvió a organizar el tercio Alejandro Farnesio de la Legión y que concitó a más de 9.000 deportistas, entre marchadores y ciclistas. El vencedor en la modalidad de Marcha fue Dani García, con un tiempo de 8h55’49’’, por delante de José Antonio Urbaneja (8h59’41’’) e Ismael Bacas (9h31’23’’). Los primeros ubriqueños en cruzar la meta fueron Diego Reina, que participaba por primera vez, y Jesús Casillas, que hicieron toda la prueba juntos y cruzaron la meta en la posición 128ª y 129ª respectivamente de la general tras 13h01’37’’. En la prueba MTB la victoria recayó en José Márquez, que finalizó con 4h08’13’’, seguido de Alejo Fuentes (4h11’38’’) y Miguel Gómez (4h16’09’’). Carlos Javier Arenas fue el mejor de los ubriqueños en meta con 5h35’54’’, finalizando en la 126ª posición.

Otros ubriqueños que lograron finalizar la prueba fueron, en la modalidad de marcha, Sebastián Agüera (17h46’05’’), Juan Carlos Domínguez (18h41’24’’), Francisco Javier Bautista (18h41’24’’), Francisco Javier Coronil (19’26’48’’), José Antonio Ramírez (20h41’28’’) y Juan Miguel Rubiales (20h41’28’’). En la modalidad MTB, también finalizaron Francisco Manuel Bazán (6h26’17’’) y José Antonio Montedeoca (9h13’43’’).

Sobre esta carrera hemos charlado hoy con Diego Reina, que se ha mostrado satisfecho con su primera experiencia en los 101 Km de Ronda: “En mi caso, que nunca la había hecho, ha sido impresionante. Me ha impactado porque no estábamos acostumbrados a ver tanta multitud de gente y 6.000 corredores y 3.000 ciclistas es algo impresionante, además del público que había allí”. El corredor ubriqueño ha asegurado: “Acabé con buenas sensaciones. De principio a fin la hice con Jesús Casillas, que ya la ha hecho en varias ocasiones, porque no me fiaba mucho de mi ritmo o de cómo iba a hacer porque hay que tomárselo con calma y filosofía”. De esta manera ha explicado que “intentamos salir fuertecillos para quitarnos las horas de más calor y llegar a Setenil lo antes posible” y que mantuvieron ese buen ritmo durante los primeros 60 kilómetros. En un punto clave como es la llegada al cuartel de la Legión, ha reconocido que “llegué regular porque iba con unos zapatos de asfalto con los que no estaba acostumbrado a hacer tantos kilómetros y me iba clavando algo, por lo que no me sentía cómodo, a lo que hay que sumar el calor que habíamos pasado, por lo que el cuerpo ya iba castigado”. No obstante, “después me cambió el cuerpo totalmente, me recuperé bastante y afrontamos todas las cuestas bastante bien”.

Aunque no ha llegado a preparar esta cita específicamente, Diego Reina ha contado que llegaba físicamente bien porque ha contado con la base del entrenamiento que realizó para la Bandolerita. Sobre la prueba ha confesado que “siempre va uno reservando porque hay que guardar cartuchos para lo último” y que le ha impactado el ambiente que se vive en carrera: “Impresiona bastante porque no te lo esperas. Había escuchado lo del ambiente y es que la gente te lleva, aunque vayas súper cansado parece que te van empujando”.