Los ubriqueños, Arturo Lamela y Antonio Lozano, se han proclamado subcampeones de Andalucía por equipos en el campeonato absoluto de 1ª División celebrado en la localidad malagueña de Antequera, representando al CD Surco Lucena de Córdoba. Se trata de la primera competición oficial en mucho tiempo de ambos y después de que la Federación, a raíz de la pandemia, haya cambiado los meses que componen la temporada, que antes se desarrollaban de septiembre a septiembre y ahora se tomarán como referencia los años naturales.

Tanto Arturo como Antonio participaron en la prueba de 200 metros, logrando respectivamente las marcas de 23.37 y 23.40, siendo la marca de Arturo la que contó para el cómputo final. Además, los dos jóvenes ubriqueños formaron parte del equipo de relevos de 4×200, prueba en la que el Surco Lucena finalizó tercero de su serie, quintos en el global, firmando un tiempo de 1:33.93. En lo que a la competición global se refiere, el Nerma Trops Cuevas de Nerja cumplió las previsiones que le situaban como favorito y fue el vencedor absoluto al sumar un total de 91 puntos. Segundo fue el Surco Lucena con 72, los mismos que el Unicaja Jaén Paraíso Interior.

De lo que fue este campeonato hemos hablado con Antonio Lozano, quien se ha mostrado satisfecho y contento con las marcas obtenidas pese a no estar en un pico de forma. La planificación hace que estén a mitad de camino en lo que a su preparación se refiere, algo que no les ha impedido competir a buen nivel. El joven atleta ubriqueño ha manifestado la ilusión que tienen ambos de cara a una temporada en la que su edad se va asemejando a las categorías en las que compiten, ya que siempre han estado midiéndose a rivales mayores que ellos. La próxima cita para ellos será en febrero en el Campeonato de Andalucía absoluto en pista cubierta, donde competirán de manera individual.

En otro orden de cosas, en Tiempo de Deportes hemos hablado con Mané Mateos, que se ha proclamado subcampeón de España de patrullas de Tiro del Ejército de Tierra, competición que rige el Consejo Superior de Deportes Militar y en la que ya fue subcampeón en León hace dos años y campeón la pasada edición en Ronda en la que estuvo como reserva de la Patrulla de Tiro del ‘Tercio Duque de Alba 2º de la Legión’, de Ceuta. En esta ocasión, el equipo melillense TGC 1ªCOMGEMEL consiguió la victoria final con 1450,89 puntos por los 1419,29 del conjunto ceutí.

El ubriqueño ha resaltado la exigencia de una prueba que está considerada el deporte por excelencia del ejército y para la que hace falta una importante preparación física y mental. En ella, los ocho miembros del equipo deben completar en menos de 60 minutos una carrera a pie de 10 kilómetros uniformados y cargando su arma, en este caso un fusil Cetme modelo L. Tras 5 minutos de descanso disponen de un minuto y medio para realizar al sprint una carrera de 200 metros y disparar los máximos cartuchos que puedan de un total de 40 a una diana o silueta que está situada a 200 metros.

En el caso personal de Mané Mateos, finalizó la competición con la mayor puntuación en la modalidad de tiro a silueta, donde acertó en 29 de sus 30 tiros. Ello le sitúa entre la élite de esta disciplina a nivel nacional y le sirve para sacarse, en cierto modo, la espinita de los dos últimos campeonatos. Sin embargo, él prefiere quedarse con lo logrado a nivel colectivo y antepone el reconocimiento de sus compañeros y rivales a la puntuación obtenida. Algo, tal y como ha comentado, que va intrínseco en el espíritu militar y el carácter de toda esta competición. “Al igual que ese día estuve acertado, la suerte no estuvo del todo con nosotros y es por ello por lo que se nos escapó la victoria final”, ha comentado al tiempo que subraya que “lo único que cabe aquí es dar la enhorabuena y felicitar a los campeones por demostrar que son los mejores y entrenar para volver a exigirnos lo máximo el próximo año”.