La 27ª Subida Ubrique contará con un largo listado de atractivos para los aficionados que se den cita en ella. Uno de ellos será el de ver al ubriqueño Antonio Pérez a los mandos de un CM. Concretamente el BRC Proto E1 que, desde el equipo con el que trabaja, le han ofrecido. Se trata de la primera experiencia para Antonio Pérez en un monoplaza, relevando a Antonio Ordóñez que, hasta la fecha, era el único ubriqueño que había participado en esta prueba dentro de esta categoría. En las tres décadas que lleva ligado al mundo del automovilismo, Pérez ha probado un sinfín de vehículos diferentes si bien este era un reto pendiente. “Llevaba unos años que me atraía volver a correr con algún tipo de vehículo que tuviera ciertas prestaciones y correr con un Bango era un aliciente. Se ha presentado la oportunidad y para mí, que soy un hombre de retos, tenía que aceptar”, ha reconocido.

Se trata de un vehículo que tiene el primer chasis que fabricó Bango, que nunca ha corrido en asfalto y que procede de tierra, por lo que trae tracción a las cuatro ruedas. En cuanto al motor, el piloto ubriqueño ha explicado que se trata de un Kawasaki de 1.200 centímetro cúbicos que desarrolla unos 200 cv. Entre los hándicaps con los que cuenta se encuentra el tener que ponerlo a punto durante el fin de semana, por lo que lo normal sería que fuese en línea ascendente mejorando sus tiempos. Sobre su pilotaje, asume que “hay que tener la sangre fría, saber en lo que te montas, lo que llevas, y para mí es la primera vez. Todo el que se pone un casco quiere competir, yo el primero, pero tengo que tener claras mis limitaciones y saber cómo está de puesta a punto, de frenos, de reparto… Pero la verdad es que no me preocupa, siempre he sido una persona de retos y mi rival soy yo mismo”.

Con Antonio Pérez también hemos hablado sobre el número de inscritos (80 en total de los que 24 son locales). A su juicio, “son buenos números. La pandemia ha hecho mucho daño a nivel económico y tener una prueba con estos números es una buena noticia. Faltan pilotos de primer nivel, pero la cantidad también es importante. El piloto ubriqueño que está todo el año ahorrando para salir en su prueba es de merecer. Con los años recuperaremos el nivel porque la organización hace un gran trabajo cada año”.

En la misma línea se ha mostrado Humberto Janssens, que volverá a ser uno de los favoritos con su Porsche 911 GT3. El hispano belga ha asegurado tener olvidada la lesión de hombro que le impidió terminar con buen pie el 2022. Algo que refrendó en la Subida Algar, donde fue el dominador absoluto durante todo el fin de semana. Sin embargo, no se ha mostrado del todo satisfecho ya que se quedó a un segundo de su mejor tiempo. “Si vas introduciendo mejoras en el coche y no consigues bajar la marca, el problema es el piloto”, subrayaba al tiempo que reconocía que su objetivo este próximo fin de semana será bajar su récord de 2021.

Janssens, que no se ha marcado objetivos claros para este 2023 e irá viendo a qué pruebas acudir conforme pase el tiempo. A este respecto, señalaba que se lo tomará “más tranquilo”, acudiendo a “las carreras que me gustan” porque es “todo muy costoso”. Sobre la posibilidad de hacer el nacional asumía que “cuando hablas con los pilotos coincidimos en que son muchos días y comienza a ser muy costoso. Son tres pruebas en Galicia y los que somos de aquí tenemos que subir tres veces más el Fito… pierdes mucho tiempo”. Sí le gusta la idea de la Copa de España, que arrancará aquí en Ubrique, como alternativa al Campeonato para pilotos y para organizadores. “Tiene buen nombre y hay dos pruebas cercanas en las que, si tienes buenos resultados, te puede servir de aliciente”, aseguraba. Humberto Janssens huye de favoritismo porque “es principio de año y no se sabe la preparación, los entrenos y las mejoras del coche”. En cuanto a su equipo, admitía que “el año pasado hicimos mejoras aerodinámicas al coche y no sé si una cosa nueva que probamos en Guadix la tendremos en Ubrique”. Para el hispano belga es una lástima que no estén los grandes nombres, sobre todo los andaluces pero cree que “todos son rivales, todos van a dar el máximo y hay pilotos muy buenos”.