Del 3 al 6 de febrero se ha disputado la primera edición de ‘La leyenda de Tartessos’, una prueba de cuatro etapas que han transcurrido por diferentes trazados de Huelva y que ha tenido su epicentro en El Rompido. Se trata de una cita que nace encuadrada dentro del calendario UCI y que aspira a consolidarse como referente en el panorama nacional. En ella han participado los ubriqueños Andrés Cintado y Carlos Arenas, ambos del Symisur Centauro Bikes, que han concluido con unas sensaciones más que positivas a tenor del nivel de los participantes y los problemas físicos que han arrastrado hasta días antes de competir.

De esta forma, Andrés Cintado finalizaba en el puesto número 45 de la general y 5º de la categoría Máster 40, con un tiempo final de 11 horas, 2 minutos y 8 segundos. Por su parte, Carlos Arenas concluía 70º de la general y 14º Máster 40 con una marca de 11 horas, 44 minutos y 55 segundos. La victoria final fue para David Valero, ganador de 2 de las 4 etapas incluyendo la ‘crono’ final en la que dio una auténtica exhibición. Segundo fue Pablo Rodríguez, compañero de Valero en el equipo BH Templo Cafés dirigido por el medallista olímpico, Carlos Coloma. En féminas, el triunfo en cada una de las etapas, y por ende en la general, fue para Natalia Fischer. La prueba onubense ha reunido, además de estos nombres, otros destacados del mundo del MTB como Tiago Ferreira (3º de la general) y míticos deportistas como el triatleta Iván Raña o los ciclistas Haimar Zubeldia, Paco Mancebo, Abraham Olano y Manuel Beltrán.

En Tiempo de Deportes hemos conversado con Andrés Cintado, quien no se colgaba un dorsal prácticamente desde 2019 cuando sufrió una fractura de clavícula. El ubriqueño ha reconocido que el resultado final es “bastante mejor de lo esperado” y ha destacado de manera anecdótica el hecho de haber concluido en la clasificación general justo por delante de Abraham Olano y del ‘Triki’ Beltrán. Cintado acudía con la intención de reencontrarse con la motivación y sostiene que una carrera de 4 días consecutivos reunía a la perfección todo lo que él buscaba pese a la incertidumbre del estado físico con el que llegaba. Pese a arrancar con una mentalidad conservadora, Andrés Cintado fue manteniendo la regularidad en las clasificaciones diarias, algo que también logró Carlos Arenas, quien no ha podido entrenar durante el mes de enero todo lo deseable debido a molestias físicas.

El ser fuertes mentalmente ha sido clave para ambos en una carrera donde la psicología influye de manera determinante. También el apartado mecánico, donde existen grandes diferencias entre los corredores que han copado las primeras posiciones de la general y el resto, entre los que se incluyen los ciclistas del Symisur Centauro Bikes.

Este resultado ha animado a Andrés Cintado a marcarse como objetivo la participación en las cuatro pruebas que componen el Open de Maratón además del Circuito Provincial de Media Maratón de Málaga.