Desde la temporada pasada, la liga local de fútbol sala de Ubrique cuenta con la participación de un equipo compuesto por ciudadanos colombianos afincados en nuestra localidad por motivos laborales. El pasado curso debutaron en la Primera División con el nombre de APP Pymes, finalizando en penúltima posición con cuatro victorias. Sin embargo, esta temporada, con un equipo remozado y con el nombre de Saeta FS, han tenido un gran comienzo de campeonato, hasta el punto de que, a falta de una jornada para cerrar la primera vuelta, ocupan la tercera posición y son unos serios aspirantes al ascenso. Precisamente, el pasado fin de semana, una victoria ante el Brile 1979 le hubiera dado el liderato, pero el conjunto colombiano cayó por 2 – 5, tras un partido muy igualado que se decidió en la segunda parte.

Diego Vargas, uno de los componentes del Saeta FS, nos ha contado que “fue un partido muy fuerte donde el rival se encontró muy bien parado [plantado], con muy buenos jugadores que no supimos taponar”. Vargas ha afirmado que “el Brile es muy buen equipo, tienen muy buenos jugadores, se planteó muy bien y no pudimos concretar muy fácil”. En esta próxima jornada, Saeta FS se medirá a Infosama, que actualmente ocupa la segunda posición de la tabla clasificatoria, por lo que ha señalado que “en ese partido también toca ir a jugárnosla, a ver si logramos conseguir el segundo puesto para ubicarnos y ver si podemos subir a División de Honor. Toca estar bien parado y preparados mental y físicamente”.

Para el componente de la Saeta FS, esta primera vuelta “ha sido un poco dura porque los equipos se han encontrado bien parados y estamos intentando mejorar cada día para tratar de superarlos”. En este sentido, ha señalado que este año hay un mayor compromiso de los miembros del equipo y que eso se ha traducido en un mejor tono físico de la plantilla. A eso hay que añadir las incorporaciones que han realizado, que le han dado un plus de calidad, competitividad y, sobre todo, mucho gol. El jugador sudamericano ha reconocido que estas nuevas caras ya contaban con experiencia en Colombia, en donde han jugado en ligas de fútbol y fútbol sala. No obstante, la asignatura pendiente sigue siendo el juego defensivo: “En la parte defensiva estamos tratando de mejorar, ya que a veces los jugadores se lesionan o no pueden asistir. Somos un grupo reducido, hasta ahora 10, y el desgaste físico también nos está costando un poco”. En la actualidad, la Saeta FS cuenta con diez jugadores en su plantilla, “9 colombianos y 1 español, Ángel Viruez, que es una excelente persona que nos está echando una mano ahí en el equipo, enseñándonos cómo se juega y eso, es una gran ayuda que tenemos”. En su opinión, “a veces nos vemos cortos porque el estado físico nos ha costado mucho, pero para eso son los entrenamientos”.

Sobre la liga local de fútbol sala, Diego Vargas ha resaltado que “el nivel es excelente, muy bueno, muy competitivo”, aunque ha reconocido que el juego es diferente al de su país: “Aquí es más de tocar el balón, allí es más de jugar individualidades y un poco más de fuerza, de físico”. De igual modo ha afirmado que el fútbol sala en particular, y el deporte en general, “es una gran herramienta para la integración. No es fácil iniciarnos en un nuevo país de tan lejos que venimos, no es fácil empezar”. Por ello ha agradecido “la ayuda de los otros equipos y las personas que han colaborado mucho y nos han enseñado las reglas y las normas”. Diego Vargas ha tenido también palabras de elogio para los ubriqueños, a los que considera muy hospitalarios: “Me parece muy bien la gente, muy amable, muy bondadosa, muy compañerista, muy buenas personas, colaboran con uno en lo que necesite y facilita a uno mucho las cosas”. Por eso, sobre Ubrique ha destacado a su gente y a “la tranquilidad que se vive aquí. No es que en mi país se viva intranquilo, sino que es otra cultura y otra forma de vivir”.