El Ubrique UD pierde su imbatibilidad fuera de casa

El Ubrique UD sufrió ayer en Chipiona su primera derrota de la temporada fuera de casa tras caer ante el Chipiona CF por 2 – 0 en un partido que siguió el mismo guión que la pasada semana ante el Chiclana Industrial. Los ubriqueños tuvieron el dominio del juego, pero fueron incapaces de culminar alguna de las ocasiones de gol de las que dispuso ante un rival agazapado atrás que lo apostó todo al contragolpe y a las jugadas a balón parado y que terminó aprovechándose de los desajustes defensivos del Ubrique UD para llevarse la victoria. Con este resultado, el equipo de Mario Casillas da continuidad a la mala racha que le ha hecho sumar tan solo 3 puntos en los últimos 5 partidos.

El Ubrique UD salió mandando en el juego y llevando la iniciativa. Lo que pronto se tradujo en ocasiones de gol como el mano a mano de Peluca con el portero local en el minuto 5 que no supo definir y mandó al cuerpo. Poco después era Lolo el que probó fortuna con un tiro lejano que repelió el larguero de la portería chipionera. Sin embrago, quien no perdonó fue el Chipiona, que se consiguió el 1 – 0 en el minuto 37 gracias a una jugada a balón parado que remató en el segundo palo Isaac Garrido. Con poco más se fue el partido al descanso y al poco de la reanudación, en una contra dirigida por el conjunto local ante el desajuste defensivo ubriqueño permitió a Antonio Fuentes marcar el 2 – 0 en el 47’. El Ubrique UD encajó el nuevo golpe y siguió buscando la portería rival, aunque pareció que aparte de la falta de acierto, la suerte también le era esquiva, como se pudo comprobar en los dos balones estrellados en los palos por el juvenil Fran. Poco más dejó este partido que lleva al Ubrique UD a la 12ª posición de la clasificación, empatado a puntos precisamente con el Chipiona, que es el primer equipo metido en zona de descenso.

Para el entrenador del Ubrique UD, Mario Casillas, el partido fue igualado en el que “ellos supieron aprovechar sus ocasiones. La mala fortuna por los palos y nuestra falta de concentración hizo que se llevaran los 3 puntos y nosotros nos viniéramos también un poco cabizbajos del partido”. Casillas ha resaltado que “prácticamente tuvimos casi todo el partido el balón y ellos lo que buscaban eran las contras y el balón parado. El daño que nos hicieron fue a balón parado y tampoco nos propusieron mucho”, aunque también ha señalado que “si cometemos errores es muy complicado mantener la portería a cero y, si también las ocasiones que tenemos a favor no sabemos o no podemos aprovecharlos, es muy complicado sacar el partido”. Desde su punto de vista, “teníamos el partido bastante controlado, muy similar al del otro día contra el Chiclana, y en una falta lateral perdemos un poco la concentración, la sacan rápida y nos meten el 1 – 0. […] Recalcamos en vestuarios que teníamos que tener intensidad y estar vivos en este tipo de jugadas porque nos cuesta mucho meter un gol como para que cuando lleguen ellos sea tan fácil marcarnos. Intentamos activar al equipo en el descanso, pero vuelve a pasar lo mismo a los 5 minutos de la 2ª parte, en un despiste que nos cogen una contra y nos meten el 2 – 0”. “Si de 8 ocasiones claras no metes ninguna, tenemos que estar muy atentos para al menos dejar la potería a cero y conseguir un punto”, ha añadido.

El entrenador ubriqueño ha entonado un mea culpa y ha argumentado que “puede que no lea bien el partido. El máximo responsable soy yo porque si no sé meterle mano o buscar soluciones para ganar este tipo de partidos, claramente soy yo el que tiene que estar señalado”. Por ello ha explicado que “hay que cambiar muchas cosas, seguir trabajando durante la semana e intentar creer un poco más en el equipo y en el sistema que tenemos. Está claro que o nos ponemos las pilas o lo vamos a pasar muy mal este año”. En este sentido ha advertido que “o nos ponemos todos a trabajar o habrá que mirar otras opciones de juego, de jugadores o de entrenadores. Lo que está claro es que la dinámica que tenemos no vale y hay que valorar donde se está fallando”. A pesar de todo, Mario Casillas ha dejado claro que, aunque no estén llegando los resultados sigue confiando en su idea de juego porque es partidario “al menos de intentar plantear algo en un partido”. Además, ha afirmado que “el equipo está tocado porque es normal cuando trabajas bien durante la semana y no salen las cosas. El equipo necesita al menos una victoria, aunque se juegue mal y se gane”. Por último, ha confesado que “es la peor racha desde que estoy entrenando, 3 puntos de 15”.