El Ubrique UD alevín B sigue buscando su primera victoria liguera

El Ubrique UD alevín B perdió en casa el pasado sábado ante San José Obrero por 2 – 5 en un partido que estuvo igualado hasta el descanso y que se desniveló en la segunda parte cuando los visitantes ya pudieron imponer su mayor físico. Tras la disputa de las 5 primeras jornadas el equipo de Modesto Barragán ocupa la última posición de la clasificación sin que todavía haya podido puntuar, una situación que, lejos de preocuparle, su entrenador considera que forma parte del fútbol y que es el billete que tienen que pagar contar con un equipo con mayoría de jugadores de primer en un grupo donde la mayor parte del resto de conjuntos son todos de segundo año. Modesto Barragán ha dejado claro que “los resultados están siendo muy abultados, pero en lo que respecta al juego, salvando el primer partido, los demás han estado más o menos igualados. A base de trabajar poco a poco espero que esto lo vayamos superando. Es verdad que tenemos ya ganas de sumar algún puntito, pero también sabemos que esta temporada iba ser un año difícil y hay que llevar al equipo como corresponde y si este año toca sufrir, pues nos toca sufrir y el año que viene dios dirá”.

El entrenador ubriqueño ha explicado que esta temporada cuenta con una plantilla de 15 jugadores de los que tan solo tres son de segundo año, que además “hemos hecho una buena pretemporada, creo que de 5 partidos que hemos jugado hemos perdido uno y por la mínima, o sea, que el equipo estaba en buena línea. Aunque nosotros somos un equipo B, parece que B hay dos o tres equipos nada más dentro del grupo, los demás son todos equipos A”. A pesar de todo ha asegurado que “le veo buena pinta al equipo. Es verdad que los resultados nos van a costar más trabajo, hay que ser realista, pero el fútbol es así, no siempre se puede apuntar a caballo ganador, ahora toca sufrir y lo que tenemos claro es que hay que enseñar a los niños a saber sufrir”.

Barragán ha señalado que “el objetivo principal es que hagamos grupo, que lo pasemos bien haciendo el deporte que nos gusta y los resultados vendrán lo que tengan que venir. Intentamos ganar los partidos, pero no podemos hacer un drama de los que perdamos”. En su opinión, “un equipo que gana fácil, el día que pierde un partido es un trauma y para eso tienes que tener preparados a los niños”. A pesar de contar ya con una plantilla de 15 jugadores, el entrenador del Ubrique UD alevín B ha sido tajante al resaltar que “aquí todo niño que llega se admite. Estoy en un club que tiene muy claro que todo niño que llegue se admite, nosotros no vamos buscando niños por ahí porque tengan mejores cualidades deportivas. Para nosotros prevalece la voluntad de un chiquillo por encima de todo”.

Modesto Barragán ha sacado pecho por la planificación del Ubrique UD esta temporada en la que cuenta con hasta 12 equipos: “Tenemos dos líneas por categoría y hay que estar satisfecho. Llegamos a las 200 fichas federadas, o sea, que es un club que incluso fuera de Ubrique se tiene en cuenta”. En este sentido ha añadido que “cada vez el club va creciendo más y eso será por algo, fundamentalmente porque se cree en el club. Este club no va haciendo piruetas en el aire ni va mintiendo a la gente. El que tenga más proyección se va a apoyar siempre, pero aquí no se le dice a ningún niño que va a ser futbolista, no tenemos ningún interés en eso”. De igual manera ha recordado que el club cuenta esta temporada con un presupuesto que “está entre los 75 y los 80 mil euros. Nuestros principales ingresos son de las cuotas de los niños, de un sorteo, el dinero que percibimos del PMD y, por supuesto, de los patrocinadores”. Según Barragán, “todo el dinero que recoge el Ubrique UD repercute en los niños y se queda en Ubrique”.