Las altas temperaturas marcan la IX Gran Vuelta Valle del Genal

La última edición de la Gran Vuelta Valle del Genal será recordada, entre otras cosas, por haber podido contar con la participación del triple campeón el mundo Trail IAAF, Luis Alberto Hernando, y, sobre todo, por las elevadas temperaturas a las que se tuvieron que enfrentar los corredores en pleno mes de noviembre, lo que provocó un buen número de abandonos en el tramo en el que tuvieron que enfrentarse a la subida a Gaucín. En lo puramente deportivo, Juan Miguel Chacón (15h25’08’’) y Piedad Quesada (18h48’03’’) se llevaron la prueba en la modalidad ultratrail individual, mientras que el equipo Adidas Terrex de Luis Alberto Hernando, Sergio Gimeno y Noel Burgos hizo lo propio en la modalidad por relevos masculina con 12h54’42’’. En cuanto a los ubriqueños, Francisco Villarte Santos completó la carrera con 22h09’52’’, mientras que el equipo La Bodeguita Trail de Isaac Delgado, Ángel Pérez y Víctor Chaves finalizó en la 23ª posición de la general de relevos con 17h00’57’’ y el Team Fundación Josep Carreras Contra la Leucemia, al que pertenecía el ubriqueño José Carlos Márquez, también cruzó la meta con 19h37’15’’. El otro equipo de La Bodeguita Trail y el Torbe Ubrique no llegaron a terminar la prueba.

Sobre la edición de este año hemos charlado hoy con Víctor Chaves, componente de uno de los dos equipos que presentó La Bodeguita Trail, que no ha dudado en alabar todo el trabajo de la organización y el potencial que tiene esta prueba malagueña. En este sentido, ha recalcado que la Gran Vuelta Valle del Genal ya se ha hecho un hueco en el calendario nacional y que “en vistosidad es una carrera de las que quizás pocas se puedan ver en el panorama”. Además, ha destacado el hecho de haber contado entre sus participantes con la figura de Luis Alberto Hernando porque en su opinión “engrandece a la prueba a la que vaya”.

En lo puramente deportivo, Víctor Chaves ha afirmado que su equipo le fue bien porque “nuestro planteamiento desde primera hora era terminar”, ya que “no estoy entrenando ni en condiciones de hacer una carrera buena”. Así, ha explicado que “el primer tramo lo corrí yo y lo que fui haciendo, conociendo el terreno y los desniveles que tenía, es conservar un poco porque luego quedaban los últimos 10 km que se hacían juntos”. De igual manera ha señalado que “Ángel hizo una carrera bastante buena porque fue en ese segundo tramo en el que estuvo pegando todo el calor. Llegó a Gaucín exhausto, como prácticamente casi todos los corredores, y fue aguantando y recuperando. […] En el tercer tramo, que lo hizo Isaac, fuimos manteniendo los puestos que llevábamos. En el último relevo, el de los últimos 10 km juntos, ahí sí que Isaac ya sufrió un poco por todos los kilómetros y el desnivel que llevaba acumulado en las piernas, pero poco a poco pudimos llegar a meta, que era nuestro fin”.

Desde su punto de vista, el sector que tuvo que afrontar, entre Igualeja y Genalguacil, “era algo más bajo porque al tener menos kilómetros también tenía menos desnivel. Los otros dos sí eran bastante fuertes”. En este sentido ha subrayado que “el tercer sector era el tramo más exigente porque había que añadirle los 10 km finales que corríamos juntos”, aunque en su opinión, la zona más complicada en esta edición fue la bajada del Capitán y la subida a Gaucín, en el segundo sector, ya que a la hora en que la mayoría de los participantes recorrieron esta parte el calor se cebó con ellos. “Prácticamente fue el segundo tramo el que lo sufrió la mayoría de la gente y la subida a Gaucín parece que fue lo que más estragos hizo”, ha añadido. Sobre las altas temperaturas ha comentado que “el sábado apretó bastante y de hecho lo pudimos comprobar por la cantidad de abandonos que hubo, por deshidratación, humedad y todo lo que conllevaba el calor y la dureza del recorrido”.

Por otra parte, Víctor Chaves se ha referido también al equipo de La Bodeguita Trail, cuyos componentes se están dejando ver últimamente en todas las carreras por montañas y trail de la zona. Para el corredor ubriqueño, “se está creando un grupo bastante bonito y son muy jóvenes. Me da una alegría doble de que se esté formando este grupito y estén haciendo algo de lo que he sido y soy un enamorado”. En esta línea ha recordado que durante los años en los que ha competido activamente, tanto en raid como en ultras y carreras por montaña “mis sobrinos han estado viéndome correr tantas veces y ahora verlos correr y tener la posibilidad de correr con ellos, por mí, encantado”.