Los ubriqueños destacan en la primera edición de la Bike Challenge Costa del Sol

El pasado fin de semana la provincia de Málaga acogió la primera edición de la Bike Challenge Costa del Sol, una prueba de MTB por etapas que se desarrolló por los entornos naturales de las localidades de Mijas, Benahavís y Estepona y en la que los ubriqueños Jorge López Janeiro, Carlos Javier Arenas, Andrés Cintado y el sanroqueño Raúl Mena se llevaron la victoria en la categoría por equipos como componentes del Symisur Centauro Bikes. Además, en el apartado individual, Jorge López Janeiro consiguió la 6ª posición de la general y la 3ª de la categoría Máster 40, mientras que Carlos Arenas finalizó en la 14ª de la general y 5ª Máster 40 y Andrés Cintado en la 16ª de la general y 6ª máster 40.

El vencedor absoluto de la prueba fue el jiennense Lolo ‘Triki’ Beltrán, que empleó un tiempo de 5h50’48’’ en completar los 140 kilómetros de recorrido que surgieron de la suma de las tres etapas, en las que en total tuvieron que superar un desnivel positivo de 4.390 metros. Jorge López terminó en 6h01’50’’, Carlos Arenas en 6h17’01’’ y Andrés Cintado en 6h18’19’’. Así, la primera de las tres etapas se disputó el viernes en Mijas sobre un circuito de 56 km y 1.670 metros de desnivel positivo, el sábado en Benahavís con un recorrido de 42 km y 1.592 metros y el domingo en Estepona con 44 km y 1.128 metros.

Jorge López Janeiro se ha referido a esta Bike Challenge Costa del Sol como una prueba con “un formato muy atractivo de tres días, con etapas relativamente cortas de dos horas o dos horas y media, en una zona bastante bonita para el MTB y con buen tiempo”. “El formato ha gustado bastante porque no son carreras de 4 o 5 horas en las que te exprimes y lo pasas mal. Son exigentes, más explosivas, pero a las dos horas estás listo y la recuperación es mucho mejor”, ha detallado. El ciclista ubriqueño se ha mostrado “contento con las sensaciones que he tenido, he ido de menos a más” ya que actualmente se encuentra metido en plena pretemporada. En este sentido ha señalado que “no tenía muchas expectativas, pero nos ponemos el dorsal y el chip nos cambia. Han sido tres etapas muy buenas. Empecé el primer día en Mijas un poquito regulero, pero conforme fueron pasando los kilómetros, me fui encontrando mejor y terminé muy bien”. Sobre sus paisanos ha comentado que Andrés Cintado “podía haber estado un poco más adelante, pero el primer día tuvo una avería en la rueda trasera, un pinchazo que tuvo que parar a arreglar y perdió unos 10 minutos”, lo que ya le lastró para la clasificación general, aunque en las dos etapas posteriores pudo remontar muchos puestos. Por otro lado, sobre Carlos Arenas ha subrayado que estuvo “un poco mejor de lo que normalmente va él. Ha hecho un carrerón, ha sido muy constante y ha hecho tres buenas etapas”.

Por otro lado, López Janeiro ha explicado que lleva un mes y medio entrenando con el objetivo de repetir participación en la edición de 2023 de la Cape Epic con la expectativa de poder pelear por el triunfo en la categoría Máster 50, a la que pasará el próximo año: “La última vez que estuvimos lo hicimos bien en Máster 40 y si te digo que no vamos con el pensamiento de ganar en Máster 40 te estaría mintiendo. […] Sabemos lo dura y lo sin gracia que es esta carrera, lo más que se ha portado con nosotros, pero tenemos que ir con ilusión y ganas”. Por ello ha reconocido que “estaremos compitiendo, pero siempre con vistas a finales de marzo”.

En otro orden de cosas, el ciclista ubriqueño ha constatado que la Escuela Centauro Bikes inició el pasado mes de octubre un nuevo curso con “la idea de mantener la estructura de escuela y de equipo amateur”. En esta línea y cuestionado sobre Hugo Franco, su alumno más prometedor ha confirmado que la próxima temporada cambiará de equipo: “Hugo es el chico con más proyección que hemos tenido aquí en la escuela y si te digo, a nivel nacional. Un niño que con 15 años ha sido ya dos veces campeón de España en la categoría cadete y este año consiguió el Campeonato de Europa de Eliminator. Ya entra en la categoría junior, que ya es más profesional, ya puede correr campeonatos del mundo y las junior series, que es una competición paralela a las copas del mundo de las categorías Élite y sub 23. Esa cobertura es bastante complicada para que nosotros podamos dársela porque necesitamos un presupuesto bastante alto y una disponibilidad que no se la podemos dar”. Así ha adelantado que “hay algo para el año que viene, no es oficial, pero sabemos que va a estar en otro equipo y en buenas manos”.