La XXVII Carrera Popular Nutrias Pantaneras contará con unos 250 corredores

La XXVII Carrera Popular Nutrias Pantaneras, que vuelve este próximo domingo tras dos años de ausencia, contará con la participación de unos 250 corredores, una cifra que podrá aumentar ya que el mismo día de la prueba podrán inscribirse los más rezagados. No obstante, este número viene a confirmar la tendencia a la baja de los últimos años, en los que la proliferación de carreras en todos los pueblos de la provincia y el auge de las carreras por montaña parece haber restado participantes a las pruebas urbanas.

La salida de la carrera tendrá lugar el domingo a las 10 de la mañana en la avenida de España, con un recorrido de 11,5 km que los llevará a recorrer las principales calles y avenidas de la localidad. Esta XXVII edición estará dedicada al corredor petaquero, por lo que se rendirá homenaje a este colectivo representado en las figuras de Isabel Arenas y Francisco Viruez. La recogida de dorsales tendrá lugar en el Pabellón Polideportivo Municipal de 7:30 horas a 9:45.

Sobre todos los detalles de última hora que rodean a la carrera hemos charlado hoy con el presidente del Club de Atletismo Nutrias Pantaneras, Luis Naranjo, que ha augurado una magnífica jornada de atletismo en Ubrique para este domingo, a pesar de que ha reconocido que en la edición de regreso tras la vorágine de la pandemia de Covid esperaba que la participación hubiera sido mayor. No obstante, esto no deslucirá una prueba señera en la provincia de Cádiz que se caracteriza, además de por su dureza y los desniveles de algunas de sus calles, por el extraordinario ambiente y colorido que se vive durante su celebración, con la población volcada con los corredores. Además, ha destacado que “en la inscripción local vamos a batir todos los records”, ya que se estima que participarán unos 200 corredores ubriqueños. Por ello, Luis Naranjo se ha referido a la posibilidad de que por primera vez sea un ubriqueño el que se lleva la victoria absoluta: “Apostaría que este año toca. Si este año va a faltar la mayoría de la élite deberían aprovechar y dar todo lo posible por intentar ganar y, ya de paso, me salgo con la mía que es que estando yo de presidente iba a ganar un ubriqueño, así que, que le den a las patas”.

Ubriqueños en La Desértica 2022

El pasado sábado Almería acogió la salida de la IV edición de La Desértica, prueba de ultrafondo organizada por el Tercio Don Juan de Austria 3º de la Legión con la misma filosofía que su prueba hermana, los 101 Km de Ronda en 24 horas que en este caso organiza el Tercio Alejandro Farnesio 4º de la Legión. Se trata de una prueba en la que los marchadores tienen que superar un recorrido de 72 kilómetros y los ciclistas de 105 km, con un límite de tiempo de 16 y 12 horas respectivamente. Esta cuarta edición contó con la participación de varios ubriqueños, tanto en la modalidad de marcha como en la de MTB. Así, en la carrera a pie Antonio García Jiménez fue el marchador ubriqueño más destacado, completando la prueba en 10h08’54’’, seguido de Francisco Javier Coronil (10h42’48’’), los hermanos Inmaculada y Virgilio Pais (11h38’) y Ángeles María Bohórquez y Daniel Bañón (12h04’12’’). Por su parte, Carlos Javier Arenas completó la prueba de MTB en 5h06’, cruzando la meta en la 47ª posición de la general y la 10ª de Máster 40.

Sobre esta carrera hemos hablado hoy con Antonio García que se ha mostrado contento y satisfecho con su actuación en una prueba que no conocía y era la primera vez que la realizaba. “Si hay que poner un pero es que es una carrera por montaña con mucho asfalto, pero en líneas generales es muy bonita”, ha contado. Antonio García ha explicado que a principios de año estuvo entrenando con varios compañeros del Club Nutrias Pantaneras para los 101 km de Ronda, pero finalmente no pudo coger plaza, por lo que optó por participar en una prueba parecida, como es esta Desértica: “Me hablaron de ella y me decidí por conocer algo nuevo, otro tipo de terreno y otra prueba”. En comparación con la prueba rondeña, García ha señalado que “de dureza son casi idénticas, aunque esta engaña un poco más porque al principio es muy rápida y lo duro de la prueba está en 18 kilómetros, del 25 al 45, que es todo subida y aquello es prácticamente desierto”. Según el corredor ubriqueño, en esta distancia es donde se concentran casi todos los 1.600 metros de desnivel positivo que tiene la carrera.

La idea de Antonio García y Francisco Javier Coronil, compañeros del Club de Atletismo Nutrias Pantaneras, era hacer la prueba juntos, “pero cuando van pasando los kilómetros cada cuerpo es un mundo y unos responden mejor y otros peor”, por lo que tuvieron que separarse: “Fuimos juntos hasta aproximadamente el km 23. Cuando empezaron los desniveles nos fuimos distanciando y optamos por que cada fuera a su ritmo”. En este sentido ha señalado que “tampoco hubo una distancia abismal, siempre nos mantuvimos en unos 3 o 4 kilómetros de distancia e íbamos hablando por teléfono en los avituallamientos”. Para el corredor de las Nutrias, las principales dificultades de la Desértica son “llegar al km 45 que es el punto más alto y una bajada muy técnica y estrecha de 5 km”. Por ello, aconseja “no salir tan rápido en los primeros 20 km porque después es cuando empiezan 18 km muy duros en los que se concentra casi todo el desnivel positivo, unos 1.600 metros aproximadamente”.

El próximo 2 de noviembre arranca el I Torneo Champions de Pádel

El Club de Pádel de Ubrique pondrá en marcha el próximo miércoles 2 de noviembre el I Torneo Champions de Pádel, un campeonato en el que participarán 30 parejas y que cuenta con un formato novedoso cuyo fin principal es que no se alargue en el tiempo tanto como las antiguas ligas. De hecho, en principio se desarrollará en 5 semanas y tiene previsto finalizar el 15 de diciembre. Este será el primer torneo que organiza la nueva junta directiva que surgió de la última asamblea del club, que estará presidida por Jorge Dueñas y que contará con José Manuel Fernández como vicepresidente, con Alicia Amaya como tesorera, con José Antonio Parra como secretario y con Sixto Menacho y Manuel Domínguez como vocales.

Aunque la idea original era contar con 5 niveles de 8 parejas cada uno, al final esta Champions contará con los 3 primeros niveles completos y un cuarto nivel con seis parejas, ya que finalmente han sido 30 las parejas inscritas. Aunque la mayoría son parejas masculinas, este torneo cuenta también con varias parejas mixtas y femeninas. Según ha explicado Jorge Dueñas, “el formato es corto para que cada pareja disfrute de 5 partidos. Los grupos de 8 se van a dividir en grupo A y grupo B, donde se van disputar tres partidos entre ellos”. Después, habrá cruces en los que los primeros de cada grupo se enfrentarán a los segundos y los terceros contra los cuartos. Posteriormente se jugarán las finales con los campeones de esos enfrentamientos y se sacará una clasificación del primero al octavo en cada nivel. El I Torneo Champions comenzará el miércoles 2 de noviembre y la primera jornada se desarrollará entre el miércoles y el sábado. “Después de las tres primeras jornadas habrá una semana que se utilizaría por si hay partidos que se hayan suspendido por tema de lluvia u otra circunstancia y los dos últimos partidos en las dos semanas sucesivas”, ha adelantado el presidente del Club de Pádel.

Por otro lado, Jorge Dueñas se ha referido también a la segunda jornada de la Series Nacionales de Pádel que se disputaron el pasado sábado, en la que el equipo del Club de Pádel superó al R2 Pádel Magine de San Roque por 8 – 4, destacando que tan solo dos jugadores repitieron con respecto al duelo ante Villamartín de la primera jornada: “Estuvo más disputado. De los 5 partidos ganamos 3 y 2 se perdieron. De los 5, dos valían tres puntos, que tuvimos el pundonor de ganarlo, lo que te asegura un empate. De los otros tres, ganamos otro y perdimos 2, uno por la vía rápida y en el otro nos remontaron un set”.

Por último, hemos hablado del programa que quiere aplicar la nueva junta directiva del Club de Pádel de Ubrique, sobre el que ha resaltado que “ideas tenemos muchas y ganas más todavía. El problema es que se vayan haciendo, y lo digo porque todo necesita tiempo y una infraestructura”. De esta manera ha señalado que “en Navidad queremos hacer un torneo fuerte con un formato más directo, de un cuadro nada más por cada categoría y buenos premios”. Del mismo modo ha anunciado que entre sus principales objetivos está fomentar el pádel femenino y “sobre todo el tema de la Escuela de Pádel. En este sentido ha adelantado que la Escuela va a contar próximamente con un nuevo director que gestionará su funcionamiento. “Es un jugador de pádel profesional y aparte, tiene su escuela. Está jugando el World Pádel Tour y creemos que puede impulsar el pádel en Ubrique”, ha afirmado Dueñas, a la vez que ha aclarado que “comenzará los sábados mientras busca un hueco para liberarse los miércoles, que será a corto plazo”.

Susto sin consecuencias en el Atlético Ocuri – Bolivia CF

El duelo entre el Atlético Ocuri y el Bolivia CF correspondiente a la séptima jornada de la Segunda Andaluza senior femenina que se disputó el pasado domingo estuvo marcado por la lesión de la ubriqueña Anabel que tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario como consecuencia de una contusión que le afectó a las cervicales y provocó que se desplomará sobre el césped. Corría el minuto 65 y el colegiado, siguiendo el protocolo de la Federación Andaluza de Fútbol para estos casos, decidió suspender el partido después de que la jugadora fuera atendida sobre el césped durante unos 20 minutos. Felizmente, y tras ser explorada tanto en el hospital como en la mutua de la Federación, el diagnóstico se quedó en una fuerte contractura que afectó a las cervicales, por lo que solo requerirá de un período de descanso y fisioterapia para recuperarse. Por otro lado, la Federación tendrá que establecer ahora una nueva fecha para que se disputen los más de 20 minutos que quedaron pendiente.

En lo puramente deportivo, el equipo linense del Bolivia CF, a pesar de que llegaba a Ubrique sin haber puntuado en las seis jornadas anteriores, sorprendió a las ubriqueñas desde el primer minuto con un juego bien hilvanado e imponiéndose a las locales en casi todas las líneas. El Bolivia buscó con descaro desde el principio la portería defendida pro Mamen y así, a los 11 minutos, consiguió su premio con el gol de Triana con un potente tiro desde fuera del área. Tan solo 4 minutos después la misma jugadora estrelló un balón en el poste tras un tiro cruzado y poco después, otra jugadora mandaba a las nubes un balón suelto dentro del área cuando lo tenía todo a favor. En ese tiempo, las ubriqueñas se defendieron como pudieron, aunque acusaron las numerosas imprecisiones y pérdidas de balón tanto en la defensa como en el centro del campo. Los pocos acercamientos al área linense se saldaron con tiros lejanos y con escasa potencia, muy fácil para la portera rival. No obstante, pasada la primera media hora las visitantes se acomodaron un poco mientras que las ubriqueñas fueron poco a poco resarciéndose de su dominio, llevando algo de peligro a balón parado, aunque nunca encontró rematadora para los balones aéreos.

Así se llegó al descanso, con la sensación de que el Atlético Ocuri había salido con vida de los primeros 45 minutos. Por eso mismo, tras la reanudación el Bolivia CF salió con la idea de matar el partido y no especular con el resultado, controlando la situación y buscando el segundo gol ante un Atlético Ocuri que no terminaba de crear peligro. De esta manera estaba la situación cuando llegó la lesión de Anabel y la suspensión del partido.

Tras todo esto, el entrenador del Bolivia CF, Daniel Amaya, reconoció que “nos hemos llevado un susto muy grande” ante “una circunstancia que está por encima de cualquier partido y cualquier resultado”. Amaya afirmó que “hay un protocolo que hay que cumplir y el árbitro lo ha aplicado correctamente para evitar la tensión y el malestar de las mismas compañeras al saber que hay una jugadora que ha sufrido un percance. Creo que ha actuado correctamente”.

En lo puramente deportivo, el técnico linense señaló que “hemos arrancado bien la primera parte, pero el trabajo está por hacer, somos un equipo como el Atlético Ocuri, que estamos en formación, que estamos creciendo”. “Hemos fallado 4 o 5 ocasiones muy claras en la primera parte y creo que es provocado porque el equipo no está acostumbrado a esta situación. Es normal que, de cara al gol, tengan esas dudas y esa ansiedad por llegar al fin del gol”, añadió. De igual manera advirtió que “el equipo contrario aprieta, está en casa y no tira la toalla y tenemos que ser conscientes de eso” y que “en el momento que hemos bajado un poquito el ritmo, que las jugadoras se han visto un poquito acomodadas, el Atlético Ocuri no te da cuartel”. Daniel Amaya explicó también que “en la segunda parte hemos dicho que había que matar el partido y que no podíamos especular con el resultado porque sabemos lo que es esto, ya nos ocurrió en San Fernando”. En este sentido subrayó que “mis sensaciones eran buenas, era un partido que teníamos controlado, ellas apenas estaban llegando en la segunda parte, no estaban creando peligro, aunque siempre con la duda de una jugada a balón parado, de córner, en la que puede venir el empate”.

Por su parte, el entrenador del Atlético Ocuri, Luis Miguel Fernández, también confirmó que el fútbol había quedado el domingo en un segundo plano ante la situación que se vivió y se mostró a favor de la suspensión del encuentro: “Creo que ha sido lo mejor porque el estado anímico de las jugadoras, tanto de unas como de otras, no iba a ser el mismo. No sé si tendrán que venir aquí, hemos hablado con ellos para que no se peguen otro viaje por 20 minutos y hemos acordado jugar en un campo neutral, pero por lo visto la Federación no va a permitirlo”. En su opinión, “lo más importante es la recuperación de Anabel, que se ponga bien y que no sea nada grave porque hemos pasado un susto bastante grande”. Sobre el encuentro, Luis Miguel Fernández reconoció que “esperaba un equipo más endeble, pero tiene jugadoras bastante buenas y con un disparo bastante potente. El resultado podía haber sido más abultado si no hubiera sido por la intervención de nuestra portera Mamem, que ha estado fenomenal”. Para el técnico ubriqueño su equipo había dado “demasiadas facilidades” lo que había provocado que “ellas se hayan crecido y nos hayan complicado la vida”. “No hemos estado bien en ninguna de las líneas. Prácticamente hemos llegado un par de veces y disparos de lejos sin potencia”, concluyó.

El Ubrique UD vuelve a rozar la victoria fuera de casa

El Ubrique UD volvió a pescar un punto fuera de casa donde todavía no conoce la derrota, aunque, como ocurrió en su último desplazamiento hasta San Roque para enfrentarse al San Bernardo, regresó a casa con la sensación de haber merecido mucho más, tanto por juego como por ocasiones. Finalmente, el choque ante el Vejer Balompié terminó con empate a un gol.

Con la idea de borrar la imagen de la última derrota en casa, el Ubrique UD salió enchufado, presionando arriba y dificultando la salida de balón a su rival.  De esta manera, en el minuto 9 la presión dio su resultado y posibilitó el robo de un balón que llegó a Peluca para que probara al portero local, que pudo despejar el balón, aunque el rechace le cayó a Aníbal que aprovechó la ocasión para de tiro cruzado poner el 0 – 1. El Ubrique UD dominaba la situación y llevaba peligro al área rival, gracias a sobre todo a la aportación de sus hombres de banda. Así fueron llegando las ocasiones, como el balón que estrelló en el palo el juvenil Fran o el remate de Peluca en el segundo palo a la salida de un córner que la defensa sacó sobre la línea. Cuando parecía que estaba cerca el 0 – 2, el Vejer Balompié sacó petróleo de una de sus pocas ocasiones de peligro, ya que en el 34’ el colegiado pitó un penalti a favor de los locales que se encargó de transformar Domingo González. Sin embargo, el árbitro no tuvo el mismo criterio poco antes del descanso, cuando se produjo una caída de Parra en el área vejeriega en la que no vio nada punible.

Tras el descanso, el Ubrique UD reordenó sus líneas y volvió a protagonizar las llegadas de peligro ante un rival que no llegó a tirar a puerta en esta segunda mitad. A pesar de eso, las llegadas visitantes no se convertían en jugadas de verdadero peligro por la falta de precisión y acierto en los metros finales. Aun así, el Ubrique UD gozó de una buena ocasión para haber desnivelado el marcador a diez minutos del final, cuando Álvaro González mando al larguero un remate de cabeza a la salida de un córner.

Sobre el partido de ayer hemos hablado hoy con Josué Pinilla, componente del Ubrique UD, que ha afirmado que “nos quedamos con la miel en los labios porque nos merecimos la victoria y nos vinimos con ese empate, que fuera de casa es mucho, pero que nos supo a poco”. “Teníamos ganas de darle la vuelta a la tortilla y supimos dársela, pero no tuvimos la suerte de conseguir la victoria”, ha apostillado. El defensa ubriqueño ha considerado que ellos “no fueron mejores que nosotros” y que en la primera mitad el equipo estuvo bien plantado y tuvo ocasiones claras. De igual modo se ha quejado del posible penalti cometido sobre Parra justo antes del descanso que el colegiado no consideró como tal. En referencia a la segunda parte, Josué ha explicado que, aunque el equipo estuvo bien en líneas generales, le faltó clarividencia arriba: “Pusimos muchos balones al área, pero no tuvimos la suerte de finalizarlos”. El jugador del Ubrique UD ha destacado la importancia de “sacar el mayor número de puntos fuera de casa porque al final de la liga eso se va notar. Es verdad que te da coraje porque ves en el partido que te mereces la victoria y no te la llevas, pero después a la larga un puntito es mucho”. Cuestionado sobre el hecho de que el Ubrique UD todavía esté imbatido fuera de casa, Josué ha asegurado que “no es que nos sintamos más cómodos fuera de casa, es que es la situación que se ha dado de esa manera. […] En el último partido fue un poco la actitud, que no supimos echar el equipo para arriba. Eso es lo que hay que tener en esta categoría, el equipo que tenga más actitud es el que casi seguro que se lleva el partido”. En ese sentido ha señalado que el cambio de una jornada a otra “ha sido un giro de 180 grados. Ha cambiado la actitud de aquí ante el San Roque a ahora contra el Vejer”.