El VIII Memorial Manuel López Cabrera también servirá de despedida para Kisko Trujillo

Con la idea de despedir la temporada 2021 – 2022, el Ubrique UD celebrará el próximo sábado el VIII Memorial Manuel López Cabrera en el que en esta ocasión se enfrentarán el Ubrique UD senior B y una Selección de Amigos de Kisko Trujillo. El partido se disputará a las 12 de mediodía en el Antonio Barbadillo y, además de para homenajear un año más a la figura del que fuera entrenador del Ubrique UD, servirá para despedir a un jugador como Kisko Trujillo, que ha disputado su última temporada como delantero del Ubrique UD B.

La presidenta del Ubrique UD, Ángela Castro, ha explicado que, tras dos años sin que se hubiera podido disputar este torneo, en esta ocasión “vamos a hacerlo a modo de despedida y coincidiendo con lo de Kisko vamos a aprovechar para hacer las dos cosas a la vez como despedida”. Por eso ha afirmado que “lo hemos ido celebrando todos los años y ha tenido bastante aceptación y este año va a tener más porque lo hemos hecho coincidir con la despedida de Kisko”.

Aún con varios equipos todavía en competición, Ángela Castro ha destacado que “este año hemos rebasado con creces todas las expectativas porque los equipos han respondido bastante bien y hemos estado arriba en la mayoría de las categorías”. En este sentido y después de dos años marcados por las restricciones sanitarias, ha dejado claro que “a nosotros la pandemia nos ha dado más fuerza, el Ubrique UD está funcionando perfectamente, lo primero, por la cantidad de equipos que hemos tenido este año. Prácticamente no nos ha afectado el tema de la pandemia, lo que significa que se ha hecho un trabajo bastante bueno por parte de los entrenadores y de la junta directiva”. Por último, ha recordado que mañana jueves se celebrará la Asamblea Ordinaria de Socios “para todo aquel que quiera ir a aportar algo nuevo para el año que viene y para ver las cuentas”.

De igual manera hoy hemos hablado con Kisko Trujillo, que con el partido de este Memorial pondrá punto y final a su trayectoria en el fútbol once federado. El delantero ubriqueño se ha mostrado agradecido por este reconocimiento, aunque por otra parte “con un sabor agridulce porque como a todo el mundo me ha llegado la hora. Ha sido un año muy bonito, para mí de los más bonitos que he podido estar jugando, supongo que porque uno piensa que ya va llegando a sus últimas coletadas”. Trujillo, que volvió esta temporada a los terrenos de juego de la mano de Mario Casillas en el Ubrique UD B ha querido resaltar el haber podido estar “otro año más compitiendo con un grupo espectacular de niños que son magníficos. […] Este año ha sido especial porque cuando ya te quedas en la cuneta y ves que ya no puedes competir y apuestan por ti, tú mismo te vas ilusionando y te vas motivando”.

No obstante, ha reconocido que “es muy comprometido, tengo un negocio, una familia. Para mí es muy comprometido. Me gustaría retirarme en fútbol once, pero en el fútbol sala voy a seguir un añito o dos más porque es lo que a mí más me ha gustado y es lo que se me ha dado mejor. Si quiero hacer una cosa no puedo hacer la otra y el fútbol once es para zagales que vienen detrás como correcaminos”. Del mismo modo nos ha adelantado que la Selección de Amigos de Kisko Trujillo estará compuesta por “gente que ha jugado conmigo desde que empecé hasta la actualidad. Vamos a jugar con el Ubrique UD senior B y vendrán amigos míos del A y algunos veteranos como Ángel, Roque o Sierra. Gente con la que he compartido banquillo y que hoy día puedo decir que son mis amigos”. Para el jugador ubriqueño, “lo importante es hacer un homenaje a Manuel y después echar un rato bueno con los amigos”. Cuestionado sobre por dónde debe ir el futuro inmediato del fútbol ubriqueño, Trujillo que señalado que “viendo que ha costado trabajo en el senior A por el recorte de jugadores y las ganas que tenían en el B, creo que si se juntaran los dos equipos se podría hacer un equipo bastante bueno porque el A tiene jugadores con mucha categoría que saben a lo que juegan y saben enseñar y en el B hay zagales que quieren aprender”.