El Deportivo Ubriqueño infantil: una difícil temporada de aprendizaje

Con una derrota por 6 – 0 ante el Olvera en el partido adelantado de la jornada 26, el Deportivo Ubriqueño infantil puso fin el pasado sábado a su temporada liguera en el grupo 7 de la 3ª Andaluza, en el que por desgracia no ha logrado puntuar a lo largo del curso, sumando tantas derrotas como partidos disputados. Como en años anteriores, el equipo infantil ha pagado la inexperiencia de un grupo en el que la mayoría de sus efectivos no había competido a nivel federado con anterioridad, con lo que han tenido que empezar bruscamente desde cero y enfrentándose a equipos perfectamente estructurados en los que sus jugadores llevan varios años compitiendo a nivel provincial. El entrenador del Deportivo Ubriqueño infantil, Alfonso García, ha confesado que “contentos no estamos porque a nadie le gusta perder todos los partidos, sobre todo a los niños, pero por otra parte ha sido bueno porque ha habido niños que son aprovechables y son buenos”. No obstante, ha reconocido que “la temporada ha sido mala, no le hemos cogido el tranquillo”.

García ha explicado que muchos de sus jugadores “vienen casi sin jugar, exceptuando 4 o 5, sin haber competido nunca y tenemos que enseñarles”, e incluso “hay algunos que no habían jugado ni siquiera en la escuela”. De esta manera, cuando los resultados no van llegando “los niños se aburren. No entienden que están aprendiendo, sino que les meten una, otra y otra y entonces ya no se entrena igual, no se entrena con la misma fuerza o voluntad y algunos dejan de venir”. “Sabía lo que me iba a encontrar y lo que había. Yo soy partidario de meter a todos los niños y que jueguen todos. Hay 4 o 5 que son buenos y hay otros 4 o 5 que no son tan buenos, pero están también luchando y aprendiendo. Nos sentimos contentos con esa plantilla, pero es verdad que no podemos competir de tú a tú con gente de segundo año que lleva 2 años jugando”, ha añadido. A pesar de todo, el entrenador del Deportivo Ubriqueño infantil ha despejado dudas: “Yo con los niños estoy contento. De hecho, he dicho que si tengo que seguir entrenando con el club prefiero a los mismos niños con unos retoques”.

A modo de repaso, Alfonso García ha afirmado que al cuerpo técnico le gustaría que “lucharan más, que se metieran en la cabeza que son buenos y que pueden competir” y que “en mi equipo he echado de menos el espíritu de competir, que se crean ellos que pueden jugar al fútbol igual que cualquiera”. Del mismo modo ha hablado sobre algunas conclusiones positivas que saca de una temporada como la que han vivido, destacando que “hay niños que van avanzando, van a aprender y son buenos chiquillos que no te van a faltar nunca al respeto”.