El Deportivo Ubriqueño juvenil se despide de la temporada con un empate ante el campeón

Con un empate a tres goles ante el campeón Espera, el Deportivo Ubriqueño juvenil cerró la competición liguera hace tres semanas en el grupo 4 de la 4ª Andaluza, con un partido vibrante en el que, a pesar de que los locales ya se pusieron por delante nada más arrancar el choque, el conjunto ubriqueño le plantó cara en todo momento, consiguiendo empatar antes del descanso por mediación de Manuel Martínez e incluso ponerse con 1 – 2 en el minuto 55 gracias al gol de Arturo Medinilla. No obstante, el Espera le dio la vuelta a la tortilla con otros dos goles, el último en el descuento, para poner el 3 – 2 que pareció definitivo. Sin embargo, Álvaro Coronel puso las cosas en su sitio y consiguió el 3 – 3 con el que finalmente se terminó el partido. En la primera temporada en la que el Deportivo Ubriqueño cuenta con un conjunto juvenil, el equipo entrenado por José Luis Fabero ha terminado en la 11ª y penúltima posición con 13 puntos, tras 3 victorias, 4 empates y 15 derrotas.

El técnico ubriqueño ha hecho una valoración positiva del curso: “Los chavales son bastante jóvenes, hay algunos que venían del fútbol sala, que jamás habían jugado al fútbol y tampoco habían competido. La valoración es buena a pesar de haber quedado los penúltimos. Ha estado bien porque ellos han disfrutado, tampoco se han venido abajo y no se han aburrido con los resultados”. Fabero ha insistido en la dificultad de haber competido con equipos mucho más curtidos cuyos jugadores, en la mayoría de los casos, superaban en edad a los suyos. A pesar de todo se ha mostrado orgulloso del compromiso de sus jugadores, resaltando que el equipo empezó con 14 jugadores en la plantilla, que en enero había aumentado a 20 y finalmente ha terminado la temporada con 18. En esta línea, también ha destacado que «es un grupo muy bueno de chavales. Dentro del vestuario han tenido un comportamiento excepcional conmigo y con sus compañeros, sin una falta de respeto. Lo que queremos es que vayan a divertirse, a entrenar y que se lo pasen bien entrenando y estando con sus compañeros». «Estoy satisfecho porque se lo han pasado bastante bien, aunque los resultados no nos hayan acompañado. Los he visto contentos. De hecho, si un equipo está unido y no están contentos, no puedes terminar con 18 al final de la liga perdiendo lo que hemos perdido», ha añadido.

En lo puramente deportivo y cuestionado por la gran catidad de goles encajados esta temporada por su equipo, el entrenador del Deportivo Ubriqueño juvenil ha afirmado que «teníamos una defensa bastante buena, lo que pasa es que hay veces que hemos jugado con equipos que son demasiado fuertes y nos han metido 7, 8, 9 y hasta 10 goles. La defensa no tiene culpa ahí, ya que estamos hablando de torbellinos como Espera o Bornos que te pueden llegar hasta 80 o 90 veces en un partido porque son súper rápidos y jugadores con experiencia». Del mismo modo ha reconocido que «en el juego ofensivo hemos tenido nuestro talón de Aquiles», aunque se ha ido mejorando a lo largo de la temporada. Del grupo 4 de la 4ª Andaluza, Fabero ha querido destacar el potencial de los cuatro primeros clasificados: Espera, Arcos, Bornense y Alcalá. En su opinión, «son equipos bastante fuertes. Después hay una horquilla desde el último al séptimo, que hay unos 10 puntos de diferencia, que tampoco es mucho. La experiencia de ellos, que son jugadores que llevan juntos un montón de años y prácticamente tiene 18 se nota en el campo a la hora de competir».

Sobre la próxima temporada ha asegurado que «a estas alturas no sabemos nada porque es pronto», ya que habrá que esperar hasta agosto para ver qué jugadores continuarán y cuántos subirán del cadete A, que Fabero calcula que serán unos 14. «Entonces habrá que hacer una reestructuración del equipo y prácticamente empezar de nuevo», ha apostillado.