Manuel Martínez López revalida su título de campeón de Andalucía de Pesca Corcheo Mar

El pescador del club ubriqueño Manuel Martínez López se proclamó el pasado fin de semana campeón de Andalucía de Pesca Corcheo Mar por segundo año consecutivo, tras imponerse en el XIV Campeonato de Andalucía de la especialidad que se disputó en el escenario del Lago Amarillo del Puerto de Algeciras. Martínez logró en la primera manga el 1 de la general, mientras que en la segunda manga se hizo con una cuarta posición, con lo que terminó sumando 5 puntos, por delante del también gaditano Abel González, con 6 puntos, y José A. Bernal, con 8. De esta manera, el pescador del ubriqueño sumó su segundo título individual regional a su currículum, al que también hay que sumar dos subcampeonatos y una tercera posición. Además, los también componentes del Club Ubriqueño, Simón Víctor Parra, Manuel Cazorla y Javier Medina, terminaron en la 5ª, 7ª y 11ª posición respectivamente.

Manuel Martínez ha reconocido hoy sentirse “muy contento porque por segundo año consecutivo gano el individual y sobre todo porque después de varios entrenamientos, el trabajo de prácticamente todo el equipo que hemos estado yendo a entrenar ha dado sus frutos y hemos conseguido el Campeonato”. Según el flamante campeón andaluz, “era un campeonato que se me resistía. Las dos veces que quedé subcampeón, quedé empatado con los primeros y me ganaron por peso”. Martínez ha explicado que “la primera manga fue con una marea muy mala, abajo del todo. Había muy pocos peces y pequeños. Fuimos puntuando con peces pequeños. […] Hice un variado, cogí algunos sargos, un pez tambor, unas lisas pequeñas y algunas lachas”. De esta manera, con un peso de 7,6 kg, consiguió ponerse en primera posición tras la primera jornada, a la espera de la segunda manga del domingo que “fue totalmente diferente. Desde el inicio empezaron a entrar peces grandes y había que estar preparado”. En esta ocasión, con 10, 2 kg, logró hacer un 2 de sector que le fue suficiente para llevarse por segundo año consecutivo el título de campeón. “Esto es como una carrera de motos, que vas puntuando y llega el momento en que no te hace falta ganar, lo que hace falta es hacer un buen puesto”, ha añadido.

Durante este certamen, Manuel Martínez estuvo acompañado por David González Guerra y David Mateos, que estuvieron dándole puntual información sobre el resto de sectores y pescadores. Por ello, no ha ahorrado en palabras de agradecimiento: “Cuando pescamos varios componentes del equipo siempre funciona la cosa mejor y, en este caso particular del Campeonato de Andalucía, tener detrás dos pescadores como David González y David Mateos, dos grandes de la modalidad, te ayuda mucho y te da mucha confianza”. Martínez ha adelantado que el próximo mes de mayo participará en el Campeonato de Andalucía de Corcheo Mar Dúos junto a David González, en donde “vamos a intentar revalidar el título. Llevamos dos años consecutivos, a ver si somos capaces de hacer un tercero”. Además, en junio tomará parte, junto a David González y Javier Medina en el Campeonato de España de Corche Mar Individual que se disputará en Melilla, un escenario en el que Manuel Martínez consiguió su primer título de campeón de España en 2011.

En otro orden de cosas, el ubriqueño Dani Román volvió a enfundarse un dorsal el pasado fin de semana casi tres años después de su última carrera, la Ultra Trail Gran Vuelta Valle del Genal, en la que además consiguió el subcampeonato de Andalucía de Ultras. Lo curioso es que este regreso a la competición no ha sido en una carrera pedestre, sino en el X Maratón Templario MTB Race Jerez de los Caballeros, prueba UCI C2 puntuable para la Copa de España de XCM, en lo que ha supuesto también su debut en esta disciplina deportiva. Román completó los 89 km de recorrido en un tiempo de 5h21’19’’, cruzando la meta en la 110ª posición de la general y la 21ª de la categoría Máster 30. En esta prueba también participó Álvaro Puerto en la categoría de cicloturistas, acabando con un tiempo de 6h24’.

Hoy en Tiempo de Deportes, Dani Román se ha referido al motivo por el cual hasta el momento no ha podido competir y por qué ha decidido dar el salto al ciclismo de competición. En este sentido, ha explicado que una lesión en la carrera del Valle del Genal en 2019 le provocó un edema óseo en toda la meseta tibial, de la que no ha logrado recuperarse en su totalidad.  “He tenido mucha mejoría, pero el impacto a la hora de correr me perjudicaba y tomé la decisión de echarme a las dos ruedas”, ha manifestado. En este tiempo, las molestias al menos le permitieron poder practicar ciclismo con intensidad: “a raíz de la lesión he conocido el mundillo este de las dos ruedas y me está enganchando cada vez más”. Por eso, “echar el freno de mano lo decidí ya el año pasado, cuando ya estaba probando lo que es correr y veía que volvía a los mismas. En el momento que forzaba un poquito, volvían las molestias”.

En esta línea, Román ha confesado que “ya necesitaba el tema de volver a vivir la competición”, por lo que se decantó por una prueba de carácter nacional como el Maratón Templario: “Me gusta ponerme los objetivos y cuanto más competitivo, mejor, porque si tienes en mente querer competir a altos niveles tienes que saber también que es lo que hay por ahí”. En lo relativo a esta prueba, nada más comenzar el ciclista ubriqueño se posicionó en el tercer grupo de cabeza, en el que mantuvo hasta mediada la carrera. Sin embargo, una avería le hizo perder un tiempo precioso, con lo que ya se conformó con finalizar lo mejor posible: “He vivido la experiencia que tanto he leído y escuchado por amigos en una sola carrera. Con el tema de la competición me quedo satisfecho porque hasta la primera parte de la carrera, hasta el km 50, no es que fuera cómodo, pero iba forzado para estar en un buen grupo. A partir de ahí, en una bajada de mucha piedra, noté que había reventado la rueda trasera y ya ahí se convirtió en otra carrera, más bien en una carrera de supervivencia”. Por este motivo ha afirmado que se siente satisfecho de poder “aguantar los ritmos altos y saber que puedes estar ahí arriba con gente competitiva”, así como de la experiencia de “ser tu propio mecánico en carrera”. Sobre el futuro, Dani Román ha comentado: “Mi pensamiento es estar un poquito potreándome, hacer las pruebas que más me gustan, adentrarme un poquito más en este mundo y conocer muchas cosas que desconocía, y ya el año que viene me gustaría competir en MTB y tomármelo más en serio”.

Juan Luis Esteban cierra su etapa al frente del CB San Fernando

El entrenador ubriqueño Juan Luis Esteban y el CB San Fernando separarán sus caminos después de dos temporadas en las que el equipo ha cumplido con creces el objetivo marcado, que no era otro que la permanencia y consolidación del equipo en la liga EBA. Así lo anunciaron tanto el técnico como el club la pasada semana con palabras de agradecimiento recíproco. Esteban cogió las riendas del equipo en verano de 2020, consiguiendo la 7ª posición de la liga regular en la 2020 – 2021 y la 4ª en la 2021 – 2022, siendo esta la mejor clasificación histórica del equipo cañaílla. Además, en este segundo año el equipo ha estado luchando por una segunda posición que le hubiera permitido jugar el playoff de ascenso a LEB plata, aunque en el tramo final terminó desinflándose mermado por las bajas producidas por el coronavirus.

Juan Luis Esteban se ha mostrado orgulloso del trabajo realizado en la isla de León: «Hemos hecho en dos años un buen trabajo porque llevaban dos temporadas descendiendo y hemos cambiado la dinámica. El primer año quedamos séptimos y este hemos rozado el playoff de ascenso a la LEB plata en la primera vuelta y al final hemos terminado cuartos, que ha estado bastante bien».

El equipo isleño arrancó la liga a un gran nivel, consiguiendo grandes victorias ante los equipos llamados a competir por el ascenso. Sin embargo, a principios de años el covid se ensañó con la plantilla, mermando al equipo en la parte decisiva de la temporada. El CB San Fernando llegó a perder tres partidos consecutivos y cuando parecía que comenzaba a recuperarse llegó la derrota ante Ciudad de Huelva: “En el partido ante Ciudad de Huelva perdimos de un punto en casa y se nos fue ahí la liga porque si hubiéramos ganado nos hubiéramos enganchado en la pelea”. Además, Esteban ha criticado que, a mitad de temporada, cuando su equipo estaba peleando por la segunda plaza, un rival directo como el Huelva Comercio le birló a uno de sus mejores jugadores, Juanjo Morales, con lo que “me debilitaron con un gran jugador y bajó la moral de todo el mundo”, lo que “me dio un poco de rabia porque no te gusta que te quiten jugadores por poco dinero”.

El CB San Fernando de esta temporada ha estado compuesto exclusivamente por jugadores de la provincia, salvo un granadino residente en Cádiz por motivos laborales. En opinión del técnico de Ubrique, “los jugadores han estado increíbles y el club ha hecho las cosas bien, los ha tratado muy bien”. A pesar de este buen balance de su experiencia, Juan Luis Esteban ha decidido dar por finalizada su etapa como entrenador del CB San Fernando, argumentando que “está muy lejos y un par de años cansa mucho. También podríamos haber llegado a un acuerdo diferente, pero ya exigía más horas”. “Me exige mucho estando tan lejos. Eso se nota y uno se cansa, no tanto de que te guste el baloncesto o no, sino de tanto viaje”, ha añadido.

Sobre el futuro del equipo, en entrenador ubriqueño ha afirmado que, desde su punto de vista, el equipo tiene que seguir subiendo el nivel y crear una estructura más profesionalizada, a imagen de los equipos LEB. En su opinión es fundamental “profesionalizarlo bien y tener un buen equipo junior con gente con talento, que si hay una lesión no tengas que fichar y tirar más de recursos, sino que subas al junior, que el junior llame a la puerta”, Además, “tiene que haber algunos fichajes que enseñen, a lo mejor no tanto para ascender, pero para hacer otro año en el que enseñen ese pasito más de profesionalidad a los jugadores”. En este sentido, para Esteban, el trabajo con la cantera es algo esencial: “Tienes que trabajar la cantera porque no puedes estar teniendo un presupuesto tan grande cada año. Habrá años en los que no lo tengas y tengas que tirar de la cantera. En Cádiz no hay nada así y habría que formarlo todo”. Por último, Juan Luis Esteban ha reconocido: “Me apetece entrenar, pero con calma, ver si hay un proyecto otra vez en el que pueda ir creciendo”. Para él es importante “dar un paso más, si no prefiero pensármelo bien y decidir si hay otras cosas”.

El Ubrique UD se despide del Antonio Barbadillo con una victoria cuatro meses después

El Ubrique UD se reencontró con la victoria el pasado domingo ante Los Cortijillos después de más de cuatro meses de sequía en los que ha llegado a enlazar 15 partidos sin ganar (5 empates y 10 derrotas), lo que explica a las claras por qué ha terminado descendiendo de categoría esta temporada. Los ubriqueños, sin ningún tipo de presión, superaron por 4 – 2 a un Cortijillos que con esta derrota se complica la permanencia y lo deja todo pendiente para la última jornada en la que solo le valdrá ganar en casa ante Puerto Real para conseguir la permanencia. A pesar de no jugarse nada, los ubriqueños buscaron con más ahínco la victoria y se llevaron un premio más que merecido en el último partido en casa de la temporada.

Tras los primeros minutos de tanteo en los que ninguno de los equipos terminaba de hacerse con el dominio del esférico, el Ubrique UD comenzó a llegar al área rival, rompiendo la defensa rival con rápidas internadas por bandas protagonizadas por Pablo Arenas y Montero. Álex Montedeoca avisó a los 10 minutos con un tiro cruzado que se fue desviado y con poca fuerza, pero no hizo lo mismo en el minuto19. Pablo Arenas se internó en el área visitante desde la izquierda para pasar atrás a Álex que con un fuerte y colocado disparó cruzado batió a Andrés Sánchez poniendo el 1 – 0. El equipo visitante no reaccionó al gol,  mientras que el Ubrique UD siguió gustándose gracias al dominio de la zona de medios, donde Juangra completó una buena actuación. Así, en el 33’ fue Montero el que entró por la derecha y puso un centro preciso al área, en donde Parra remató de cabeza y consiguió el 2 – 0. La cosa pintaba muy bien para el Ubrique UD, que no estaba pasando ningún apuro atrás ante un inoperante Cortijillos. Sin embargo, en el 38’ Pedro Pazo derribó a un rival dentro del área cuando intentaba proteger un balón con escaso peligro, cometiendo penalti. Jaime Zoilo fue el encargado de lanzar la pena máxima y lograr el 2 – 1 para acortar distancias. Así, se fue el partido al descanso.

Nada más reanudarse la segunda parte se produjo una jugada que pudo ser decisiva, en la Pablo Arenas fue sufrió una fuerte entrada sin posibilidad de jugar el balón por parte de Denis Cabeza en una jugada totalmente fuera de lugar en la que el colegiado terminó enseñándole la cartulina roja, dejando a su equipo con 10. Además, en el saque de  falta correspondiente, Aníbal puso un balón perfecto al primer palo en el que Juangra metió la cabeza para mandar el balón a las mallas y poner el 3 – 1. No obstante la tranquilidad no llegó a la parroquia local, ya que, con un jugador menos, Los Cortijillos tuvieron sus mejores minutos, llegando a dominar la situación e incluso a acortar distancias con otro tanto de Jaime Zoilo que volvió a meter a su equipo en el partido, tras aprovecharse de un desbarajuste defensivo de los serranos. El equipo barreño, que necesitaba puntuar para asegurarse la permanencia, buscó el empate ante un Ubrique UD más seguro en defensa que en otras ocasiones y que intentó terminar de romper el partido a la contra. Así, se fueron sucediendo las ocasiones claras para los ubriqueños, que con un poco más de puntería podían haber conseguido un marcador de escándalo. La tuvieron Montero, Parra, Jesús García o Paco, aunque fue hasta el minuto 87 cuando Paco culminó una buena con Montero y Aníbal colocando el definitivo 4  – 2 en el marcador.

Tras el partido, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, se mostró feliz por la imagen que había dado su equipo y por conseguir por fin una victoria que se le venía resistiendo desde el 28 de noviembre del pasado año. Además, Domínguez no quiso olvidar el 7 – 0 encajado en la primera vuelta de esta fase de descenso: “En el partido de allí, si no hubiera sido por las circunstancias que fueron, creo que el marcador hubiera sido otro. Para mí fue uno de los equipos más flojos que nos hemos encontrado y hoy se ha demostrado. Si hubiéramos estado hoy jugándonos algo, con esa chispita de más, y hubiéramos tenido un poco de fortuna, los 7 de allí se lo hubieran llevado también para allá”. El míster ubriqueño reconoció que “personalmente le tenía ganas porque fue la mayor derrota que nos ha infringido un equipo y ha faltado poco para podérselo devolver”. Lejos de esos deseos de revancha, Domínguez señaló que “nos ha costado empezar un poquito, pero luego sí hemos estado bien. Con el 2 – 0, la primera vez que pisan nuestra área, un penalti en contra. Es el reflejo de la temporada, un partido que tienes súper controlado y en una indecisión metemos al equipo en el partido”. A esto añadió que “ellos, con uno menos, han estado mucho mejor que nosotros. Tampoco han tenido ocasiones claras y nosotros sí hemos podido hacer un resultado más abultado”. Por todo esto afirmó que “el último partido de 1ª Andaluza aquí en Ubrique lo recordaremos porque lo sacamos con victoria. Ahora a preparar el año que viene, a preparar el retorno lo más pronto posible a 1ª Andaluza”. En este sentido, Miguel Domínguez adelantó que “ya llevamos semanas trabajando de cara al proyecto para el año que viene y viendo la mejor manera para todos. Hay que hablar mucho, pero hay que hacer las cosas rápidas porque ya estamos en mayo. Se están viendo buenas expectativas y lo que está claro es que hay que tener un equipo con 22 o 23 jugadores mínimo”.

En el mismo discurso que su entrenador hizo hincapié Álex Montedeoca, que también se mostró satisfecho por poder “despedirnos con un buen sabor de boca de la temporada, que no ha sido lo que esperábamos” y además por hacerlo “delante de la afición”. En su opinión, “hemos jugado bien y han salido las cosas hoy. […] El 7 – 0 de allí dolió bastante. Hoy han venido aquí, donde nosotros no nos jugábamos nada y ellos metidos en pleno descenso tenían que ganar hoy y se han metido en problemas”. El jugador ubriqueño insistió en que “a nosotros hoy nos han salido las cosas, hemos estado de cara a puerta bien, hemos fallado un par de ocasiones y le podíamos haber devuelto el 7 – 0”. Montedeoca explicó que, al estar ya matemáticamente descendidos, el equipo había jugado sin presión y eso se había notado: “Para un equipo que lleva dos años jugando los playoffs, verse en esta situación no es fácil y hoy esa presión no la teníamos, estamos matemáticamente descendidos y se ha visto otro equipo”.

Por último, el delegado de Los Cortijillos, Jesús Infante, se mostró contrariado por el resultado y la imagen dada por los suyos, cuando era su equipo el que se estaba jugando la permanencia ante un rival ya descendido: “Cuando haces un mal partido y bajas los brazos te pasa eso. Ellos han estado muy bien, han querido el partido y hay que felicitarlos por la victoria”. Infante reconoció que “no hemos empezado bien. Cuando no empiezas bien un partido, empiezas desordenado, no marcas y no haces las funciones que tienes que hacer en el campo, te pasa eso, llega un equipo con ganas de ganar el partido y te coge, te sorprende y te mete los goles”. Desde su punto de vista, “hemos pecado de relajación ante un rival que ya no tiene opciones”. “El resultado podía haber sido bastante abultado. Hemos sufrido una expulsión de niño, que no está justificada y que ha perjudicado al equipo totalmente, aunque luego hemos reaccionado. Con 10 hemos planteado una defensa de tres, hemos tirado hacia delante y ya nos ha matado el Ubrique al contragolpe”. El delegado barreño también se refirió a la situación en la que queda el equipo de cara a la última jornada: “Se nos ha complicado bastante. Aún dependemos de nosotros en la última jornada, pero no la tenemos que jugar en nuestro campo con un rival directo como Puerto Real, que también lucha por lo mismo”.

Luto en la XXVI Subida Ubrique por el fallecimiento de un comisario de ruta

La XXVI Subida Ubrique – Benaocaz se tiñó ayer domingo de luto por el fallecimiento de un comisario de ruta como consecuencia de un accidente en el que un participante, tras perder el control de su vehículo, tuvo una salida de pista e impactó en el lugar exacto en el que se encontraba la víctima. Fue en torno a las 14 horas, en la tercera y última manga de carrera oficial, en el puesto de bandera número 21, poco antes de la línea de meta. Inmediatamente, una vez tuvo conocimiento del accidente, la Dirección de Carrera paralizó la prueba y puso en marcha su protocolo de seguridad, dando traslado a los equipos médicos hasta la zona. Allí, los sanitarios constataron la extrema gravedad del comisario y activaron el 061 para que fuera evacuado en helicóptero, aunque lamentablemente no sería necesario debido a su fallecimiento poco después en el lugar del accidente.

Por otro lado, tanto el piloto, que sufrió una herida abierta en uno de sus brazos, como un miembro de Protección Civil presente en el lugar, que salió ileso, fueron trasladados a un centro sanitario. La persona fallecida, Manuel Pantoja de los Santos, era natural de Jerez de la Frontera y formaba parte del equipo de comisarios de ruta del Circuito de Jerez, al que se incorporó hace más de 35 años.

El presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, ha mostrado en el día de hoy su conmoción y pesar por el fallecimiento de uno de sus comisarios, en la que ha calificado la edición más triste de todas las que se han celebrado en Ubrique. “No habíamos tenido nunca nada, pero hemos pasado de no tener nada a tenerlo todo en el mismo tirón”, ha señalado a la vez que ha destacado que “consternación en la que estamos todos. Me ha dado un poco de shock porque es que no te esperas esto y te deja un poco en fuera de juego. Sus familiares, hijos y compañeros más allegados me imagino como tienen que estar. Dar las condolencias me parece demasiado poco. Tiene que estar todo el mundo muy afectado por esta situación”. En su opinión, “ha sido un cúmulo de mala suerte y de que se hayan dado una serie de condiciones que normalmente no hubieran pasado”. “La seguridad plena no existe en el deporte, y mucho menos en el deporte del automovilismo, que tiene un riesgo importante, pero pones todos los medios que tienes a tu disposición y haces una inversión en medios, en dispositivos y todo para evitar que las cosas pasen, y en el caso de que pasen que puedan tener solución. Pero en este caso no ha servido ni lo uno ni lo otro”, ha añadido.

García ha contado que “se estaba cumpliendo el reglamento exhaustivamente, todas las medidas. Parece ser que un rebote de aquí, una cosa de allí, choca con un sitio y se va para otro inesperado y, además, inexplicablemente, parece imposible que llegara a donde llegó y, sin embargo, llegó”. Inmediatamente la organización puso en marcha el protocolo sanitario, trasladadno a sus equipos médicos hasta el lugar del accidente. En este sentido, el presidente de Escudería Ubrique ha afirmado que “la maquinaria funcionó perfecta. Ahí no hay más que elogiar a los equipos médicos que teníamos contratados y a la jefa médica en concreto y al resto de seguridad porque en dos minutos y pico estuvieron allí. […] Se activó el protocolo del 061 porque el equipo médico intuyó la gravedad de la situación. Estuvieron allí en torno a cuatro horas y pico y al final no se pudo hacer nada por este hombre”. Cuando Dirección de Carrera fue consciente de la gravedad de la situación suspendió automáticamente la carrera, la entrega de premios y todos los actos programados. Tras el accidente, la Guardia Civil de Tráfico abrió una investigación, que aún continúa, con el fin de esclarecer las causas del suceso.

Pedro Carlos García ha lamentado profundamente que este siniestro se haya producido en una prueba en la que en sus 25 años anteriores no había registrado ningún incidente de gravedad. En este sentido, ha insistido que la seguridad siempre ha sido un pilar fundamental para Escudería Ubrique, ya que es a lo que más presupuesto y recursos destinan, algo que ha sido reconocido durante muchos años por la propia Federación Española de Automovilismo. Del mismo modo, ha recordado que, en esta edición, a pesar de que solo era puntuable para el Campeonato de Andalucía Montaña, decidieron mantener el mismo protocolo de seguridad que requiere el reglamento del Campeonato de España y que ha regido la prueba en todos los años anteriores. “Para tener la seguridad plena en todo lo que se pueda, nosotros no escatimamos ningún esfuerzo, como hemos hecho hasta ahora. […] Los estándares de montaje de la prueba no iban a cambiar y si se pudiera mejorar en algún lado, lo mejoramos. La mala suerte nos ha tocado. 25 años sin pasar nada y en el 26 ha ocurrido”, ha apostillado.