Una nueva derrota del Ubrique UD le condena a luchar por la permanencia

El Ubrique UD Senior A perdió el primero de los dos partidos que tenía en casa para cerrar el año. Los de Miguel Domínguez cayeron por 1-3 frente a un San Bernardo que llegaba al Antonio Barbadillo como colista pero con una dinámica ascendente y una buena racha de resultados. Precisamente esa, la de colista, es la posición que ocupa actualmente el cuadro serrano, que ve cómo cada vez se le aleja más la posibilidad de conseguir la permanencia en esta primera fase de competición.

En lo referente al partido de ayer, Montero pudo adelantar a los suyos a los cuatro minutos de partido pero no aprovechó un regalo de los centrales y envió fuera su primer lanzamiento a puerta. Quien no desaprovechó un mal despeje de Leandro fue el visitante Manuel Ledesma quien, con un buen tiro desde fuera del área ponía el 0-1 en el marcador cuando corría el minuto 8. No obstante, el propio Leandro enmendó su error al recibir un rechace al borde del área rival y conectar una volea que suponía el empate a la media hora de juego.

Con empate a uno se llegaba al descanso y, tras él, una segunda parte en la que el Ubrique no pudo materializar todo lo acordado durante la pausa. De nuevo un error en defensa propició otro tanto visitante, en este caso de Youssef Idali, que adelantaba a los suyos en el 56. Tres minutos después, Manuel Ledesma convirtió un penalti cometido por Miguel Jiménez. Con todo en contra, los de Miguel Domínguez vieron un rayo de luz cuando el colegiado expulsó por doble amarilla a Joel Rodríguez. Sin embargo, fue el San Bernardo quien gozó de las mejores ocasiones en esos últimos veinte minutos en los que aguantó arropado y salió con peligro disponiendo de hasta dos oportunidades para haberse llevado un marcador más abultado.

Con este resultado, el Ubrique es colista con 13 puntos, uno menos que el propio San Bernardo, Recreativo Portuense y Rayo Sanluqueño que tienen 14. Sexto es el Guadiaro con 15 mientras el Puerto Real se cuela en la quinta plaza con 17 puntos.

De lo que fue el partido y de la situación en la que queda el conjunto ubriqueño hemos hablado con Antonio Domínguez, quien ha señalado que el partido de ayer es “más de lo mismo” que está ocurriendo esta temporada en la que “no estamos siendo competitivos, no somos agresivos y cometemos errores individuales muy graves que se trasladan al mal colectivo”. Sobre la inoperatividad pese a tener superioridad numérica, el atacante ubriqueño reconoce que “fuimos muy previsibles y ellos con uno menos no tuvieron dificultades para defenderse y salir a la contra”.

Así las cosas, el delantero asegura que llegados a este punto “no podemos engañarnos ni engañar a la gente” y que el equipo está “para luchar por la permanencia”. Un objetivo que confía conseguir a la vez que se suman efectivos para la causa ya que “la lectura positiva de ayer es la recuperación de algunos jugadores”. Antonio Domínguez cree que “en los primeros minutos no estuvimos mal” y piensa que “la ocasión de Montero hubiera cambiado el sino del partido”. “Somos un grupo con una buena base de muchos años y sabemos que podemos revertir la situación, por difícil que sea”, ha sentenciado. El primer paso lo deberán dar este domingo, a las 16:30 horas, cuando reciben al segundo clasificado, el Jédula CD. Esa será la primera final de las cinco a las que se enfrentarán partiendo de “una situación límite” pero en la que “tres puntos nos dan la vida”.