El Ubrique UD B sufre su primera derrota en casa cuando menos lo merece

El Ubrique UD senior B sufrió su primera derrota en casa desde su creación en el partido en el que quizás menos lo haya merecido, ante un Rácing Portuense que sacó petróleo de su visita a Ubrique y terminó llevándose los tres puntos tras superar al equipo local por 1 – 2. Los de Mario Casillas dominaron el partido de principio a fin y pusieron las ocasiones, aunque la falta de acierto les terminó condenando cuando más de cara tuvieron el choque.

Porque la cosa no empezó bien para los locales, ya que en el minuto 4 Valenzuela puso a su equipo por delante arrancando de una posición dudosa que el línea no consideró como tal, dándole validez al tanto. Esta eventualidad no modificó los planes del Ubrique UD B, que salió con la idea de hacerse dueño de la situación y de apabullar a su rival con la velocidad y fuerza de los jugadores de banda. Así, tan solo un minuto después del 0 – 1, Pablo Arenas se internó por la izquierda, sacó un centro al segundo palo donde Isaac remató de cabeza, encontrándose con el acertado despeje del meta portuense. También la tendría el Ubrique UD B en el minuto 28, en una jugada donde intervinieron Pablo Arenas y Kisko Trujillo al que le faltó muy poco para llegar al remate. Poco antes del descanso, de nuevo Valenzuela se plantó ante Adri, pero definió fatal.

Tras el descanso el Ubrique UD B salió muy enchufado y a los dos minutos logró empatar con un centro desde la izquierda de Josué que se envenenó y tras pegar en la escuadra se coló en la portería para poner el 1 – 1. Con un Ubrique UD enrome en estos minutos, todo parecía presagiar la remontada, sobre todo cuando el colegiado pitó penalti por una caída de Pablo Arenas en el área portuense cuando corría el minuto 53. Miguel Rubiales asumió la responsabilidad de lanzar el penalti, pero el meta portuense averiguó sus intenciones y logró atajar el lanzamiento. A pesar de todo, el Ubrique UD lo siguió intentando y se hizo con el control del juego, sobre todo, tras la expulsión de un jugador del Rácing Portuense. De esta manera se sucedieron las ocasiones, pero no terminaba de rematar la faena. Quien sí lo hizo fue el equipo visitante, que ya había avisado en el minuto 71 con un libre directo que terminó sacando de la escuadra Pedro Pazo. Sin embargo, un minuto después, Alejandro Martínez aprovechó un robo de balón en una contra para poner el 1 – 2. Los ubriqueños veían como se les iba un partido cuando lo llegaron a tener todo de cara, aunque siguieron buscando la portería y a punto estuvieron de empatar cuando en el minuto 87 y tras una magnífica asistencia de Fran, Pablo Arenas se plantó solo ante el portero portuense, al que superó con un sutil toque, pero que terminó repeliendo el poste.

Tras el partido, Mario Casillas se mostró algo triste con un resultado que consideró injusto por lo que se había visto en el terreno de juego. En este sentido habló de “una buena primera parte, con ocasiones y el balón que no entra. En la segunda parte ha salido el equipo enchufadísimo, nos hemos puesto 1 – 1, tenemos el penalti y lo fallamos y ya te queda el mal sabor de boca. Después el palo que hemos dado y el gol que nos meten en una jugada aislada”. En su opinión, el penalti errado fue “la clave. El equipo se ha venido un poquito abajo y la verdad es que es una pena de la manera en que se ha perdido”. Casillas explicó que “tenemos 2 o  3 jugadas puntuales en todos los partidos que hacen que lo perdamos”, aunque reconoció que “cada día veo al equipo más completo, más trabajado, con más ganas de balón y hoy creo que han estado súper enchufados. Es curioso que es el primer partido que perdemos en casa desde que se creó el este equipo y creo que hoy no nos lo merecíamos”. En este sentido, explicó que “de 10 ocasiones no se puede meter una. Hay que trabajar un poco más el mirar de cara a puerta”.

El análisis del componente del Ubrique UD B Juan Flores fue por el mismo camino: “Hemos propuesto un juego bonito, pero nos queda el sabor agridulce de que hemos jugado bien y el resultado no nos ha acompañado, como en la jornada anterior”. El defensa señaló que “ellos han tenido mucha suerte. En la segunda parte solo han llegado una vez, en la jugada del gol. Nosotros hemos ido a atacar explotando las bandas, pero no hemos tenido suerte”. Para Flores, “lo importante es que tenemos buenas sensaciones en el equipo y estamos unidos”.

Por su parte, el entrenador del Rácing Portuense, Kiko Segura, reconoció que el resultado “merecidamente hubiera sido un empate porque ellos han estado mejor que nosotros, que además veníamos con muchas bajas. Me ha impresionado el Ubrique UD en el aspecto físico y en todo”. Segura afirmó que “a través de la expulsión ellos han dominado más. Les hemos situado dos líneas de cuatro, han tenido sus ocasiones, pero al final nosotros nos hemos llevado los tres puntos”. El técnico portuense resaltó la importancia de la victoria lograda en Ubrique para un equipo que en las dos últimas jornadas había sumado dos derrotas, siendo “un grupo que llevaba año y medio sin perder, en dos años en juveniles ascendiendo a dos categorías distintas”. Sobre su buena posición en la tabla clasificatoria tras la disputa de las primeras ocho jornadas, Kiko Segura le restó importancia y aseguro que su trabajo “desde hace dos años es ir sacando futbolistas para el senior A. No vamos a mirar la clasificación porque no tenemos esa presión y lo que estamos intentando es hacer a los futbolistas a estas categorías”.