Tercera derrota consecutiva de un Ubrique UD que cae hasta la penúltima posición

El Ubrique UD sumó ayer su tercera derrota liguera consecutiva, esta vez ante el Trebujena CF, al que tuvo contra las cuerdas en la primera mitad y al que permitió remontar un marcador adverso para llevarse la victoria por 3 – 1, aprovechando los errores groseros cometidos por la zaga ubriqueña. Con este resultado, el Ubrique UD cierra la primera vuelta en la penúltima posición del grupo 1 de la Primera Andaluza, aunque en lo que a diferencia de puntos se refiere, tan solo está a 4 de la quinta plaza, que es el límite para clasificarse para la fase de ascenso.

Tras la mala imagen de la pasada semana, el conjunto ubriqueño salió al Antonio Temblador Barrios con la intención de enderezar el rumbo y dar un golpe de efecto que permita al equipo coger la confianza suficiente para volver a pelear con los equipos de arriba. De esta manera, durante los primeros 45 minutos la iniciativa corrió a cargo del equipo visitante, ante un inoperante Trebujena que apenas pisaron el área rival y que no llegó a tirar a puerta. A los 5 minutos d partido, Montero se inventó un gran pase a Peluca que resolvió perfectamente ante el portero trebujenero y puso a su equipo por delante en el marcador. Los ubriqueños no se conformaron con el 0 – 1 y siguieron buscando la portería rival para ampliar la diferencia. Así, en el minuto 12 una buena combinación entre Aníbal, Peluca y Leandro terminó con el lanzamiento de este último que detuvo el meta local. Poco después, Aníbal abrió un balón a la banda para que Leandro loa pusiera en el segundo palo donde Montero remató algo forzado sin percatarse de que Peluca se encontraba detrás en franca posición para haber rematado.

Antes del descanso, Miguel Domínguez se vio obligado a mover el banquillo por las lesiones de Peluca y Juanda y poco más dejó este primer acto. Tras la reanudación vino el partido cogería otros tintes merced a los errores visitantes que permitieron al Trebujena dar la vuelta a la situación en tan solo 10 minutos. En el minuto 50, un remate de cabeza en el punto de penalti sin fuerza y sin peligro alguno se colaba por el centro de la portería de Miguel, que no pudo evitar el gol del empate. Los serranos vieron como tras el buen trabajo de la primera mitad, ahora tocaba remar de nuevo, algo que no les hizo venirse atrás. Lo que terminó d descomponer al equipo fue el 2 – 1, conseguido en el minuto 60, cuando Miguel introdujo involuntariamente el balón en su portería en un córner botado por el Trebujena CF. El golpe anímico fue letal para el Ubrique UD, que ya no volvió a ser el del primer período, en un continuo quiero y no puedo para enmendar un marcador que no solo no cambión, sino que incluso se amplió con el 3 – 1 a cinco minutos del final.

En la tarde de hoy, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, ha lamentado que los errores propios les hicieran perder otro partido esta temporada y que tras la disputa de la primera vuelta el equipo ocupe la penúltima posición del grupo. Por ello, ha señalado que solo les queda mirar para adelante: “Acabamos en una posición bastante complicada. Nos queda apretar los dientes, luchar para lo que queda en esta segunda vuelta e intentar coger todos los puntos posibles para que en la segunda fase no entremos con pocos puntos en la zona de descenso”. Domínguez ha destacado que “en la primera parte nos fuimos con 0 – 1 y nos pudimos ir con una diferencia más amplia” y, sin embargo los “errores de risa, de chiste, porque hay que tomárselos ya de esa manera, nos hacen perder otra vez un partido. Nos meten dos golpes bastante duros de levantar cuando un equipo sin ser superior a ti y sin crearte ocasiones te remonta un partido”. Por ello, el técnico ubriqueño ha reconocido que están “en una situación delicada y lo único que nos queda es trabajar”. En su opinión, “lo mejor que nos vendría es un resultado positivo porque ya son muchos golpes. Cuando ves que estás haciendo un buen trabajo y por un error se va el partido, la mente se bloquea, la confianza y todo”. Desde su punto de vista, “este año, hay que ser realista, la plantilla se ha debilitado y los que estamos somos los que estamos. […] Está claro que de estos años para atrás la plantilla se ha debilitado, se nos han ido bastantes jugadores importantes, fundamentales como eran Alberto y Fran y se nota, no los hemos podido reemplazar”.