Torba Ubrique repite pódium en el regreso de la Gran Vuelta Valle del Genal

El equipo Torba Ubrique, formado por Noelia Barea, José Manuel Orellana y Rubén Torres, consiguió la tercera posición en la prueba de relevos mixtos de la VIII Gran Vuelta Valle del Genal, repitiendo, por tanto, el resultado cosechado en la última edición de 2019. Al igual que en aquella ocasión, el equipo ubriqueño estuvo hasta última hora peleando por la segunda posición, que finalmente fue para el equipo Los Mad Invencibles, que empleó un tiempo de 15h33’55’’. Los vencedores, Crípula Team, cruzaron la meta con 14h55’19’’, mientras que Torba Ubrique finalizó con 15h40’02’’.

Rubén Torres nos ha hablado hoy de un “fin de semana especial en el que ha habido mucha gente, un ambiente muy bueno con todos los pueblos volcados con la carrera”. En lo puramente deportivo se ha mostrado contento con el resultado y ha reconocido que “no íbamos tan preparados mentalmente, no íbamos tan concienciados de conseguir un pódium, pero cuando ya estábamos ahí, que si segundo que si tercero, fue ya más parecido a 2019”. Noelia Barea fue la encargada de abrir la prueba con el sector Jubrique – Cartajima, en el que finalizó entre los treinta primeros equipos, dándole el relevo a un inconmensurable José Manuel Orellana que consiguió adelantar una veintena de puestos y colocar a su equipo en la segunda posición de la categoría mixta tras los 41 km entre Cartajima y Benaladid. Finalmente, Rubén Torres cogió el tercer relevo para afrontar la parte más dura de la prueba con la idea de mantener la posición que llevaba el equipo: “Íbamos segundos y la idea era mantener y guardar fuerzas para subir a Gaucín y al Capitán. Me fue muy bien en la subida, aunque la mala suerte que tuve es que cuando ya se hizo de noche llegando a Gaucín me perdí”. Esa circunstancia fue aprovechada por el componente del equipo Los Mad Invencibles que recortó la distancia de desventaja que tenía y ya en el último tramo que tenían que hacer los tres componentes de cada equipo dieron alcance a los ubriqueños. “Apretamos un poquito para poder coger a los segundos, pero ellos iban fuertes con el subidón de habernos adelantado”, ha explicado Torres, constatando que lograron hasta 7 minutos de ventaja en apenas 5 km. Rubén Torres ha asegurado que las sensaciones tras la prueba han sido mejores “que las de 2019 porque llevábamos mucho tiempo sin correr los tres juntos, sin pasar un fin de semana como el que hemos pasado. Las sensaciones han sido mucho mejor porque ya había ganas”.

En esta modalidad de relevos, pero en categoría masculina, la victoria fue para el equipo The Warriors Land con 12h28’38’’, seguido de Werun (13h18’52’’) y CD Euráfrica (14h05’26’’). El equipo ubriqueño de la Bodeguita Trail, compuesto por Mario Aguilar, Isaac Delgado y Antonio Domínguez, acabó en la 8ª posición con 15h02’50’’, mientras que el equipo Rendimiento Físico Trail Team de Álvaro Puerto, Francisco Menacho y Daniel Menacho completó el trazado en 18h44’30’’.

De igual manera, hoy también hemos charlado con el único ubriqueño que completó la prueba de las 100 Millas del Genal, Jacobo Rincón, que cruzó la meta tras 30h42’56’’. El vencedor de esta carrera fue Víctor Lobatón (21h06’44’’), seguido de José Godoy (21h34’54’’) y Francisco Javier Barrera (23h06’03’’). El corredor ubriqueño nos ha contado su experiencia en esta edición, resaltando que su objetivo desde el principio era guardar fuerzas para los últimos 20 km de carrera: “Tenía muy claro que no quería desgastarme al principio, quería poner un ritmo hasta Gaucín. De Gaucín al final sabía que ese ritmo bajaría”. En su opinión, “el final iba a pasar factura” y “los últimos 20 km iban a ser brutales y demoledores”. DE hecho, nos ha constatado que “hicieron mucho daño, ya casi más mentalmente que físicamente. Veníamos de muchos kilómetros de una zona donde pasaban rápidos y de ahí nos fuimos a que los kilómetros pasaban muy despacio, estábamos metidos en la segunda noche, hacía frío y los ritmos eran bajos”. No obstante, ha reconocido que se le dieron bastante bien “porque tenía guardado para esa zona”.

Con respecto a cómo llegaba a las 100 Millas del Genal, el ubriqueño ha señalado que “físicamente llegaba bien y mentalmente también porque tampoco había competido mucho y la menta no está muy castigada. Iba mentalizado con la dureza de la parte final”. A pesar de todo ha aclarado que “tienes que conocerte muy bien a ti mismo para saber en cada momento lo que necesita tu cuerpo”. Sobre qué modalidad y distancia de las que ha hecho en el Genal le ha gustado más, Jacobo Rincón ha confesado: “Me quedo con la Ultra. Es muy dura también, pero las 100 millas es como un punto más, hay que prepararla muy bien y dedicarle muchas horas. De todas las modalidades que he hecho, la Ultra es la más bonita”. Comparando las 100 Millas del Genal con las 100 Millas Bandoleras, ha subrayado que “no tienen nada que ver. Yo soy de la opinión de que incluso la Ultra del Genal es más dura que Bandoleros. Bandoleros es muy dura en la parte de la Sierra, pero tiene muchísimas zonas que son llanas. El Genal, en cambio, no te da descanso en ningún momento”.

Por último, en la modalidad individual de la Gran Vuelta Valle del Genal (126 km), el vencedor absoluto fue Jesús Gil con 14h09’12’’, por delante de José María Garrido (14h32’24’’) y Ángel Jábega (15h40’55’’). En cuanto a los ubriqueños, Pedro Jesús Domínguez finalizó en la 55ª posición de la general y la 7ª de su categoría con 21h51’10’’, mientras que Ángel García y Manu García lo hicieron con 22h46’27’’. Cabe destacar que la Gran Vuelta Valle del Genal era la última prueba puntuable para la Copa de Andalucía de Ultras y, en ese sentido, los puntos logrados por Pedro Jesús Domínguez Rincón le valieron para hacerse con la medalla de bronce en Veteranos B.