El CD Guadiaro asalta el Barbadillo ante un flojo Ubrique UD

El Ubrique UD cayó sin contemplaciones en el choque que le midió ayer en casa a un CD Guadiaro que en todo momento se mostró superior al equipo serrano, con las ideas muy claras y, sobre todo, con mucha más intensidad que su rival. Los sanroqueños se llevaron la victoria por 1 – 3, si bien pudo haberse ido con más renta si hubiera aprovechado el gran número de ocasiones de las que dispuso, sobre todo en la primera parte.

Y es que, en el primer cuarto de hora, el CD Guadiaro ya había gozado de cuatro claras ocasiones, llegando a estrellar hasta dos balones en los palos de la portería defendida por Miguel. Los visitantes salieron mucho mejor al terreno de juego, imponiendo un ritmo y una intensidad que los ubriqueños no supieron contrarrestar. Ayala repartía el juego a sus compañeros que llevaban peligro en cada internada por banda. Los ubriqueños lo evitaban como podían: primero fue el poste, después un cruce milagroso de Juanda evitando el remate a placer de un jugador sanroqueño y posteriormente otra clara ocasión que desbarataron entre Miguel y la defensa in extremis. Lo que ya no pudieron evitar fue el remate de cabeza de Keké en un córner que se coló en la portería de Miguel en el minuto 23 y se convirtió en el 0 – 1. El Ubrique UD intentó reaccionar, pero no lograba ni tocar con criterio, ni hacer funcionar sus bandas ni conectar con un solitario Peluca, salvo a balones largos en los que la defensa visitante siempre tenía ventaja. Aun así, el delantero ubriqueño logró enganchar un balón en el 27’ que se fue fuera y probar en el 47’ a Pablo tras recibir un buen pase de Montero, revolverse en el área y cargar un disparo que atajó Pablo en dos tiempos.

Tras el paso por vestuarios el guión no cambió mucho y el Ubrique UD siguió con su misma dinámica, sin apenas inquietar a su rival. Es más, el CD Guadiaro se sentía más cómodo y controlaba la situación hasta el punto de que en el minuto 55 logró el 0 – 2 tras pérdida de balón de la defensa ubriqueña que terminó con una asistencia a Cipri que, solo ante Miguel, resolvió con una vaselina. Con este nuevo varapalo el Ubrique UD era todo impotencia, mientras que el Guadiaro aprovechaba una mal entrega de Miguel para, en el minuto 76, poner el 0 – 3, obra de Pedrito. Peluca maquilló algo el resultado empujando un balón en el 80’ en el único desajuste defensivo de los visitantes, pero el partido ya no dio para mucho más.

El entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, no ha puesto paños calientes a la derrota de ayer y en la tarde de hoy ha calificado el partido como “de lo peorcito que hemos hecho en mucho tiempo. Es muy difícil jugar un partido de fútbol si no tenemos actitud ni intensidad”. En su opinión, “hubo un equipo como el Guadiaro, que vino con hambre a por los 3 puntos, y nosotros, que ni nos presentamos en el Barbadillo ni se nos esperó”. Para Domínguez, los sanroqueños ganaron en todos los aspectos y fueron justos vencedores. “Lo peor es que no llegamos a competir y en el momento que dejamos de competir somos un equipo vulgar. […] Lo que más nos duele es que el equipo está entrenando bien y cuando llega el domingo y hacemos el partido que hicimos ayer no son cosas que se puedan explicar”, ha añadido el técnico ubriqueño. No obstante, ha insistido en que “no nos podemos dormir ni lamentarnos, hay que seguir trabajando” y que “sabemos cuál es el camino que tenemos que coger, pero si no lo cogemos lo vamos a pasar mal”. Desde su punto de vista al equipo le urge enlazar 2 o 3 victorias consecutivas para coger confianza y subir a los puestos de arriba.

Por su parte, el entrenador del CD Guadiaro, David Guti, se mostró exultante con la actuación de su equipo, resaltando que había sido “el partido más redondo desde que hemos empezado”. En este sentido ha señalado: “Sabíamos que era un partido muy complicado y que ganar hoy aquí era meternos con 11 puntos, ponernos en la zona de arriba y despegarnos del grupo de los que están con 7 u 8 puntos”. En cuanto al duelo de ayer, el técnico sanroqueño explicó que su idea de inicio era “aprovechar las bandas con Cipri y Ayala, que viene a recibir en la media punta y nos da mucho juego”. De hecho, Ayala fue uno de los jugadores más destacados de ayer y clave en la victoria de su equipo. Sobre su situación en la clasificación, Guti ha contado que “en las 3 primeras jornadas no ganamos y en ninguna nos merecimos perder”, pero que “hemos recuperado a gente que en principio no estaban, como Ayala, que se incorporó hace tres semanas y es un futbolista que viene de más categoría, Nico, que está cogiendo su mejor momento, o Cipri, que está muy bien. Creo que tenemos equipo para ir a los campos a intentar ganar”.