El CABU suma ‘guerreras’ a su familia

El CABU de Ubrique ha aumentado su familia para esta temporada. Al menos en lo que se refiere a la parte femenina, con un equipo minibasket mixto pero, fundamentalmente, un infantil y un cadete formado por féminas y que competirán a nivel provincial. Buena parte de la ‘culpa’ de este crecimiento la tiene José Manuel Richarte, que ya recogió el testigo del trabajo realizado por José Antonio Orellana y Charo Orellana con un equipo cuyo grueso ya transita por la categoría cadete. Para esta nueva temporada son un total de 21 jugadoras, de las cuales 10 podrán compaginar incluso los dos equipos.

Se trata de unas cifras “para estar orgulloso” más que satisfechos y poder incluso presumir del que era, desde el pasado año, el objetivo más ambicioso marcado por el club y el propio Richarte, que ha hablado en Tiempo de Deportes de “la continuación de un proyecto a largo plazo”. Un éxito rotundo que “no ha sido tan complicado” ya que, según ha relatado, han sido las propias amigas de las jugadoras que llevan más tiempo las que se han querido unir a un equipo que disfruta practicando este deporte.

El técnico ubriqueño sostiene que no supone un gran esfuerzo para él ya que cuenta con el tiempo, las ganas y la ilusión que se requieren para ello, y cuenta con la ayuda de unos padres implicados y que prestan toda la ayuda necesaria. Gracias a esta suma de ingredientes, “estamos logrando un ambiente similar al de antaño en el Pabellón Municipal, sintiéndonos una verdadera familia dentro del baloncesto ubriqueño”. Richarte ha querido también agradecer las facilidades prestadas por el Patronato Municipal de Deportes, que le facilita la pista central del Pabellón Municipal durante la hora y media que dura el entrenamiento. Ello hace que pueda dividir a las 21 chicas a la hora de trabajar aspectos individuales como la técnica.

De momento, José Manuel Richarte se muestra satisfecho por los avances mostrados por las nuevas jugadoras, que conforman un equipo infantil que cuenta por victorias sus dos primeros partidos de una fase previa que acabará el 7 de noviembre, día en que se enfrentan al Mergablo de Conil. Lo harán sin nada en juego ya que los triunfos previos les dan el pase matemático a la Copa Andalucía A, donde se medirán a los principales equipos de la provincia. Por su parte, el equipo cadete arranca su competición liguera el mismo fin de semana.

Por otro lado, en Tiempo de Deportes también hemos conversado con Juan Barea, quien nos ha adelantado algunos aspectos de la próxima temporada de Cara Norte, que empezará el último jueves de Noviembre. De su mano también hemos conocido cómo transcurrió la ‘Cune-lata Trail’, una iniciativa altruista en la que se reunieron un total de 35 voluntarios (25 más de los previstos) entre los que se encontraban, entre otros, miembros de hasta 3 generaciones de una misma familia y la que se sumó la concejala de Salud y Deportes, Virginia Bazán. Entre todos llenaron hasta 25 contenedores con la basura acumulada en las cunetas de nuestro entorno. Juan Barea ha reconocido que se vieron “desbordados” y no pudieron cumplir el objetivo en varias zonas como el trayecto que va desde la Fuente San Francisco hasta el Puente ‘Barría’ debido a la gran cantidad de desechos que se encontraron antes de llegar a la altura del Antonio Barbadillo. También en la zona del Olivar, donde la basura acumulada fue la principal hipótesis del incendio de este pasado verano desde el inicio del mismo. Por todo ello, y por la disposición de los voluntarios, Juan Barea ha adelantado que organizarán próximamente una nueva batida.