Distinta imagen, igual resultado

El Ubrique UD cayó ayer por 4 – 1 ante el Rayo Sanluqueño en un partido en el que los ubriqueños mostraron una imagen mejorada con respecto al partido ante Villamartín, que resultó insuficiente para pescar algo en El Picacho. Con un cambio de dibujo y con dos medias puntas, el Ubrique UD saltó al terreno de juego dispuesto a hacerse con el dominio del juego y a que solo s e jugara en campo rival, sin embargo, en la primera ocasión de las que dispusieron, los sanluqueños cobraron ventaja. Fue en el minuto 3 cuando Javier Martín se aprovechó de un desajuste defensivo de los visitantes para poner el 1 – 0. Esta eventualidad no cambió los planes serranos, que pronto se hicieron dueños del juego y comenzaron a inquietar a su rival gracias a la buena conexión entre Montero, Paco y Aníbal. En una estas, un centro desde la izquierda encontró a Juanmi, que llegando desde la segunda línea batió Iván Merino con un latigazo en el minuto 23. El gol del empate dio ánimos a los ubriqueños que siguieron controlando la situación y creando más oportunidades. Montero y Lolo avisaron en sendas ocasiones en los que fueron los mejores minutos hasta el momento del Ubrique UD. No obstante, en otra jugada aislada el Rayo Saluqueño lograba sacar petróleo. Una falta botada casi desde el centro del campo, sin aparentemente peligro, no fue bien defendida por la zaga serrana y Daniel Sanz remató de cabeza sin oposición alguna para poner el 2 – 1 en el 31’’. Poco más dejó el primer acto. Tras la vuelta de vestuarios, el Ubrique UD salió con los mismos bríos del primer período y a punto estuvo de conseguir el empate al poco de la reanudación, cuando el remate de cabeza de Paco a centro de Montero desde la izquierda se encontró con una intervención sublime de Iván Merino, que evito que los visitantes se metieran en el partido. El guión cambió en la siguiente jugada, en la que David Ibáñez consiguió el 3 – 1 en el 50’, un auténtico jarro de agua fría del que ya no pudo reponerse el Ubrique UD. Y eso que lo intentó y a punto estuvo de recortar distancias, pero, a la contra, el Rayo Sanluqueño amplió la diferencia gracias al gol en el minuto 71 de Javier Martín, que terminó de finiquitar el partido.

A pesar del resultado, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez, se ha mostrado algo más satisfecho que la pasada semana, al asegurar que en esta ocasión su equipo sí tuvo actitud y fue a ganar el partido, aunque la suerte no les acompañara y los errores propios les condenaran.  Sin paños calientes, ha señalado que, aunque “el resultado no refleja lo que sucedió en el terreno de juego, lo que está claro es que es lo que hay, otra derrota abultada”. A pesar de todo, Domínguez ha asegurado que el equipo tiene “ganas de cambiar esta dinámica con la que nos hemos encontrado en este inicio liguero”. En este sentido ha asegurado que “la actitud se cambió, se vio un equipo que luchó y lo intentó hasta el final”, a la vez que ha añadido que “defensivamente, todo el equipo, estamos siendo muy frágiles, con nada nos hacen goles” y que “en la parte de arriba tenemos que ser más efectivos”. Aun así, el entrenador del Ubrique UD considera que “no debemos preocuparnos ni machacarnos en exceso. Esto también es fútbol y no ha hecho nada más que empezar. Está claro que hay que sumar ya y este domingo será la primera oportunidad”. Desde su punto de vista, “hay que estar tranquilos y saber la idea de juego que queremos, que ayer plasmamos”.