Histórica actuación de los ubriqueños en el XXIV Rallye Sierra de Cádiz

El XXIV Rallye Sierra de Cádiz quedará en la retina de los ubriqueños por la sublime actuación de sus pilotos, culminada con la consecución de la tercera posición del scrash final por parte de Esteban Gutiérrez y Javier Zaldívar (Renault Clío Sport), el top ten de Esther de la Torre junto a Ernesto Roldán (Suzuki Swift Sport), de Sergio Álvarez y Conchi Gil (Renault Clío) y de Juan Luis Calvillo y Cristina Gutiérrez (Renault Clío Williams) o la gran actuación sin premio final de Juanmi García y Antonio Pérez, que pelearon desde el principio por las primeras posiciones, llegando incluso a liderar el rallye durante tres tramos, y a los que dos pinchazos en las pasadas por el tramo de Las Palomas les privaron de terminar en la segunda posición final.

La jornada arrancó con el malagueño Óscar Gil (Opel Adam) marcando el mejor crono en la primera pasada de la Ribera, pero en el enlace hacia el segundo tramo se quedaron sin frenos y tuvieron que abandonar, por lo que la primera posición de la general provisional la pasó a ocupar el equipo formado por Juanmi García y Antonio Pérez, que además de marcar el segundo mejor tiempo del primer tramo, lograron el scrash en el segundo. Al frente de la clasificación se mantuvo la pareja ubriqueña hasta el último tramo de la mañana en el que fueron superados por Aznar. Por detrás, a pesar de hacer un trompo en el primer tramo, Esteban Gutiérrez y Javier Zaldívar iban remontando posiciones y ya ocupaban el octavo puesto de la general en el ecuador del rallye.

Ya por la tarde y en el tramo de Las Palomas, donde normalmente decide el rallye, Juanmi García sufría el primero de los pinchazos, que por suerte se produjo cerca de la meta y solo le hizo perder unos 20 segundos, mientras que Esteban Gutiérrez marcaba un tiempazo que le permitía conseguir el tercer mejor crono. Posteriormente, en la primera pasada de la bajada de Benaocaz a Ubrique, los ubriqueños, en general, mostraron su conocimiento y dominio del trazado y estuvieron en las primeras posiciones, destacando la 2ª y 3ª de Gutiérrez y García.

En la segunda pasada por Las Palomas, la suerte volvió a serle esquiva a Juanmi García, que esta vez volvía a pinchar en medio del tramo y se veía obligado parar para cambiar la rueda, lo que le hundió definitivamente en la clasificación. Por su parte, Esteban Gutiérrez volvía a marcar el tercer mejor tiempo y, a falta del último tramo, ascendía hasta la tercera posición de la general. La última pasa al tramo de Benaocaz – Ubrique no dejó grandes cambios, de manera que José Antonio Aznar e Iván Urea se proclamaban campeones del XXIV Rallye Sierra de Cádiz, seguidos de los hermanos Jesús y Marcelo Adorna (Peugeot 208 R5) y Esteban Gutiérrez y Javier Zaldívar, que también se llevaron loa victoria en la Agrupación IV. La cuarta posición fue para Ernesto Salguero y Esther de la Torre, mientras que Sergio Álvarez y Conchi Gil terminaron en la 9ª posición de la general y 2ª de la Agrupación IV, y Juan Luis Calvillo y Cristina Gutiérrez en la 10ª del scrash y la 3ª de la Agrupación IV.

Muy cerca del top ten se quedaron Sebastián Zapata y Jorge Domínguez (Peugeot 106), undécimos del scrash, y Antonio Toro y Miguel Blanco (Seat León Cupra), que terminaron en la 12ª posición de la general y la 3ª de la Agrupación III. Tras ellos, Alberto Domínguez y José Luis López (Peugeot 206) finalizaron en la 16ª plaza, mientras que Juanmi García y Antonio Pérez acabaron en la 17ª posición final. Por su parte, Curro Reyes y Pepe Reyes (Citroën Saxo) completaron el rally en la 19ª posición, seguidos de Francisco Javier Varo y Juan José Cañas (Peugeot 206) en la 22ª plaza, Juan José Carrasco y María Jesús Trenas (Renault Clío) en la 34ª y Pablo Teixeira y Ana Rodríguez (Citroën AX) en la 38ª.

Sobre esta edición del Sierra de Cádiz hemos hablado hoy con un exultante Esteban Gutiérrez que ha calificado su actuación como “un resultado fue espectacular”. El ubriqueño ha reconocido que no esperaba un resultado como este y que, como siempre, su objetivo era “estar entre los diez primeros, que eso es ya para nosotros un logro, y luchar por nuestra categoría”. Gutiérrez ha señalado que “quitando un fallito en el primer tramo, en donde en la tercera o cuarta curva hicimos un trompo, desde el principio empezamos a marcar buenos tiempos y ahí está el resultado”. Fue tras la disputa de los tramos de la mañana cuando, tanto él como su copiloto Javier Zaldívar, empezaron a ser conscientes de que tal como estaba la competición había opciones de meterse arriba: “Veíamos que teníamos dos tramos en los que éramos muy buenos y podíamos ser fuertes. Íbamos octavos en la general y sabíamos que había por lo menos cuatro por delante que nos podíamos quitar”. En su opinión los tramos “nos salieron perfectos, las notas estaban impecables, el coche no protestó en ningún momento y nosotros estuvimos de diez”. Esteban Gutiérrez ha recalcado que sus buenos tiempos en el tramo de Las Palomas fue lo que les permitió subir puestos en la clasificación, por lo que no ha dudado en afirmar que para ellos “marcar en las dos pasadas el tercer tiempo del scrash es la perfección absoluta”. Para el piloto ubriqueño, la clave estuvo en “ser constantes, ser rápidos y no cometer fallos”. Esteban Gutiérrez ha adelantado también que su intención a corto plazo es participar en los rallyes de Sevilla y Granada para pelear por la primera posición de su categoría.

Uno de los grandes protagonistas de este rallye fue sin duda Juanmi García, con el que también hemos hablado en la tarde de hoy. García se ha mostrado “satisfecho por una parte porque disfrutamos mucho del Rallye y de estar en esos puestos de cabeza, pero ya el domingo los ánimos se te vienen abajo porque nunca esperas estar ahí y, cuando estás, lo que no esperas es que la mala suerte actúe en forma de doble pinchazo”. No obstante, el ubriqueño es consciente de su gran actuación, aunque no tuviera premio final, y ha asegurado que no esperaba rodar tan rápido desde el principio: “Mi único objetivo era aprender mucho de Antonio [Pérez], de sus notas y de su forma de vivir los rallyes. Sabíamos que, tanto por copiloto como por coche, podíamos hacer un buen papel, pero nunca pensamos en pelear ni con Aznar ni con Adorna”. El piloto ubriqueño ha reconocido que “sin arriesgar más de la cuenta salieron buenos tiempos por la mañana” y que tenían “el ritmo suficiente para hacerle carrera a Adorna o a Reina”. Las cosas se empezaron a torcer en la primera pasada de Las Palomas, aunque “salvamos la pelota del primer pinchazo”, algo que no pudieron hacer en el segundo en el que ya tuvieron que pararse a cambiar la rueda. No obstante, Juanmi García ha valorado esta experiencia de poder pelear por los primeros puestos y de comprobar que puede estar ahí arriba. El piloto del Mitsubishi EVO VIII ha confirmado también que con el Sierra de Cádiz ya da por cerrada la temporada.