Alejandro Gómez y Paco Benítez, en el Campeonato de Andalucía de Ciclismo

La localidad jiennense de Bélmez de la Moraleda acogió el pasado fin de semana el Campeonato de Andalucía de Ciclismo en Ruta y contrarreloj (CRI) al que acudieron los ubriqueños Alejandro Gómez, para competir en las dos pruebas, y Paco Benítez, para hacerlo solo en la contrarreloj. Mientras que Gómez terminó en la 6ª posición en la CRI y la 18ª en la prueba en ruta, Benítez sufrió una avería mecánica que, aunque no le impidió finalizar la prueba, le hizo perder mucho tiempo en la clasificación de la crono. Aun así, se pudo desquitar dos días después en la IV Clásica Ciclista Ciudad de Cazorla, puntuable para la Copa de España Máster, en la que tuvo una actuación destacada.

El Campeonato arrancó en la jornada del pasado viernes con la prueba CRI con un recorrido de 8 km que arrancaba desde la localidad de Bélmez con una bajada que enlazaba con una carretera general que picaba hacia arriba y volvía al pueblo con un último km en subida. Los primeros en romper el hielo fueron los juniors, entre los que se encontraba Alejandro Gómez como uno de los tres ciclistas que el Indeso Gold Bike Jerez eligió para disputar la prueba. El vencedor fue Adrián Benito con 11’56’’, seguido de Jesús Valero (12’22’’) y Alejandro Tapia (12’23’’). José Cristóbal Ruiz fue el primer ciclista del Indeso en 4ª posición con 12’32’’, mientras que Alejandro Gómez acabó en la 6ª plaza con 12’47’’ y Álvaro López lo hizo en la 10ª posición con 13’16’’. Por su parte, Paco Benítez sufrió un problema mecánico con la cadena tras la primera bajada, haciéndole perder varios minutos que le descartaron para la pelea por el pódium. La victoria en Máster 60 fue para Juan Moreno, con 13’50’’.

El domingo se disputó la prueba en ruta para todas las categorías salvo los Máster, cuyo campeonato se disputará en septiembre. En la categoría junior la prueba se decidió en la penúltima vuelta de las 6 que había que dar a un circuito de 13, 38 km, en la que tres ciclistas se lanzaron con todo en una bajada, abrieron hueco y llegaron a meta juntos, llevándose la victoria al sprint Adrián Benito con 2h16’03’’, seguido de David García (2h16’09’’) y del componente del Indeso Gold Bike Jerez Diego Mancilla (2h16’25’’). Alejandro Gómez logró meterse en el grupo cabecero formado por unas 20 unidades, manteniéndose en él hasta esa penúltima vuelta en la que no pudo seguir el ritmo.

El joven ciclista ubriqueño se ha mostrado satisfecho con su rendimiento y el del equipo en estos campeonatos, “pero siempre queriendo un poquito más y sabiendo que todavía me puedo exprimir mucho más de cara a las próximas carreras”. El Indeso Gold Bikes Jerez ha conseguido una medalla de bronce en ruta, en donde también metió a otros dos corredores en el top ten, mientras que en la CRI rozaron el pódium y también colocó a sus tres corredores entre los tres primeros. Alejandro Gómez ha reconocido estar muy contento con su nuevo equipo: “Es un equipo muy familiar en el que se apoya a todos los corredores y en carrera todo lo que te falta te lo proporcionan”. “El director me exige que tengo que estar ahí entre los mejores, que tengo la capacidad y la fuerza para poder disputar las carreras y estar metido entre los mejores. Cuando pase esta época de estudios que me ponga las pilas y esté ahí con los mejores”, ha añadido. Gómez ha confesado que “todavía me falta muchísimo que aprender. En cada carrera siempre hay cositas en las que estoy aprendiendo para mejorar, pero de momento me veo bien y suelto”. Sobre sus primeros meses de competición de la temporada ha señalado: “Me esperaba que, por el cambio de categoría y por haber competido tan poco, iba a ser más duro, pero de momento me veo bien”. En esa línea ha afirmado que “este año noto que he dado un salto de calidad bastante grande que no me esperaba que lo diera tan pronto”.

Ahora tiene por delante la primera prueba del CAREBA, la VIII Subida al Santuario Virgen de la Sierra en Cabra, que se disputará este próximo domingo, aunque la mente la tiene puesta en las próximas pruebas por etapas que va a disputar con su equipo durante este verano: “Las que más ganas tengo de probar, a ver cómo reacciona mi cuerpo porque son carreras de nivel nacional, con los mejores equipos del panorama nacional y en las que te puedes comparar con corredores muy buenos”.

Por su parte, Paco Benítez se ha lamentado del problema mecánico que lo dejó prácticamente fuera de carrera en la CRI Máster 60, aunque después pudo quitarse la espinita con una buena actuación en la IV Clásica Ciclista Ciudad de Cazorla, en la que estuvo a punto de subir al pódium. Para el componente de Ciclos Castillo, en esta prueba de la Copa de España Máster “el nivel era muy grande y poder entrar con el grupo que entré, con el tiempo que echamos y teniendo en cuenta el estado de forma en el que estoy, que no tengo ritmo de competición, me siento súper satisfecho”.

Esta prueba se desarrolló sobre un recorrido de casi 70 km y un desnivel de unos mil metros, en el que el pelotón formado por ciclistas Máster 50 y 60 rodó muy rápido desde el inicio, con una media final de 37 km/h. Benítez se pudo meter en un segundo grupo de cabeza a poca distancia del primero en el que logró colarse un Máster 60. En este segundo grupo se metieron, además del ciclista ubriqueño, otros tres Máster 60 que se jugaron las otras dos plazas del pódium. En esta ocasión, Paco Benítez fue 5º, en una prueba en la que finalizar ya fue todo un éxito, teniendo en cuenta que más de la mitad de los participantes de Máster 50 no pudieron acabar la carrera.

Paco Benítez ha contado que “físicamente estoy bastante bien. No estoy en el mismo peso que en 2019, estoy un poquito por encima, me hace falta afinar un poco más, pero estoy bastante bien para la edad que tengo”. El ubriqueño, de 62 años, ha señalado que “con esta edad lo único que cuenta es que te respete la salud y así, más o menos, se puede estar ahí”. Y es que durante este año el uibriqueño del Ciclos Castillo ha tenido problemas físicos de espalda con unas molestias en la zona lumbar que no terminaban de remitir y que le obligaban a parar cada dos semanas. Superados esos problemas, parece que en estas últimas semanas está logrando tener continuidad en los entrenamientos, aunque ha reconocido que “el estado de forma bueno te lo da las competiciones, el competir te da ese saltito que entrenando nunca coges”. Paco Benítez, que también estará en Cabra este fin de semana, ha adelantado que dos de sus objetivos serán el Campeonato de Andalucía Máster en Ruta, en septiembre, al que esperaba llegar “en mejor momento y con muchas carreras hechas” y el Campeonato de España Máster de Valladolid del próximo mes de julio.