Los equipos de fútbol base se enfrentan a un apretado calendario para cerrar la temporada

Los equipos ubriqueños de fútbol base tendrán que redoblar sus esfuerzos de final de temporada para afrontar el apretadísimo calendario que tienen pendiente tras más de mes y medio sin poder haber podido competir. De hecho, gran parte de ellos tendrán que disputar al menos dos partidos por semana en el próximo mes y medio para cumplir con los plazos que la Federación Gaditana de Fútbol ha impuesto para la finalización de las competiciones ligueras. Algo que no ha sentado muy bien a la mayoría de los entrenadores que no han podido entrenar a sus equipos durante todo el mes de abril debido a las restricciones sanitarias, por lo que llegan a esta recta final de la competición sin una preparación física adecuada. A ello hay que añadir el riesgo de lesiones y el esfuerzo extra que supondrá para padres y niños jugar entre semana, al estar metidos de lleno en el último trimestre del curso escolar.

De esta manera, los equipos afrontan esta última parte de la temporada sin poder desarrollar todo el trabajo que requiere la preparación de un equipo de cantera. A modo de ejemplo, el preparador del Ubrique UD infantil B, José Antonio Pacheco ‘Melli’, ha comentado que, en el partido ante Trasmallo del pasado lunes, el primero tras el parón del mes de abril, su equipo llegaba tras “mes y medio sin competir, sin entrenar”, mientras que su rival “viene rodado. Viene compitiendo y entrenando y lo más normal es que esa gente tenga esa chispita de más y mejor toque de balón”. En su opinión, su equipo “se ha estancado e incluso hemos dado un pasito atrás” porque ya “no tienen la dinámica de entrenamiento”. El entrenador ubriqueño ha afirmado que “lo de este año es un despropósito total” y que las cosas no se han hecho bien desde el inicio de la temporada: “Para empezar, nos dan de alta con ficha federativa con un inicio de temporada que no se sabía realmente cuándo iba a comenzar. […] Te vas dando cuenta que esto se va atrasando y tienes que ir parando porque no puedes tener una plantilla en modo competitivo cuando sabes que no vas a empezar a competir. Cuando comienzan, después paran, lo vuelven a reanudar otra vez y todo el trabajo que tenías hecho no vale para nada”.

Además, ahora el calendario le impone una carga importante de partidos casi seguidos, por lo que se ha quejado de que no tiene tiempo suficiente “para trabajar al grupo, ya puedo hacer solo recuperaciones”. Melli ha lamentado que “ya no puedes hacer entrenamientos para corregir los pequeños defectos que tienen ni coger a un niño y enseñarle cómo tiene que golpear o cómo posicionar el cuerpo”. En su opinión, los jóvenes jugadores “no están preparados para este esfuerzo. Son niños que están en la pubertad y todavía no están formados”. Por todo ello, Melli ha criticado duramente la gestión de la temporada por parte de la Federación Andaluza de Fútbol: “Nosotros somos un simple número de ficha en el que se paga un dinero por cada una y ellos necesitan terminar una temporada para cuadrar todo el dinero de esas fichas para no tenerlo que devolver. Lo que han hecho es pensar en ellos, en ellos y después en ellos”. Desde su punto de vista, “hubiera sido más lógico ponerla a una vuelta y cobrar la mitad de la ficha. Pero no, ellos quieren la tarta entera, no la mitad”.

En esta línea y a toro pasado, José Antonio Pacheco ha manifestado que haber jugado esta temporada “ni ha merecido ni va a merecer la pena. Creo que ha sido un error, no de la Federación, que puede hacer lo que le dé la gana, sino de los clubes que deberíamos haber dado un golpe encima de la mesa y haber dicho que por un año sin fútbol no pasa nada”. Para Melli, los protocolos de seguridad anticovid que la Federación Andaluza de Fútbol ha puesto en marcha para este curso “son de risa” y lo argumenta con la respuesta que le dio cuando se detectó un pequeño brote en su equipo: “La Federación me dijo que me buscara la vida por otro lado, que ellos por dos positivos no movían nada”. “El tema de covid ellos no lo controlan. A mí me han defraudado por completo”, ha denunciado. Por último, ha señalado que el único objetivo que se marca en los 14 partidos que todavía tiene pendiente su equipo es que “vayan recuperando el nivel de juego que empezaban a tener”.