El CABU infantil femenino diputará el playoff provincial el 5 de junio

La Final a 4 de la liga provincial infantil femenina de nivel B se disputará el próximo sábado 5 de junio en el Pabellón Ciudad de Algeciras, después de que la Federación Gaditana de Baloncesto decidiera a última hora retrasar una semana su celebración. El CABU infantil femenino ya lo tenía todo preparado para viajar este fin de semana hasta Algeciras para jugar este playoff y disfrutar posteriormente de una convivencia, pero han tenido que cambiar de planes debido a este aplazamiento, algo que el entrenador del CABU infantil femenino, José Manuel Richarte, ha asumido con filosofía: “Me lo voy a tomar por el lado positivo y lo voy a coger como que tengo una semana más para entrenar”. A pesar de todo ha reconocido que era ahora cuando el equipo estaba en su mejor momento.

El CABU infantil femenino se enfrentará en una de las dos semifinales al Cádiz CD Gades, mientras que en la otra se medirán el Near Technologies CB Ciudad de Algeciras y el CB Chiclana Ituci. Richarte ha recordado que el equipo gaditano ha sido el único con el que han perdido en la liga regular: “Fue nuestro debut y ellas ya habían jugado un partido. Venían un poquito más rodadas y en nosotros note muchos nervios, tanto míos, ya que era mi debut en el banquillo, como de las niñas por tener un nuevo entrenador, cosas nuevas y calentamiento nuevo.  Yo te digo que el partido se nos fue por los nervios”. Además de esto ha resaltado la falta de acierto desde la línea de tiros libres, en el que llegaron a anotar solo 7 de 34 lanzamientos. “Me puedo agarrar a muchas cosas para poder decir que se puede ganar ese partido”, ha añadido a la vez que ha asegurado que “ahora mismo los porcentajes de tiros libres son realmente buenos. Ahí no vamos a pecar ahora en este partido”. En esta línea, ha insistido en que desde este primer partido de su equipo su progresión “ha sido brutal, han crecido. No vamos a ser las mismas que jugamos en ese partido”.

En cuanto a la otra semifinal, el Ciudad de Algeciras es para el técnico ubriqueño el favorito por ser el equipo anfitrión y porque en el enfrentamiento de la liga regular las algecireñas le cerraron el marcador de 50 a las chiclaneras.

José Manuel Richarte se ha mostrado orgulloso del trabajo de su plantilla durante la liga regular: “El equipo que ha ido de menos a más. Cada partido ha sido un escalón más. Incluso hemos llegado a acabar partidos casi cerrando el marcador. Todas las jugadoras anotaban, la que entraba, aportaba. Se ha creado el vínculo de equipo de que cada una sabe su rol”. En su opinión, “la faceta más fuerte que tenemos respecto a los rivales es sobe todo la velocidad y el juego rápido. El contraataque es nuestro punto fuerte. Además de eso, no somos un equipo chico, somos un equipo muy alto con respecto a los demás y un equipo alto con mucha velocidad en estas categorías es lo fundamental para ganar”. Del mismo modo ha resaltado las ganas que tienen las jóvenes jugadoras por afrontar el playoff. Las ganas le ganan a los nervios. Ellas ya han jugado un playoff por lo que eso cuenta. Los nervios de una primera vez en los playoffs ya saben lo que es”. Desde su punto de vista, “lo más importante es la actitud, que ni vayan confiadas ni se crean que esto está ganado. La intensidad con la que entren en el partido es lo que va a decidir el resultado”.

 

Más pódiums para un Rafael Carrillo que vive un momento dulce

El ubriqueño Rafael Carrillo volvió a subirse a un pódium en una prueba de triatlón el pasado sábado, con lo que últimamente cuenta todas sus participaciones por medallas. En esta ocasión fue en el Triatlón Marbella 2021, una prueba de distancia súper sprint (400 metros de natación, 10 km de bici y 3 km de carrera a pie) en la que se hizo con la tercera posición de la categoría junior con un tiempo de 32’57’’, consiguiendo además la 15ª posición de la clasificación general. El vencedor absoluto fue Juan José Durán, que empleó un tiempo de 30’29’’, mientras que el ganador en la categoría junior fue Rafael Arroyo, con 31’26’’. Esta medalla se suma a la lograda una semana antes en el I Triatlón de San Fernando, en el que también subió al tercer escalón del pódium.

El joven triatleta del AD Sevilla se ha mostrado satisfecho con su actuación: “De los tres triatlones que llevo este ha sido en el que la natación se me ha dado mejor. […] Lo que más perdí fue en la bicicleta. Era un circuito en el que cada trescientos o cuatrocientos metros había un giro de 180°, similar a una rotonda, y ahí no supe mantener la misma intensidad durante los 10 km y fui a trompicones”. Pero sobre todo, lo que ha querido destacar ha sido el segmento de carrera: “De la carrera a pie es de lo que estoy más contento. Creo que tengo ya una base bastante sólida. Me puedo bajar todo lo reventado que sea de la bicicleta que consigo tirar para adelante con la carrera a pie”. Carrillo ha reconocido que no esperaba terminar tan adelante en la clasificación general: “Sí que me esperaba estar en un top 30 o top 25, pero 15º no. Alegrías que te da la vida”

Cabe destacar, que las tres últimas pruebas en las que ha conseguido medalla han sido de distancias diferentes. Si en Guadix fue distancia olímpica y en San Fernando sprint, en esta ocasión afrontó una prueba más corta y explosiva que las anteriores. A este respecto ha afirmado que en esta prueba “no se puede pensar en guardar un poquito para la carrera a pie ni nada. Aquí era todo el rato a piñón” y que pequeños detalles como ponerte mal las zapatillas o dejar el desarrollo en la bicicleta para salir bien de la transición te pueden hacer bajar o subir un puesto en la clasificación. Rafael Carrillo ha reconocido también que ahora se encuentra en mejor estado de forma: “Los entrenamientos de ahora son los que más rápidos estoy metiendo en los 4 años que llevo en el triatlón. Quitando las competiciones, es ahora cuando más fuerte estoy”. Sus próximos compromisos serán un triatlón cross en Sevilla el 5 de junio y el 10 de julio un triatlón de distancia olímpica de San José del Valle.

En otro orden de cosas, el ubriqueño José Antonio Nieto comienza mañana viernes su ‘Reto Solidario 2.200 Kilómetros’ con el que pretende recorrer a pie esa distancia siguiendo varios itinerarios del Camino de Santiago con el fin de dar visibilidad y colaborar con la recaudación fondos que sufraguen la adquisición de unas prótesis que permitan volver a andar al ubriqueño Daniel Gómez Oñate. La idea es recorrer el Camino del Norte, para enlazar después con los epílogos de Muxía y Finisterre, tomar el Camino Francés en dirección contraria hasta Astorga y bajar por la Vía de la Plata hasta Ubrique. De esta manera, mañana arrancará su periplo desde Irún, con una primera etapa de 47 km que le llevará hasta Lezama. José Antonio Nieto tiene la intención de completar los 2.200 km en 48 etapas a una media de entre 42 y 50 km diarios. A pocas horas de comenzar su reto, Nieto ha reconocido que “los nervios están a flor de piel” y que “dormir, he dormido poco, pero estoy preparado física y mentalmente”.

Este componente del Club Senderismo 3 Caminos está totalmente concienciado con la responsabilidad de afrontar una empresa de esta envergadura: “Es un reto complicado, esto no lo he hecho nunca, no soy un profesional de esto y no tengo un equipo detrás que me esté apoyando, aunque sí tengo muchos compañeros del Club de Senderismo 3 Caminos y compañeros del trabajo que ahí están apoyándome y dándome ánimos”. Eso sí, una de sus preocupaciones que tiene a esta hora es el tema de la pernocta: “Lo que más me preocupa es encontrar sitio donde poder descansar y dormir. El 95% de los albergues están cerrados y de las 48 etapas tengo entre 20 y 23 etapas que no encuentro donde dormir. Tengo que ir solucionando el problema conforme se vaya presentado”. José Antonio Nieto va a cubrir una distancia diaria superior a las que marcan las etapas oficiales del Camino porque “si lo marco por etapas iba a necesitar 3 meses para poder terminar. Físicamente creo que estoy bien, pero eso lo van a decir los kilómetros poco a poco”. “Me he marcado un reto, unas etapas y tengo que ir mentalizado de cumplirlas más o menos y llevarlas casi a rajatabla. Todo va a depender de la forma física en la que me vaya encontrando y también un poco de los pies, que son los que van a mandar en el Camino”, ha añadido.

También se ha referido a la última parte del reto, la que le llevará a recorrer las comunidades de Extremadura y Andalucía en pleno verano, con la dificultad añadida de las altas temperaturas y la mayor dispersión existente entre los núcleos urbanos. Por ello ha explicado: “Estoy concienciado de que, si tengo que caminar de noche y descansar de día, lo voy a hacer”. Por último, José Antonio Nieto ha manifestado: “Yo tengo mi reto por delante que son 2.200 km y el pueblo de Ubrique tiene otro reto, que es intentar colaborar con un donativo e intentar que se puedan llevar esos dos retos conjuntamente”.

Las contribuciones económicas a beneficio de la familia Gómez Oñate se podrán realizar en dos números de cuentas de entidades bancarias (Santander y Unicaja) y a través del Bizum 628 735 654.

El Montilla Córdoba de Eduardo Gómez cierra la Liga Nacional de Duatlón con un oro

El Montilla Córdoba Triatlón, en el que milita el ubriqueño Eduardo Gómez, se llevó la victoria el pasado fin de semana en última prueba de la Liga Nacional de Clubes de Duatlón, el Campeonato de España de Duatlón por Clubes de Valladolid, con lo que han conseguido auparse hasta la tercera posición de la clasificación final de la Liga.

En este Campeonato de distancia sprint, en el que participaron un total de 18 equipos compuestos por diez duatletas, se sumaban los puntos logrados por todos los componentes en función de la posición que ocuparan en la clasificación. Así, el equipo cordobés consiguió una gran puntuación gracias a buena actuación coral de todo el equipo, en el que destacaron Emilio Martín, que se llevó la victoria absoluta, y Cristóbal Valenzuela, que finalizó en quinta posición. De igual manera, Sergio Ortiz fue 18º; Cristóbal García, 21º; Raúl Espejo, 23º; Pedro Ramos, 37º; Alberto Rubio, 41º; Sergio Fernández, 46º; Eduardo Gómez, 70º y Sergio Espejo, 84º.

Eduardo Gómez se ha mostrado muy orgulloso “por haber conseguido este oro en el Duatlón por Clubes, ya que era el principal objetivo del año, y por aportar mi granito de arena al equipo en mi primer año”. El ubriqueño ha recordado que el Montilla Córdoba ha estado persiguiendo este título durante los últimos cuatro años, en los que ha ocupado posiciones de pódium, pero todavía no había alcanzado el oro. El ubriqueño ha destacado: “Teníamos un equipo bastante homogéneo y nos quedamos con que los 5 primeros de nuestro equipo entraron en las 30 primeras posiciones y logramos cerrar nuestro equipo en la posición 84”. A pesar de todo ha dejado claro que “más que las posiciones, fue la actitud que mostramos cada uno, ya que lo dimos todo hasta la meta”. En cuanto a su actuación individual ha comentado: “Me fue bien, aunque bastante inconforme con mi primera carrera porque en el kilómetro 3 dejé de sufrir y me agobié un poco con tanta gente. Después, al coger la bici recuperé un poco. Fuimos bastante rápidos en un grupo de 20 o 30 personas y en la última vuelta conseguimos contactar con el grupo de delante. En la última carrera, estuve sufriendo todo lo que podía y terminé contento porque llegando a meta pude adelantar varios puestos”. A todo esto, cabe destacar que con esta medalla de oro el Montilla Córdoba Triatlón ha escalado puestos en la clasificación final de la Liga Nacional de Clubes de Duatlón en la 1ª División, terminando en la 3ª posición tras el Club Triatlón Diablillos de Rivas y Cidade Lugo Fluvial.

Eduardo Gómez se ha mostrado muy satisfecho con lo logrado en su primera temporada con el equipo, agradeciendo la buena acogida que ha tenido: “Más allá de las competiciones el buen ambiente que tenemos cada fin de semana. Más que un club de competidores somos un club de amigos”. El ubriqueño ha reconocido que cada competición le ha servido de aprendizaje y que “el año que viene habrá que volver a pelear y espero estar mejor que este año. […] Mi intención es seguir el año que viene y preparar de mejor forma el duatlón tras el cross”. Según Gómez, lo hecho esta temporada era “lo que me hacía falta para el año que viene y quién sabe si en un futuro me pongo a nadar y hago también un triatlón, aunque a corto plazo no me lo planteo todavía”. Por último, ha adelantado que quiere cerrar esta primera parte de la temporada ste próximo fin de semana en el Campeonato de Andalucía de Atletismo sub 23, en el que tiene como objetivo hacer marca en la prueba de los 5.000 metros: “Mi marca personal es de 15’53’’ y creo que estoy para bajarla de sobra”.

Por otra parte, el ubriqueño Carlos Javier Arenas completó la pasada semana su tercera participación en la prestigiosa Andalucía Bike Race, prueba de MTB de 6 etapas que se disputa en las provincias de Jaén y Córdoba y que es puntuable para la UCI Mountain Marathon Series. En esta ocasión, el ciclista del Symisur Centauro Bikes formó pareja con Jesús Arturo Bracho, lo que le llevó a quedar encuadrado en la categoría Élite, en la que finalizó en la 48ª posición con un tiempo de 20h15’45’’ tras 364 km y 11.330 metros de desnivel positivo acumulado. El ciclista ubriqueño ha asegurado que, a pesar de partir en una categoría tan exigente, esta edición ha sido “la mejor que he hecho”. Arenas ha comentado que se había preparado a conciencia para “competirla en condiciones”, aunque la baja de su compañero original le obligó a buscar una nueva pareja más joven que él. Aun así, ha señalado que no se arrepiente de haber corrido en la categoría Élite y que “lo bueno que tiene correr en Élite es que sales en el primer cajón y te quitas todos los tapones”.

Desde su punto de vista, “es una de las carreras más duras que hay por los kilómetros, el desnivel y el calor que normalmente hace en Jaén y Córdoba”. También ha querido destacar la gran organización de la prueba, especialmente en unos momentos difíciles como los actuales, en los que incluso llegaron a hacer tres test de detección de covid a todos los participantes antes, durante y después de la prueba. En lo puramente deportivo ha explicado que “esto es una carrera de supervivencia. Tienes que estar en Jaén guardando un poquito porque cuando llegas a las tres etapas de Córdoba, tanto si llueve como si hace calor, es criminal”. En su opinión es un recorrido rompepiernas en el que “se te ponen las piernas como palos y nunca llegas a coger el ritmo”.

En este sentido, y a pesar de que su rendimiento ha sido bastante bueno durante las seis etapas, Carlos Arenas ha confesado que “la última etapa ha sido la peor que he pasado de las seis etapas. Era la más corta, pero era un continuo sube y baja y no fui capaz de coger el ritmo”. “La salvé como buenamente pude. La hice bien, pero sufriendo mucho”, ha añadido. Después de haber hecho esta prueba y la Mediterranean Epic, Carlos Arenas tiene a la vista la Mágina Bike Race, prueba de 3 etapas que se disputará este fin de semana en Jaén, y posteriormente la Rioja Bike Race y la Asturias Bike Race. Después del verano, quiere participar en la Cataluña Bike Race y la Vuelta a Andalucía MTB.

 

Bronce para Pedro Jesús Domínguez en el Campeonato de Andalucía de Ultrafondo

El ubriqueño Pedro Jesús Domínguez consiguió el pasado fin de semana la medalla de bronce en la categoría de Veteranos B en el Campeonato de Andalucía de Ultrafondo que se disputó en el entorno de la localidad jiennense de Cazorla, en la que fue una nueva edición de la Ultra Trail Bosques del Sur. El componente del Club San Pedro Atletismo consiguió cumplir así su gran objetivo de la primera parte de la temporada, que no era otro que el de poder pelear por las medallas de este certamen regional. Y no lo tuvo fácil, ya que desde el kilómetro 10 sufrió problemas intestinales que le acompañarían durante el resto de la carrera, lo cual no le impidieron situarse en la cabeza de su categoría durante gran parte del recorrido.

Los participantes se enfrentaron a un recorrido por terreno boscoso de 99 km y 4.652 metros de desnivel positivo, con mucha pista y sendero, y con unos primeros diez kilómetros en los que tenían que superar un desnivel de 1.000 metros positivos. Para Pedro Jesús Domínguez, el punto clave de la prueba radicaba en un descenso entre los kilómetros 44 y 64. En su opinión, esto 20 km “te dejan bastante tocado para el último tercio de la carrera donde todavía te queda la mitad del desnivel positivo. Llegar a ese sitio bien es donde está la clave de esta carrera”. Desde el inicio de la carrera, varios Veteranos B formaron un pequeño grupo en el que se tenían vigilados. El corredor ubriqueño estuvo en la vanguardia de esta categoría hasta prácticamente el km 60 alternándose en las primeras posiciones con el que a la postre se llevó la victoria final, José Fernández. A partir de ahí no pudo mantener el ritmo de su rival, ya que comenzó a resentirse del esfuerzo y los problemas estomacales que le impidieron alimentarse e hidratarse durante toda la carrera: “Yo sabía que él no iba a ceder, es un tío muy fuerte, y la lucha pasó a los otros lugares de pódiums”. A pesar de todo, Domínguez fue clavando los tiempos de paso por todos los puntos intermedios y pudo mantener un ritmo regular y uniforme. Eso sí, ha reconocido que “detrás hubo mucho sufrimiento y cabezonería”, aunque nunca se llegó a plantear la retirada: “En ningún momento se me ocurrió que no iba a terminar. […] Estaba muy mentalizado y saqué fuerzas no sé de dónde”.

Finalmente, José Fernández se llevó la victoria en Veteranos B con un tiempo de 12h54’15’’, seguido de Juan Carlos Sarmiento (13h28’01’’) y el propio Pedro Jesús Domínguez (13h32’23’’), que además ocupó la 35ª plaza de la general. Por ello, el corredor de Ubrique ha mostrado su alegría por la medalla de bronce conseguida porque “era el objetivo de la primera parte de la temporada. Lo veía complicado pero posible y al final se ha podido conseguir”. En lo referente a la clasificación general de la prueba, José Ángel Fernández (9h42’01’’) y Alicia Virues (13h41’18’’) se llevaron las victorias absolutas y se proclamaron, por tanto, campeones de Andalucía de Ultrafondo. La carrera también contó con la participación de otro corredor ubriqueño, Rubén Casillas, que finalizó en la 82ª posición de la general con 15h16’40’’.

Con esta medalla, Pedro Jesús Domínguez vuelve a subir a un pódium de una carrera oficial, tal como hizo el pasado mes de marzo en el Campeonato de Andalucía de Trail, una sensación nueva para él, que ha reconocido que “una lucha [por las medallas] como la del otro día no la he tenido nunca”. La lucha por subir al pódium de su categoría en las pruebas en las que participe es el objetivo que se ha propuesto para este año. “No sé si luego permaneceré con la misma ambición de ‘medallitis’, pero de momento quiero aprovechar este momento. Al fin y al cabo, esto se trata de experiencias y ahora toca vivir esto y luego tocará volver otra vez detrás. Es cuestión de sumar cosas y no es más importante una cosa que otra”, ha añadido. El corredor ubriqueño piensa ya en la segunda parte de la temporada, para la que en principio se planteó como objetivo correr la Gran Vuelta Valle del Genal, aunque ha confesado que “visto lo visto y como está la cosa, habrá que intentar luchar por la Copa de Ultras y eso incluye también hacer Sierra Mágina”.

El Ubrique UD despide la ‘atípica’ temporada con un empate ante el Balón de Cádiz

El Ubrique UD cerró la temporada con un empate a un gol ante el Balón de Cádiz en el último partido de la fase de ascenso a la División de Honor. Los dos equipos acudían a este choque sin nada en juego salvo el honor, ya que el filial gaditano tenía asegurado el pase a la final casi desde que arrancó esta segunda fase en la que los ubriqueños apenas tuvieron opciones. A pesar de todo, el equipo de Miguel Domínguez quiso cerrar el curso con una buena actuación ante una afición que pudo despedirse de su equipo in situ. Además, con este resultado y a pesar de acceder a esta liguilla como quinto, el Ubrique UD termina en segunda posición del subgrupo 1 de la fase de ascenso tras superar en coeficiente al resto de rivales. Los ubriqueños finalmente despiden con alivio una temporada que se les ha hecho muy larga en un año muy difícil para la celebración de competiciones deportivas.

La primera parte dejó un partido disputado por parte de los dos conjuntos, sin muchas ocasiones claras y con un Ubrique UD al que le faltó un poco de profundidad para poner contra las cuerdas a su rival. El filial cadista amenazó con un tiro al larguero en el minuto 15 y posteriormente Alberto se tuvo que emplear a fondo para repeler un balón a mano cambiada en un cabezazo dentro del área y para evitar que se colara en su portería un tiro fuerte por bajo tras una jugada al borde del área. El Ubrique UD tuvo una ocasión clara en el 20’ en las botas de Parra, que tras regatear dentro del área disparó al centro de la portería cadista. También la tuvo Peluca tras un centro de Fran, pero su tiro fue desviado por un defensa. Así se llegó al descanso, sin que el marcador se moviera, aunque pronto eso iba a cambiar.

Los visitantes salieron algo más enchufados de vestuarios y encerraron al cuadro serrano hasta que en el 55 Miguel del Alba adelantó al Balón de Cádiz con el 0 – 1. Los ubriqueños, lejos de venirse abajo, reaccionaron bastante bien a este contratiempo y se fueron arriba buscando el empate y poniendo en apuros a su rival. Juanda y Peluca dispusieron de ambos remates en jugadas de córner para haber empatado el partido e incluso Peluca gozó de una buena ocasión pero, al igual que Parra en la primera mitad, su disparo se fue al centro de la portería, poniéndoselo fácil al meta cadista. El Balón de Cádiz pudo sentenciar el choque con un lanza miento que se estrelló en el larguero, pero fue el Ubrique UD el que consiguió el empate en el minuto 75, cuando Paco se internó en el área hasta casi la línea de fondo para armar un disparo que se estrelló en un defensa y en la raya de gol fue remachado por un atentísimo Ángel Román. Lo siguió intentando el equipo de Miguel Domínguez para llevarse los tres puntos de aquí al final, destacando un disparo de Peluca, tras un buen pase atrás de Mario, que el portero cadista desbarató.

De esta manera y con este reparto de puntos el Ubrique UD puso el broche final a una convulsa temporada en la que, al menos, el equipo ha logrado mantener la categoría sin pasar apuros al final. Sobre el partido de ayer, el entrenador del Ubrique UD, Miguel Domínguez ha reconocido que “sabíamos sus armas, pero la actitud nuestra fue encomiable. Hicimos un gran encuentro en el que pudimos sacar un empate. Igual que les competimos allí en su campo también lo volvimos a hacer aquí en Ubrique”.

Según su opinión, “en la primera parte tuvimos bastante tiempo la posesión, a lo mejor carecimos de profundidad, aunque hay que tener en cuenta que el equipo rival también juega y tampoco podíamos dejarle muchos espacios porque es peligroso”. La cosa cambió tras el descanso: “Salimos un poco dormidos, el parón nos vino mal. Ellos con los cambios, se notaba que estaban más frescos y en los primeros minutos lo estuvimos pasando mal. Hasta que llegó el 0 – 1. A raíz del gol dimos un cambio y fuimos a por la victoria. Nos pusimos con defensa de tres y dos delanteros y a intentar conseguir la victoria”. El técnico ubriqueño ha reconocido que con este cambio táctico, el equipo se arriesgó y le salió bien: “Nos la jugamos. Es normal que tengan ocasiones, pero supimos estar bastante bien cuando cambiamos de sistema. Les apretamos bastante arriba, robando balones en su campo y fue lo que nos dio la oportunidad de crear ocasiones”. “Para todo el que lo vio fue un partido bonito, entretenido, en el que se vio a dos equipos con estilos de juego diferentes”, ha añadido.

Miguel Domínguez ha mostrado también cierto alivio por el final de la temporada: “Era un año duro y se ha solventado de la mejor manera, manteniéndonos en la Primera Andaluza. Ahora, borrón y cuenta nueva. Ha sido un año en el que también hemos aprendido”. En esta línea, el entrenador del Ubrique UD ha señalado: “Ahora es tiempo de descansar, de desconectar. En un par de semanas o tres nos reuniremos y veremos los que vamos a seguir y los que no, hacer un proyecto con un equipo bastante competitivo e intentar dar un salto de calidad”. Desde su punto de vista, “este equipo con algunos retoques, mínimo puede competir con los equipos potentes. Hay que ver las carencias que tenemos e intentar subsanarlas”. Lo que tiene claro es que, de cara a la próxima temporada, “si la situación de los campos de fútbol es similar a este año en el sentido de que no puede entrar la gente o con poco aforo, es casi inviable porque los equipos no podremos sacar beneficios de ningún lado”.