Presencia ubriqueña en el XXXVIII Rallye de Sierra Morena

Córdoba fue el centro automovilístico patrio durante el pasado fin de semana con la disputa del XXXVIII Rallye de Sierra Morena en el que se dieron cita los mejores pilotos y equipos nacionales que este año van a seguir el Súper Campeonato de España de Rallyes, la Copa de España de Rallyes o cualquiera de las copas monomarca que se organizan esta temporada. Con un ambiente fantástico por ser la primera gran prueba del calendario nacional, el Sierra Morena respondió a las expectativas y dejo emoción y espectáculo en casi todos los certámenes para los que puntuaba. Con más de 150 equipos inscritos, esta prueba también contó con la presencia de deportistas ubriqueños, como los copilotos Antonio Pérez, que acompañó a Cristóbal García (Volkswagen Polo R5) y Esther de la Torre que lo hizo junto a Ernesto Salguero (Suzuki Swift). El equipo García – Pérez terminó en la 20ª posición del scrash nacional y en la 4ª del campeonato de Andalucía, mientras que Salguero – De la Torre ocuparon la 13ª posición de la Copa Suzuki y la 8ª del Andaluz.

Antonio Pérez ha mostrado feliz por la celebración de “una gran prueba aquí en Andalucía”, así como por la buena organización y la cantidad de equipos inscritos. A pesar de que esta temporada está inmerso en un proyecto junto al madrileño Carlos Moreno, para la ocasión el copiloto ubriqueño se sentó al lado del malagueño Cristóbal García, con el que ya compartió asiento en 2017 cuando formaron equipo en el Campeonato de España de Rallyes. Más de tres años después ambos formaron equipo para este Sierra Morena: “Se ha fraguado todo a última hora. Hemos contado con un equipo de primer nivel como AR Vidal y un coche de primer nivel como el Volkswagen Polo Rally 2. Y con Cristóbal, muy bien. Lo único es que nos ha costado más de la cuenta el Rallye porque Cristóbal llevaba tres años y medio sin hacer ninguna prueba. Ya el tema de las notas le costó bastante el primer día. En el primer tramo ya nos dimos cuenta de que íbamos con falta de ritmo”.

Aun así, Antonio Pérez ha resaltado fueron de menos a más en este Rallye: “Tramo a tramo creo que fuimos mejorando un poco. El segundo día hicimos unos cambios en el vehículo que permitieron mejorar los tiempos e incluso marcamos dos scrasch del Andaluz”. No obstante, “a falta de dos tramos tuvimos un pequeño toque con una arqueta que nos hizo pinchar y perder tiempo, pero acabamos el Rallye”. El ubriqueño ha reconocido que no esperaban estar tan atrás en los tiempos, aunque “nos hemos dado cuenta de que estábamos en un Campeonato de España en el que había mucho nivel y en el que la gente se había preparado muy bien”. En referencia a la montura que han llevado este pasado fin de semana, Pérez ha elogiado un coche “con el que cualquier piloto puede ganar un Campeonato de España o cualquier prueba del Mundial de Rallyes 2”. A pesar de todo ha dejado claro que “llevar este tipo de vehículos es fácil, pero sacarle los tiempos es muy complicado. Tienes que ir muy concentrado, llevar unas notas muy precisas y llevar una conducción casi al límite porque son coches que ganan tiempo en los pasos por curvas y en la frenada”. En este sentido ha afirmado que “el piloto acusó que llevaba tres años y medio sin montarse”.

En otro orden de cosas, Antonio Pérez también se ha referido a una de las sensaciones del Rallye, el piloto cordobés Germán Leal que, acompañado por el algarense Pablo Sánchez no solo lograba la primera posición del scrash en el Campeonato de Andalucía, sino que se llevaba la victoria en la exigente y prestigiosa Copa Clío Trophy. Para Pérez, que fue copiloto del cordobés en sus inicios, “lo de Germán ha sido increíble”. “Siempre he dicho que si hubiera tenido los medios que puede tener cualquier piloto, hoy en día estaría en el Mundial de Rallyes porque Germán es un piloto muy rápido”, ha manifestado, mostrando su alegría por Leal y aconsejando que “tenga mucha paciencia, que va a haber rallyes en los que le va a tocar sufrir. Son pruebas que no conoce con un nivel muy alto. […] Si tiene que quedar quinto porque no puede ir a más y en otro rallye estar luchando por la cabeza, pues que tenga esa serenidad de saber cuándo tiene que correr y cuándo no”. “Lo veo maduro y paciente. Me gustaría que este año tuviese una temporada buena y ojalá ganase la copa, porque ganar la copa es ganar el volante oficial, es decir, ser piloto oficial de Renault”, ha añadido.

En esta misma línea también ha tenido palabras para otro piloto con el que compartió proyecto, Ernesto Salguero, al que ahora copilota su pareja, la ubriqueña Esther de la Torre. Bajo su punto de vista, “lo que tiene que hacer es lo que han hecho: aprender. El Campeonato de España es muy rápido y hay gente que corre mucho. Ellos lo que tiene que tener es paciencia y no cometer errores”. Antonio Pérez ha señalado que “han hecho algunos tramos destacados. Es verdad que a Ernesto le está costando el tema del Suzuki, no se llega a adaptar todavía a él, pero yo confío también en él porque tiene valores de buen piloto”. De esta manera ha destacado que “ahora vienen rallyes complicados para él y lo que tiene que hacer es trabajar en el coche y en el tema de las notas. Ojalá tenga un campeonato en el que aprenda porque estoy seguro que al final los resultados van a llegar”.