Andrés Cintado vuelve a la competición BTT un año y medio después

La localidad castellonense de Oropesa del Mar acogió hace un par de semanas la edición 2021 de la Mediterranean Epic, prueba internacional de MTB por etapas del calendario UCI XCM en la que participaron los ciclistas ubriqueños Jorge López Janeiro, Andrés Cintado y Carlos Javier Arenas, todos ellos integrantes del equipo jerezano Symysur Centauro Bikes. Los tres ciclistas, que compitieron en la categoría Máster 40, lograron, con más o menos suerte, finalizar una prueba bastante dura en la que se dieron cita algunos de los mejores ciclistas de montaña del panorama nacional e internacional. La Mediterranean Epic constó de 4 etapas en las que los participantes afrontaron importantes desniveles y tramos muy técnicos en los que la bici sufría bastante y los problemas mecánicos estuvieron a la orden del día.

En lo que a la clasificación se refiere, en Máster 40 Andrés Cintado terminó en la 12ª posición con un tiempo total de 10h12’12’’, mientras que Jorge López Janeiro (10h46’43’’) lo hizo en la 30ª plaza y Carlos Javier Arenas (10h58’11’’) en la 39ª. El vencedor en esta categoría fue Alfredo Padilla con 9h38’40’’. En la clasificación por equipos, el Symysur Centauro Bikes, del que también formaron parte Cristina Barberán, Raúl Mena y Carlos Martín, finalizó en la 4ª plaza con un tiempo total de 31h32’20». El vencedor ha sido el Italian Cycling Federation con un tiempo de 26h56’41».

El mejor de los ubriqueños, Andrés Cintado, volvió a la competición después de más de año y medio sin hacerlo. Fue en septiembre de 2019 cuando una caída le produjo una rotura de clavícula que lo mantuvo algún tiempo en el dique seco. Cuando ya pudo volver de nuevo a subirse a la bici se encontró con la llegada de la pandemia con todo lo que supuso para la competición ciclista, por lo que fue en esta Mediterranean Epic donde se reencontró nuevamente con el ambiente de las carreras ciclistas. Es por ello, que el ciclista ubriqueño nos ha confesado hoy que recuperó “sensaciones muy agradables que echaba ya de menos”. “He terminado muy contento, cuatro días sin un solo calambre. Es verdad que tampoco da uno el 110% como en otro tipo de competiciones porque tenía que tantearme después de un año y medio sin competiciones y quería guardar un poco para llegar al último día”, ha manifestado recalcando que “no arriesgué mucho porque no me vi como para arriesgar y sacrificar más de la cuenta”. No obstante, Cintado ha reconocido que “después de año y medio, esa picardía que tienes en la carrera, esa pequeña sabiduría, todo eso, cuesta mucho continuar con ese ritmo que llevabas”.

Sobre el hecho de volver a la competición con una prueba por etapas de la exigencia de la Mediterranean Epic, el componente del Symisur Centauro Bikes ha explicado: “Pensaba que una carrera UCI internacional era muy difícil que te la echen para atrás por el tema del confinamiento. Pensé en tirar a lo grande porque va a ser un año de disfrute en el que no sabemos qué se va a poder correr”. Andrés Cintado ha señalado que este 2021 será un año “para probar y ver qué sensaciones tenemos”, por lo que ha insistido en que su idea es “intentar correr todas las que crea que se van a disputar y en las que pueda inscribirme”, que en principio serán pruebas UCI. No obstante, ha adelantado que este fin de semana estará en la Al Andalus Bike Challenge, prueba de dos etapas que se corre por parejas y que se disputará en la localidad malagueña de Cártama.