El Ubrique FSF vence ‘in extremis’ en su último partido en casa

El Ubrique FSF firmó el pasado sábado su segunda victoria de la temporada tras imponerse por 4 – 3 al CD Mentidero Cádiz en un partido que se decidió en los últimos segundos con un gol en propia puerta de las gaditanas. De esta manera, las ubriqueñas se despidieron de su feudo por esta temporada, de la que ya solo le queda un desplazamiento a Algeciras.

El encuentro comenzó con los dos equipos tanteándose e intentando dirimir quién tomaba las riendas del choque. El Ubrique FSF se dedicó en los primeros minutos a estudiar a su rival y a esperar atrás, intentando salir con rápidos contragolpes al primer toque. Las gaditanas, por su parte, asumieron el dominio del balón y buscaron con peligro la portería de Luisa. Así, en el minuto 8, la jugadora ubriqueña del CD Mentidero, Diana, se sacó un trallazo que tras pegar en un poste se coló en la portería del Ubrique FSF. Las locales no encajaron bien este primer tanto y tan solo 3 minutos después vieron como las gaditanas aumentaban la diferencia y se ponían con un 0 – 2 gracias al tanto de Lucía Morato.  Fue aquí cuando el Ubrique FSF cambió su patrón de juego y se echó arriba, presionando a todo el campo a un rival que tenía serias dificultades para sacar el balón desde atrás. Fruto de ello llegaron las ocasiones y los goles para las ubriqueñas. En el minuto 17 Pau metía a su equipo en el partido con un gol de libre directo y poco antes del descanso fue Séfora la que conseguía el gol del empate para el Ubrique FSF.

Con este buen sabor de boca el partido se fue al descanso, aunque tras el paso por vestuarios siguió el Ubrique FSF continuó con la presión arriba e intentando no dejar jugar cómodas a sus rivales. No obstante, el CD Mentidero aún tenía mucho que decir y en el minuto 25 se puso otra vez por delante por mediación de María de los Milagros Real. El Ubrique FSF no se vino abajo y siguió con el mismo guión, aprovechando también que las gaditanas bajaron un poco físicamente. De esta manera, las ubriqueñas comenzaron a generar ocasiones de gol claras y Leo volvió a empatar el choque en el minuto 33 logrando el 3 – 3. Los últimos minutos fueron de infarto, con dos equipos intentando romper la igualdad del marcador, aunque fue el Ubrique FSF el que lo lograría a falta de 40 segundos y con un gol en propia puerta de una defensora visitante.

Tras el partido, el entrenador del Ubrique FSF, Serafín Mateos, se mostró exultante con el desenlace final del partido y con la actitud de sus jugadoras, que nunca bajaron los brazos. El técnico ubriqueño explicó: “Hemos salido un poquito resguardadas atrás, a esperar a ver cómo era el equipo y cuando hemos visto que eran físicamente peores que nosotras, hemos atacado todo el partido”. Mateos recordó que los dos partidos que ha ganado el equipo lo ha hecho en el último minuto, lo que demuestra que “físicamente están muy bien y eso en el fútbol sala se nota mucho”. Sobre la capacidad de reacción del equipo con el marcador en contra, señaló que “desde que estamos entrenando les vengo diciendo que en el fútbol sala un 0 – 2 o un 0 – 3 se remonta fácilmente”, resaltando el hecho de que “hemos ganado dos partidos y solo hemos estado por delante en el marcador 40 segundos”. Por eso, Serafín Mateos dejó claro que sus jugadoras “no se rinden nunca. Llevamos dos semanas trabajando mucho, están viniendo todas a entrenar y eso se nota”. En su opinión, desde que se hizo cargo del banquillo “el equipo ha experimentado un cambio brutal. Ahora ya creen y saben, les hemos metido un poquito de físico y de picardía que les faltaba”. Eso sí, el entrenador del Ubrique FSF afirmó que la mejoría del equipo en los últimos partidos había sido palpable, aunque lamentó que “se va a acabar la temporada cuando mejor estamos”. Por último, Serafín Mateos manifestó que le estaba gustando mucho la experiencia de dirigir un equipo de fútbol sala femenino y que ya incluso se planteaban la posibilidad de hacer un equipo femenino de niñas para próximas temporadas.

Por su parte, el entrenador del CD Mentidero Cádiz, Juan García, explicó que su equipo había comenzado muy bien, aunque después se vino un poco abajo y “es verdad que no hemos sabido jugar los últimos minutos”. “Hemos entrado en una dinámica muy rara en los últimos minutos porque ya nos pasó igual con Rota. Tengo que trabajar más eso”, apostilló. No obstante, García comentó que en líneas generales estaba satisfecho con el trabajo de su equipo “porque he visto que triangulan bien y hacen las cosas que se les está enseñando”. El entrenador gaditano explicó que este era el primer año enel que juegan todas juntas y que todavía tienen que adaptarse a la forma de jugar de su entrenador. Desde su punto de vista, “hay que aprender de los errores y seguir adelante”. Por último, afirmó que el Ubrique FSF había ganado por méritos propios, que sus jugadoras habían estado muy concentradas y sabiendo lo que tenían que hacer.

En otro orden de cosas, los equipos del CABU volvieron a llevarse la victoria en sus dos compromisos del pasado fin de semana. El Barada CABU junior debutó en casa ante el CD Mergablo de Conil imponiéndose por 73 – 52. Tras un primer cuarto igualado (16 – 14), los ubriqueños pusieron tierra de por medio en el segundo cuarto y se fueron al descanso con un 42 – 24. La distancia aumentó en el tercer cuarto hasta los 26 puntos (60 – 34) para controlar el último período y terminar llevándose el partido por 73 – 52. En el apartado individual destacaron por parte del Barada CABU Marcos Prieto, con 16 de valoración y 19 puntos, Raúl Ordóñez (11 de valoración y 13 puntos) y Pedro Gómez (9 de valoración y 12 puntos).

El CABU cadete también saldó con victoria por 56 – 93 su enfrentamiento ante el Xerez CD Baloncesto Blanco. Al igual que en la pasada jornada, los ubriqueño tuvieron un inicio arrollador, terminando el primer cuarto con 14 puntos arriba (11 – 25). Los jerezanos reaccionaron en el segundo cuarto logrando un parcial de 23 – 19 y reduciendo la ventaja a diez puntos (34 – 44). En el tercer período el CABU se llevó el parcial (19 – 25) y aumentó levemente su diferencia (43 – 69) para terminar rompiendo el partido en el último período y dejar un definitivo 56 – 93. Destacaron Manuel Gómez con 23 de valoración y 30 puntos, Antonio Olivares (19 de valoración y 23 puntos) y Pablo Domínguez (12 de valoración y 17 puntos).