Los pilotos ubriqueños vuelven al asfalto

Los motores volvieron a rugir en el Campeonato de Andalucía de Montaña con la disputa de su primera cita, la XII Subida Estepona – Peñas Blancas, que tuvo lugar el pasado fin de semana en la localidad malagueña. Con una inscripción de 60 equipos, la cita fue elegida por algunos pilotos ubriqueños y de la Sierra de Cádiz para volver a subirse a un coche después de más de un año sin poder competir a consecuencia de la pandemia. Así, Esteban Gutiérrez (Renault Clío Sport), Juan Luis Calvillo (Renault Clío), Antonio Jesús Toro (Seat León Cupra) o Francisco Javier Varo (Peugeot 206) volvieron a recuperar las sensaciones de montarse en un vehículo de competición y participar en una carrera oficial, logrando todos ellos finalizar la prueba. Esteban Gutiérrez ha afirmado que “fue extraño porque me subí en la primera manga y las sensaciones fueron muy raras, que el coche corría más de lo que yo podía dar. Me subía una curva encima de otra, no me daba tiempo de prepararla, de situarme, de cogerla como a mí me gusta”. No obstante, “poco a poco el fin de semana fue mejorando y al final, en la sexta y última manga, fue donde me vi con las mismas sensaciones que tenía en 2019”.

El piloto ubriqueño ha aclarado que había estado un año y medio sin subirse al coche y que “es bastante difícil volver y dar lo mismo que estabas dando anteriormente”. Su idea en esta primera cita era “hacer esta subida a modo de test para coger sensaciones con el coche” ya que estrenaba caja de cambios y mejoras electrónicas en su Clío. En este sentido, ha explicado que tras los problemas que tuvo con la caja de cambios en la última prueba en la que participó, el Rallye Sliks de Sevilla en 2019, le surgió la posibilidad de cambiarla por una evolución nueva, a la vez que decidió reprogramar electrónicamente el vehículo a través de un preparador especialista en vehículos Renault. En esta línea, ha confesado que “el coche ha cambiado bastante” y que “es ahora mucho más nervioso que antes, le noto mucha potencia y realmente es rápido”. “Me he subido a un coche totalmente diferente”, ha señalado a la vez que ha detallado que “el coche tenía antes 20 caballos menos que ahora. Y no solo eso, sino que el coche está equilibrado en potencia, con gasolina, con su caja de cambios nueva y ahora va muy fino, rompe muy bien y tiene una potencia brutal”.

En lo referente a la incidencia que pueda tener toda esta crisis socio sanitaria en el deporte del automovilismo por la caída de patrocinios, Esteban Gutiérrez ha hecho toda una declaración de intenciones: “Yo tenía un número de patrocinadores bastante bueno en 2019, los cuales he querido mantener teniendo su apoyo o no teniéndolo, porque creo que es un momento difícil y si ellos me ayudaron en tiempos anteriores ahora los tengo que ayudar yo”. Sobre el futuro más inmediato, el piloto de Escudería Ubrique ha explicado que “vamos a ir haciendo poco a poco lo que vaya saliendo” y que la próxima prueba en la que quiere estar presente es el Rallye de Jerez. No obstante, ha insistido en que desde hace tiempo tiene ganas de afrontar un campeonato de rallyes. “Si este año fuera un año normal hubiéramos empezado a hacerlo, pero como no se sabe si dentro de algunos meses se va a poner la cosa peor, no vamos a pensar nada de programar un campeonato así”, ha añadido.

En esta XII Subida Estepona – Peñas Blancas fue Humberto Janssens el que se llevó el scrash final con su Porsche 911, seguido del Lamborghini del asturiano José Antonio López Fombona y del Porsche 911 de Miguel Ángel Clemente. El mejor ubriqueño fue el propio Esteban Gutiérrez, que terminó en la 18ª posición de la general y la 2ª de la Agrupación X. Por su parte, Juan Luis Calvillo fue 21º y 3º de la Agrupación X, Antonio Jesús Toro fue 23º, el benaocaceño Juan Ramón Almendro (Peugeot 106) fue 26º, el payoyo Adrián García (Citroën AX) fue 29º y 2º de la Agrupación VII y Francisco Javier Varo fue 40º.

Por otra parte, el pasado sábado 20 de marzo el copiloto ubriqueño Antonio Pérez participó junto a Carlos Moreno (Citroën C3 R5) en el V Rallysprint de Valdelaguna, primera cita del Campeonato Madrileño de Asfalto, en el que lograron la segunda posición final del scrash. El vencedor fueron Francisco Dorado y Roi Torrente, con Volkswagen Polo GTI, con un tiempo de 25:40:5, seguido de Moreno y Pérez, a 54’’, y de Juan castillo y Nerea Campos (Ford Fiesta R5) a 1’16’’.

La vida a 5.000 metros de altitud

Hoy en Cara Norte hemos tenido la oportunidad de hablar con Ana Azpilicueta, una infografista y viñetista que ha acompañado a la última expedición alpinista formada por Álex Txikon, Simone Moro e Iñaki Álvarez en el intento de ascensión invernal del Manaslu (8.162 m), con el fin de grabar y registrar toda la experiencia. Finalmente, las condiciones meteorológicas impidieron que los alpinistas pudieran alcanzar la cima y a principios de marzo volvieron a casa después de más de 50 días en el Himalaya a más de 5.000 metros de altura. Ana Azpilicueta nos ha hablado de la sensación de “mucha frustración” de no haber podido cumplir el objetivo de la expedición: “Da mucha rabia, pero desde un principio sabes que estás haciendo una invernal y que la cima es muy complicada”. Esta guipuzcoana afincada en Madrid es una amante de la montaña sobre la que ha escrito ya dos libros, ‘ComoCabras’ y ‘Las Aventuras de Iñaki en Himalaya’, una colaboración para SOS Himalaya en la que narra en forma de cuento infantil la vida de Iñaki Ochoa de Olza.

Por eso, cuando Álex Txikon contactó con ella para que se sumase a la expedición al Manaslu no se lo pensó dos veces: “Son experiencias que sabes que solo vas a tener una vez en la vida y, encima, de la mano de profesionales, que te da la tranquilidad de que, si algo va mal, ellos saben lo que hay que hacer”. Por eso, y a pesar de que era consciente del sufrimiento de la experiencia, aceptó la propuesta. “Sabía que iba a aprender mucho, así que me dije ‘me hago una tía más dura y encima más sabia’”, ha bromeado. Ana ha explicado que ya conocía a Txikon, ya que habían trabajado juntos para el libro ‘Las Aventuras de Iñaki en el Himalaya’. “Álex vio en mí una serie de cualidades que venían bien para la expedición”, ha añadido.

La infografista de La Sexta nos ha contado además el día a día en un campamento base a más de 5.000 metros de altitud: “Los días variaban mucho dependiendo de si los alpinistas estaban en la base o no o del clima que hiciera. Un día bueno salíamos a grabar, los acompañábamos un poco hacia arriba Felipe el cámara y yo, y luego era bajar y estar escribiendo. Otro día era simplemente estar con el telescopio observando que los alpinistas estuvieran bien y si caían avalanchas alrededor”. Y de forma general, “pasando mucho frío y jugando a cartas”. Según Ana Azpilicueta, este tipo de expediciones invernales “buscan dejar un legado”. “Los 14 ochomiles invernales se cerraron este año con la subida al K2 de los nepalíes, pero todavía queda un mundo muy amplio de invernales, como todos los sietemiles invernales. […] No es el sota, caballo y rey de los 14 ochomiles, sino que hay retos muy bonitos por hacer y es lo que intentan transmitir Simone y Álex”, ha aclarado.

Por otro lado, hoy jueves ha arrancado en Oropesa del Mar la edición 2021 de la Mediterranean Epic, prueba internacional de MTB por etapas que forma parte del calendario UCI XCM en la que tomaron la salida hasta tres ciclistas ubriqueños integrantes del Symysur Centauro Bikes, todos ellos en la categoría Máster 40. La primera etapa fue una cronoescalada de 16 km en la que Patxi Cia se llevó la victoria en Máster 40 con un tiempo de 42’00’’, por delante de Alberto Sánchez (43’30’’) y Alfredo Padilla (43’43’’). El mejor de los ubriqueños fue Andrés Cintado, que acabó en la 8ª posición con 46’18’’, mientras que Jorge López Janeiro fue 13º con 46’37’’ y Carlos Javier Arenas fue 47º con 50’14’’. En lo referente a la clasificación por equipos, el Symysur Centauro Bikes se ha colocado en cuarta posición tras potentes conjuntos como el Italian Cycling Federation, el Gobik Factory Team y el BMC Tbelles By Kalas. Además de los tres ciclistas ubriqueños, el Symysur Centaruo Bike cuenta en esta prueba con la participación de Cristina Barberán, Raúl Mena y Carlos Martín. La etapa de mañana les llevará hasta Castellón, con un recorrido de 58 km y 1.700 metros de desnivel positivo.

Fran Jaén roza el pódium del Andaluz de 10.000 metros en pista y logra marca personal

El ubriqueño Francisco Javier Jaén se quedó muy cerca de subir un año más al pódium del Campeonato de Andalucía Máster de 10.000 metros en pista al aire libre, terminó la prueba en la cuarta posición Máster 45 pero logrando marca personal con 33’28’’. El corredor del Atletismo Chiclana, que tiene en su haber dos medallas de oro en esta prueba, no pudo en esta ocasión revalidar título en una carrera en la que se impuso José Bueno con 33’07’’, seguido de Fidel Jorge Ruiz (33’08’’) y José Luis Ferrer (33’12’’).

El vencedor de la prueba se puso en cabeza desde el pistoletazo de salida con un ritmo muy alto que le permitió coger distancias con respecto a sus perseguidores. Por detrás, Francisco Javier Jaén se puso en cabeza del grupo perseguidor, que en torno al kilómetro 4 se convirtió en trío. Ante la falta de colaboración, fue el ubriqueño el que asumió el esfuerzo de intentar recortar distancia a José Bueno, tirando del grupo hasta prácticamente la última vuelta, en la que sus compañeros hicieron un cambio de ritmo al que no pudo responder, para hacerse con los otros dos puestos de pódium. De esta forma, el ubriqueño cruzó la meta en cuarta posición, pero habiendo logrado su mejor marca personal en esta distancia en pista. “Suele pasar que cuando te quedas a las puertas de las medallas se te queda un sabor agridulce, pero luego analizándolo bien tengo que quedarme con que me salió una carrera buenísima, pude mantener un ritmo estable de principio a fin y en esta distancia en pista me salió mi mejor marca personal”, ha comentado hoy para Radio Ubrique.

Francisco Javier Jaén ha explicado que “al principio quería ver cómo los demás atletas afrontaban la carrera para decidirme a ver lo que hacía. Lo que pasa es que yo casi siempre suelo salir fuerte. Me sorprendió que nada más darse la salida un atleta […] salió demasiado fuerte. Ni a mí ni a nadie se nos ocurrió seguirlo porque era un ritmo, no te voy a decir sprint, pero lo más parecido”. De esta manera trató de mantener un ritmo sobre 3:19 y 3: 20 y, sobre la mitad de la prueba, “empecé a pedirle relevo a los dos atletas que venían detrás de mí, pero no se dieron por aludidos o no quisieron”. Así, “cuando llegamos a la última vuelta hicieron un cambio de ritmo y yo ya no tenía fuerzas. Me había hecho 9.600 metros solo, 24 de 25 vueltas”. Jaén ha considerado que “si hubieran ayudado probablemente lo hubiéramos cogido antes”

El corredor del Atletismo Chiclana ha lamentado que no obtuviera colaboración de los otros dos corredores, y que, en su opinión, “en el deporte no todo es ganar. También entra la deportividad y la honestidad más allá del resultado.” A pesar de todo, se ha mostrado muy contento con el tiempo marcado en esta prueba porque “en los dos años que fui campeón en diez mil no bajé de 34 minutos y el otro día hice 33’28’’”. Con esta carrera, Francisco Javier Jaén pone fin a la temporada de invierno, que a su juicio ha sido “bastante positiva” porque “después de todo lo que estamos pasando con esto de la pandemia, ya nada más que poder estar compitiendo es para sentirse bastante contento”. Ahora sus esfuerzos se centrarán en el Campeonato de Andalucía Máster al aire libre del próximo 2 de mayo, en el que participará en la prueba de los 5.000 con la idea de “bajar de 16:16 y poder estar luchando con los mejores”.

El Ubrique UD infantil B ha anunciado la suspensión del partido que le enfrentaba esta tarde al Arcos y del que iba a disputar el próximo domingo ante el CD Estrella Portuense al registrarse un caso positivo de COVID-19 en su plantilla. Los componentes de la plantilla y del cuerpo técnico están confinados en sus domicilios a la espera de las pruebas de PCR que se les van a realizar el próximo lunes 29 de marzo. Por su parte, el Ubrique UD infantil A ha suspendido sus entrenamientos a la espera de que varios componentes de la plantilla sean sometidos a una prueba PCR, al haberse dado también otro caso positivo en el equipo. Por esa razón, el equipo va a solicitar la cancelación de su compromiso liguero del próximo sábado ante el Bornense Atlético. Del mismo modo, también se ha confirmado que otros dos jugadores del Ubrique UD senior B han sido confinados en sus domicilios por haber dado positivo.

En otro orden de cosas, el Barada CABU junior sumó su tercera victoria en tres partidos ante el CB San Fernando Asirtec por 53 – 85, lo que le sirve para coliderar la clasificación empatado a victorias con Cimbis. Por su parte, el CABU infantil femenino cayó en su debut ante el Cádiz CB Gades por 63 – 57 en un encuentro muy igualado.

Por otra parte, el ciclista ubriqueño Jorge López Janeiro participó el pasado domingo en Cerro Muriano en el V Rally Cerrobike, primera prueba puntuable para el Open de Andalucía de Rally BTT. López Janeiro acabó en 8ª posición en Máster 40 con un tiempo de 1h03’ 45’’, siendo el vencedor Manuel Lucena con 1h02’02’’. Del mismo modo el también ubriqueño y componente del Symisur Centauro Bike, Carlos Javier Arenas, estuvo presente, junto a su compañero Juan José Tamayo, en el V Desafío Andevalo 2Bikes, maratón BTT que se disputó en san Bartolomé de la Torre y en el que acabaron en la 10ª posición de la clasificación por parejas.

El Ubrique UD B vence con comodidad y se mantiene en el liderato

El Ubrique UD senior B consiguió el pasado domingo una cómoda victoria por 4 – 0 ante el Bahía de Algeciras, un resultado que le permite mantener la primera plaza de la clasificación a falta de tres jornadas y antes del parón de Semana Santa. El equipo de Mario Casillas fue muy superior a su rival en una primera parte en la que desplegó un muy buen juego y en la que consiguió los cuatro tantos que finalmente le dieron los tres puntos.

El Ubrique UD B salió con las ideas muy claras desde el inicio, imprimiéndole al juego velocidad y ritmo, intentando jugar al primer toque y explotar la velocidad de sus hombres de banda. Su rival intentó esperar atrás y cerrar espacios, pero muy pronto se encontró con un gol que en contra que desbarató sus planes iniciales. Corría el minuto 6 cuando Javi Corrales se internó por velocidad por la derecha hasta la línea de fondo, deshaciéndose de su marcador y mandando un centro al corazón del área que remató Pablo a las redes. Los ubriqueños siguieron con su guión, intentando romper por las bandas para llevar peligro constantemente al área visitante, mientras que los algecireños apenas inquietaron a una defensa muy seria del Ubrique UD. Así, en el minuto 20, una falta lateral sobre el área del Bahía de Algeciras era parada en primera instancia por Chechu, pero el balón se le escapó de entre las manos y Juanpe, muy atento, empujó el balón dentro de la portería para poner el 2 – 0. El tercer gol fue muy parecido. Francis sacó una falta desde la derecha que se envenenó y Chechu logró despejar, pero el rechace cayó a los pies de Isaac que solo tuvo que empujar el balón. Era el minuto 33 y el Ubrique UD ya había sentenciado prácticamente el partido, aunque todavía hubo tiempo para otro gol más antes del descanso. Nuevamente, un balón en el área algecireña terminó en rechace del portero visitante que aprovechó otra vez Juanpe para establecer el 4 – 0.

Tras el descanso, Mario Casillas intentó que su equipo mantuviera el ritmo y siguiera buscando la portería rival, aunque los ubriqueños se lo tomaron con más tranquilidad, mientras que su rival no dejó que se jugara mucho. Aun así, el quinto gol estuvo cerca, pero Punchi no acertó a transformar el penalti señalado por una caída en el área de Javi Corrales en el minuto 47. Los ubriqueños tuvieron alguna llegada más, pero el marcador ya no se movió.

Tras el partido, el jugador del Ubrique UD B José Manuel Benítez reconoció que “el partido ha sido como creíamos que iba a ser, con un equipo encerrado atrás y nosotros buscando los huecos para poder entrar y finalizar las jugadas”. El defensa ubriqueño se mostró contento con el juego de su equipo en la priemra parte y afirmó que “el partido en la segunda parte ya estaba sentenciado y ya sólo queríamos dedicarnos a jugar lo que entrenamos”. A pesar del buen momento del Ubrique UD B, Benítez no sacó pecho y señaló que “tampoco era un propósito de nosotros subir este año porque somos un equipo nuevo que nos hemos dedicado a adaptarnos al juego de Mario y a disfrutar de los partidos. Ya si ganamos la liga, es un plus que nos da esto”.

Por su parte, Mario Casillas se mostró satisfecho con el trabajo de los suyos, sobre todo en el primer período: “La primera parte ha sido muy buena. Ha sido la primera parte del partido de ida. Lo que pasa es que allí no entró el balón y aquí hemos metido cuatro y podían haber sido dos más. Lo más importante es que creo que en la primera parte la hemos sacado bien y ya con un 4 – 0 es más complicado mantener la intensidad y el juego”. En este sentido comentó que se había jugado poco en la segunda parte y que la aprovechó también para “mirar cosas para preparar el próximo partido”.

Precavido como siempre, Casillas se refirió a esas opciones de ascenso y afirmó que “queda mucho y va a ser complicado”. Desde su punto de vista, “la clave va a estar en seguir trabajando como lo estamos haciendo y ver en la última jornada dónde estamos y a qué optamos”. Según el técnico del Ubrique UD, “ahora ves al equipo cómo está y se nos debe exigir, pero aquí con que un partido salga un poquito rana nos vemos fuera y nos quedamos con la cara partida”. De cara al próximo partido liguera ante el Puerto Serrano Atlético, Mario Casillas adelantó que la idea era “ir allí y sacar algo positivo. Una vez que saquemos también va a haber otros resultados. Creo que todavía va a haber algún sustillo”.

Por último, el entrenador del Bahía de Cádiz, Javier Lizana, reconoció que “en todo momento del partido hemos sido inferiores a ellos. Se han adelantado muy pronto y creo que eso le ha dado tranquilidad para hacer el juego que es de lo mejorcito que me he encontrado en la categoría”. El algecireño explicó que su equipo llegó a Ubrique muy mermado por las bajas y la falta de entrenamiento como consecuencia de la situación de pandemia que vivimos, “pero no podemos poner ninguna pega porque han sido superiores en todo momento”. Lizana subrayó: “Nuestra intención era dejarles tocar atrás, porque al final atrás nunca te van a hacer daño, intentar desesperarlos por no encontrar espacios, tener que enviar balones largos y poder recuperarlos”. Sin embargo, “han marcado muy pronto y por su banda derecha nos han desbordado una y otra vez”. El técnico del Bahía de Algeciras hizo referencia a las dificultades con las que se están encontrado en este curso para trabajar, algo que les ha impedido coger el ritmo de la competición.

Final de infarto y carambola para meterse en la fase de ascenso a División de Honor

El Ubrique UD consiguió ayer clasificarse para la fase de ascenso a División de Honor tras empatar a un gol ante el Algaida y verse favorecido en la clasificación por un triple empate con el equipo sanluqueño y con el Trebujena. De hecho, al comienzo del partido al Ubrique UD sólo le valía la victoria ante el Algaida para superarlo en la clasificación, aunque posteriormente, y debido a la derrota momentánea del Trebujena ante la Roteña en el choque que se disputaba al mismo tiempo, las tornas se cambiaron y eran los de Sanlúcar a los que ya el punto no le bastaba. El Algaida se adelantó en el minuto 78, pero Paco empató el partido a falta de cuatro minutos para el final, llevando el delirio a la expedición ubriqueña, que ya se veía con pie y media fuera de la fase de ascenso.

Los dos equipos saltaron al campo sabiendo lo que estaba en juego en este partido, con un planteamiento muy serio y con un ritmo alto e intenso. La primera ocasión fue para los locales en el minuto 10, con un potente remate de cabeza de Jhon que Alberto mandó a córner con una gran estirada. La réplica la daría unos diez minutos después el Ubrique UD cuando Paco dio un gran pase a Peluca que no supo resolver cuando se plantó ante el guardameta rival. Poco después, el mismo Paco mandó un tiro al palo, mientras que Fran también lo probó por la izquierda. Poco más dejó este primer acto. Nada más salir de vestuarios el Ubrique UD enlazó dos ocasiones. Una, tras una buena combinación entre Aníbal y Fran que el grazalemeño mandó al lateral de la red, y otra en la que Peluca pasó a un compañero cuando tenía una buena opción para definir.

En ese momento las noticias que llegaban de Rota dejaban fuera de la liguilla al Algaida, por lo que los sanluqueños se volcaron en ataque buscando un gol que les diera la victoria. Así, encerraron a los ubriqueños en su campo y empezaron a generar ocasiones claras en las que Alberto tuvo que emplearse a fondo para evitar el gol. Aun así, corría el minuto 78 cuando Raúl Vidal aprovechó un balón suelto en el área para cabecearlo a la red y poner el 1 – 0. Ese resultado clasificaba al Algaida y dejaba fuera al Ubrique UD, por lo que Miguel Domínguez movió el esquema rápidamente, puso defensa de tres y a Ángel y Parra arriba. Los sanluqueños se echaron atrás para defender el resultado, pero en el 86’ emergió, una vez más, la figura de Paco. Gabi dio un medido pase en largo al mediapunta ubriqueño que se filtró entre la defensa y con un potente tiro desde la frontal del área sorteó la media salida del cancerbero del Algaida y coló el balón en su portería.

La explosión de alegría que provocó el tanto de Paco entre los ubriqueños desplazados a Sanlúcar fue mayúsculo y, poco después, pudieron celebrar la clasificación del equipo para la fase de ascenso. Para el componente del Ubrique UD Fran Domínguez, con el que hemos podido hablar hoy, lo que vivieron ayer “lo vamos a estar recordándolo mucho tiempo”. “Después de un gran partido de todo el equipo, al final conseguimos ese empate que nos sabe a poco, en cuanto al partido que hicimos en global, pero que viendo cómo se dio y que en los minutos finales se pusieron por delante en el marcador, al final es más que una victoria”, ha comentado. El extremo grazalemeño ha explicado que “el año, en líneas generales, no estaba siendo bueno, pero lo de ayer fue increíble. Yo, personalmente, esta noche he dormido pensando nada más que en el partido de ayer, en las situaciones del partido. El gol de Paco no se me va de la cabeza y la imagen de todos los compañeros celebrándolo con nuestro capitán Carlos, que también nos acompañó”.

Domínguez ha señalado que “en la primera parte el equipo tuvo muchas ocasiones y creo que podríamos habernos ido con una renta de un gol mínimo”, pero que “en la segunda parte no estuvimos tan cómodos como en la primera” porque con el resultado que se estaba dando en Rota el empate ya no le valía al Algaida, por lo que apretaron bastante. Con el gol de los sanluqueños a falta de 12 minutos para el final “nos vimos sin nada, que nos veíamos de vacío, pero de un momento a otro el gol de Paco cambió todo”. Fran ha querido resaltar el esfuerzo del equipo, “no solo ayer, sino durante esta semana y la semana pasada”, lo que deja patente que “cada vez que tenemos un partido de estas características damos siempre la cara y ayer no iba a ser menos”. Del mismo modo, ha destacado el ambiente que se vivió en el campo del Algaida: “Sentía envidia de lo que ayer se vivió, un domingo de fútbol que por circunstancias hasta ahora no lo hemos podido disfrutar en Ubrique”. Ahora, a pesar de que todavía se desconoce el formato definitivo de la competición, el equipo afronta la segunda fase con mucha ilusión a pesar de las escasas opciones que tiene para pelear por algo. En su opinión, “ahora viene lo más bonito del año. Ahora toca seguir entrenando porque nos vamos a enfrentar a los mejores rivales”.