El Ubrique UD remonta al Chipiona en el último suspiro

El Ubrique UD senior logró ayer una importante victoria por 3 – 2 en el último suspiro del partido tras culminar una remontada en apenas 10 minutos, cuando perdía por 1 – 2. Un gol de Paco en el minuto 90 permitió a su equipo superar al Chipiona CF y sumar tres puntos que le acercan un poco más a la zona alta.

En una mañana lluviosa, ambos equipos, necesitados de puntos, saltaron al terreno de juego conscientes de la importancia del choque para mantener sus aspiraciones de meterse en el grupo que jugará por el ascenso en la segunda fase. Sin embargo, ninguno de los dos fue capaz de hacerse con la situación en los primeros compases, en los que tampoco se vio ninguna ocasión clara de gol. Hubo que esperar hasta el primer cuarto de hora, para que el visitante David Lorenzo intentara sorprender a Alberto con un fuerte tiro raso cruzado que se fue lamiendo el poste. Pero sería el Ubrique UD el que consiguió ponerse por delante en el marcador en el minuto 21, cuando Peluca solventó la asistencia de Ángel Román desde la zona de tres cuartos con un toque que superó la salida del guardameta rival para colarse en la portería. Fue el único remate a puerta del cuadro local en toda la primera parte, en la que solo hubo un par de ocasiones más de un rival, que las aprovechó para empatar. Avisó en el minuto 28, cuando David Castaño remató un centro de cabeza por encima del larguero de la portería de Alberto. Tan solo un minuto después, David Lorenzo conectaba otro centro desde la derecha de Pedro Montalbán con un empalme que se fue al fondo de las redes. Poco más dejó el primer acto, dejando un partido igualado en el luminoso en el escaso número de ocasiones.

Tras el descanso el Chipiona salió con las ideas más claras y se fue haciendo con el control del juego hasta el punto de marcar el 1 – 2 en el minuto 65. En este caso fue Pedro Montalbán el que tras recibir el balón en un saque de banda y abrir a la derecha, se internó en el área para recibir posteriormente un centro raso que logró rematar a las mallas. Con todo a favor, parecía que los chipioneros habían hecho lo más difícil y que ahora les tocaba esperar. No obstante, el equipo se encerró atrás y el Ubrique UD puso toda la carne en el asador buscando el empate. Los de Miguel Domínguez llevaban la iniciativa y dominaron el balón, pero no terminaban de encontrar espacios claros, llevando peligro más `por empuje que por juego. Así, en el minuto 81 un centro desde la derecha de Paco fue conectado en el segundo palo por Parra que, con un remate de cabeza, consiguió el 2 – 2. Un gol que dio alas a los locales mientras que al Chipiona pareció hacérsele largo el duelo. En el 84’ los locales reclamaron un penalti por unas claras manos dentro del área chipionera que el colegiado no vio y ya en el 90’, Paco cogió un balón en el borde del área y tras darse la vuelta coló el balón por bajo y pegado al palo con un latigazo al que no pudo llegar el portero Salvador Troncoso.

Un gol que sirvió para dar una victoria importantísima al Ubrique UD y que, como tal, valoraron sus componentes. Así, Miguel Domínguez afirmó que quizás su equipo se había llevado “un botín que a lo mejor no merecíamos”, aunque ello venía a compensar las veces que “sí lo hemos merecido y no lo hemos conseguido”. Domínguez explicó que “no ha sido un gran partido, pero los 3 puntos, en el momento en el que estamos de la temporada, era lo más importante y los hemos podido conseguir”. En esta línea quiso destacar “ese orgullo de vernos con un 1 – 2. Si nos coge hace un mes, hubiera sido otro resultado. Hoy lo hemos podido solventar”. A pesar del resultado, el técnico ubriqueño fue autocrítico: “En la primera parte solo hemos disparado la de Peluca, hemos estado espesos. Somos los primeros que sabemos que no ha sido un buen partido, pero en la segunda parte, sin ser ese equipo que somos otras veces que tenemos bastantes oportunidades, en 8 minutos de orgullo hemos conseguido el 3 – 2”. Por último, Miguel Domínguez se quejó de la actuación arbitral: “El arbitraje nos ha sacado un poco del partido. No puede ser que, en 75 minutos, en un partido de esta categoría, te piten una falta a favor nada más. Ha habido una pena máxima que se ha comido porque le ha dado la gana. Un balón que va para portería, lo sacan con la mano y dice que es involuntaria. Eso no lo he escuchado en los 38 años que tengo de vida”.

Por su parte, Juan Gabriel Domínguez ‘Juangra’ también mostró su felicidad por la victoria conseguida in extremis: “Parecía que se nos escapaba ya. El equipo contrario ha entrado en el rol de jugar a la contra, de ida y vuelta, y al final nos han dejado los espacios que hemos sabido aprovechar”. El defensa comentó que tras el gol inicial del Ubrique UD, “ellos han sido un poco listos y han metido mucha gente por dentro. Hasta que no hemos reforzado el centro del campo, nos han creado bastantes ocasiones, aunque al final lo hemos controlado bien”. Juangra reconoció la dificultad de “una liga igualada, que se va acercando a su final y cuesta la vida ganar un punto”. Por eso, y tras esta última victoria, adelantó que “ahora tenemos dos partidos en casa y puntuando en los dos puede ser que nos metamos en la parte de arriba y no pasemos apuros”.

Por último, el entrenador del Chipiona, Carlos Martínez, manifestó que el partido había sido igualado y se había decantado “del lado del que ha tenido la cabeza más fría”. En su opinión, cuando su equipo dominaba el marcador, tuvieron un par de lesiones por las que hubo que “reestructurar al equipo y se ha descontrolado la defensa. En los minutos finales el físico nos ha bajado un poquito y el Ubrique, con el segundo gol, se ha venido arriba hasta que ha encontrado el tercero”. Martínez también se quejó de la actuación arbitral: “El trío arbitral no ha estado a la altura del partido, totalmente fuera. Ha habido acciones importantes que no las han señalizado como debieran y hay otras que, sin peligro, han pitado. Han cortado el partido mucho, con muchas faltas y muchas tarjetas”. El técnico chipionero recordó que su equipo partió esta liga “con el objetivo del ascenso. Habíamos formado un equipo potente, con refuerzos de garantía”. Las circunstancias de la pandemia, con situaciones como el cierre de instalaciones, la falta de entrenamientos o los jugadores que dejan de jugar por falta de motivación han provocado que hacen que los objetivos hayan cambiado.