El Ubrique FS femenino logra su primera victoria de la temporada tras remontar un 0 – 3 al descanso

El Ubrique FS femenino consiguió el pasado sábado su primera victoria liguera tras superar por 5 – 4 al CD Algeciras FS en un partido en el que llegó a estar perdiendo por 0 – 3 al descanso. El encuentro arrancó con las ubriqueñas intentando llevar la iniciativa, aunque muy pronto el conjunto visitante se puso con ventaja. Judit Arana aprovechó un despiste en defensa para batir a Luisa y poner el 0 – 1 en el primer minuto de partido. No se vino abajo el cuadro serrano y con rápidas internadas por banda fue llevando peligro a la portería algecireña, aunque estos intentos no terminaron de materializarse. Sin embargo, en el minuto 8, otra perdida de balón de la cierre del Ubrique FS propició que Mariana Vigo se plantara sola ante Luisa y lograra el 0 – 2. De ahí al final de la primera parte, tanto uno como otro equipo gozaron de ocasiones, aunque a las ubriqueñas les faltó más efectividad en las que dispuso. Antes del descanso, el CD Algeciras FS consiguió el 0 – 3 en una contra, tras robar un balón cuando las locales utilizaban portera jugadora.

Tras el paso por vestuarios, el Ubrique FS salió con otros bríos y tuvo la posibilidad de recortar distancias muy pronto, gracias al gol de Leo en el 21’. Las del Campo de Gibraltar no se iban a rendir tan fácilmente y un minuto después, Ester Gómez consiguió de penalti el 1 – 4. Parecía que con este gol se cortaban de raíz las ilusiones de remontada local, pero nada más lejos de la realidad. Pau y Zaida vieron portería casi de forma consecutiva, en los minutos 23 y 24, dejando el marcador en un apretado 3 – 4. El CD Algeciras no encajo bien los goles, se vino un poco abajo y se vio superado por las locales, que a 6 minutos del final lograron empatar con el gol de penalti de Noelia. El Ubrique FS buscó con ahínco culminar la remontada para conseguir su primera victoria de la temporada y el gol llegó en el último minuto, cuando Séfora marcó el definitivo 5 – 4. Con este resultado, el Ubrique FS suma sus primeros 3 puntos y abandona la última posición de la clasificación. Una victoria que da mucha moral y confianza y tiene que servir para guiarles el camino en los próximos choques.

Tras el encuentro, Alberto Pérez, componente del cuerpo técnico, se mostró “orgullosísimo del equipo” porque “es la primera victoria en la que ganamos a un equipo en condiciones. El año pasado tuvimos dos victorias, pero fueron ante un equipo que no fue rival de nuestro nivel”. Pérez insistió en que el hecho de haber podido contar con una plantilla amplia para este encuentro (10 jugadoras) había sido fundamental. Por su parte, el delegado Francisco José Vilches resaltó que “han sido tres fallos en la primera parte y hemos acabado con un 0 – 3”. En este sentido, explicó que tras la charla del descanso el equipo reaccionó y fue otro, que puso muchas más ganas y se lo creyó. Alberto Pérez añadió también que detrás de todo esto hay mucho trabajo y entrenamiento, por lo que también quiso agradecer la ayuda que están recibiendo por parte de Serafín Mateos, sobre todo en el apartado físico.

Por su parte, el entrenador del CD Algeciras FS, Fran Soto, afirmó que “tendremos que ver los fallos que hemos tenido para trabajarlos en los entrenamientos”. “Teníamos el partido bastante favorable, con un 0 – 3 al descanso, aunque en el primer tiempo ha habido ocasiones por parte de los dos equipos […]. En la segunda parte, no creo que haya sido relajación, sino más acierto en las ocasiones por parte de ellas y nosotras no hemos aprovechado las nuestras”, subrayó. En esta línea, el técnico algecireño recordó que había sido su segundo partido de liga: “Estamos en el comienzo de la temporada, se está incorporando gente todavía y no nos queda nada más que mucho trabajo. Sobre la remontada de las locales, Soto comentó que su equipo tenía que trabajar también el factor psicológico, “saber encajar los goles, llevar el resultado a favor, en contra y manejar todas las situaciones”, ya que les habían hecho daño los goles en contra y se habían mostrado más nerviosas.