Una manita para cerrar la primera vuelta como líderes

El Ubrique UD senior B consiguió una contundente victoria por 5 – 0 ante el equipo sanroqueño de La Rock Puente para cerrar la primera vuelta del campeonato liguero como líderes de la categoría empatados a puntos con el Ciudad de Cádiz. El equipo de Mario Casillas completó un partido muy serio, sabiendo esperar su momento para, a base de goles, imponerse a su rival y dejar el choque prácticamente sentenciado al descanso.

En los primeros compases del encuentro ya se vio a un conjunto serrano bien asentado y a un Rock Puente voluntarioso que tampoco hacía ascos al juego ofensivo. De hecho, en el minuto 17 el visitante Joselito tuvo la primera ocasión clara al estrellar un balón en el larguero. Con el paso de los minutos el Ubrique UD B fue haciéndose con el dominio de la situación, apretando a su rival en la salida del balón y recuperando la posesión rápidamente. A la media hora, Pedro Barragán vio como un defensa sacaba bajo palos su tiro a puerta tras una jugada embarullada en el área sanroqueña. Se barruntaba el gol y tan solo 5 minutos después, Pablo inició una jugada internándose por la derecha y poniendo un balón raso en el corazón del área, en donde, tras un primer remate errado, Oliva cogió el rechace y empujó el balón para establecer el 1 – 0. El tanto desajustó momentáneamente a La Rock Puente, algo que le salió bastante caro, ya que en el 36’ Iván inició una jugada por la izquierda que finalizó otra vez Oliva con un lanzamiento desde fuera del área que se coló por la escuadra. Adri la tuvo en el 44’ pero el meta Joselu mandó fuera y en el 45’ Juandi aprovechó un balón suelto en el área tras un mal despeje de la defensa visitante en un saque de banda para poner el 3 – 0.

Con este panorama, se fue el partido al descanso y tras la reanudación el Ubrique UD B siguió con el mismo guión, que tan buen resultado le había dado en el primer acto, moviendo el banquillo continuamente para dar minutos a todos los jugadores. De esta forma, en el 56’ Juandi disfrutó de una buena ocasión, pero su intento de vaselina se fue por encima del larguero. La réplica la dio el visitante Antoñito, aunque su tiro lo mandó a córner Pedro con una buena intervención. El Ubrique UD B era dueño y señor del partido y, a pesar de los cambios, el equipo siguió rindiendo a buen nivel, toda vez que físicamente también se mostró más entero que su rival. La goleada la completaron Pablo en el minuto 64, con un trallazo desde el pico del área que entró por la escuadra, y Pedro Barragán en el 75’, tras recibir un buen pase de Álex de la Torre y ganarle la partida al portero rival en su salida.

Con este resultado, el Ubrique UD B no solo acaba como colíder de la Tercera Andaluza gaditana, sino que además lo hace como máximo goleador de la categoría, con 18 tantos en 7 partidos, y como equipo menos goleado, junto al Nextstars, con 7 goles en contra. Unos números para disfrutar y soñar en la segunda vuelta.

Tras el encuentro, el segundo entrenador del Ubrique UD B, Manuel Pérez Hinojos, mostró su satisfacción con el trabajo y el juego de su equipo, considerando este resultado como el premio al trabajo de toda la semana: “Había que poner la guinda al trabajo que están haciendo los chavales porque es digno de ver como entrenan. Unas ganas, una armonía y un buen rollo que se ha visto plasmado aquí. Han participado todos, todos han tenido minutos y el resultado es más que justo”. El componente del cuerpo técnico ha confesado que no se fiaban de un rival que había puntuado con los dos equipos ante los que ha perdido el Ubrique UD B, pero que “conforme han ido pasando los minutos nos hemos hecho dueños del partido y ha sido cuestión de tiempo que llegaran los goles”. Para Manuel Hinojos, “la clave ha estado en la paciencia, en no querer ganar el partido al principio, jugando tranquilos, asentándonos en el campo e intentando conocer los puntos débiles del otro equipo”. Además, a esto le ha sumado el hecho de que su equipo ha estado físicamente más entero. Con respecto a la primera vuelta, el segundo entrenador ubriqueño ha visto cierto paralelismo con el CD Elio, cuyo recordado ascenso cumple 30 años esta temporada: “El CD Elio era también un grupo de amigos que nos encontramos con la sorpresa del ascenso. Ellos están trabajando con la misma ilusión y yo estoy intentando inculcarles ese espíritu que teníamos entonces”. No obstante, Manuel Pérez Hinojos ha querido ser cauteloso y ha reconocido que en la segunda vuelta serán el equipo a batir. “Ahora hay que ver dónde tenemos esa madurez para aguantar la presión”, ha sentenciado.

Pablo Arenas, uno de los protagonistas del partido, se mostró también exultante con la actuación de su equipo: “Se nota que el equipo entró con ganas. Al principio nos vimos un poco dudando de las jugadas porque ellos estaban dando pelotazos y no nos venía bien ese juego. Somos jóvenes y todavía solemos entrar en este tipo de disputas en las que perdemos la calidad de nuestro juego. Pero a las 15 o 20 minutos fuimos encontrando la esencia de este equipo y el trabajo se ve aquí”. Del mismo modo ha destacado que “el banquillo ha estado más fuerte que nunca y todo el que ha entrado ha hecho bien su trabajo” y que “estamos teniendo la suerte en la que 4 o 5 personas distintas han marcado gol y eso da mucha confianza a los jugadores”.  En cuanto al buen momento por el que pasa este Ubrique UD B, Pablo ha señalado que “el equipo ahora tiene ese rodaje, nos están saliendo las cosas y el cuerpo técnico está dando con la tecla”, a la vez que ha aclarado que pelear por el ascenso no es una obsesión: “Hemos venido a disfrutar, no a ganar la liga. Luego que pase lo que tenga que pasar”.

Por último, Pepe Jiménez, entrenador de La Rock Puente consideró el resultado como “un castigo excesivo”. Para el sanroqueño, “hasta el minuto 38 hemos aguantado bien el 0 – 0, incluso con un tiro al larguero y algunas llegadas, pero un fallo colectivo por la banda nos ha matado. Después otros dos errores han hecho que en 8 minutos se nos haya ido el trabajo de toda la primera parte”. “En la segunda parte salimos con los ánimos un poquito bajos, con un 3 – 0 y como visitante es muy difícil levantar esa losa. Nos volcamos en ataque y a la contra nos han matado”, apostilló. Jiménez ha constatado que, al ser un equipo joven y de reciente creación, está falto de experiencia y madurez en la categoría. No obstante, ha achacado esto a las dificultades por las que están pasando: “Empezamos este proyecto en el mes de agosto sin tener instalaciones municipales dignas donde poder entrenar. El Ayuntamiento de San Roque, por el motivo que sea, que a día de hoy lo desconozco, no nos la da y no tenemos instalación. Cuando tú llevas a 25 chavales con ilusión por entrenar y jugar y tienes que estar entrenando en un parque o en un colegio, el ritmo de los partidos y de la competición no los tienes”.