El Ubrique UD mira con optimismo la segunda vuelta de la primera fase campeonato

El Ubrique UD senior afronta con ánimos renovados la segunda vuelta de la primera fase del campeonato liguero, a pesar de la derrota del pasado domingo ante el Xerez Deportivo FC B en un partido donde el equipo dio la cara a pesar de las bajas, las condiciones en las que se presentó al partido y, sobre todo, a tener que jugar desde el minuto 28 con un jugador menos. Para el técnico del Ubrique UD, Miguel Domínguez, “no se puede reprochar nada, puesto que, después de 10 días sin poder entrenar y después de jugar desde la primera media hora de partido con un jugador menos, el equipo en todo momento dio la cara y estuvimos metidos en el partido hasta el último minuto. La pena fue que no nos traímos ningún punto, pero el esfuerzo, sacrificio y actitud fue sobresaliente”.

Cabe destacar que el Ubrique UD llegó condicionado a este choque condicionado por la detección de un caso de coronavirus en la plantilla tras el choque ante la Roteña del pasado 16 de enero. El equipo no pudo ejercitarse hasta el día 28, ya que suspendieron los entrenamientos y se confinaron en sus casas durante 5 días, para posteriormente realizarse un nuevo test que pasó toda la plantilla excepto otro nuevo componente. Aun así, el conjunto ubriqueño no pudo aplazar el encuentro ante el Xerez Deportivo FC B, ya que la Federación denegó esta solicitud. Antes situaciones como esta y consultado sobre la posibilidad de que la competición pare durante un período de tiempo determinado, Miguel Domínguez se ha mostrado a favor de esta medida para que todos los equipos compitan en las mismas condiciones. “Lo que no puede ser es que equipos como nosotros o la Roteña antes estemos confinados durante diez días y dos días después tengamos que jugar un partido de fútbol. No son cosas normales y desvirtúa la competición”.

Pandemias aparte, el míster ubriqueño ha informado de que actualmente el equipo se encuentra bien, aunque con algunas bajas para afrontar el próximo compromiso liguero ante El Torno 2009. Domínguez se ha lamentado de que la aparición del virus ha tenido lugar cuando el equipo venía en línea ascendente tras el buen partido en Villamartín y las dos victorias consecutivas ante Recreativo Portuense y Roteña. En este sentido ha señalado que la mejoría ha sido consecuencia de recuperar jugadores tocados, entrenar bien y, sobre todo, la llegada de resultados positivos. Para Miguel Domínguez, “esta categoría es encadenar 2 o 3 victorias consecutivas. Lo que debemos hacer es intentar dejar escapar los menos puntos posibles de aquí a que acabe la primera fase y ya veremos dónde nos situamos”. Por último, ha hecho referencia a la incorporación al equipo el pasado mes de enero de Leandro Izquierdo, un viejo conocido “que nos va a aportar bastante y ya lo está haciendo”.

En otro orden de cosas, El delantero ubriqueño Francisco Panadero se convirtió el pasado lunes en nuevo futbolista del Atlético Levante UD, tras hacerse oficial su traspaso al club granota para lo que resta de temporada y una más, es decir, hasta el 30 de junio de 2022. De esta forma, Panadero reforzará la delantera de un equipo que en la actualidad es el colista del grupo 3 B de la Segunda División B y que espera remontar el vuelo en la segunda vuelta para lograr la permanencia en la categoría. El ariete ubriqueño, de 23 años, llega al filial del Levante UD procedente del Langreo, club con el que había iniciado esta campaña, convirtiéndose en uno de los referentes ofensivos del equipo asturiano, con el que ha llegado a disputar 12 partidos, 11 de ellos como titular, logrando cuatro goles en 837 minutos. En la temporada pasada, ‘Pana’ formó parte de la plantilla del Sevilla Atlético, con el que participó en 12 encuentros, seis de ellos desde el inicio, marcando tres goles.