El Comité de Fútbol Sala ya no maneja fechas para el inicio de la competición en 2021

El Comité Local de Fútbol Sala (CLFSU) no contempla hasta el momento ninguna fecha para poder reanudar sus competiciones en 2021, aunque mantiene la esperanza de que más pronto que tarde se pueda llegar volver a jugar al fútbol sala en Ubrique. El presidente del CLFSU, Daniel Villanueva, ha aclarado que no maneja ninguna fecha “porque simplemente espero el día que nos digan desde el Ayuntamiento que ya se puede empezar a trabajar […] Movernos sin tener nada claro es engañar a la gente. Hasta que no lo tenga claro, no vamos a poder hacer nada”.

Villanueva ha afirmado: “La situación es prácticamente igual que en noviembre. Hasta que no se asegure al cien por cien que no vamos a crear problemas a la sociedad, al pueblo y a nosotros mismos, intentaremos llevarlo de la manera que lo estamos llevando. Si nos piden papeles que haya que menear, así lo haremos y cuando digan que podemos reanudar la competición hablaremos con los equipos”.

Cuando llegue ese momento, la idea del Comité sería, en principio, poder terminar la temporada pasada, aunque “se estudiará entre todos los clubes lo que hacer. Si ven factible seguir la competición por donde la dejamos, la seguiremos y si no, haremos una nueva temporada”. La duda radica en saber si todo este tiempo de parón provocará la desaparición de equipos o el adelanto de la retirada de jugadores veteranos, lo que dejaría un escenario totalmente diferente al que existía en marzo de 2020 en la liga local.

El máximo representante del fútbol sala local cree que “el parón le puede pasar factura a muchos jugadores, exceptuando los que están federados”. No obstante, ha reconocido que no se ha planteado que la pandemia pueda llevarse la liga por delante: “Se puede reducir el número de equipos, pero siempre habrá fútbol sala”. En su opinión, la figura más importante volverá a ser la de los delegados, que tradicionalmente son los que han llevado el peso de los equipos, los que han configurado las plantillas y los que se han movido para que sus equipos puedan competir. Por último, Daniel Villanueva ha manifestado: “Me imagino y quiero pensar que va a haber mono de futbito al principio y a los que le gusta, si no les coge muy tarde, van a jugar”.

 

 

Antonio Pérez vuelve a incorporarse a un proyecto puntero de la mano de RMC

El copiloto ubriqueño Antonio Pérez participó el pasado fin de semana en Castellón en su primera prueba del año, el XV Rallysprint Llucena, en lo que fue el estreno oficial del nuevo proyecto deportivo en el que se ha embarcado en esta temporada y con el que volverá a competir en primera línea del automovilismo patrio. Así, el ubriqueño acompañará este curso al piloto Carlos Moreno en un Citroën C3 R5, bajo el paraguas de Roberto Méndez y su equipo RMC y con el seis veces campeón de España Miguel Fuster como coach.

En la prueba de Llucena, el equipo finalizó en la 5ª posición del scrash que terminaron llevándose Xavier Domenech y Axel Coronado con Porsche 997 GT3. Fue la culminación de un “fin de semana bastante intenso”, en palabras de Antonio Pérez. “Me desplacé hasta Castellón el miércoles. El miércoles y jueves estuvimos de test con el equipo, el viernes con la toma de notas del rallysprint y finalmente el sábado corrimos la prueba del Campeonato Valenciano de Rallysprint”, ha explicado a la vez que ha señalado que “para ser la primera toma de contacto tuvimos una actuación discreta, acabamos quintos, pero ahora está empezando el Campeonato y estamos conociendo al equipo y al piloto”.

El copiloto ubriqueño ha contado que a finales del pasado año recibió la llamada de Carlos Moreno para que lo acompañara esta temporada en un ambicioso proyecto deportivo de primer nivel que contaría con una montura puntera y con RMC como preparador. En este sentido, Pérez ha destacado que Moreno “tenía ganas de emprender un proyecto fuerte, con un coche de primer nivel. El coche es un Rally 2 del Mundial y es el primero que hay en España”. Por todo ello, “a finales de año decidí que me iba a involucrar, que iba a correr con él porque volver a trabajar con el equipo de Roberto Méndez, el RMC, y tener en el equipo a Miguel Fuster, a mí, personalmente, me hace ilusión”.

Antonio Pérez ha expuesto que la idea de este año es “intentar que el piloto vaya progresando y aprendiendo lo que es correr con un coche de primer nivel y el año que viene, si las condiciones se dan, hacer un Campeonato de España con la experiencia que requiere este tipo de coches”. Para ello, el objetivo de este 2021 será “intentar ganar el Campeonato Valenciano y, a la vez, hacer algunas pruebas del Nacional como Madrid, Sierra Morena o la Nucía o alguna prueba de tierra del Súpercampeonato como Lorca”. Para el ubriqueño, “el proyecto, con la inversión que se ha hecho, con el coche y el equipo de primer nivel, tiene que ser como mínimo a dos años para obtener resultados”. “Este año le hemos pedido que intente ganar el Campeonato Valenciano y eso será lo que se intente conseguir. En las pruebas del Nacional que aprenda a correr tramos largos, medirse con pilotos con monturas similares y comprobando lo que es correr un Campeonato de España”, ha añadido.

Sobre la montura, un Citroën C3 R5, Antonio Pérez ha señalado que se trata del “primer Rally 2 WRC que hay en España” y que cuenta con un motor y un cambio de un participante francés que ha corrido este año en Montecarlo. En los test que ha podido hacer junto al piloto, a Fuster y al equipo RMC, todos han coincidido en que el vehículo “no tiene nada que ver con el R5. Tiene más bajos, tiene par motor, de suspensiones está algo mejorado, de altura el coche es diferente. Pensamos que puede ser hasta un segundo por kilómetro más rápido”. En definitiva, según Pérez “es más fácil de llevar y en líneas generales es un coche más rápido”.

De esta manera, el copiloto ubriqueño vuelve a sumarse a un proyecto deportivo del equipo RMC, “el equipo más profesional que existe en España y, aparte, acompañado de buenos ingenieros y mecánicos. Tiene una infraestructura de primer nivel y ha llevado pilotos del Mundial. Es muy importante la labor que hace Roberto con el automovilismo aquí en España”.

Excesivo castigo para el Ubrique FSF

El Ubrique FS femenino cayó en casa el pasado sábado ante el Virgili Cádiz por 2 – 6 en un  partido, en el que el marcador refleja mayor diferencia de la que se pudo ver sobre la cancha entre los dos equipos. El choque evidenció que las ubriqueñas habían logrado reducir la distancia con su rival con respecto al partido de la primera vuelta, en el que las gaditanas golearon por 11 – 0. En esta ocasión el Ubrique FS le puso las cosas más difíciles, aunque, una vez más, los errores puntuales en defensa las penalizó en exceso, sobre todo al final del primer período, en el que llegaron a encajar 2 goles en los últimos 15 segundos.

El encuentro comenzó con un Ubrique FS muy serio en defensa, que presionaba arriba a su rival e intentaba complicarle la salida de balón. Además, solo la falta de puntería evitó que el Ubrique FS se fuera al descanso con algún gol en su casillero porque llegó a disponer de varias ocasiones claras. No obstante, fueron las visitantes las que marcaron primero, en el minuto 13, poniendo el 0 – 2 tan solo un minuto después, tras aprovechar una pérdida de balón de la cierre ubriqueña cuando era la última jugadora. La autora de ambos tantos fue Carlota Huertos. A pesar del varapalo de encajar dos goles de manera consecutiva, el Ubrique FS no le perdió la cara al partido, aunque en los últimos solo 15 segundos el equipo se dejó ir un poco y volvió a encajar dos goles seguidos que dejaron el luminoso con un 0 – 4 al descanso.

Tras el paso por vestuarios, las serranas salieron a la cancha dejando atrás el primer tiempo e intentando sobreponerse con independencia de lo que reflejaba el marcador. Así, el equipo optó por presionar muy arriba para evitar que las gaditanas sacaran el balón desde atrás con comodidad e intentando aprovechar los robos de balón para sorprenderlas de cara a portería. Y el plan funcionó en los primeros minutos porque Chiqui pudo acortar lograr el 1 – 4 en el minuto 25 y abría la puerta al intento de remontada, tal como ocurrió la semana pasada. Pero enfrente tenía a esta vez a un equipo mucho más fuerte y trabajado que el Algeciras que, en cuanto piso el acelerador volvió a ver puerta, llegando al minuto 28 con un 1 – 6. El mérito de las ubriqueñas estuvo en que, a pesar de todo, nunca se dejó ir ni bajó los brazos. El Ubrique FSF siguió con su plan y obtuvo el premio de un nuevo gol en el 39’, obra de Leo. Con un 2 – 6 finalizó el partido con la sensación de que las ubriqueñas no merecieron un marcador tan abultado y que el equipo va carburando mejor partido tras partido.

Tras el choque, Noelia Guerrero aseguró irse con un sabor agridulce porque, a pesar del resultado, estaba contenta porque el equipo estuvo a buen nivel y había logrado recortar la distancia que había entre ambos equipos en la primera vuelta. No obstante, afirmó que “no hemos merecido este resultado porque en la primera parte hemos tenido dos o tres fallos que son los que nos ha penalizado”. En su opinión, los dos goles encajados en los últimos 15 segundos dieron la sensación de que habían “casi tirado todo el trabajo y parece que no hemos hecho nada. Los 15 minutos han sido perfectos y en fallos tontos han llegado los goles”.

Por su parte, María del Carmen Saborido ‘Chiqui’ coincidía con su compañera en la lectura del partido: “Hemos aguantado hasta el minuto 15 y en los últimos 5 minutos ha sido una masacre. Las hemos encerrado atrás y hemos tenido 3 fallos que han sido 3 goles”. En esta línea, la ubriqueña explicó que “en la segunda parte hemos entrado mejor, hemos aguantado 10 minutos, hemos marcado el primer gol y cuando parecía que nos habíamos asentado un poco, en otro fallo, otro mazazo. […] Nos metieron otro gol, pero hemos aguantado como campeonas. Con el resultado que teníamos lo más normal era que se echaran los brazos abajo. Sin embargo, los hemos levantado y hemos conseguido el segundo”. Chiqui dejó señaló que “la progresión del equipo se nota de la primera vuelta a esta. Progresión hay, entreno hay, se está luchando y por falta de ganas no es”.

Por otro lado, el delegado del Virgili Cádiz, Juan Carlos Soria, reconoció que el partido había salido “mejor de lo esperado, sobre todo en la segunda parte. Se han visto cosas muy positivas y nos podemos ir contentos”. Soria comentó que su equipo no había llegado en el mejor momento, condicionado por las restricciones de la pandemia que les había impedido entrenar durante un tiempo. En palabras suyas, su temor era “que la falta de competición nos pasase factura”. El delegado gaditano destacó que “la primera parte ha estado súper igualada y han sido los minutos finales los que quizás han descompensado un poco el resultado final” y reconoció que “los primeros minutos han sido muy intensos porque hemos tenido la presión de Ubrique arriba y nos ha costado”. Desde su punto de vista, los dos primeros goles, tan seguidos, había sido la clave para llevarse el partido, ya que a partir de ahí su equipo jugó con menos presión y supo gestionar su renta.

El Ubrique UD B se lleva un valioso punto del Manuel Irigoyen

El Ubrique UD senior B consiguió un valioso empate a un gol ante el Ciudad de Cádiz gracias a un tanto de falta directa de Francis en las postrimerías del partido, cuando los locales ya se veían con los tres puntos en la buchaca. El del domingo fue un partido del que, a priori, se esperaba mucho por estar en juego el liderato de la Tercera Andaluza entre dos equipos empatados a casi todo. Sin embargo, fue un encuentro con mucho centrocampismo, poco fútbol y escasas ocasiones por parte de ambos.

El Ciudad de Cádiz sorprendió por su planteamiento en el día que podía hacer valer su rol de anfitrión para dar un golpe de autoridad al campeonato con una victoria ante un rival directo. El cuadro gaditano salió al campo con un dibujo bastante conservador, respetando en exceso al equipo serrano y esperando en su campo para sorprender al contragolpe. Por su parte, el Ubrique UD tampoco se volvió loco y se adaptó a las circunstancias, consciente de que era Ciudad de Cádiz el que necesitaba más la victoria y que, por tanto, tendría que ser el que más arriesgara. Con este panorama, no es difícil imaginar lo que dejó la primera mitad, contadas llegadas y pocas ocasiones, con un Ubrique UD que no pudo desplegar el juego con el que se siente más cómodo ni apenas llegar al área rival.

En la segunda mitad, el Ciudad de Cádiz quizás buscó con más ahínco la portería de Pedro Pazo hasta que, en el minuto 70, Antonio Bruzón consiguió poner a su equipo por delante con un gol logrado en una jugada de córner en la que pudo conseguir el primer gol de su equipo aprovechando un error de marca de la defensa ubriqueña. Con el 1 – 0, el Ciudad de Cádiz se replegó aún más esperando que los ubriqueños se volcaran en ataque para matar el partido a la contra. Sin embargo, los de Mario Casillas siguieron con el plan inicial esperando llegar vivos a los últimos minutos del partido. Y así. Cuando el Ciudad de Cádiz que ya se veía como nuevo líder de la nueva categoría llegó el gol del empate que tiraba por tierra sus planes. En el 89’, Francis daba buena muestra de su calidad a balón parado y, en una falta lateral, enchufó el balón por la escuadra de la portería defendida por Francisco Vega para poner el 1 – 1. El Ciudad de Cádiz intentó enmendar la situación, pero ya era demasiado tarde. El empate hizo justicia a un planteamiento excesivamente conservador de los locales y permite al Ubrique UD mantener la primera plaza y superar a los gaditanos en el goal average.

Para Francisco Javier Gago, componente de la plantilla del Ubrique UD senior B, el punto logrado fue bastante valioso porque, con independencia de la importancia que tiene a efectos clasificatorios, “el partido fue bastante intenso y duro y nos llevamos la recompensa en el último minuto”. En su opinión, “la primera parte fue un toma y daca, un careo en el que ninguno de los dos nos metimos mano”, sin apenas ocasiones y en la que “el balón se jugó sobre todo en el centro del campo y a base de pelotazos”. La historia cambió en el segundo período, ya que “ellos salieron un poco más fuerte y durante unos 30 minutos estuvieron atosigándonos hasta que marcaron el gol”. Sin embargo, tras el gol, “se echaron muchísimo más atrás. Nos dieron el balón y apenas lo tocaron en los últimos 15 minutos. Gracias a ello pudimos gozar de varias oportunidades”. Gago ha reconocido que por el hecho de ser líderes tras la primera vuelta son ahora el rival a batir, aunque ha aclarado que también tienen la ambición de dar lo mejor de sí ante los equipos que los superaron en la primera vuelta, como es el caso de su próximo rival, el Nexstars, ante el que tienen como objetivo “ganarles e incluso ganar el goal average, que va a ser difícil porque allí fue una victoria bastante abultada”. A pesar de todo, el defensor ubriqueño se ha mostrado cauto y, ha señalado que ahora mismo su equipo está “con la moral alta y los pies en el suelo porque en un partido tonto podemos perder y tirar la liga”.

El Ubrique UD remonta al Chipiona en el último suspiro

El Ubrique UD senior logró ayer una importante victoria por 3 – 2 en el último suspiro del partido tras culminar una remontada en apenas 10 minutos, cuando perdía por 1 – 2. Un gol de Paco en el minuto 90 permitió a su equipo superar al Chipiona CF y sumar tres puntos que le acercan un poco más a la zona alta.

En una mañana lluviosa, ambos equipos, necesitados de puntos, saltaron al terreno de juego conscientes de la importancia del choque para mantener sus aspiraciones de meterse en el grupo que jugará por el ascenso en la segunda fase. Sin embargo, ninguno de los dos fue capaz de hacerse con la situación en los primeros compases, en los que tampoco se vio ninguna ocasión clara de gol. Hubo que esperar hasta el primer cuarto de hora, para que el visitante David Lorenzo intentara sorprender a Alberto con un fuerte tiro raso cruzado que se fue lamiendo el poste. Pero sería el Ubrique UD el que consiguió ponerse por delante en el marcador en el minuto 21, cuando Peluca solventó la asistencia de Ángel Román desde la zona de tres cuartos con un toque que superó la salida del guardameta rival para colarse en la portería. Fue el único remate a puerta del cuadro local en toda la primera parte, en la que solo hubo un par de ocasiones más de un rival, que las aprovechó para empatar. Avisó en el minuto 28, cuando David Castaño remató un centro de cabeza por encima del larguero de la portería de Alberto. Tan solo un minuto después, David Lorenzo conectaba otro centro desde la derecha de Pedro Montalbán con un empalme que se fue al fondo de las redes. Poco más dejó el primer acto, dejando un partido igualado en el luminoso en el escaso número de ocasiones.

Tras el descanso el Chipiona salió con las ideas más claras y se fue haciendo con el control del juego hasta el punto de marcar el 1 – 2 en el minuto 65. En este caso fue Pedro Montalbán el que tras recibir el balón en un saque de banda y abrir a la derecha, se internó en el área para recibir posteriormente un centro raso que logró rematar a las mallas. Con todo a favor, parecía que los chipioneros habían hecho lo más difícil y que ahora les tocaba esperar. No obstante, el equipo se encerró atrás y el Ubrique UD puso toda la carne en el asador buscando el empate. Los de Miguel Domínguez llevaban la iniciativa y dominaron el balón, pero no terminaban de encontrar espacios claros, llevando peligro más `por empuje que por juego. Así, en el minuto 81 un centro desde la derecha de Paco fue conectado en el segundo palo por Parra que, con un remate de cabeza, consiguió el 2 – 2. Un gol que dio alas a los locales mientras que al Chipiona pareció hacérsele largo el duelo. En el 84’ los locales reclamaron un penalti por unas claras manos dentro del área chipionera que el colegiado no vio y ya en el 90’, Paco cogió un balón en el borde del área y tras darse la vuelta coló el balón por bajo y pegado al palo con un latigazo al que no pudo llegar el portero Salvador Troncoso.

Un gol que sirvió para dar una victoria importantísima al Ubrique UD y que, como tal, valoraron sus componentes. Así, Miguel Domínguez afirmó que quizás su equipo se había llevado “un botín que a lo mejor no merecíamos”, aunque ello venía a compensar las veces que “sí lo hemos merecido y no lo hemos conseguido”. Domínguez explicó que “no ha sido un gran partido, pero los 3 puntos, en el momento en el que estamos de la temporada, era lo más importante y los hemos podido conseguir”. En esta línea quiso destacar “ese orgullo de vernos con un 1 – 2. Si nos coge hace un mes, hubiera sido otro resultado. Hoy lo hemos podido solventar”. A pesar del resultado, el técnico ubriqueño fue autocrítico: “En la primera parte solo hemos disparado la de Peluca, hemos estado espesos. Somos los primeros que sabemos que no ha sido un buen partido, pero en la segunda parte, sin ser ese equipo que somos otras veces que tenemos bastantes oportunidades, en 8 minutos de orgullo hemos conseguido el 3 – 2”. Por último, Miguel Domínguez se quejó de la actuación arbitral: “El arbitraje nos ha sacado un poco del partido. No puede ser que, en 75 minutos, en un partido de esta categoría, te piten una falta a favor nada más. Ha habido una pena máxima que se ha comido porque le ha dado la gana. Un balón que va para portería, lo sacan con la mano y dice que es involuntaria. Eso no lo he escuchado en los 38 años que tengo de vida”.

Por su parte, Juan Gabriel Domínguez ‘Juangra’ también mostró su felicidad por la victoria conseguida in extremis: “Parecía que se nos escapaba ya. El equipo contrario ha entrado en el rol de jugar a la contra, de ida y vuelta, y al final nos han dejado los espacios que hemos sabido aprovechar”. El defensa comentó que tras el gol inicial del Ubrique UD, “ellos han sido un poco listos y han metido mucha gente por dentro. Hasta que no hemos reforzado el centro del campo, nos han creado bastantes ocasiones, aunque al final lo hemos controlado bien”. Juangra reconoció la dificultad de “una liga igualada, que se va acercando a su final y cuesta la vida ganar un punto”. Por eso, y tras esta última victoria, adelantó que “ahora tenemos dos partidos en casa y puntuando en los dos puede ser que nos metamos en la parte de arriba y no pasemos apuros”.

Por último, el entrenador del Chipiona, Carlos Martínez, manifestó que el partido había sido igualado y se había decantado “del lado del que ha tenido la cabeza más fría”. En su opinión, cuando su equipo dominaba el marcador, tuvieron un par de lesiones por las que hubo que “reestructurar al equipo y se ha descontrolado la defensa. En los minutos finales el físico nos ha bajado un poquito y el Ubrique, con el segundo gol, se ha venido arriba hasta que ha encontrado el tercero”. Martínez también se quejó de la actuación arbitral: “El trío arbitral no ha estado a la altura del partido, totalmente fuera. Ha habido acciones importantes que no las han señalizado como debieran y hay otras que, sin peligro, han pitado. Han cortado el partido mucho, con muchas faltas y muchas tarjetas”. El técnico chipionero recordó que su equipo partió esta liga “con el objetivo del ascenso. Habíamos formado un equipo potente, con refuerzos de garantía”. Las circunstancias de la pandemia, con situaciones como el cierre de instalaciones, la falta de entrenamientos o los jugadores que dejan de jugar por falta de motivación han provocado que hacen que los objetivos hayan cambiado.