El Ubrique UD se queda sin premio ante el Jerez Industrial

El Ubrique UD senior regresó a casa tras perder 2 – 1 ante el Jerez Industrial con un sabor agridulce, el que te deja el jugar el mejor partido de la temporada ante un rival directo sin conseguir rascar ningún punto. El equipo serrano se quitó la losa de la mala imagen dada en sus dos anteriores desplazamientos y a punto estuvo de traerse algún punto después de ir perdiendo por 2 – 0. Las paradas de Rubén y el larguero evitaron que los ubriqueños empataran en la prolongación.

El choque comenzó con un Ubrique UD bien plantado que dio el primer aviso en el minuto 2, cuando Gago no llegó por muy poco a rematar un balón puesto por Lolo desde la derecha. Sin embargo, fue el Industrial el que se puso por delante a los 5 minutos, cuando Chico Benítez remató a la red una falta mal defendida por la zaga ubriqueña. El Ubrique UD no se descompuso y poco a poco se hizo dueño del partido, manteniendo el control del juego, pero sin esa profundidad necesaria para generar ocasiones de gol. Por su parte, el conjunto industrialista se limitó a esperar atrás con la comodidad de no ver peligrar el luminoso. La cosa cambió tras el paso por vestuarios, cuando el Ubrique UD, con una pizca más de intensidad ofensiva, embotelló a su rival y generó dos ocasiones claras para haber empatado el partido. La primera la tuvo Parra, pero su remate se marchó junto al palo izquierdo del meta Rubén. Al poco, Aníbal remató un córner en el segundo palo con todo a favor que no vio puerta de milagro.

El conjunto de Miguel Domínguez siguió buscando el empate, pero fue el cuadro local el que se encontró con el premio. En el 73’, Barrera puso el 2 – 0 con un tiro que rebotó en la espalda de Juangra y se coló por la escuadra. Cuando parecía que el choque estaba sentenciado, el Ubrique UD acortó distancias en el 79’ con una falta lateral botada por Lolo que se coló en la portería defendida por Rubén sin que nadie tocara el balón. En estos últimos minutos el Ubrique UD se volcó buscando el empate ante un Jerez Industrial al que le aparecieron los fantasmas de Chipiona. Así, en el 87’ Peluca vio como Rubén le atajaba su remate de manera poco ortodoxa y en el 95’ el larguero repelió un balón lanzado por Lolo en un golpe franco.

El Ubrique UD suma su tercera derrota consecutiva, aunque lejos de preocupar, la buena imagen del equipo les hace coger algo de moral de cara a los próximos choques, en los que ya no tendrá margen de error si quieren seguir en la lucha por la zona noble. Así, lo cree el capitán del equipo, Carlos Gil, que ha afirmado que “está claro que no podemos fallar más y que no podemos darles más ventajas a esos equipos de la parte alta si queremos estar ahí metidos”. El central ubriqueño ha querido resaltar el buen juego que desplegó el Ubrique UD en la mañana de ayer y que, a pesar de que no sirviera para puntuar, se acerca mucho a lo que el equipo desea poner en práctica en estos duelos. “Cuajamos un gran partido, creo que el mejor de lo que llevamos de temporada. Salimos muy bien plantados en el campo. A pesar de recibir en el minuto 5 el primer gol, no nos vinimos abajo”, ha añadido.

En su opinión, el Ubrique UD fue superior, pero careció de la efectividad de su rival. Gil ha explicado que “en la primera parte tuvimos el control, pero no llegamos con claridad al área, nos costó mucho llegar y no creamos ocasiones, pero en la segunda tuvimos algunas bastante claras”.  Por último, ha insistido en la necesidad de ganar los próximos compromisos, entre ellos el que le medirá a su próximo rival en casa, el Algaida, un rival del que no se fía a pesar de ser un recién ascendido: “Si está ahí es porque gana”.