El Ubrique UD juvenil logra el ascenso y el benjamín B la liga

La Federación Andaluza de Fútbol anunció la pasada semana la cancelación definitiva de todas las competiciones autonómicas y regionales, cuyas ligas se daban ya por finalizadas con las peculiaridades de cada categoría en lo referente a los ascensos. Así, en lo referente a las competiciones de fútbol base se decretó que habrá ascensos directos en las categorías que así lo contemplaban, mientras que en otras que se preveía la disputa de unos playoffs, finalmente no se disputarán.

En el caso del Ubrique UD, el equipo juvenil consigue el ascenso a 3ª Andaluza, algo que seguramente hubiera ocurrido si la competición hubiera seguido su curso normal, ya que cuando se suspendió lideraba en solitario su grupo, con un buen margen de puntos sobre sus perseguidores y sin haber perdido ningún partido. Por su parte, el Ubrique UD benjamín B, que ocupaba la primera posición de su grupo, se alza con el título de campeón de liga. Otros equipos como el cadete, el prebenjamín o el alevín A se quedan con la miel en los labios, ya que o estaban metido en zona de playoffs o peleaban por los puestos de cabeza. Sobre todo ello hemos hablado hoy con el portavoz del Ubrique UD, Modesto Barragán, que ha resaltado el buen trabajo que se había realizado hasta que se cortó la temporada de forma abrupta, lo que se refleja en estos resultados. Durante estos meses de estado de alarma, en mayor o menor medida, los entrenadores han mantenido el contacto con sus jugadores para mantenerlos enchufados en sus respectivos proyectos y continuar con su formación física.

En cuanto a la actualidad al club, Barragán ha manifestado que se está pendiente de mantener reuniones y la asamblea general cuando la ocasión lo permita, con el fin de analizar el final de temporada e ir preparando la próxima. En su opinión, la junta directiva se tiene que sentar para ver cómo se va a gestionar la nueva situación, insistiendo en que “no vamos a cerrar las puertas a nadie”.  Con relación a cómo puede afectar la crisis que se avecina, ha señalado: “Tendremos que tomar medidas para ayudar a la gente que lo necesite. No se trata de regalar nada, sino de hacerlo de forma global para que afecte a todo el mundo”. El portavoz del club ubriqueño ha afirmado que en la actualidad el club está saneado económicamente, ya que no se debe dinero a proveedores y  las cuotas están pagadas. Del mismo modo, ha anunciado que la intención de los técnicos es volver a los entrenamientos en cuanto se permita para, de alguna manera, poder despedir la temporada con una especie de reencuentro.