Celebramos los 40 años del fútbol sala ubriqueño con una programación especial

Tiempo de Deportes quiere sumarse a la conmemoración del 40 aniversario de la creación del Comité Local de Fútbol Sala de Ubrique, que se celebra en este 2019. Para ello va a dedicar una programación especial durante este mes de febrero en la que repasaremos la historia de estos cuarenta años con los dirigentes que ha llevado las riendas del Comité durante este tiempo. Hoy, en nuestro primer programa hemos contado con la presencia de dos de los fundadores del Comité, Cristóbal Chacón y Pedro Ortega. A través de ellos hemos conocido cómo fueron los inicios y primeros años de este deporte en Ubrique.

El embrión de la liga local de fútbol sala fue un torneo que se disputó a finales de los 70 en la cancha del colegio Fernando Gavilán, promovido por uno de los primeros equipos de fútbol sala de Ubrique, el Bar Acapulco. Hay que destacar que, en aquella época, el fútbol sala era un deporte novedoso que acababa de llegar de Sudamérica. En 1979, y llevados por la buena experiencia de este trofeo, nació el Comité Local de Fútbol Sala de Ubrique de la mano de un grupo de jugadores veteranos que querían seguir practicando deporte tras retirarse del fútbol. Empezando desde cero y documentándose sobre el reglamento y funcionamiento de una asociación deportiva sobre la marcha, este grupo de personas, al frente del cual estuvo como presidente Manuel Venegas, puso en funcionamiento la primera liga local que tuvo como escenario la antigua cancha que se construyó en la Ciudad Deportiva Antonio Barbadillo.

En esta primera competición local participaron una docena de equipos, entre ellos, Bar Impala, Jampe, Bar Acapulco, Cosmos, Los Compañeros, Peña San Sebastián, Pub Chaplin, Lumar, San Miguel o La Rondeña. En aquella época el reglamento impuso un límite mínimo de edad para poder participar, que se estableció en 25 años, algo que se iría modificando con el paso de los años. Jugadores como Pepe Moreno, Pedro Guerrero, Peñita, Manolo Campo o Juan Venegas destacaron en esta primera época.

Fueron  años complicados en los que se intentó dar una estructura sólida al colectivo y a la competición liguera, empapándose de la normativa y adaptándola a las circunstancias. Como ejemplo de la limitación de recursos, todo el papeleo necesario para el funcionamiento de la liga se hacía a mano y se tomaban todas las decisiones en asamblea. Sin instalaciones deportivas en un estado óptimo para la práctica del fútbol sala y con balones duros como piedras, echó a andar el fútbol sala en Ubrique, que era concebido por entonces como el hermano pequeño del fútbol y no como un deporte diferente con una forma de jugar y con estrategias distintas.

En 1983 se organizó la primera maratón de fútbol sala, una iniciativa promovida por Manuel Venegas, que tuvo como primer campeón al equipo de Lumar. A finales de los 80, estimulados por  la construcción del Pabellón Polideportivo Municipal, aumentó el número de equipos participantes en la liga, surgiendo conjuntos que marcarían época como el CD Elio, Don Odón o Estudiantes. Otro gran paso que dio el Comité por estos años fue el de remunerar a los árbitros, lo que permitió contar con un grupo de colegiados mucho más formados e independientes.

Esta primera junta directiva dejaría el cargo en 1992, siendo sustituida por Manuel Jiménez Millán, que asumiría la presidencia de un colectivo que no paraba de crecer.

En lo referente a la disputa de la décima jornada de la liga local de fútbol sala, Estudiantes retoma el liderato de la División de Honor, gracias a su victoria ante Pub Álamo por 0 – 3, y se coloca un punto por encima del equipo cortesano, aunque con un partido más. Revolución Polideportes cayó ante Pinturas Fefi KDK y Zulema ganó por 2 – 1 a Gaudí Copas. La jornada se completó con las victorias de Peña Bética sobre Brile 1979 (2 – 3) y de Oasis Lounge sobre GLS Panteras (4 – 3).

En Primera División, jornada marcada por dos incomparecencias, la de New Team ante Autoser y la de Mapfre Bankia ante Athletic Club Don López. El líder, Marca 91 Pozo Puerto, no falló y superó a Fran Generali por 1 – 4, mientras que Corte Aguilar volvió a la senda de la victoria ante JSA Ubrique, al que ganó por 4 – 0. Por último, Autoescuela La Sierra WASP se impuso al CD Celtas por 2 – 0 e Impala 1987 consiguió su primera victoria a costa de Frutos Secos Molinillo, al que derrotó por 3 – 4.