Ubrique UD, a punto de dar la campanada

El Ubrique UD vio ayer como se le esfumaron 2 puntos en el último suspiro del partido que le enfrentó al Grupo Empresa Bazán, después de haberle dado la vuelta a un 1 – 0  y tener contra las cuerdas al equipo isleño. Pacheco adelantó a la Bazán en el 46’, mientras que Peluca, en el 75’, y Fran, de penalti, en el 78, pusieron el 1 – 2. José Mari logró el definitivo 2 – 2 en el minuto 90, un resultado que sabe a poco después de haber tenido la victoria al alcance de la mano, pero que no por ello le resta valor al punto conseguido ante un rival directo en uno de los campos más complicados de la categoría.

El Ubrique UD salió bien plantado al terreno de juego, con un esquema que no daba concesiones al rival, presionando bien arriba y evitando que se jugara de esta manera en su campo. El primer contratiempo vino en el minuto 7, con la lesión de Montero por un pinchazo muscular. En el minuto 10, Paco tuvo una buena ocasión, con una jugada en la que, tras caracolear dentro del área isleña, su tiro fue atajado por el portero Rafa. En el 20’ Paco lo intentó con un tiro de puntera, pero Rafa estuvo muy atento para desbaratar la ocasión. Lolo también tuvo su oportunidad en este primer período y en el minuto 37 fue el local Lagóstena el que puso a prueba a Alberto con una falta directa que logró despejar el meta ubriqueño con una buena intervención por bajo.

Tras el paso por vestuarios, el Grupo Empresa Bazán salió apretando arriba y así llegó el 1 – 0, tras una jugada precedida por fallos en el despeje de la zaga ubriqueña, que aprovechó Pacheco para marcar a bocajarro  dentro del área. Tras varios minutos de desconcierto en los que los locales pudieron aumentar su renta, el Ubrique UD volvió a meterse en el partido y en el 75’ logró el empate, tras un remate de volea de Peluca a la salida de un córner. No quedó ahí la cosa y tres minutos después Ángel cogió dentro del área un pase de Fran y al intentar zafarse de su defensor fue derribado de forma clara. El colegiado decretó penalti y Fran se encargó de transformarlo en el 1 – 2. La Bazán buscó el empate a la desesperada en estos últimos minutos, colgando balones al área ubriqueña. En una de estas, un balón en largo de Rafa fue peinado por un jugador isleño para que José Mari, ganándole la espalda a la defensa ubriqueña, se plantara delante de Alberto y lo batiera con un tiro cruzado en el mismísimo minuto 90. Así terminó un choque trepidante, cuyo reparto de puntos no contentó a ninguno de los dos, pero que les permite seguir en la pomada.

Sobre este partido hemos hablado hoy con el grazalemeño Fran Domínguez, que ha reconocido que el empate les supo a poco tal como se desarrolló el partido, pero que hay que valorar el punto conseguido ante un rival directo. Ahora visita Ubrique el Balón de Cádiz, uno de los equipos más en forma de la categoría ante el que esperan hacer valer el factor campo.

El Ubrique UD juvenil venció 1 – 3 al Florida CF y suma así su tercera victoria consecutiva. El partido dejó una primera parte igualada, en el que ningún equipo fue dominador claro y con alguna ocasión para ambos. La cosa cambió en la segunda mitad, en la que el Ubrique UD se hizo con el control y fue el que puso las ocasiones más claras. En el minuto 53 Javi Corrales consiguió el 0 – 1, tras una buena jugada por banda de Iván Sánchez, y en el 83’ fue el mismo Corrales el que asistió a Juan Diego dentro del área para que pusiera el 0 – 2. Ya en el descuento el Florida CF consiguió el 1 – 2 en un lanzamiento lejano de falta, para que a reglón seguido y de la misma forma Iván Sánchez consiguiera el 1 – 3 definitivo.

El Ubrique UD cadete goleó al Bornense Atlético por 7 – 0, con goles de Carlos López, Juan Antonio Mariscal (3), Carlos de la Torre (2) y Álvaro Coronel, mientras que el Deportivo Ubriqueño infantil cayó en casa ante el WEA Sierra de Cádiz por 1 – 7, siendo Sergio García el autor del gol local. Por último, el Ubrique UD alevín B cayó ante la Divina Pastora Sanluqueña por 6 – 1. Adrián Villa fue el autor del gol del honor de los ubriqueños.