Miguel Santos OrihuelaMiguel Santos Orihuela volvió a confirmar sobre el terreno que es el auténtico dominador de la Carrera por Montaña Sierra de Ubrique – Benaocaz, al llevarse por tercera vez consecutiva la victoria absoluta. Hasta ahora no ha habido ningún corredor capaz de hacerle sobra en la prueba ubriqueña, que se adapta perfectamente a las características de Santos Orihuela por la dureza del recorrido y la explosividad necesaria para completarlo, amén de técnica y destreza. Además, la carrera a puesto de manifiesto el excelente nivel de los corredores ubriqueños en este tipo de pruebas, ya que además de copar las tres primeras plazas de la general, el top ten ha contado con seis oriundos de Ubrique.

Ángela HidalgoLa III edición de la carrera organizada por el Club de Atletismo Nutrias Pantaneras ha sido sin duda la más complicada y difícil de correr y organizar por la inclemencia del tiempo, ya que el terreno se vio afectado por la lluvia caída días y semanas antes, además del aguacero que tuvieron que soportar los corredores durante el transcurso de la misma. A pesar de todo, Miguel Santos Orihuela corrió de una forma calcada a ediciones anteriores, poniéndose en cabeza desde el principio para buscar una buena posición en la subida al Algibe, donde suele formarse una especie de embudo. A partir de ahí no abandonó la primera posición hasta su llegada a meta, con un tiempo de 1h40’02’’, casi 7 minutos más que el año pasado, cuando la prueba se celebró en unas excelentes condiciones meteorológicas. En esta edición, las novedades vendrían por detrás. Por primera vez los ubriqueños iban a poder asistir al duelo esperado Orihuela – Pazo, que respondió a las expectativas. Francisco Pazo entraba en el grupo de cabeza en la subida, aunque las sensaciones no fueron buenas en la primera parte de la carrera. Fue en la bajada donde Pazo dio lo mejor de sí mismo y adelantó posiciones hasta llegar a meta en la segunda plaza, con un tiempo de 1h40’25’’, a tan solo 23 segundos de Orihuela. La tercera posición sería para el Francisco Pazo por la calzada romanatambién ubriqueño Manuel Olmedo, que se mantuvo en la segunda posición durante la mayor parte de la carrera, pero veía como en la bajada Pazo le arrebataba la segunda plaza. Olmedo entró en meta con 1h41’01’’, es decir, a menos de un minuto del campeón, lo que revela que la carrera de este año ha sido la más igualada de todas. Reseñable es también el papel realizado por otros ubriqueños que entraron entre los diez primeros de la general. Es el caso de Diego Román (1h44’59’’), que además debutaba en este tipo de carreras, Ildefonso Cózar (1h47’32’’), si bien lo hizo como corredor de Alpandeire, y Francisco Fernández (1h48’30’’), que además se llevó la primera plaza de la categoría Máster 50 mostrando estar en un gran estado de forma.

Manuel Olmedo En féminas, la victoria fue para la malagueña Ángela Hidalgo, que conseguía superar a la vencedora del pasado año, Reyes Ballesta, gracias a su mayor técnica en la bajada. Ballesta estuvo buena parte de la prueba en cabeza y en solitario, aunque seguida muy de cerca por Hidalgo y la brasileña afincada en Ubrique Camila Junqueria. En la segunda mitad de la carrera la corredora malagueña cogió ventaja con respecto a la sevillana y llegó en solitario a la meta con 2h17’27’’, unos cuatro minutos menos que Reyes Ballesta (2h21’06’’) y unos 11 minutos por debajo de Camila Junqueira (2h28’04’’). En la clasificación local, Noelia Fernández finalizaba con 2h42’03’’, seguida de Noelia Barea (2h45’54’’) e Isabel María Ortiz (2h50’44’’).

Por último, de los 217 corredores inscritos, 198 tomaron la salida, finalizando 190. En el apartado de incidencias, salvo algunas caídas y golpes no hubo nada que reseñar, desarrollándose la prueba con toda la normalidad que permitió la incesante lluvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.