David SuárezLos equipos ubriqueños completaron una gran actuación en líneas generales en el XVIII Rallye Sierra de Cádiz, logrando todos ellos subir al pódium en sus categorías a excepción de Pedro Rubiales (Renault Clío Sport), que se vio obligado a abandonar durante la jornada del sábado.

Desde el arranque del rallye, los favoritos coparon las primeras posiciones, siendo el malagueño Pedro Cordero, con Francisco Cruz de copiloto, el más rápido con su Porsche  997 en la primera pasada de Zahara, mientras que en los tres tramos siguientes hacían lo propio los actuales líderes del certamen, la dupla Aznar-Galán, también con Porsche.

Mientras tanto, siempre entre los primeros puestos se mantenían Francisco Jiménez/Alberto Chamorro con el Imprezza o Alberto García/Francisco J. Montes con el Clío. Ya por detrás, venían otros habituales del Campeonato como Germán Leal o Francisco Mata. Los cuatro tramos que restaban se los repartieron el jerezano Alberto García y el malagueño Pedro Cordero. El abandono en el TC 7 de Aznar al romper el cambio, llevó a Francisco Jiménez a  tener la victoria en su mano al comenzar el TC 8, la última pasada al tramo de El Bosque de 15,4 km. El piloto cordobés tenía a 21 segundos a Cordero con su Porsche y supo conservar la ventaja suficiente para proclamarse vencedor de esta edición de la prueba gaditana, de manera totalmente justa. El pódium lo completaron Pedro Cordero y Alberto García.

En cuanto a los ubriqueños, la dupla David Suárez – Pedro Gutiérrez (Renault Clío Williams) conseguía una 7ª plaza del scrash, además de llevarse la victoria en la categoría de Históricos 2. Suárez, que participaba por primera vez en una prueba tras la remodelación de su montura fue de menos a más, mostrando una gran regularidad en los tramos vespertinos en los que consiguió tres sextos puestos de la general. También se metieron en el Top Ten Esteban Gutiérrez – Javier Zaldívar (Renault Clío Sport), que finalizaron en 9ª posición (2º F2000), confirmándose así la progresión del joven piloto ubriqueño en estos últimos años. Del mismo modo la pareja Miguel Ángel Blanco y Francisco Javier Calvillo (Renault Clío Sport) también subieron al pódium en la categoría de Históricos 2, consiguiendo una segunda posición. Por último, Antonio Pérez, que acompañaba a Francisco Mata (Mitsubishi EVO IX), finalizó en la 5ª posición, llevándose la segunda plaza de su grupo.

Por todo ello hoy hemos charlado con los dos pilotos ubriqueños que lograron meterse entre los diez primeros de la general, David Suárez y Esteban Gutiérrez, que nos han contado sus experiencias en el XVIII Rallye Sierra de Cádiz.

Ana y Maria PinoPor otro lado, Conil acogió el pasado fin de semana la fiesta del fútbol sala femenino andaluz, con la disputa de la VI Copa de Andalucía Femenina, donde las hermanas ubriqueñas Ana y María de los Ángeles Pino Cabrera jugaron un papel destacado. Y es que cada una de las hermanas formaba parte de cada uno de los equipos que disputaron la final (Ana con el Atlético Torcal y María de los Ángeles con el Polideportivo Cádiz), que además repetían la final del año pasado. En aquella ocasión las malagueñas se llevaron el título tras imponerse en los penaltis, devolviéndole las gaditanas la jugada este año. La final terminó con empate a tres goles y tuvo que decidirse una vez más desde el punto de penalti, aliándose la suerte en esta ocasión con el Polideportivo Cádiz. Las gaditanas tuvieron que remontar un 2 – 0 antes del descanso para dejar todo por decidir en la segunda mitad. El  Polideportivo Cádiz apabulló a su rival en la segunda parte, pero solo pudo reflejarlo en el marcador con un 2 – 3, que se convirtió en empate en el último suspiro del partido gracias al gol de Ana Pino, que así pudo forzar la prórroga. La igualdad no se rompería en el tiempo añadido y en los penaltis las gaditanas se llevaron una dulce revancha. La dos jugadoras ubriqueñas además fueron incluidas en el mejor quinteto del torneo, junto a Trini, Marisol y Paula, siendo además María de los Ángeles designada como mejor jugadora de la Copa, tomando el relevo de su hermana que se llevó el título el año pasado.